Los niños soldado no se unen a grupos terroristas por ideología

El de los niños soldados es un drama común, en algunas zonas de Iberoamérica, Asia y sobre todo en África. En el norte de...

Toda la Humanidad fue negra hasta hace 10.000 años

mailto  facebook  twitter  google+

Reproducción del hombre de Cheddar
Foto: UCL

De todas las ideologías absurdas que la Humanidad ha visto, quizá la mayor de todas sea el racismo. Más que nada porque ninguna de sus bases, si es que se pueden llamar así, se sostiene a la luz de más mínimo rasgo científico. Sobre todo porque cada vez está más claro que todos los humanos procedemos de la raza negra.

El blanco era negro

Y cuanto más avanzan las investigaciones, más claro queda. Durante mucho tiempo se ha presumido que los humanos que llegaron a Europa eran blancos, o al menos de tez más pálida, pero ahora parece claro que no fue así.

[Ver: ADN contra el racismo]

Investigadores británicos han realizado un estudio sobre los restos del hombre de Cheddar, un esqueleto relativamente bien conservado encontrado en Reino Unido, los vestigios más antiguos hallados en el país. En concreto, el hombre de Cheddar vivió en las islas hace más de 10.000 años.

Hasta ahora se creía que este individuo era de tez blanca. Sin embargo, el nuevo análisis concluye que era de piel negra con un rostro también más propio del origen africano.

El único rasgo que se puede asociar a los europeos actuales eran sus ojos azules.

 

[Ver: Nuestras bacterias intestinales tienen más de 15 millones de años]

Cuestión de exposición al Sol

Los responsables del equipo investigador, de la Universidad de Londres, aseguran que la piel clara de los europeos modernos es mucho más reciente de lo que se pensaba.

La piel oscura era una adaptación evolutiva esencial para minimizar el impacto de los rayos infrarrojos solares sobre la piel. A medida que los humanos se excedieron hacia el norte, la necesidad de protección se hizo menor. Por el contrario, con menos exposición solar era necesario una piel más clara, capaz de captar más rayos solares con el fin de sintetizar la vitamina D. Hasta ahora se pensaba que este proceso se produjo hace más de 25.000 años. Pero ahora parece que toda la Humanidad fue negra hasta mucho más tarde.

 

Leer ahora: 

Una huella en Grecia que puede cambiar las teorías de la evolución

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Los cambios horarios podrían pasar a la historia en la Unión Europea

mailto  facebook  twitter  google+

Hay incluso peticiones en Change.org que reclaman abolir los cambios de hora que hacemos un par de veces al año en los países europeos. En primavera para adaptarnos al horario de verano, y en otoño para prepararnos para el invierno. Pero tener que atrasar o adelantar el reloj -últimamente nos ahorran el trámite los ordenadores, móviles y algunos relojes digitales- siempre ha suscitado polémica.

Argumentos a favor

A su favor, se expone el ahorro energético, argumentando que adelantar la hora del amanecer supone aprovecha mejor la luz natural al hacer coincidir el día con el horario laboral. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía Español (IDAE), el ahorro estimado de energía en los cambios de hora sería del 5%. También se esgrime un argumento de naturaleza económica consecuencia del energético, porque, también según datos del IDAE, ese ahorro energético se traduciría en 300 millones de euros menos de gasto de luz y energía. Además, se defiende que, cuando anochece más temprano con el cambio horario, segregamos más melatonina, lo que nos ayuda a conciliar el sueño.

Argumentos en contra

Pero los cambios de hora tienen detractores, que suelen defender que el ahorro energético y económico del que éste nos beneficia es insignificante, o incluso que el ahorro que se consigue con la luz de la mañana, se desperdicia con la llegada temprana de la noche. Se detecta también menor productividad, ya que, según ciertos estudios, trabajar más allá del anochecer puede causar fatigas o depresiones, que se pueden combatir, entre otras maneras, con más horas de luz natural y actividad exterior. Por último, los cambios de hora pueden causar trastornos de hábitos no siempre positivos.

El Parlamento Europeo lo analizará

El debate ha llegado ahora al Parlamento Europeo, que ha anunciado que va a realizar un análisis “exhaustivo”de la oportunidad de los cambios horarios; esto es, en definitiva, de la directiva europea que obliga a realizarlos. Y lo llevará a cabo, señala la institución, porque la opinión pública europea está preocupada por la dinámica de cambiar de hora dos veces al año.

El proyecto de resolución ha quedado aprobado por 384 votos a favor, 153 en contra y 12 abstenciones. Si el estudio así lo establece, los países miembros podrían acordar la eliminación definitiva del cambio horario.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

María Marte. Un modelo para todos

mailto  facebook  twitter  google+

María Marte

Necesitamos modelos. En todas las épocas son necesarios, pero en la actualidad son esenciales. Vivimos rodeados de malos ejemplos. De actitudes egoístas y cortoplacistas. De personas que hacen lo que sea por alcanzar el éxito y que una vez ahí arriba no tienen escrúpulos en pisotear a los que permanecen debajo. Por eso figuras como la de María Marte siempre nos inspirarán.

Fregando suelos

María Marte es la reputada chef de un restaurante con dos estrellas Michelín en Madrid, España. La obtención de la certificación de la marca francesa supone un de los más exigentes trabajos del mundo. No es solo cuestión de alta cocina, que también. En esa elección influye la creatividad, el servicio, incluso la apariencia. No es fácil.

Y mucho más difícil fue para Marte. Como tantos otros compatriotas, llegó desde su país de procedencia, República Dominicana, con poco más que lo puesto. Sin contactos ni posibilidades, le quedó la salida clásica para la gente en su situación. Limpiar lo que otros ensucian. En su caso comenzó a limpiar los suelos de un restaurante.

Vuelta a su país

Poco a poco, fue escalando en la cocina del restaurante hasta convertirse en la mano derecha del chef que entonces gobernaba los fogones, Diego Guerrero. Y cuando este decidió abrir su propio restaurante, llegó su oportunidad. Marte se puso al frente de la cocina. Lo que parecía un desastre se convirtió en una de las más inspiradoras historias de a dónde puede llevar la determinación y el esfuerzo.

Pero a la historia de Marte le quedan muchos capítulos. Ya convertida en una de las chefs más reputadas del país, tenía todo lo que cualquiera puede desear. Éxito personal, reconocimiento, su lugar en el escalafón. Y ahora lo deja todo.

Lo deja todo para volver con su familia a su país. Para, prácticamente, empezar de cero. Dedicar más tiempo a los suyos y, sobre todo, ayudar a las mujeres de República Dominicana. Enseñarles una profesión y contribuir a que se labren su propio futuro sin depender de nada ni de nadie. Aunque realmente, todos tenemos mucho que aprender de María Marte.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Por qué es tan importante la edición 2018 de los Juegos Olímpicos de Invierno

mailto  facebook  twitter  google+

Se dijo en su día que la llamada de teléfono que hace meses hizo Corea del Norte a Corea del Sur, tras años de creciente tensión, podía desembocar en el envío desde Pyongyang de una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, la edición número XXIII de esta competición con potencial de tregua entre naciones (se celebran desde el siglo. IX a.C enfrentando incluso a países que estaban en medio de enfrentamientos bélicos), que se celebra desde el pasado viernes en la ciudad de PyeongChang, Corea del Sur, con la participación de 92 países.

Dos Coreas, una sola bandera

Pues bien, finalmente, ambas delegaciones, la del Norte y la del Sur, han participado juntas, bajo una misma bandera. La hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, Kim Yo-jong, que ocupa el cargo de vicedirectora del Departamento de Propaganda y Agitación del Partido de los Trabajadores, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, escenificaron el acercamiento en la ceremonia de inauguración, con un simbólico saludo en el Estadio Olímpico de Pyeongchang.

Corea del Norte y Corea del Sur son dos países técnicamente en guerra. Pero el gélido certamen deportivo ha conseguido algo histórico en este vestigio de la Guerra Fría, aunque no hay que olvidar que las dos Coreas ya marcharon juntas en un desfile olímpico en los Juegos de Invierno de Turín, en 2006, y aún antes lo habían hecho en las ceremonias de inauguración de los Juegos de Verano de Sidney 2000 y de Atenas 2004.

Con todo, son muchos los analistas que entienden que esta unión servirá al menos para aplacar el nerviosismo sobre las pruebas de misiles, y las amenazas a la seguridad de las pruebas deportivas, que se realizan a solo 50 millas de la zona desmilitarizada que divide la península de Corea.

Exhibición de fuerza

Porque, ¿qué puede haber tras la decisión de Corea del Norte de unirse en lo deportivo con su enemigo del Sur? Quizá solo competitividad y afán de exhibición. Pyongyang ha utilizado tradicionalmente sus logros y éxitos deportivos como demostración de fuerza. Ha enviado atletas a todos los Juegos Olímpicos de Verano desde 1972, a excepción de dos que boicotearon: los Juegos de 1984 en Los Ángeles y los Juegos de 1988 en Seúl. Y en todos ellos, ha cosechado 54 medallas, incluidas 16 de oro, un número nada desdeñable dadas las dimensiones del país, que se ha lucido especialmente en levantamiento de pesas y lucha libre.

Quizás resulte sorprendente que, siendo tan montañoso y viviendo inviernos tan fríos, haya tenido resultados mucho peores en los Juegos Olímpicos de Invierno, donde ha ganado solo tres medallas a pesar de competir en ocho juegos desde 1964. De hecho, los únicos atletas norcoreanos que se han calificado para los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 son dos patinadores artísticos, Ryom Tae Ok y Kim Ju Sik.

¿Un paso a la paz?

¿Puede constituir el gesto de desfilar bajo la misma bandera también un amago de acercamiento a la paz? El presidente del Comité Olímpico Internacional, el alemán Thomas Bach, se ha felicitado por el “poderoso mensaje de paz lanzado a todo el mundo” en la ceremonia, y ya se conoce a los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 como los “Juegos de la Paz”. Ha trascendido que en Seúl se ha valorado de manera muy positiva el envío de una figura de confianza del líder supremo. Se considera que esta comitiva “muestra la voluntad del Norte para mejorar las relaciones”.

Pero será difícil predecir si todo ello vendrá acompañado de distensión política. El régimen del Corea del Norte no solo es hermético, también es impredecible. Un año después de dramáticos jugueteos con Washington a ver quién hace mejores pruebas nucleares, se hace difícil confiar en Corea del Norte. Sí es cierto que estos gestos han escaseado en los últimos años, e incluso los planes para formar una delegación conjunta para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 se desmoronaron por las demandas de Corea del Norte.

Hay incluso quien teme que Pyongyang use su participación en los juegos para intentar extraer concesiones de Seúl. Bruce Klingner, un ex analista de la CIA que ahora es un experto en Corea del Norte en la Fundación Heritage, dijo que aquella procesión conjunta en los Juegos Olímpicos de verano 2000 en Sydney que pudo parecer esperanzadora, escondió exigencias de Corea del Norte, que había recibido “un pago secreto de Seúl, el pago de los uniformes del Norte y el acuerdo de que la delegación del Norte no sería superada en número por la del Sur, lo que exigía que muchos atletas y entrenadores surcoreanos no entraran al estadio como parte del Entorno coreano “, escribió Klingner.

Dopaje y nuevas disciplinas

Más allá de la política, hay otros factores que convertirán en históricos los Juegos de Invierno de 2018. Por ejemplo, la exclusión de atletas rusos. Una decisión que adoptó el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) horas antes de que comenzara la competición, desestimando con ella los recursos presentados por un total de 47 deportistas y técnicos rusos contra la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de no invitarlos a los Juegos. Entre esos atletas y entrenadores están la estrella rusa de pista corta Viktor Ahn, seis veces campeón olímpico y que se esperaba que fuera una de las estrellas de los Juegos, o el atleta Anton Shipulin. Esta suspensión deriva del sistema de dopaje que se institucionalizó en Rusia, en especial en los Juegos de Invierno de Sochi-2014.

Además, en Pyeongchang debutarán cuatro nuevas categorías deportivas, como el esquí alpino en equipo, con 16 naciones que disputarán el podio con integrantes de ambos géneros, o el snowboard de big-air, donde los atletas descenderán desde el tope de una torre en una rampa a casi cincuenta metros de altura. Además, equipos de Ecuador, Eritrea, Kosovo, Malasia, Nigeria y Singapur harán su debut en una competencia olímpica  invernal.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Hay más agua en TRAPPIST que en la Tierra

mailto  facebook  twitter  google+

Ilustración de TRAPPIST-1
Foto: ESO:M. Kornmesser

Pero con qué poco nos ilusionamos. Claro, que tiene su lógica. Al paso que estamos contaminando nuestro planeta, hacemos bien en buscar otros mundos en el que podamos asentarnos cuando la Tierra ya no dé para más. Aunque todavía no hemos resulto el pequeño problema de cómo llegar.

Desde hace meses oímos hablar de TRAPPIST-1, el sistema con siete planetas y tres de ellos en la zona templada que podrían albergar vida. Ahora el telescopio Hubble nos da más datos sobre la composición y estado de estos mundos.

 

[Ver: Trappist-1, La NASA descubre un sistema solar con siete planetas posiblemente habitados]

 

En concreto, parece que algunos de ellos pueden tener más agua en estado líquido que la Tierra. Y eso es un principio.

Por el lado malo, el mismo telescopio al límite de su capacidad de observación, nos dice que sus atmósferas son tenues capas sobre la superficie.

Lo que sí está claro es que el hidrógeno de su atmósfera no se encuentra en suspensión, donde podría estar creando un gigantesco efecto invernadero, lo que haría imposible que pudiera desarrollarse la vida tal y como la conocemos por aquí.

 

[Ver: Así serán los viajes a TRAPPIS-1e]

 

Es probable que esto sea lo último que sepamos de la composición de estos planetas. Para realizar observaciones más afiladas será necesario observarlos con un telescopio más potente. Ahí es donde entrará en juego el nuevo sistema de observación que la NASA lleva años diseñando. En la agencia espacial estadounidense confían que cuando el nuevo telescopio James Webb esté a pleno rendimiento podrá desentrañar más secretos de sistema TRAPPIST-1.

No hay que olvidar que la estrella en torno a la que giran los siete planetas de su sistema es una enana roja.

Esto complica los cálculos que se realizan midiendo la reducción de la luz que se produce cuando uno de esos mundo pasa por delante de la enana. Pero precisamente por tratarse de una estrella de ese tipo, las mediciones son más complejas.

 

Leer ahora:  “Sería raro que no hubiera vida extraterrestre” [Entrevista a Antonio Calvo]

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias