Algunas novedades musicales con las que ir terminando la semana

Albert Hammond Jr – Far Away Truths Otra píldora del cuarto disco en solitario del guitarrista de The Strokes, el americano Albert Hammond Jr,...

Bitcoin consume más energía que Irlanda y Dinamarca juntas

mailto  facebook  twitter  google+

Ordenador gestionando bitcoins
Foto: FlippyFlink

La nueva economía parecía que venía a resolver muchos de nuestros problemas. Más sencilla, barata, sostenible y optimizada. Efectivamente, todo mentira. Poco a poco vamos comprobando que la nueva economía se parece mucho a la antigua. Quizá cambien las caras y los nombres, pero al final el medioambiente, por ejemplo, queda en segundo lugar.

Criptomonedas

¿Quién nos iba a decir que las criptomonedas tendrían un impacto radical en la atmosfera? Pero como suele pasar con el mundo virtual, su influencia sobre el mundo real es tangible. Y sirva un dato para demostrarlo.

En la actualidad, Islandia invierte más energía en gestionar bitcoins, una de esas criptomonedas virtuales, que en los hogares del país.

Una de las empresas energéticas islandesas estima que en 2018 se gastarán nada menos que 840 gigavatios en mover monedas virtuales de un ordenador y servidor a otro. En el otro lado, los hogares islandeses consumirán alrededor de 700 gigavatios en el mismo periodo.

Es un proceso que no va a acabar. Los últimos cálculos aseguran que durante este año, el tráfico mundial de criptomonedas va a necesitar los mismo recursos energéticos que los que van a emplear dos naciones como Irlanda y Dinamarca juntas.

 

[Ver: La furia de los elfos se desata en Islandia]

Infraestruturas

Y la tendencia aumenta de forma exponencial. Aunque todavía es una pequeña cantidad de la energía que Islandia consume y produce, no cabe duda de que se trata de un fenómeno curioso y alarmante.

Nos queda el consuelo de que en la pequeña isla nórdica, el 70% de la energía que se produce es de origen renovable.

[Ver: Islandia se acerca a la independencia energética]

Otra cuestión es qué sucederá con las infraestructuras energéticas necesarias para gestionar tan cantidad de consumo. Los responsables de la compañía eléctrica aseguran que a ese ritmo es probable que muy pronto las redes eléctricas no sean capaces de dar capacidad a esa demanda.

 

Leer ahora: 

¿Constituye el bitcoin una alternativa económica?

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

La purpurina causa estragos en el medio ambiente

mailto  facebook  twitter  google+

Es tendencia y glamour en la moda, pero no hace más que darnos disgutos en otros territorios. Por ejemplo, hace cuatro años su uso sin supervisión de un adulto se desaconsejó en tareas relacionadas con las manualidades infantiles -como el de tantos otros materiales- en ciertos países, por ejemplo en Argentina, después de que varios niños lo aspiraran e incluso uno de ellos falleciera -cierto es que fue un solo caso entre una inmensidad-.

Y es que las micropartículas que componen la purpurina pueden penetran en los glóbulos rojos, ocasionando neumonitis química, una irritación de los pulmones causada por la inhalación de sustancias tóxicas. También puede causar daños oculares y alergias en la piel.

Un punto en contra para el medioambiente

La purpurina contiene metales pesados, como plomo, cobre, aluminio y tereftalato de polietileno (PET) pulverizado. Eso la hace deslumbrar, pero son componentes que no se degradan hasta siglos después, y su reciclaje es prácticamente imposible debido a su minúsculo tamaño. Así lo detectó en 2014  la investigadora Trisia Farrelly de la Universidad neozelandesa de Massey, advirtiendo sobre la gran amenaza que supone el material para los océanos.

El problema de los microplásticos

Son microplásticos de menos de cinco milímetros, y atraviesan los sistemas de filtración del agua llegando al mar. Así, como otros microplásticos, cuando caen al mar, pasa a formar parte de la cadena alimentaria de la fauna marina, que la confunde con alimentos.

Y la mayor preocupación resulta que estos materiales no paran de crecer. Según un informe de Live Science, en 2014 había 5,25 millones de piezas de plástico con un peso total de 268,940 toneladas en los mares de todo el mundo, y eran microplásticos un 92,4 por ciento, que se van desprendiendo de elementos de uso frecuente como botellas de agua o bolsas de plástico, pero también de cosméticos como exfoliantes o la purpurina.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Toda la Humanidad fue negra hasta hace 10.000 años

mailto  facebook  twitter  google+

Reproducción del hombre de Cheddar
Foto: UCL

De todas las ideologías absurdas que la Humanidad ha visto, quizá la mayor de todas sea el racismo. Más que nada porque ninguna de sus bases, si es que se pueden llamar así, se sostiene a la luz de más mínimo rasgo científico. Sobre todo porque cada vez está más claro que todos los humanos procedemos de la raza negra.

El blanco era negro

Y cuanto más avanzan las investigaciones, más claro queda. Durante mucho tiempo se ha presumido que los humanos que llegaron a Europa eran blancos, o al menos de tez más pálida, pero ahora parece claro que no fue así.

[Ver: ADN contra el racismo]

Investigadores británicos han realizado un estudio sobre los restos del hombre de Cheddar, un esqueleto relativamente bien conservado encontrado en Reino Unido, los vestigios más antiguos hallados en el país. En concreto, el hombre de Cheddar vivió en las islas hace más de 10.000 años.

Hasta ahora se creía que este individuo era de tez blanca. Sin embargo, el nuevo análisis concluye que era de piel negra con un rostro también más propio del origen africano.

El único rasgo que se puede asociar a los europeos actuales eran sus ojos azules.

 

[Ver: Nuestras bacterias intestinales tienen más de 15 millones de años]

Cuestión de exposición al Sol

Los responsables del equipo investigador, de la Universidad de Londres, aseguran que la piel clara de los europeos modernos es mucho más reciente de lo que se pensaba.

La piel oscura era una adaptación evolutiva esencial para minimizar el impacto de los rayos infrarrojos solares sobre la piel. A medida que los humanos se excedieron hacia el norte, la necesidad de protección se hizo menor. Por el contrario, con menos exposición solar era necesario una piel más clara, capaz de captar más rayos solares con el fin de sintetizar la vitamina D. Hasta ahora se pensaba que este proceso se produjo hace más de 25.000 años. Pero ahora parece que toda la Humanidad fue negra hasta mucho más tarde.

 

Leer ahora: 

Una huella en Grecia que puede cambiar las teorías de la evolución

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Los cambios horarios podrían pasar a la historia en la Unión Europea

mailto  facebook  twitter  google+

Hay incluso peticiones en Change.org que reclaman abolir los cambios de hora que hacemos un par de veces al año en los países europeos. En primavera para adaptarnos al horario de verano, y en otoño para prepararnos para el invierno. Pero tener que atrasar o adelantar el reloj -últimamente nos ahorran el trámite los ordenadores, móviles y algunos relojes digitales- siempre ha suscitado polémica.

Argumentos a favor

A su favor, se expone el ahorro energético, argumentando que adelantar la hora del amanecer supone aprovecha mejor la luz natural al hacer coincidir el día con el horario laboral. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía Español (IDAE), el ahorro estimado de energía en los cambios de hora sería del 5%. También se esgrime un argumento de naturaleza económica consecuencia del energético, porque, también según datos del IDAE, ese ahorro energético se traduciría en 300 millones de euros menos de gasto de luz y energía. Además, se defiende que, cuando anochece más temprano con el cambio horario, segregamos más melatonina, lo que nos ayuda a conciliar el sueño.

Argumentos en contra

Pero los cambios de hora tienen detractores, que suelen defender que el ahorro energético y económico del que éste nos beneficia es insignificante, o incluso que el ahorro que se consigue con la luz de la mañana, se desperdicia con la llegada temprana de la noche. Se detecta también menor productividad, ya que, según ciertos estudios, trabajar más allá del anochecer puede causar fatigas o depresiones, que se pueden combatir, entre otras maneras, con más horas de luz natural y actividad exterior. Por último, los cambios de hora pueden causar trastornos de hábitos no siempre positivos.

El Parlamento Europeo lo analizará

El debate ha llegado ahora al Parlamento Europeo, que ha anunciado que va a realizar un análisis “exhaustivo”de la oportunidad de los cambios horarios; esto es, en definitiva, de la directiva europea que obliga a realizarlos. Y lo llevará a cabo, señala la institución, porque la opinión pública europea está preocupada por la dinámica de cambiar de hora dos veces al año.

El proyecto de resolución ha quedado aprobado por 384 votos a favor, 153 en contra y 12 abstenciones. Si el estudio así lo establece, los países miembros podrían acordar la eliminación definitiva del cambio horario.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

María Marte. Un modelo para todos

mailto  facebook  twitter  google+

María Marte

Necesitamos modelos. En todas las épocas son necesarios, pero en la actualidad son esenciales. Vivimos rodeados de malos ejemplos. De actitudes egoístas y cortoplacistas. De personas que hacen lo que sea por alcanzar el éxito y que una vez ahí arriba no tienen escrúpulos en pisotear a los que permanecen debajo. Por eso figuras como la de María Marte siempre nos inspirarán.

Fregando suelos

María Marte es la reputada chef de un restaurante con dos estrellas Michelín en Madrid, España. La obtención de la certificación de la marca francesa supone un de los más exigentes trabajos del mundo. No es solo cuestión de alta cocina, que también. En esa elección influye la creatividad, el servicio, incluso la apariencia. No es fácil.

Y mucho más difícil fue para Marte. Como tantos otros compatriotas, llegó desde su país de procedencia, República Dominicana, con poco más que lo puesto. Sin contactos ni posibilidades, le quedó la salida clásica para la gente en su situación. Limpiar lo que otros ensucian. En su caso comenzó a limpiar los suelos de un restaurante.

Vuelta a su país

Poco a poco, fue escalando en la cocina del restaurante hasta convertirse en la mano derecha del chef que entonces gobernaba los fogones, Diego Guerrero. Y cuando este decidió abrir su propio restaurante, llegó su oportunidad. Marte se puso al frente de la cocina. Lo que parecía un desastre se convirtió en una de las más inspiradoras historias de a dónde puede llevar la determinación y el esfuerzo.

Pero a la historia de Marte le quedan muchos capítulos. Ya convertida en una de las chefs más reputadas del país, tenía todo lo que cualquiera puede desear. Éxito personal, reconocimiento, su lugar en el escalafón. Y ahora lo deja todo.

Lo deja todo para volver con su familia a su país. Para, prácticamente, empezar de cero. Dedicar más tiempo a los suyos y, sobre todo, ayudar a las mujeres de República Dominicana. Enseñarles una profesión y contribuir a que se labren su propio futuro sin depender de nada ni de nadie. Aunque realmente, todos tenemos mucho que aprender de María Marte.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias