Los niños soldado no se unen a grupos terroristas por ideología

El de los niños soldados es un drama común, en algunas zonas de Iberoamérica, Asia y sobre todo en África. En el norte de...

El continente silenciado

mailto  facebook  twitter  google+

[DP] PIxabay

Nos encontramos en un contexto de apertura de no tan nuevos teatros de operaciones y potenciales alianzas entre movimientos yihadistas. Un escenario en el que no parece tan descabellada una reconciliación entre Al Qaeda y el DAESH.
Con independencia de esta cuestión, un amplio abanico de grupos terroristas yihadistas actúan en el continente africano y no siempre en armonía con los ideales de la organización que todos creemos conocer.

El continente africano en escasas ocasiones ha estado presente en el imaginario colectivo y su inestabilidad compromete a la del sistema internacional a nivel agregado.

Por ello, el complejo entramado terrorista –Al Shabab, MUYAO, Boko Haram, Al Qaeda en el Magreb Islámico…- que ha ido germinando en África ha encontrado en la fragilidad de sus Estados, las pugnas internas por el poder, el estancamiento económico y en la frustración de sus nacionales, la ventana de oportunidad para sentar sus bases y evolucionar.

África es la región geopolítica donde la actividad terrorista ha proliferado a mayor velocidad y en un menor lapso de tiempo, retroalimentando la desintegración de los territorios donde se localiza y extendiéndose por Nigeria, Mali, República Centroafricana, Somalia, Camerún, Kenia, Burkina Faso o Chad.

Esto ha sido posible gracias a la creciente interconexión entre los movimientos yihadistas de Oriente Medio y Asia Central y Meridional con las organizaciones terroristas del continente.

Los estados africanos no pueden encarar este desafío en solitario, pues, pese a la cohesión de organizaciones regionales como la Unión Africana, su sociedad no permanece unida y no posee una arquitectura de seguridad consolidada que le proporcione las capacidades necesarias.

Para eliminar de raíz esta amenaza, primero se debe realizar un análisis de la concatenación de causas profundas que han contribuido a la apropiación, por parte del yihadismo, del espacio abandonado por el vacío de poder.

En esta línea, las misiones de Naciones Unidas o de la Unión Europea no deberían ignorar la especificidad política, económica, social y etno-religiosa y el avance a diferentes ritmos de cada estado, dejando de lado sus propios intereses y el cortoplacismo que caracteriza a las respuestas en el marco internacional.

Resulta imperativo reactivar el compromiso conjunto partiendo de un enfoque integral y multilateral en el que África tenga un papel protagónico que le permita regenerar su aparato institucional de seguridad y dar el impulso necesario a sus propios servicios de inteligencia para que en el largo plazo el continente pueda activar sus propios mecanismos de prevención y desradicalización en solitario, sin la dependencia externa que marca sus operaciones.

Occidente ha errado al considerar que las probabilidades de que este tipo de amenaza se asentara en África eran muy bajas y nuestras percepciones han condicionado las estrategias implementadas sobre el terreno.

No es tarde, ahora es más importante que nunca actuar pues el trasvase de recursos y combatientes de grupos yihadistas como el DAESH hacia África y la evolución de los grupos y alianzas allí presentes es una estrategia que no debe ser degradada a un segundo plano.

 

Por Noelia García Fernández.

Mr. Barker y sus becarios.

¡Somos una plataforma de creación de contenidos! Pero te estarás preguntando, ¿quién es Mr Barker? Tú mismo puedes encontrar la respuesta poniéndote el sombrero.

Seis de cada diez niños ha sufrido insultos o golpes

mailto  facebook  twitter  google+

“Sólo un 15% de los casos de violencia sexual contra niños se denuncia, uno de cada dos abusos sexuales en España son contra menores, uno de cada diez estudiantes afirma ser víctima de acoso escolar y seis de cada diez reconoce haber recibido insultos o golpes”. Desgarradores datos tras la denuncia de la nueva campaña de Save the Children , ‘#Losúltimos100’ , que persigue llamar la atención sobre el centenar de niños que han muerto desde 2012 víctimas de violencia de género, acoso escolar y abusos sexuales.

Se reclama, además, una ley de infancia para evitar casos del tipo de los que se denuncian. Ana Sastre, directora de sensibilización de Save The Children ha explicado que en ellas “se impone el silencio, el miedo y la amenaza y hace que los niños no sepan a dónde ir para buscar esa ayuda”.

Así, la iniciativa quiere “visibilizar una realidad que es invisible, porque no interesa a los políticos, porque ocurre dentro de los hogares o los centros escolares y ahí se queda; son pocos los casos que se denuncian y no existen las medidas suficientes para hacerlo visible”.

La estrategia inmediata es conformar un movimiento social para exigir que se cumpla el plazo acordado en el Parlamento por consenso de todos los grupos políticos de iniciar la tramitación el próximo mes de septiembre de la ley de erradicación de violencia contra la infancia.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

¿Los servicios de cloud son un timo?

mailto  facebook  twitter  google+

Richard Stallman
Foto: Jared and Corin

La nueva economía. Ese paradigma que nos dice que todo lo nuevo que está surgiendo es bueno. Porque es más barato, más rápido y más accesible. Pero, ¿es realmente así? O estaremos asistiendo a los primeros pasos de servicios que hoy nos parecen baratos pero que cuando se establezcan y prácticamente sean monopolísticos, subirán los precios hasta donde quieran.

Gratis de momento

Son las denuncias que estamos oyendo últimamente en relación con lo que hay detrás de servicios como Uber o Airbnb. Y ahora también con otro que se está haciendo muy popular: el cloud, la nube.

El servicio que nos permite almacenar todos nuestros archivos en no se sabe muy bien dónde y recuperarlos cuando y donde queramos. O los servicios web que nos permiten acceder a nuestro mail siempre que queramos.

La advertencia la ha realizado uno de los gurús de estas cosas, una de esas voces que conviene escuchar. Richard Stallman, el fundador de GNU, la empresa que desarrolla el software libre Linux. Para él, lo de confiar en servicios como Gmail y pensar que siempre será gratuito es absurdo. Stallman vaticina que no solo serán de pago sino que nos obligarán a realizar compras dentro de la propia plataforma para seguir disfrutándolo.
Y sobre el concepto de nube, Stallman es aún más categórico.

 

[Ver: 10 cosas que puedes conseguir gratis en Internet]

Nuestra intimidad, de pago

Se pregunta cómo puede ser que creamos de esa manera tan ciega en corporaciones como Google o Apple. Que le confiemos nuestros datos personales y nuestros materiales más íntimos y sensibles. Que no seamos conscientes realmente de dónde están.

Nos han dicho que la nube es algo virtual y con facilidad nos lo hemos creído. Cuando ya sabemos que no hay nada virtual. Que antes o después la realidad, aunque sea sintética, nos alcanza.

Stallman se escandaliza de la pérdida de control que aceptamos. Qué ocurriría si un día, la compañía que nos ha permitido subir todas nuestras fotos, decide empezar a cobrar por volver a verlas. Es el incierto futuro que Stallman pinta y en el que nosotros, simplemente no hemos caído. De momento.

Ver ahora: 

Tu historial de Internet está en venta

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Los microondas de la Unión Europea consumen tanto como 6,8 millones de coches

mailto  facebook  twitter  google+

Un estudio que la Universidad de Manchester ha realizado en el ámbito de la Unión Europea señala que los microondas son tan contaminantes como 6,8 millones de coches. Son 7,7 millones de toneladas de CO2, según este análisis en la revista Science of The Total Environment, los que emiten estos electrodomésticos cada año. Además, consumen 9,4 teravatios por hora de electricidad también anualmente, lo que equivale a la electricidad anual generada por tres plantas de energía de gas. El dato puede ser particularmente preocupante si se tiene en cuenta que en 2020 se calcula que se venderán 135 millones de microondas en la Unión Europea.

Si un microondas corriente tiene una vida de ocho años en uso doméstico, habrá consumido 573 kilovatios por hora, el mismo gasto que produciría una bombilla LED de 7 vatios encendida durante nueve años seguidos, sin apagarla nunca.

Para llevar a cabo su investigación, los expertos de la Universidad de Manchester calcularon la vida útil del aparato y otros 12 factores ambientales diferentes. Los investigadores concluyen que hay tres puntos clave en la contaminación que producen los microondas en Europa: las emisiones de dióxido de carbono producidas, el consumo de electricidad y la gran cantidad de aparatos que se desechan cada año por culpa de la corta vida de los nuevos electrodomésticos.

 

 

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Fabio, el primer robot despedido

mailto  facebook  twitter  google+

Fabio, el primer robot despedido de su trabajo
Foto: Fabio

Tememos que los robots nos quiten el trabajo. Pero no pensamos en que antes de que eso suceda deberán pasar por todas las pruebas que cualquier empleado supera día a día. Horarios absurdos, condiciones laborales complejas, desempeños para los que es necesaria experiencia, público exigente. Puede que nos ganen en capacidad intelectual o cálculo. Habrá que ver cómo van de habilidades y paciencia.

 

[Ver: La primera ciudadana robot]

Repartir salchichas

Y si no, podemos preguntarle a Fabio. Fabio es un simpático humanoide que comenzó a trabajar en un supermercado británico hace unas semanas.

Su cometido era sencillo. Dar a probar salchichas a los visitantes y responder a sus preguntas sobre la ubicación de los productos en los lineales. Pero al pobre Fabio no se le dio muy bien.

Lo de ofrecer salchichas fue el primer problema. No es que Fabio tuviera problemas para sostener la bandeja. Es más bien que la gente primero temía al pobre robot y después no se atrevía a coger un trozo de embutido. Se suponía que debía conseguir que quince clientes probaran las salchichas cada hora. En ese tiempo, Fabio logró que cataran la muestra solo dos.

[Ver:  La familia de robots domésticos crece]

La cerveza donde el alcohol

Por si fuera poco, tampoco es que se le diera muy bien su segundo encargo. Cuando alguien le preguntaba a Fabio por la ubicación de la cervezas contestaba que “en la sección de bebidas alcohólicas”. Si le cuestionaban por el queso respondía que “en la sección de refrigerados”. Claro, con semejantes obviedades no es que el público estuviera muy contento.

[Ver ahora: Bill Gates propone que los robots paguen impuestos]

Y si el público no está contento, menos lo está el jefe. Así que al final el responsable del establecimiento prefirió prescindir de sus servicios o dicho de otro modo, le despidió. Lo que ya hubiera sido un baldón para cualquiera, al pobre Fabio encima le hicieron un reportaje en la BBC. Más que tener miedo de que los robots nos quiten el trabajo, serían ellos los que deberían tener miedo de los empleos.

¿Te ha gustado? Lee ahora: 

Descubre si un robot te quitará el trabajo

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias