Bbrainers – Encuentro para juristas en Madrid. Innovación.

Delia de Vestalia Asociados presenta el evento BBrainers el próximo día 9 de febrero. Un encuentro único para abogados, juristas y profesionales del sector...

65.000 cuadros al óleo para hacer una película sobre Van Gogh

mailto  facebook  twitter  google+

Cartel de la película "Loving Vincent"
Imagen: Loving Vincent

En el mundo del cine está todo inventado. O al menos eso puede pensarse cuando se ve la deriva de la industria en los últimos años. Sin embargo, estamos hablando de un entorno artístico, en el que siempre cabe la sorpresa. La idea creativa de alguien que decide asumir el riesgo.

125 artistas de 40 países

Es el caso de Dorota Kobiela y Hugh Welchman. Esta pareja de realizadores han creado una obra de arte cinematográfica llamada Loving Vincent. Se trata de la primera película de la historia rodada íntegramente con cuadros al óleo. Con nada menos que 65.000 cuadros pintados por 125 artistas de 40 nacionalidades distintas.

La idea surgió de la mente de Kobiela, que además de directora es también pintora. Kobiela quería contar la historia de los últimos días de vida de Vincent Van Gogh. El drama mental y existencial que le llevó a suicidarse de un tiro en el pecho. Unas vivencias que el pintor holandés relataba a su hermano Theo en las conocidas cartas que intercambiaron.

Fidelidad a la obra de Van Gogh

Este intención de recrear la vida de Van Gogh de la forma más fiel y precisa les llevó a la conclusión de era necesario hacerlo en el mismo lenguaje que empleaba el Loco del Pelo Rojo. Cuadros al óleo que captaban la luz y las formas de esa manera tan peculiar.

Pero lograr animar esa idea fue todo un reto. 125 artistas pintan cada fotograma cuadro a cuadro. 18 meses de trabajo para conseguir tan solo 30 segundo de película. Para todo el proceso de animación han sido necesarios dos años, que se suman a los que se necesitó para planificar y decidir cada plano. Primero se rodaron las escenas con actores reales y sobre su imagen, se pintaron los cuadros que componen la película. Como señala Welchman “queríamos ser fieles a la obra y a la forma de trabajar de Van Gogh y él siempre utilizaba modelos humanos que incluía en sus obras”.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Hoy, por primera vez, las mujeres de Arabia Saudí pueden ir al fútbol

mailto  facebook  twitter  google+

Mohammed bin Salman, príncipe heredero de Arabia Saudí, está intentando distanciarse de su padre con medidas aperturistas, que modernicen este país de sistema ultraconservador, y reduzcan la influencia de las autoridades religiosas islámicas en las normas fundamentales.

Hoy entra en vigor otra de esas reformistas medidas, que se anunció el pasado mes de octubre y autoriza la presencia de mujeres en tres estadios de fútbol en los partidos de Primera División. Se ha anunciado en la cuenta oficial de Twitter de la Autoridad Deportiva General de Arabia Saudita que estos espacios se han habilitado para la entrada de “familias”, lo que implica, claro, la presencia de mujeres.

Eso sí, solo podrán acceder si van acompañadas de un hombre al estadio.

Este primer partido que se celebra hoy con presencia femenina se disputa entre los clubes Al Ahli y Al Batin. Existe un precedente en el país, en septiembre 2017 se permitió a cientos de mujeres ingresar a un estadio deportivo en Riad, utilizado principalmente para partidos de fútbol, pero no para un encuentro, sino en un acto para celebrar el día nacional.

También pueden ya conducir e ir al cine

Las mujeres constituyen uno de los colectivos más perjudicados por las restricciones del sistema ultraconservador de Arabia Saudí, y varias de las medidas progresistas que el príncipe heredero ha ido aprobando en los últimos meses están encaminadas a aliviar esa presión: se ha levantado ya las prohibiciones que existían sobre la mujer que le impedían a ésta conducir y asistir al cine, y se permite la celebración de ‘géneros mixtos’.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Suiza prohíbe escaldar langostas vivas

mailto  facebook  twitter  google+

Una langosta lista para ser cocinada
Foto: Kimberly Vardeman

Ya lo dijo Otto von Bismark. “Las leyes son como las salchichas, es mejor no saber cómo se hacen”. Y si de algo sabía el fundador de la Alemania moderna era de leyes y de salchichas. No estamos en un sitio en el que hablar de cómo se hacen leyes, así que vamos con las salchichas.

Cómo se hace la comida

No concretamente con este tipo de embutido, más bien con la comida en general. Con nuestro desconocimiento, muchas veces voluntario, sobre cómo se elaboran muchos de los productos que consumimos. Si te preguntas cómo se hace el foie o los mariscos, lo mismo no vuelves a comerlos.

En concreto, en el asunto de los crustáceos la forma de cocinarlos es, simplemente, echarles vivos en agua hirviendo. Cuando pensábamos, seguramente de manera interesada, que el sistema nervioso de estos animales era muy primitivo y apenas sufrían, vale.

Pero investigaciones recientes aseguran que estos animales sí que sufren al ser escaldados. Y mucho.

Detrás de este argumento está la prohibición que se acaba de aprobar e Suiza. Ninguna langosta más podrá ser echada viva a agua hirviendo para cocinarla. Antes de eso, el animal ha de ser  aturdido bien con descargas eléctricas bien con la “destrucción mecánica” del cerebro.

Cómo se transporta

No es la única medida que ha aprobado el gobierno suizo en beneficio de las langostas. También ha especificado que estos crustáceos deben ser transportado en un medio lo más similar posible a su entorno natural. Nada de contenedores de agua helada o cajones de hielo.

Tanto organizaciones animalistas como algunos entornos científicos habían reclamado esta medida desde hacía años. Consideran una crueldad intolerable la forma en la que se cocinan las langostas.

Justo con este medida, también se han aprobado otras que buscan mejorar la calidad de vida de los animales, como vetar la creación de nuevas granjas de cachorros de perro.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Lorenzo Silva abandona Twitter… y desde Twitter lo aplauden

mailto  facebook  twitter  google+

La jugada va de paradojas. Es el colmo de ombliguismo que, también paradójicamente, reina en la red social. Porque cuando el escritor español Lorenzo Silva, ganador de los Premios Planeta y Nadal, ha anunciado en Twitter que dejaba su cuenta en este espacio, donde tenía más de 100.000 seguidores, ha recibido un aluvión de tuits en la propia red social, como los de los también escritores Juan Cruz y Víctor del Árbol.

La abadona y cesa en su gestión. Pero la cuenta no desaparece. Deja, así, de ser el perfil personal del escritor para convertirse en una cuenta dedicada a difundir su actividad y su obra, lo que acaso el autor de La flaqueza del bolchevique halle más próximo a su concepción de la utilidad de Twitter.

Una noche de super luna

“Superluna en Venecia. Buena imagen para desconectar para siempre de Twitter. Gracias a todos, pero esto dejó de compensar”. Acompañado de una imagen de la superluna en Venecia, era el mensaje que publicaba Silva el pasado 2 de enero, y ya es su último tuit en su perfil.

En un artículo publicado en la revista Papel, Silva desgranaba los motivos de su decisión, argumentando que cuando abrió su cuenta de Twitter en 2010, el análisis “coste-beneficio” de la red social le resultaba positivo, porque ésta le permitía expresarse con agilidad en asuntos de su interés, y le permitía recibir el cariño de la gente de manera muy directa. A menudo, hizo de su cuenta una trinchera desde la que clamar contra la piratería.

Harto de trolls y debates estériles

Ahora opta por abandonarla, en una decisión que ha meditado “durante meses”, porque el “coste-beneficio” de permanecer en la red del pajarito se ha ido deteriorando y ha dejado “de ser positivo”. Entre los puntos a favor de dejar de piar por aquí, Silva menciona perder de vista a sus trolls, o dejar de distraerse de asuntos de su interés.

¿Se convertirá en un influencer anti redes? ¿Se nos vienen bajas y críticas a las dinámicas tuiteras? Sería coherente con lo intensos y pasionales que somos en España en nuestras tendencias y modas colectivas. Pero, ¿puede culaquiera permitirse una decisión como esta?

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Alemania vuelva a pagar a por consumir energía

mailto  facebook  twitter  google+

Central fotovoltaica en Alemania
Foto: Andreas Gücklhorn

La Navidad son las fechas de, entre otras cosas, la luz. La luz y la calefacción, sobre todo en países como Alemania. Una época en la que se produce un alto consumo eléctrico. Aunque también se compensa con una menor actividad de las empresas. En cualquier caso, que de nuevo en el periodo navideño, el país germano pagó a los consumidores por consumir electricidad.

Dos días de buen tiempo

Así dicho, y leído en ciertos países, parece ciencia-ficción. Pero no es la primera vez que ocurre. El motivo es una especie de tormenta perfecta que durante dos días. Las plantas productoras de elegía renovable funcionaron a pleno rendimiento gracias a la consecución de dos jornadas de bien tiempo.

En esas horas, la demanda industrial fue muy baja debido al cierre festivo de muchos de los centro de trabajo. Así que la oferta de energía superaba con mucho la demanda.

La cuestión es que la producción de energía renovable está muy desarrollada, mucho más en Alemania. Sin embargo, la capacidad de acumular esta energía está todavía lejos de ofrecer posibilidades reales. Así que es una energía que tiene que ser consumida prácticamente al ritmo que se produce.

Rebaja en la factura

Si esta producción es alta gracias a la presencia del Sol y la fuerza de los vientos, la oferta supera a la demanda, de manera que los precios bajan tanto que llegan a niveles negativos.

Esto no quiere decir que los usuarios alemanes fueran pagados por encender la luz. Esta rebaja de los precios hasta grados negativos se traduce en descuentos prorrateados a lo largo de las facturas de todo un año. Aunque se divida la bajada, significa un importante ahorro para los hogares germanos.

Y sobre todo, supone un nuevo triunfo de las energías renovables que muestran no solo su viabilidad, también que en muchas ocasiones su consumo no solo es más sostenible y menos contaminante sino también mucho más barato.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias