Bbrainers – Encuentro para juristas en Madrid. Innovación.

Delia de Vestalia Asociados presenta el evento BBrainers el próximo día 9 de febrero. Un encuentro único para abogados, juristas y profesionales del sector...

Alemania vuelva a pagar a por consumir energía

mailto  facebook  twitter  google+

Central fotovoltaica en Alemania
Foto: Andreas Gücklhorn

La Navidad son las fechas de, entre otras cosas, la luz. La luz y la calefacción, sobre todo en países como Alemania. Una época en la que se produce un alto consumo eléctrico. Aunque también se compensa con una menor actividad de las empresas. En cualquier caso, que de nuevo en el periodo navideño, el país germano pagó a los consumidores por consumir electricidad.

Dos días de buen tiempo

Así dicho, y leído en ciertos países, parece ciencia-ficción. Pero no es la primera vez que ocurre. El motivo es una especie de tormenta perfecta que durante dos días. Las plantas productoras de elegía renovable funcionaron a pleno rendimiento gracias a la consecución de dos jornadas de bien tiempo.

En esas horas, la demanda industrial fue muy baja debido al cierre festivo de muchos de los centro de trabajo. Así que la oferta de energía superaba con mucho la demanda.

La cuestión es que la producción de energía renovable está muy desarrollada, mucho más en Alemania. Sin embargo, la capacidad de acumular esta energía está todavía lejos de ofrecer posibilidades reales. Así que es una energía que tiene que ser consumida prácticamente al ritmo que se produce.

Rebaja en la factura

Si esta producción es alta gracias a la presencia del Sol y la fuerza de los vientos, la oferta supera a la demanda, de manera que los precios bajan tanto que llegan a niveles negativos.

Esto no quiere decir que los usuarios alemanes fueran pagados por encender la luz. Esta rebaja de los precios hasta grados negativos se traduce en descuentos prorrateados a lo largo de las facturas de todo un año. Aunque se divida la bajada, significa un importante ahorro para los hogares germanos.

Y sobre todo, supone un nuevo triunfo de las energías renovables que muestran no solo su viabilidad, también que en muchas ocasiones su consumo no solo es más sostenible y menos contaminante sino también mucho más barato.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Arranca el contador de ahogados en el Mediterráneo

mailto  facebook  twitter  google+

Un mensaje abrupto y desgarrador para llamar la atención sobre la impasibilidad de Occidente ante el naufragio de embarcaciones de inmigrantes en sus costas. Naufragios de expectativas y justicia en este tuit que publicó la ONG española Proactiva Open Arms el pasado Día de Reyes. Escribiendo “Arranca el contador de ahogados 2018 #Mediterráneo”, ponía el contador a cero respecto a las cifras que días antes había publicado la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Cifras que cuantificaron que el año pasado llegaron a Europa, desde el norte de África, 171.635 personas inmigrantes y refugiadas, a través de las peligrosas rutas del Mediterráneo, lo que significó, con todo, un 53% menos que un año anterior, según sus datos preliminares. Además, 3.116 personas murieron en su intento de alcanzar las costas europeas a través de esta ruta.

En concreto, a Italia llegaron el año pasado 119.310 personas inmigrantes, un 34 % menos que los 181.436 que alcanzaron las costas italianas en 2016. Las muertes también se redujeron, se registraron 2.832 fallecimientos frente a los 4.581 del ejercicio anterior, siempre según esta organización.

Mal comienzo de año

Y no parece que 2018 comience con buen pie. Fuerzas italianas recuperaron, el pasado día 6, ocho cadáveres, y rescataron a 84 personas que iban a bordo de una lancha neumática que naufragó en el Mediterráneo, a pocas millas de las costas de Libia, según fuentes de la Guardia Costera. Pero lo peor es que los guardacostas calculan que podrían haber caído al mar hasta 150 personas, según citó Sea Watch. “Decenas de desaparecidos que se convertirán en muertos sin sepultura”, tuiteó Proactiva Open Arms.

El naufragio se produjo en torno al mediodía local a unas cuarenta millas de las costas de Libia, según las fuentes, y fue un avión patrulla de la ‘Operación Sophia’, creada por la UE para luchar contra las mafias de tráfico de personas en el Mediterráneo, la que avisó de un nuevo naufragio. Las víctimas viajaban en una lancha neumática.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Queremos a los perros como a los niños

mailto  facebook  twitter  google+

Queremos a los perros como a los niños
Foto: Dawid Sobolewski

“Ay, mi pequeñín”. “Huy, mi niño”. “Hey, mi cosa pequeña”. Esas son expresiones que cualquiera puede oír en la calle a cualquier hora. Y aunque lo escuche con atención, no será capaz de distinguir si el receptor es un niño… o un perro. Porque sí, mucha gente trata a sus perros como si fueran prácticamente hijos. Ahora la ciencia viene a explicar sus comportamiento.

La oxitocina, claro

Al final de todo está una vez más, la oxitocina. Al menos así lo aseguran científicos de la universidad de Azabu, en Japón. Según los investigadores nipones. Cuando el dueño de un perro ve a su animal, segrega esta misma hormona que lleva desde que somos primates gratificándonos y convirtiéndonos en esclavos.

En principio parece que la función evolutiva de esta hormona es de la de estrechar el vínculo entre padres e hijos, cohesionar a las familias. Pero claro, quién controla las hormonas y a quién controla a una persona cuando estas fluyen por sus venas.

El perrete, uno más de la familia

Durante quizá 100.000 años, el perro ha formado parte de nuestras familias. Desde que se convirtió en el primer animal que vivía a nuestro lado, se ha ido la brando una conexión que hace que, prácticamente en el plano evolutivo, se ha generado una sensación con los animales análoga a la que experimentamos con nuestros propios hijos.

Para llegar a sus conclusiones, los investigadores estudiaron a dos grupos de humanos y de perros, 30 especímenes de cada uno. Aislándonos y haciéndolos encontrar después, analizaron los niveles de oxitocina segregada por los ejemplares de ambas especies.

Las conclusiones del análisis es que la oxitocina es la que ha ido forzando los lazos entre los hombres y los animales a partir de un esquema que ya funcionaba en cada una de las especies por separado. Como demostración, argumentan que no se da el mismo fenómeno entre los adiestrados y los animales salvajes de los que se encargan.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

¿Es bueno el agua con limón por la mañana?

mailto  facebook  twitter  google+

El agua con limón por la mañana es una buena costumbre, pero no es un milagro.

Casi la mejor parte del agua con limón está en el agua. El agua en ayunas ayuda a muchas cosas. La digestión, perder peso, metabolismo.

La parte del limón ayuda a las vitaminas (sobre todo C), al hígado y a tener una piel algo más sana.

Pero no es un milagro contra el cancer ni temas milagrosos.

Ver más beneficios del agua con limón.

Debes tomar agua con limón por la mañana

Si, pero no debe ser algo a diario. El limón es muy ácido y te puede dañar los dientes.

El agua con limón es buena, pero realmente lo bueno es tomar agua en ayunas. Un par de vasos te harán mucho bien.

Evita el levantarte y comer directamente. Lo mejor es tener un vaso de agua junto a la cama de tal forma que al levantarte puedas hacerlo sin esfuerzo.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Las ballenas que salvaron a una buceadora del ataque de un tiburón

mailto  facebook  twitter  google+

No es El viejo y el mar. Esta es la historia real, aunque difícil de imaginar. Por suerte tenemos un vídeo que la documenta, que su propia protagonista, Nan Hauser, una reputada bióloga marina de 63 años, presidenta del Centro de Investigaciones y Conservación de Cetáceos y residente en las Islas Cook (Pacífico Sur), que lleva los últimos 28 años de su vida estudiando y explorando vías para proteger las ballenas.

Ocurrió el pasado mes de octubre. Un día, cuando estaba buceando cerca de la playa Muri Beach, en el Pacífico Sur, una ballena comenzó a empujarla. La primera reacción de la científica fue, según ella misma ha relatado a Caters News Agency, de desconcierto y hasta miedo a que el enorme mamífero le rompiese algún hueso. Sus colegas en la investigación submarina que estaba realizando apagaron su cámara, por miedo a que la ballena la matara a golpes, pero Hauser mantuvo su video encendido. Pero no tardó en darse cuenta de lo que ocurría: a pocos metros, un tiburón la miraba amenazante. La ballena, con sus veinte toneladas de peso, estaba protegiéndola. Literalmente, estaba intenando salvarle la vida.

Fueron diez interminables minutos los que el cetáceo estuvo intentando protegerla. La cobijó bajo su aleta pectoral y la empujó por el agua hasta que Nan consiguió regresar al barco con sus compañeros.

Entre tanto, otra ballena evitaba con su cola que el escualo, de unos cuatro metros y medio, pudiera alcanzarla. Hauser ha escrito en su Facebook que su experiencia es la prueba definitiva del instinto que tienen las ballenas para proteger a otras especies.En declaraciones al diario Portland Press Herald añadió que las ballenas son “altruistas” y suelen proteger a las focas de los depredadores, pero que nunca había visto o leído que protegieran a un ser humano.

Antes de subir a bordo de su embarcación, Hauser se despidió y agradeció a su heroína principal que le salvara la vida. “I love you too!”, le gritó, emocionada.

La ballena aún subió una vez más a la superficie para asegurarse de que la mujer estaba a salvo. Aparte de algunas magulladuras, la víctima salió ilesa del encuentro. Dijo que cuando nadaba de regreso a su bote, la ballena salió a la superficie como si quisiera verificar que todo estuviera bien. Veintiocho años después, las ballenas le devolvían el favor velando por su vida.

¿O no?

Quizá no. James Sulikowski, un biólogo marino especializado en los tiburones tigre, ha comentado al respecto de este episodio que no puede asegurarse que la ballena salvara ninguna vida, ya que el tiburón podría estar de paso y la ballena… Tener alguna motivación desconcoida.

 

¿Te ha gustado este historia? Entonces te gustará esta otra:

Las madres delfín cantan el nombre a sus crías antes de nacer

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Ver últimas noticias