El Orient Express sigue haciéndonos pensar en el bien y el mal

El tren de los reyes y el rey de los trenes, según se lo definió. Sus míticos vagones azules y dorados, su cálida decoración,...

Cuando la discapacidad dificulta el acceso al ocio y la cultura

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Cinco funciones teatrales adaptadas plenamente a personas con discapacidad sensorial, y a personas mayores. Es la propuesta de Teatro Accesible para este fin de semana en Madrid y Barcelona. Una iniciativa del Centro Dramático Nacional que garantiza el subtitulado, la audiodescripción, el sonido de sala amplificado y el bucle magnético individual. Los servicios, eso sí, varían en cada función.

Algunas de las producciones están creadas ex profeso para ser disfrutadas en adaptación, dentro del festival ‘Una Mirada Diferente’, organizado por el Centro Dramático Nacional, en el Teatro Valle-Inclán. Las propuestas de este viernes 2 de junio serán ‘Synekticos’ y ‘El amor no dura para siempre’, mientras que este fin de semana se presentará ‘Cinco historias diferentes’, el 3 y 4 de junio.

Unos diez millones de afectados

Este festival de artes escénicas se celebra hasta el 4 de junio y tiene el objetivo de mejorar la visibilidad y la inclusión de los artistas y el público con discapacidad en la vida cultural, sin descuidar la calidad. Y es que, según los organizadores, en España hay 1.064.000 personas con discapacidad auditiva, 979.000 personas con discapacidad visual, 8,5 millones de personas mayores de 65 años y millones de personas que hablan otro idioma. Y estas comunidades, a través del movimiento asociativo, reclaman constantemente la existencia de una accesibilidad que elimine las barreras de comunicación en los entornos de ocio, cultura y educación. “La accesibilidad a la comunicación mediante subtítulos, bucle magnético, sonido amplificado, lengua de signos, audiodescripción y la lectura fácil representa una oportunidad para las personas con discapacidad auditiva, visual, personas mayores, personas que hablan otro idioma o tiene problemas de comprensión para acceder al ocio, a la cultura y a la educación”, señala la orgzanización. “Así mismo, genera experiencias de ocio compartido para que estos usuarios disfruten de su tiempo libre de manera inclusiva con sus amigos”.

Además, se presentará la comedia ‘Sueño’ dirigida por Andrés Lima en el Teatro Abadía los días 3 y 4 de junio, mientras que este mismo sábado se puede ver la segunda sesión de ‘La cantante calva’ en el Teatro Español.

Seis años en cartel

Este Teatro Accesible lo promueve la Fundación Vodafone España, el Centro de Rehabilitación Laboral Nueva Vida, la Fundació Els Tres Turons y la empresa tecnológica Aptent Soluciones.

Según las entidades organizadoras, el proyecto en las seis temporadas que lleva ya en desarrollo, y en las que ha pasado por 66 teatros en 30 ciudades y también por 19 festivales, ha expuesto más de 230 obras de teatro, que se han convertido en accesibles. “Más de 4200 personas han disfrutado de alguna de nuestras funciones accesibles y hemos contratado a 8 personas con discapacidad en riesgo de exclusión social”, se asegura en la web de la iniciativa.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Una de cada cuatro palestinas se casa antes de los 18 años

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Un informe de Alianza por la Solidaridad sobre el impacto de la violencia en Palestina ha señalado que casi el 25% de las mujeres que viven en Gaza y Cisjordania se casan antes de cumplir los 18 años, según un informe de sobre el impacto que tiene la violencia en Palestina en la vida de sus mujeres.

La ocupación israelí, la causa

Según revela la ONG en este informe, de título ‘Violencia Palestina. Mujeres silenciadas’, es la presencia militar israelí en Gaza y Cisjordania, de la que el próximo 5 de junio se cumplen 50 años, la que se encuentra detrás de este aumento de los matrimonios precoces. Y es que, menciona el estudio, entre las consecuencias de la ocupación militar para estas mujeres figuran las limitaciones de movimiento que sufren las palestinas por la ocupación militar; el impacto de las demoliciones de casas, y los problemas que encuentran muchas mujeres casadas con palestinos de los territorios ocupados, que no pueden acceder a la nacionalidad.

En marzo de 2017 un total de 65 mujeres palestinas fueron detenidas en centros de detención israelíes. De estas, doce eran menores de edad. Siempre según los resultados del mencionado estudio, en 2014 un 4,6 por ciento de las mujeres palestinas entre 15 y 49 años se habían casado antes de cumplir los 15, mientras que el 24,2 por ciento de las jóvenes entre 20 y 24 años lo hicieron antes de los 18.

Más poligamia, más desempleo y peor sanidad

Y además, en las zonas de mayor crudeza de la ocupación, como Hebrón y Gaza, existen un número de casos de poligamia muy por encima de la media. El texto revela también que la tasa de desempleo femenino supera en más de 20 puntos a la de los hombres, y resulta especialmente preocupante para las palestinas con estudios superiores, que son expulsadas del mercado laboral.

También critica la falta de acceso a servicios sanitarios que sufren muchas palestinas, sobre todo las que viven en Gaza. Allí muchas han muerto en el parto o, por ejemplo, pasan meses esperando el permiso de Israel para recibir tratamientos contra el cáncer de mama, según el informe.

Como conclusiones, el informe señala que “en un contexto generalizado de violaciones de los derechos humanos, las violaciones que se producen sobre los derechos de las mujeres quedan silenciadas.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

¡Es la economía, estúpido!

mailto  facebook  twitter  google+

Trump ha sacado a EEUU de los acuerdos de París y frena el desarrollo de las renovables
Foto: Shealah Craighead

Pues ya es un hecho. Donald Trump ha sacado a Estados Unidos de los acuerdos de París para combatir el cambio climático. La excusa han sido las implicaciones económicas y para el empleo que el mandatario argumenta que tendría que la economía americana. De nada han valido las presiones de los gobiernos de otros países. Ni las más sintomáticas que han surgido de grandes compañías norteamericanas.

Renovables, clave en el empleo

Porque la clave en la apuesta por las renovables no es ecológica. O al menos, no solo es ecológica. Dar la espalda al desarrollo de fuentes de energía limpias significa frenar un impulso económico que se está revelando muy poderoso. Y con diversos vectores.

Si hablamos del empleo, según la Agencia Internacional de la Energía Renovable (IRENA), esta industria ocupa a más de 10 millones de personas en todo el mundo. Y eso solo de forma directa. Además, es uno de los pocos sectores en los que la demanda de mano de obra no para de crecer. Entre un 5% y un 10% cada año. Se estima que en 2030, 24 millones de personas trabajarán en este ramo.

Por el contrario, en sectores como el petróleo o el gas, el empleo no para de decrecer. Precisamente en Estados Unidos, en 2015 se perdieron un 6% de los empleos relacionados con el petróleo y nada menos que un 18% en el gas.

Energía más barata

En relación directa, gente sin empleo pero que debe calentar sus casas, está el precio de la energía. Aquel viejo paradigma de que las renovables son más caras ya no se cumple. El precio de las energía renovables no ha dejado de bajar en los últimos años. En países como Alemania la gran oferta energética ha bajado los precios casi hasta cero. Chile ha experimentado una espectacular baja de precios en el consumo de energía gracias a su decidida apuesta por la fotovoltaica.

I+D, comercialización de patentes y equipos, reducción del gasto sanitario, bajada de las horas laborales perdidas por restricciones de tráfico y, por supuesto, pérdida de competitividad en un sector clave en los próximos años. Solo un estúpido considera que la lucha contra el cambio climático es una paranoia hippy.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

¿Qué ha pasado en el Banco Popular?

mailto  facebook  twitter  google+

El Banco Popular era un banco muy conservador Español. Líder en las Pymes, con mucho dinero y una cartera de clientes muy estable. El típico banco aburrido, pero sólido como una roca. Eso es lo que era en el año 2005. Un banco con más de 300.000 accionistas minoritarios.

La rentabilidad del banco era del 19% en sus mejores momentos. Algo único en el mundo de la banca.

Llegó un nuevo presidente con ideas revolucionarias

Un presidente que hizo que el valor del banco llegara a los 20.000 millones de euros. Pero la fórmula tóxica de ladrillo + burbuja hizo que el crecimiento fuera espectacular, pero a un coste que nadie veía salgo unos pocos incrédulos con el modelo del ladrillo.

Por otro lado, el banco Popular se financiaba de forma muy arriesgada emitiendo bonos a un coste muy alto para la entidad en caso de crisis, cosa que llegó.

Adiós presidente, hola nuevo presidente

El nuevo presidente hizo que la acción subiera inicialmente, pero a renglón seguido se ha hundido dejando a la empresa en un valor de 2.000 millones de euros. Una empresa con más de 4 millones de clientes, tiene un valor de 2.000 millones. Te sale a 500 euros por cliente lo cual es ridículo para un banco.

En la recta final al abismo. El banco Popular se encuentra ante el final de su existencia. Posiblemente lo comprará otro banco o un fondo de inversión que hará trozos hasta recuperar el dinero que pueda. El caso es que no pinta muy bien una salida para esta entidad.

Si eres accionista, que puedes hacer

Lo mínimo que puede hacer un accionista es reclamar. Para ello lo mejor es acudir a un despacho de abogados y solicitar ayuda sobre que hacer en un caso como este. Los accionistas minoritarios pueden no haber recibido la información de forma correcta, pueden haber estado al margen de las negociaciones internas… el caso, protege tus derechos como accionista.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Así acabarán las máquinas con la Humanidad

mailto  facebook  twitter  google+

Cómo las máquinas sustituirán a los humanos
Foto: RoboGuru

Hemos visto tantas películas que creemos que cuando las máquinas se rebelen vendrán por nosotros de forma violenta. Ejércitos de robots asolarán la Tierra matando con rayos láser a los humanos. El retrato a Hollywood le encaja con las exigencias de taquilla. Pero la realidad será muy distinta.
Y no distinta en el sentido de que las máquina no gobernarán la tierra. A estas alturas, pocos tenemos dudas. Es más bien que el final de los humanos será diferente. Bien pensado, mucho más acorde con la lógica, la deriva de la civilización y de los tiempos que vivimos.

Las máquinas nos matarán de hambre

El final de la Humanidad será por hambre. Por pura y dura miseria. Las máquinas usurparan todos los puesto de trabajo de ser humano con la anuencia de aquellos que controlan los medios. Cuando los antes empleados fallezcan, los escasos y riquísimos duelos de las fábricas se verán solos. Y finalmente hasta ellos serán sustituidos.

Ah, que os parece un paisaje apocalíptico en el sentido econiano del término. Pues ahí van algunos datos. Según un estudio de las universidades de Oxford y Yale, que ha entrevistado a 352 expertos en inteligencia artificial, las máquinas serán capaces de hacer todas las labores humanas en aproximadamente un siglo.

100 años para hacer lo que hacemos

Claro, a estas alturas piensas que la exageración ya ha pasado los límites. Porque crees que las máquinas solo podrán sustituir las labores humanas que implican algún tipo de mecánica. Pero jamás las intelectuales. De nuevo te equivocas.

Las máquinas podrán traducir todas las lenguas del globo en 2024. Y mejor que Google Traslate. Podrán escribir tesis doctorales dos años después. Conducir un camión al año siguiente. Trabajar como dependientes en 2031. ¡Y escribir un best seller en 2049! Poco después, en 2043, dejarán sin empleo a los cirujanos.

Para entonces deberemos haber encontrado un modelo que conjugue el avance de las máquinas y la inteligencia artificial con el bienestar de los humanos. Por ejemplo, pagar impuestos como propone Bill Gates. Porque si no, las oleadas de desempleados harán que el sistema sea insostenible. Más de lo que es ahora queremos decir.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias