Bbrainers – Encuentro para juristas en Madrid. Innovación.

Delia de Vestalia Asociados presenta el evento BBrainers el próximo día 9 de febrero. Un encuentro único para abogados, juristas y profesionales del sector...

¿Es bueno el agua con limón por la mañana?

mailto  facebook  twitter  google+

El agua con limón por la mañana es una buena costumbre, pero no es un milagro.

Casi la mejor parte del agua con limón está en el agua. El agua en ayunas ayuda a muchas cosas. La digestión, perder peso, metabolismo.

La parte del limón ayuda a las vitaminas (sobre todo C), al hígado y a tener una piel algo más sana.

Pero no es un milagro contra el cancer ni temas milagrosos.

Ver más beneficios del agua con limón.

Debes tomar agua con limón por la mañana

Si, pero no debe ser algo a diario. El limón es muy ácido y te puede dañar los dientes.

El agua con limón es buena, pero realmente lo bueno es tomar agua en ayunas. Un par de vasos te harán mucho bien.

Evita el levantarte y comer directamente. Lo mejor es tener un vaso de agua junto a la cama de tal forma que al levantarte puedas hacerlo sin esfuerzo.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Las ballenas que salvaron a una buceadora del ataque de un tiburón

mailto  facebook  twitter  google+

No es El viejo y el mar. Esta es la historia real, aunque difícil de imaginar. Por suerte tenemos un vídeo que la documenta, que su propia protagonista, Nan Hauser, una reputada bióloga marina de 63 años, presidenta del Centro de Investigaciones y Conservación de Cetáceos y residente en las Islas Cook (Pacífico Sur), que lleva los últimos 28 años de su vida estudiando y explorando vías para proteger las ballenas.

Ocurrió el pasado mes de octubre. Un día, cuando estaba buceando cerca de la playa Muri Beach, en el Pacífico Sur, una ballena comenzó a empujarla. La primera reacción de la científica fue, según ella misma ha relatado a Caters News Agency, de desconcierto y hasta miedo a que el enorme mamífero le rompiese algún hueso. Sus colegas en la investigación submarina que estaba realizando apagaron su cámara, por miedo a que la ballena la matara a golpes, pero Hauser mantuvo su video encendido. Pero no tardó en darse cuenta de lo que ocurría: a pocos metros, un tiburón la miraba amenazante. La ballena, con sus veinte toneladas de peso, estaba protegiéndola. Literalmente, estaba intenando salvarle la vida.

Fueron diez interminables minutos los que el cetáceo estuvo intentando protegerla. La cobijó bajo su aleta pectoral y la empujó por el agua hasta que Nan consiguió regresar al barco con sus compañeros.

Entre tanto, otra ballena evitaba con su cola que el escualo, de unos cuatro metros y medio, pudiera alcanzarla. Hauser ha escrito en su Facebook que su experiencia es la prueba definitiva del instinto que tienen las ballenas para proteger a otras especies.En declaraciones al diario Portland Press Herald añadió que las ballenas son “altruistas” y suelen proteger a las focas de los depredadores, pero que nunca había visto o leído que protegieran a un ser humano.

Antes de subir a bordo de su embarcación, Hauser se despidió y agradeció a su heroína principal que le salvara la vida. “I love you too!”, le gritó, emocionada.

La ballena aún subió una vez más a la superficie para asegurarse de que la mujer estaba a salvo. Aparte de algunas magulladuras, la víctima salió ilesa del encuentro. Dijo que cuando nadaba de regreso a su bote, la ballena salió a la superficie como si quisiera verificar que todo estuviera bien. Veintiocho años después, las ballenas le devolvían el favor velando por su vida.

¿O no?

Quizá no. James Sulikowski, un biólogo marino especializado en los tiburones tigre, ha comentado al respecto de este episodio que no puede asegurarse que la ballena salvara ninguna vida, ya que el tiburón podría estar de paso y la ballena… Tener alguna motivación desconcoida.

 

¿Te ha gustado este historia? Entonces te gustará esta otra:

Las madres delfín cantan el nombre a sus crías antes de nacer

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

El Club de Lectura de David Bowie

mailto  facebook  twitter  google+

Duncan Jones y David Bowie
Foto: David Shankbone

Dos años ya sin David Bowie. Dos años rastreando su legado para conformarnos. Para tener algo que echarnos a la boca mientras tomamos conciencia de que ya no habrá nada nuevo sobre el artista británico. Aunque como suele ocurrir en estos casos, siempre hay algo que rascar.

Sus 100 libros favoritos

En este caso ha sido su propio hijo. el cineasta Duncan Jones. Y su propuesta no tiene que ver con la vertiente musical del padre, al menos no directamente. Jones a publicado en Internet los 100 libros favoritos de Bowie.

Y a partir de la publicación pretende crear una especie de club de lectura. Un espacio de encuentro entre electores y amantes de la obra del Duque Blanco. Con cierta periodicidad, Jones va publicando títulos en su cuenta de Twitter que apasionaron a su padre. Según asegura el realizador, Bowie era un devorador de libros, capaz de meterse un tomo entre pecho y espalda en un solo día.

Una novela negra en el XVIII

El primer título favorito de Bowie es Hawksmoor del escritor inglés Peter Ackroyd, una especie de novela negra sobre un arquitecto que requiere sacrificios humanos para construir sus catedrales y el detective que investiga las desapariciones en el Londres del siglo XVIII. Los que se apunten a la iniciativa tienen hasta el 1 de febrero para leer la novela. Y a partir de ese día, se promoverá un debate sobre la opbra y su posible influencia en la carrera de Bowie.

Pero entre las obras preferidas del Camaleón hay títulos más reconocidos. Desde El Loro de Flaubert de Julian Barnes, Chicos Prodigiosos de Michael Chabon, Ruido de Fondo de Don DeLillo o Dinero de Martin Amis.

Es sin duda una forma nueva y divertida de acercarse a una figura troncal y transversal como fue David Bowie. Reconocer cómo en personajes de este tipo, las influencias surgen de elementos que, a primera vista, pueden parecer inocuos. Y cómo leer es siempre una buena idea.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Trump convierte sin querer en ‘best seller’ a un desconocido profesor canadiense

mailto  facebook  twitter  google+

La intención de Donald Trump era despachar su ira contra Fire and Fury, un demoledor ensayo del veterano periodista Michael Wolff en el que desnuda las entrañas de la Casa Blanca y la azarosa manera como las gobierna Trump desde que es presidente de Estados Unidos.

Que se quedó “perplejo” por su victoria en las elecciones, que no disfrutó de su toma de posesión o que la Casa Blanca le parece “espeluznante” son algunas de las sorprendentes revelaciones que contiene el libro.

Y las perlas están extraídas, según el autor, de más de 200 entrevistas que ha realizado con personalidades del entorno del mandatario en su primer año de legislatura.

Sin embargo, a Trump le ha salido el tiro por la culata. Su pretendida venganza a base de exabrutos expresados en sus famosos tuits, entrevistas o discursos no ha hecho sino beneficiar el marketing del polémico libro polémico de Wolff, adelantando su lanzamiento a la vista del morbo que suscitaban las primeras reseñas y referencias a él, y disparar sus ventas, que, en su estirón, se han llevado consigo otro libro, en este caso publicado hace diez años, sobre los bombardeos aliados contra Alemania en la Segunda Guerra Mundial, ya que muchos potenciales lectores de los trapos sucios del Pentágono han adquirido éste segundo por equivocación -y sin prestar mucha atención al año de publicación o la portada del libro de género histórico, que sin el menor asomo de duda, está dedicada a la guerra-, confundiéndolo con el libro de Wolff al ser homónimo, aunque se le añade el subtítulo The Allied Bombing Germany 1942-1945.

Entre los libros más vendidos de Amazon

El autor de la obra beneficiada en ventas, que hasta ahora permanecía con más pena que gloria en las librerías virtuales, es el profesor Randall Hansen, director de la Escuela Munk de Asuntos Globales de la Universidad de Toronto, y la cantidad de personas que se han hecho con su obra se cuenta por miles. Tal ha sido el fenómeno que, según ha destacado el propio (y absorto) Hansen, figura ya en la lista de los 100 libros más vendidos en tres categorías de Amazon.

“Mi libro, que apareció hace diez años y ha estado languideciendo desde hace tiempo en términos de ventas, de repente estaba en tres de las listas de los más vendidos de Amazon. No pude parar de reírme”, añadió el profesor, que en Twitter no se corta en expresar su antipatía contra Trump, y desde esta red ha preguntado su debería extender  “un gran cheque de derechos de autor a (Steve) Bannon y Trump. Si es así, la ironía no conoce límites”.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Encontrado un número primo de 23 millones de dígitos

mailto  facebook  twitter  google+

El anterior número primo Mersenne más alto calculado
Imagen: RGLago

Vamos a repasar matemáticas, a ver cómo estamos. Tranquilos, son matemáticas básicas, de primer curso. La definición de número primo. Os damos unos segundos. ¿Ya? Efectivamente. Un número primo es aquel que solo es divisible por sí mismo y por la unidad. Un tipo de cifras que han dado lugar a todo tipo de inspiración. Desde las ciencias a la literatura.

(2 elevando a 77.232.917) – 1

Y unos números que parecen ejercer una extraña fascinación entre los científicos. Así andan desde tiempos inmemoriales, desde Eratóstenes, tratando de encontrar más números primos entre la infinita lista de cifras. Porque parece que más allá del 23 no hay nada, pero todo lo contrario.

De hecho, matemáticos de todo el mundo emplean una misma herramienta para detectar números primos. Se trata de la iniciativa GIMPS (Great Internet Mersenne Prime Search). Con este sistema, el pasado día 26 de diciembre un ingeniero de Tennessee, en Estados Unidos, ha encontrado el número primo más grande hallado hasta la fecha.

Se trata de 2 elevado a 77.232.917, menos 1. Lógicamente, porque un número primo tiene que ser obligatoriamente impar. Esta fórmula da como resultado un números de nada menos que 23.249.435. Entenderéis que no los transcribamos aquí y que sea necesaria una potencia para poder expresarlo de forma resumida.

14 años y seis días

El ingeniero consiguió dar con este número gigantesco después de 14 años de búsqueda. Y es casi un millón de dígitos más grande que el anterior número primo monstruoso descubierto. Los que se denominan números primos Mersenne.

Para poder comprobar que era un número primo se necesitaron nada menos que seis días de computación mediante un ordenador.

Estas cifras son cada vez más difíciles de encontrar. El recientemente hallado es el número 50 de este tipo, denominados así en homenaje al monje francés Marin Mersenne, que como entretenimiento entre oración y oración tenía la de encontrar los números primos más grandes que pudieran existir.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias