Bbrainers – Encuentro para juristas en Madrid. Innovación.

Delia de Vestalia Asociados presenta el evento BBrainers el próximo día 9 de febrero. Un encuentro único para abogados, juristas y profesionales del sector...

Donald Trump no se entera de nada

mailto  facebook  twitter  google+

Donald Trump
Foto. Gage Skidmore

Año nuevo, manías viejas, nombres gastados, actitudes cansinas. Lo de Donald Trump con el cambio climático no sería noticia si no fuera porque hablamos de hombre más poderoso del planeta. La última tuvo lugar el pasado 28 de diciembre.

Ese día, Trump publicó un tuit desde su ya famosísima cuenta. Desde el mismo medio que utiliza para amenazar a Kim Jong Un por llamarle gordo, volvió a negar el cambio climático. Y lo hizo con el argumento más lamentable de todos los lamentables argumentos que ha esgrimido.

En el este va a ser la noche más fría desde que se tienen registros. Quizá podríamos utilizar un poco de ese Cambio Climático para calentar nuestro país, mientras otras naciones están gastando miles de millones para protegerse. ¡Abríguense!”, concluía divertido el amigo Donald.

En un parte tenía razón

Las últimas noches del año fueron gélidas en algunos estados norteamericanos. En algunas ciudades de Minesota se registraron temperaturas de menos 40 grados centígrados. Menos 35 en otras de Nueva York y 20 grados bajo cero en Detroit.

Pero solo un irresponsable o un ignorante, por no decir un malintencionado, puede relacionar calentamiento global exclusivamente con calor.

Que la temperatura de todo el planeta ascienda no quiere decir que , en el proceso, todo el planeta registre temperaturas más elevadas. La afectación del fenómeno a procesos como las corrientes marinas o del aire atmosférico puede desencadenar el proceso inverso. De esta manera, el calentamiento global puede hacer que en ciertas zonas las temperaturas bajen drásticamente.

Es simple. Una cosa es la meteorología y otra muy distinta es el clima

Quizá sea una distinción demasiado complicada para algunos. Pero si lo que quieren es cifras, debería valerles que por cada récord de frío en Estados Unidos, se han batido tres de calor en los últimos años.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

‘El gran showman’, un espectáculo cinematográfico que hará historia

mailto  facebook  twitter  google+

Hugh Jackman vuelve a entonar y bailar en la ópera prima de Michael Gracey, un enérgico, desbordante y brillante biopic del polifacético y extravagante Phineas Taylor Barnum, al que el actor da vida y que, entre otras muchas cosas, fue un empresario circense que consiguió poner en pie lo que en su época se llamó ‘el mayor espectáculo de la tierra’.
Con guion de Jenny Bicks y Bill Condon, la película no pretende repasar al dedillo la vida de Taylor. Hay elipsis, la atención se focaliza en trazos capaces de construir al personaje. De una manera sincera, refleja sus sueños, nuestros sueños. La ilusión, la realización. La realidad, la ficción y su valor.
La estética y hasta el vitalista mensaje van, en cierto sentido, a contrapelo del cine comercial actual. La cinta es honesta, se aleja modas y convenciones ideológicas del presente, quizá con la excepción de sus referencias a nuestra falsa actitud. Con un punto kitsch y equilibrado, la imagen y la música logran darle un punto espectacular a la obra.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Qué música vas a escuchar en 2018

mailto  facebook  twitter  google+

Bon Jovi sacará disco en 2018

Es un simple cambio de fecha, pero es así cómo podemos identificar aquel año tan bueno para la música. Ese año en el que salieron algunos de los mejores discos de la década. No sabemos si 2018 será uno de esos años. Pero la verdad es que la década va un poco regular, así que este puede ser el momento. Al menos las expectativas están altas.

Arctic Monkeys

Llevan nada menos que cinco años de absoluta molicie. Su último trabajo AM los encontró al trono del rock británico que Oasis habían dejado abandonado. Un disco magistral y una gira mundial que hicieron de Alex Turner el compositor de referencia en las islas.
Llevamos varios meses oyendo rumores sobre un nuevo disco para 2018, pero de momento no hemos escuchado ni un single. Y ya va siendo hora.

Franz Ferdinand

Pues algo parecido le ocurre a la banda de Alex Kapranos. Aunque en este casi sí que se han puesto a trabajar. Después de casi cinco años de su último trabajo ya ha publicado dos singles de su nuevo disco que saldrá a finales de febrero. Pocos días antes de las fechas españolas de su gira de presentación.
Por lo que se ha oído con Demagogue y Always ascending no parece que vaya a haber muchas sorpresas es su nuevo trabajo. Pero la verdad es que nadie las espera, ni las desea.

Camila Cabello

En la muy competitiva industria de la música de baile, la renovación es obligatoria. Cada poco tiempo surge un nuevo artista que toma el mando normalmente armado con un temazo que todos repetimos. En esta ocasión, ha sido Camilla Cabello quien a bordo de Havana se ha abierto paso.
El resultado del éxito es una enorme expectación ante su primer disco largo. Un elepé del que ella misma va revelando detalles en su cuenta de Twitter.

Vampire Weekend

También cinco años han dejado pasar los exponentes del poshpop para publicar nuevo disco. En este caso sus integrantes han andando entretenidos con sus carreras en solitario como el irregular disco que editó el pasado años Baio.
Pero en 2018 parece que llegará nuevo trabajo de la banda. Un momento perfecto para comprobar cuántos de aquellos irreductibles fans de primera época siguen en pie.

Bon Jovi

Sí, todo parece indicar que en 2018 habrá nuevo disco de Bon Jovi. Lo ciento es que la banda no ha dejado nunca de trabajar, excepto algún periodo de descanso necesario para seguir soportándose.
El anuncio del nuevo disco no es oficial aún, pero la próxima salida de dos temas y la gira que realizará la banda, parecen más que indicativas de que así será.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

‘Aporofobia’, palabra del 2017 en un año marcado por la economía social

mailto  facebook  twitter  google+

Es una especie de arma arrojadiza. Quizá no la hayamos usado tanto en casa, pero sí ha acaparado titulares de periódico, y lo más rompedor: ha sido `trending topic’. Como si eso fuera tan difícil.

Si estuviera en el instituto, sería la reina del baile, y a veces se baila con la más fea. Aporofobia es la palabra del año 2017 para la Fundación del Español Urgente (Fundéu), entidad promovida por la Agencia EFE y BBVA. Es una voz acuñada por la filósofa Adela Cortina en distintos artículos de prensa, en los que ha llamado la atención sobre el hecho de que solemos llamar “xenofobia” o “racismo” al rechazo a inmigrantes o refugiados, cuando en realidad esa aversión no se produce por su condición de extranjeros, sino porque son pobres.

Fundéu ha justificado su decisión afirmando que es una palabra “nacida para cambiar la realidad”.

Acaso sea también una reivindicación de la exactitud en una época de imprecisiones en las informaciones que se viralizan en redes sociales.

Popularidad e interés lingüístico

Es el quinto año consecutivo que esta fundación destaca un vocablo por su protagonismo en la actualidad informativa y por su interés desde el punto de vista lingüístico. Elegir la palabra del año es algo que se hace en varios países, como excusa para hablar de ellas. La fundación se dedica todo al año a tratarlas para aconsejar sobre su uso a los usuarios, sobre todo a los periodistas.

En 2013 la elegida fue escrache, en 2014 fue selfi, en 2015 fue refugiado, y en 2016, populismo.

La decisión, como se diría en los Premios Goya, suele estar reñida. Hace unos días, la organización anunciaba como candidatas finalistas a convertirse en esta suerte de miss 2017 del español a las palabras ‘bitcóin‘, ‘turismofobia‘, ‘machoexplicación‘ (una explicación de un hombre a una mujer con condescendencia), ‘aporofobia‘ (odio al pobre), ‘aprendibilidad‘ (procede del vocablo inglés learnability, y se refiere a las aptitudes y actitudes que se precisan para permanecer en continuo aprendizaje en el mercado laboral actual), destripe (lo que habitualmnte llamamos spoiler), ‘noticias falsas‘, ‘odiador‘, ‘soñadores‘, ‘superbacteria‘, ‘trans‘, y ‘uberización‘ (referida al uso del Uber y la economía colaborativa).

El año pasado arrasaban los términos extraídos de la arena política entre los vocablos finalistas. Este año predomina la economía, en particular en relación con el cambio de modelo hacia una economía colaborativa.

Las palabras candidatas deben cumplir varios requisitos

Por una parte, haber estado muy presentes en el debate social y en los medios de comunicación. Por otro, que por su formación, significado o dudas de uso, ofrezcan interés desde el punto de vista lingüístico y hayan sido, por tanto, objeto a lo largo del año de alguna de las recomendaciones que publica diariamente Fundéu BBVA. Finalmente, se intenta que las elegidas sean de uso general en todo el ámbito hispanohablante y no solo en algunas zonas concretas.

El feminismo como impulsor

Distintas iniciativas, valentías y reinvidicaciones han hecho que este año haya marcado un antes y un después a favor del feminismo, acaso por ello se incorpora ‘machoexplicación’. Seguramente sea un vocablo habitual entre perfiles de edad más jóvenes.

En Fundéu procuran estar muy atentos a las redes sociales, porque  dan ideas y en ellas el corte de edad es más joven (aunque cada vez mayor), y el futuro del idioma está en los hablantes del mañana.

Por ejemplo, hace años se puso de moda el término bizarro. Aparece en el Diccionario de la Real Academia para definir al valiente o generoso, pero hay toda una generación de gente joven, y hablantes de países de América no tan jóvenes, que entienden esta palabra con el significado de raro o extravagante, por su procedencia del inglés.

Anglicismos forever

“Akbo d ygr a ksa”. ¿Necesita un traductor? Llame al menor de 35 años más próximo. Las abreviaciones o símbolos, especialmente propias de ese lenguaje juvenil, ponen los pelos de punta a muchos puristas de la ortografía preocupados por que puedan empobrecer nuestra expresión escrita, humilde eslabón de la de Lope o Quevedo. Aunque siempre ha habido quien ha escrito mal, pero ahora esto es más visible. El hecho de que mucha gente esté escribiendo de manera pública, hace que se perciba que escribir es importante en la identidad y reputación, pero  seguramente tampoco haya que demonizar los anglicismos, a la larga, también pueden enriquecer la lengua.

Así ha ocurrido con fútbol como evolución de football. Y seguramente por ello, este año Fundeu apuesta por esa variante de fake news que es la locución “noticias falsas” o por “odiador” en lugar de hater.

Velar por el idioma las 24 horas

No se corten en soltar estas alternativas en la cena de Fin de Año, quedarán como los listos de turno. Y ante una duda ortográfica o gramatical, envíen a Fundéu un correo electrónico o un tuit, no tardará en responder con una solución. No se trata de establecer qué está bien ni qué está mal, solo proponer significados y usos de las palabras, abriendo debate.

La RAE es quien acaba incorporando palabras de mucho uso, no se puede modificar el diccionario cada semana.

Ponen nombre, así, a los cambios sociales. Es un eterno debate el de si las palabras cambian la sociedad o reflejan los cambios sociales. Lo segundo ha ocurrido con LGTBfobia, una palabra curiosa porque deriva de unas siglas, que recomendamos al llegarnos dudas de cómo definir algunos casos de agresiones contra este colectivo.

En diciembre de 2017, populismo traspasará el mando a un nuevo vocablo, reflejo, claro, de los próximos acontecimientos. Hasta entonces, que el año nuevo sea de buenos entendedores, sin palabras necias ni oídos sordos.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Bosques animales bajo el mar

mailto  facebook  twitter  google+

Una formación de un bosque animal marino
Foto: Nick Hobgood

Estamos destruyendo algo que ni tan siquiera conocemos. La degradación de los océanos se está acelerando, pero nuestra ignorancia sobre los mecanismos y equilibrios en los mares es muy superficial.

‘Marine Animal Forest’

Ahora un nuevo libro trata de alumbrarnos un poco en ese desconocimiento. Y ver si a través de conocer uno de los millones de comportamiento que se dan ahí abajo tomamos conciencia de la gravedad de la situación.

El libro es Marine Animal Forest y es el producto conjunto de profesores de las universidad de Barcelona, y el Centro Nacional de Investigación Científica francés. En esta publicación se introduce un concepto sorprendente y muy descriptivo: bosques animales.

Un bosque animal es una comunidad que se asienta en el fondo del mar. Son ecosistemas dominados por corales, gorgonas, esponjas y bivalvos. Estructuras complejas que sirve de hogar a muchas otras especies. Según los profesores, tienen muchas similitudes con los bosques terrestres, solo que están formados por animales, no por plantas.

Solo el 5%

Este tipo de bosque son las mayores estructuras de la Tierra. Sin embargo, solo conocemos un 5% del fondo del mar. Una cantidad ridícula comparado con nuestro conocimiento de la tierra sólida.

La importancia de estos ecosistemas es crucial. Su responsabilidad en la absorción de CO2 y otros gases de efecto invernadero es clave. Sin embargo, no se sabe cuánto carbono pueden absorber antes de comenzar a degradarse y desaparecer. Y se rata de un entorno especialmente delicado, dado que los animales que lo componen tienen un desarrollo extraordinariamente lento y tardan muchos años en crecer.

Según los expertos, la prácticas de pesca agresivas, la contaminación, la sobreexplotación con fines comerciales, las perforaciones petroleras y gasísticas están poniendo en serio riesgo estos ecosistemas desconocidos pero clave. Y con su desaparición, el impacto sobre la biodiversidad marina puede ser dramático, dadas la cantidad de especies que viven a sus expensas.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias