El Orient Express sigue haciéndonos pensar en el bien y el mal

El tren de los reyes y el rey de los trenes, según se lo definió. Sus míticos vagones azules y dorados, su cálida decoración,...

El sol nos ha lanzado una inusual llamarada

mailto  facebook  twitter  google+

La llamarada X9.3. El astro rey nos la lanzó la pasada semana. Es el máximo nivel en la escala que mide la potencia de estos fenómenos, las llamaradas solares o tormentas que, por acumulación de energía magnética, evantan enormes columnas de plasma de la superficie, y producen un aumento del viento solar, un flujo atómico procedente de la corona solar. Las tormentas solares, o geomagnéticas, pueden causar desestabilización en los sistemas radioeléctricos del planeta, entre otras cosas.

Esta llamarada fue la mayor detectada por nuestra tecnología satelital en catorce años (la anterior llamarada de magnitud superior, una X10, tuvo lugar el 29 de octubre de 2003, según ha informado la Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial, AEPCCE).

Y la bomba solar ha tenido consecuencias, aunque desde la propia AEPCCE se ha recordado que la posición geográfica de España al sur de Europa garantiza, en general, su protección ante este tipo de fenómenos. En la historia de los grandes fenómenos solares, solo han llegado a alcanzarnos los que han estado vinculados a llamaradas solares de entidad muy superior a la X9.3 verificada hoy, como la en 1859.

Fallos en las comunicaciones

Entre las consecuencias que se han podido apreciar en los días posteriores a este fenómeno, figuran fallos en las comunicaciones, alteraciones de voltaje o la desorientación de algunos animales.

Según el Centro de Predicción de Meteorología Espacial (SWPC, por sus siglas en inglés), las erupciones perturbaron las comunicaciones de radio de alta frecuencia durante una hora, en el lado de la Tierra situado frente al Sol, así como las comunicaciones de baja frecuencia utilizadas en la navegación.

Además, se estudia si han podido alterar el funcionamiento de los satélites de comunicación y el GPS, así como las redes de distribución eléctrica al alcanzar la atmósfera superior de la Tierra.

Desorientación de las naves

El fenómeno también podría haber afectado a las naves que viajan por el espacio, ya que podrían presentar más resistencia al entrar en la órbita de la Tierra, y tener problemas de orientación o un aumento de carga.

En diciembre de 2008 se inició el ciclo actual del Sol, que tiene una duración media de once años. Desde entonces, la intensidad de la actividad solar ha disminuido bruscamente, encaminándose hacia lo que se conoce como el  “mínimo solar”, respecto a la cantidad de manchas solares.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Nick Cave. Una vida en blanco y negro

mailto  facebook  twitter  google+

Hemos llegado a un momento en el que los grandes referentes de la historia del rock se han convertidos en dioses. En figuras casi míticas. En personajes mitad reales, mitad mitológicos. Llevan décadas sobre los escenarios y grabando discos. Han coqueteado con todo tipo de excesos. Su vida merece ser contada.

Normalmente, el proceso comienza con un libro, aunque en los últimos tiempos, caso de Amy Winehouse o Kurt Cobain, lo del documental gana terreno. Pero la vida de Nick Cave no cabe ni en un formato ni en otro. Para contar lo de Cave hace falta algo más negro, más gráfico y desgarrador. Solo el cómic, o la novela gráfica, como nos ha dado por llamarlo ahora, hace posible la tarea.

La pasada semana se publicó en Estados Unidos Nick Cave: Mercy on me. La novela recorre la vida del artista de origen australiano, desde su infancia. Y recrea las primeras experiencias musicales, para centrarse en su etapa con Birthday Party, por supuesto con The Bad Seeds.

La obra corre a cargo del dibujante alemán Reinhard Kleist. Kleist ya había novelado en cómic las vida de Elvis y de Johnny Cast. En este caso ha sabido reflejar el universo artístico de Cave. Su visión e blanco y negro, sin matices, dura y extraordinariamente definida. Igual que su voz nos golpea desde los discos, las imágenes nos impactan desde el papel.

Para Nick Cave ha declarado que Kleist ha hecho volar las convenciones de la novela gráfica. Ha logrado conectar el terror de las canciones con partes biográficas más o menos inventadas”. El resultado es un viaje complejo, excitante y completamente bizarro, como han descrito desde la oficina de prensa del cantante. Eso sí, Nick Cave se apresura a desmentir algunos pasajes de la novela en las que las licencias de los autores le pintan como un ser tan agresivo que llega al asesinato.

 

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Irma, Katia y José: el trío de huracanes que desconcierta a los científicos

mailto  facebook  twitter  google+

Tres huracanes nacidos del Océano Atlántico coincidieron el sábado devastando distintos puntos de América. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) había advertido de su violencia. Se trataba de Irma, el huracán José y el huracán Katia.

Mientras Irma seguía un itinerario devastador por islas del Caribe camino a Florida, José acechaba el Atlántico, alcanzando el viernes por la mañana la categoría 4, que lo convertía en “extremadamente peligroso”. José ha llegado a hacer soplar vientos de hasta 240 kilómetros por hora, obligando a hacer saltar las alarmas en islas que ya había sacudido Irma: Antigua, Barbuda, San Martín, San Bartolomé o Anguila. Y entre tanto, en aguas del golfo de México, Katia iba ganando fuerza, entrando en la categoría 2.

La última vez que tres huracanes afectaron simultáneamente a la costa del Atlántico fue en 2010, cuando despertaron los huracanes Karl, Igor y Julia, con la diferencia de que este último no llegó a tocar tierra, y no se emitieron avisos sobre ella. Así que esta ocasión es la primera en la que centros como el NHC emiten avisos sobre tres huracanes con efecto destructivo en varios países de América.

Una temporada de huracanes por encima de la media

La temporada de huracanes de 2017 está siendo casi tan dañina como la de 2005, en la que se produjeron los huracanes Katrina y Wilma, dos de los que más estragos han ocasionado en la historia. Y hace menos de dos semanas el huracán Harvey llegaba a territorio de Estados Unidos con categoría 4, causando cuantiosos daños materiales y personales en el Estado de Texas.  El año pasado, sin embargo, el protagonista fue El Niño, que aumentó los ciclones en el Pacífico, y los disminuyó en el Atlántico

El panorama es duro, y quedan todavía casi tres meses de la temporada, que se prolongará hasta el 30 de noviembre. Así, los científicos se preguntan si es lógica esta concentración de huracanes, y si todavía nos esperan más.

¿El cambio climático como causa?

La comunidad científica está divida. Para una parte de ella no ha habido un aumento, hay precedentes de huracanes coincidiendo al tomar tierra. Otros lo ven como algo preocupante, y lo vinculan al aumento de la temperatura del mar: cuanto más cálidas son las aguas, más evaporación se produce, en forma de humedad. Y la humedad está en el ADN de los huracanes. Ese incremento de temperatura podría ser, se baraja, consecuencia del cambio climático.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Así explotó la vida en la Tierra

mailto  facebook  twitter  google+

Algas marinas
Foto: Rando Tuvikene

Mientras andamos haciendo el bobo por ahí, intentando buscar vida en planetas remotos, seguimos sin tener muy claro qué sucedió para que haya vida en este. Vale, saber si hay vida en otros planetas, puede ayudarnos a describir por qué sí existe en este, pero también hay evidencias más cercanas que nos pueden ayudar.

Vida en el hielo

Por ejemplo, un grupo de científicos de la Universidad Nacional Australiana han descubierto por qué se produjo la explosión biológica que desencadenó el desarrollo de formas de vida complejas. Y lo más paradójico es que la vida explotó gracias a las condiciones más extremas.

Hace unos 650 millones de años, la Tierra estaba sufriendo una de las más severas edades de hielo que se han registrado. El planeta se había convertido prácticamente en una bola de hielo. Y así se mantuvo durante unos 50 millones de años. Estas condiciones provocaron que el hielo fuera rapando hasta la última brizna de humedad ambiental. Y con ella, los nutrientes.

Fósiles moleculares

Pero hasta los peores momentos tienen su final. El hielo, poco a poco se derritió. Y los nutrientes se fueron liberando. Estos nutrientes sirvieron para que variedades de algas se pusieran las botas. Y esta proliferación de algas trajo consigo todo el desarrollo de vida posterior. No solo había más alimento disponible, sino también más energía al alcance.

Durante la investigación, los expertos australianos estudiaron rocas sedimentarias encontradas en el centro del país. Después de moler las rocas, acometieron la tarea titánica de analizar los fósiles moleculares. El estudio de los biomarcadores presentes en los hidrocarburos permitió calibrar el momento en el que los primeros organismos complejos aparecieron y empezaron a alimentarse de cianobacterias.

Este mismo proceso les permitió datar este extraordinario suceso que, de algún modo, nos trajo a nosotros hasta aquí. Entre los 663 y los 645 millones de años se produjo este cambio climático que lleno de vida lo que hasta entonces era un páramo helado.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

A más noticias, peor información

mailto  facebook  twitter  google+

más noticias menos información
[DP] Pixabay

El fenómeno de las noticias falsas o Fake News que han puesto en duda hasta las últimas elecciones a presidente de los Estados Unidos no sería posible sin la paradoja de que a mayor cantidad de información, menos capacidad para asimilarla.

Infoxicación, o el exceso de noticias que no somos capaces de procesar

Un estudio de la Escuela de Informática de la Universidad de Indiana explica que una sobrecarga de información ha dejado a los consumidores incapaces de discernir lo bueno de lo malo. Los resultados muestran por primera vez que la información de baja y alta calidad tiene las mismas posibilidades de éxito.

Y esa falta de discriminación es el resultado de nuestra limitada atención y la cantidad de información a la que estamos expuestos.

Verdad y mentira viral

Los engaños y las noticias falsas , según el equipo, tienen la misma probabilidad de ir viral que la información correcta y precisa.
La forma en que se construye el mercado de los medios sociales rara vez permite que la mejor información gane el concurso de popularidad.

Cuidado con los robots

Para los autores del nuevo estudio es importante reducir los “bots” o algoritmos con falsos “perfiles” en redes sociales que inundan las plataformas con mensajes sobre un tema determinado en un intento de marginar otros puntos de vista.

Dichas cuentas de bot “conforman una porción significativa de perfiles en línea y muchos de ellos inundan las redes sociales con altos volúmenes de información de baja calidad para manipular el discurso público” —dijo el equipo de investigación —“Mediante la contención agresiva de este tipo de abuso, las plataformas de medios sociales podrían mejorar la calidad general de la información a la que estamos expuestos”.

En cualquier caso, nuestra recomendación siempre es la misma. No te creas todo lo que lees en internet, no compartas noticias si no estás seguro de que son de fiar aunque las veas en el muro de un amigo. Y si las has leído en Leequid, te prometemos que si fuera falsa, sería porque nos la hemos creído antes, así que si dudas de la noticia que damos, dínoslo y lo revisamos.

Ahora, si quieres leer mas, este es el estudio publicado: Limited individual attention and online virality of low-quality information

Alejandro Jiménez

Redactor e investigador, ratón de biblioteca y observador activo de la realidad. Creo que el mundo cambia según se cuenten las cosas.

Ver últimas noticias