9 casos de violencia hacia la mujer

A los 9 años, una niña tiene que ayudar a fregar los platos en casa; no es capaz de entender porque su hermano y...

Confirmado, los papás trabajan menos que las mamás

mailto  facebook  twitter  google+

[Pixabay]

Los defensores de la igualdad y el reparto equitativo de las tareas domésticas tienen nuevos argumentos para demostrar que lo estamos haciendo mal en general. Un estudio demuestra que los padres se relajan en su ayuda familiar pasados solo tres meses.

Es decir, pasados tres meses desde el nacimiento de su primer hijo, y una vez que padre y madre vuelven al trabajo, los padres se relajan más y cargan la responsabilidad en las madres del cuidado de los niños y las tareas domésticas.

Cuando los hombres estaban en casa haciendo las tareas, las madres también ayudaban

La estadística es reveladora: Las mujeres pasaron solo entre 46 y 49 minutos de descanso mientras que los hombres cuidaban de los niños o trabajaban en la casa en su día libre. Los hombres dedicaban alrededor del doble de tiempo en el ocio -unos 101 minutos- mientras sus compañeras hacían algún tipo de trabajo doméstico.

La investigación de la Universidad de Ohio incluyó a 52 parejas que participaron en el New Parents Project, un estudio del Estado, con la mayoría de las parejas altamente educadas, de raza blanca, con dobles ingresos, en el área de Columbus y que estaban teniendo su primer hijo. Los investigadores pidieron a las parejas que completaran sus propios diarios del tiempo dedicado un día de trabajo y un día sin trabajo, durante el tercer trimestre del embarazo de la mujer y unos tres meses después del nacimiento del bebé. Según mostraron los resultados, en los días laborables después del nacimiento del bebé, la cantidad de tiempo que las mujeres y los hombres pasaban haciendo tareas domésticas y cuidado de niños era más igual que en días no laborales, aunque las mujeres todavía hacían un poco más de trabajo.

Pero los hombres compensaban los días laborables, cuando la cantidad de tiempo que pasaban en actividades de ocio realmente se duplicaba, de 47 a 101 minutos, entre el momento en que su pareja estaba embarazada y tres meses después del parto.

En días no laborables, los padres dividen más el trabajo de casa y el cuidado de los niños, pero cuando hay más tiempo disponible el fin de semana y los padres no están tan presionados para hacer todo, entonces vemos la aparición de los patrones de género y la desigualdad cuando las mujeres hacen mucho más trabajo doméstico y cuidado de los niños.

En sus días libres, los hombres se relajaban el 46 por ciento del tiempo mientras sus parejas cuidaban de los niños. Por el contrario, las mujeres se dedicaban al ocio sólo el 16 por ciento del tiempo cuando sus parejas estaban cuidando a su hijo.

Los resultados fueron similares para el trabajo de casa, donde los padres tomaron el 35 por ciento del tiempo libre, mientras que su pareja hizo tareas como la limpieza. Las mujeres tomaban el 19 por ciento del tiempo libre cuando los hombres hacían las tareas domésticas.

Lo decepcionante del estudio, según sus investigadores, es que esperaban que en parejas con alto nivel de estudios y nivel económico, estas diferenecias hubieran desaparecido o fueran menos acusadas.

Referencia: The Ohio State University

Alejandro Jiménez

Redactor e investigador, ratón de biblioteca y observador activo de la realidad. Creo que el mundo cambia según se cuenten las cosas.

La lista de las listas

mailto  facebook  twitter  google+

Bueno, esta semana no he escrito artículo. Es así de simple. No sabría decir el motivo real, solo que me he despertado esta madrugada a las tres con más o menos esta reacción:

via GIPHY

Me encantaría tener la oportunidad de quedar bien y retratarme como una persona responsable, pero la verdad es que esta madrugada, de nuevo, a las tres y un minuto, he decidido dejarle el marronazo a mi yo del futuro. Tan tranquilamente. Pero resulta que ahora es mi yo del presente. Así que aquí me tenéis.

via GIPHY

Este es mi secreto

Cuando no sé qué escribir, cosa que es bastante habitual, mi primera reacción es buscar un tema sobre el cual poder hacer listas e incluir muchos gifs y cosas parecidas. Sí, hasta para ir al baño tengo que hacerme una lista; ese es mi secreto. Es tal mi relación con las listas que tengo una libreta exclusivamente para hacer listas. Es del Tiger y es estupendi. Buscadla.

(Por cierto, si buscáis GIFS de check lists os salen promos de la FOX y no, no me refería a eso, no).

En todo caso, volviendo al tema, busco listas que pueda desarrollar. Pero hoy, con este día tan tonto, no he podido desarrollar ninguna lista, aunque paradójicamente he hecho una lista de listas que me gustaría hacer. Y, al final, ha acabado siendo un juego millennial para conocerse mejor a uno mismo.

Lista de emojis imprescindibles

Si esta lista no incluye emojis como la caquita, el pulpo rojo y los brillis brillis me estaréis decepcionando mucho, muchísimo.

Momentos clave en el IKEA

En realidad todo se reduce a que he tenido que hacer una escapada de emergencia al IKEA y me han asaltado unas terribles dudas existenciales que dificilmente podré resolver por mi sola. ¿Por qué la sección de alfombras huele tan mal? ¿Por qué hay tantos niños? ¿Por qué no puedo comprarme ese estupendo sillon mostaza con respaldos y brazos que vale tan solo 179 euros y me haría tan feliz? ¿Por qué?

Qué comer en Barcelona (o tu ciudad)

Esta es una lista que siempre, siempre es necesaria; pero que probablemente nunca haré porque soy un maldito desastre (como llevo anunciando a lo largo del artículo). Creo que todos deberíamos empezar a guardarnos los lugares a los que vamos y que nos gustan, porque tal vez tengamos que volver allí o querramos recordar dónde estaba ese lugar o un amigo nos pida recomendaciones o lo que sea… Pero las listas de lugares buenos, bonitos y baratos deberían ser redacciones de fin de semana autoimpuestas.

5 películas que nos han hecho quiénes somos hoy

En realidad, sigo en mi línea confesional, esta lista ni siquiera es mía. La he visto circulando por internet como uno de esos retos que se pone la gente con una cierta audiencia. Ya sabéis, realmente hay gente que tiene cerca a gente muy stalker. Pero dejando de lado el componente creepy, me ha resultado una muy buena reflexión que todos deberíamos hacer en algún momento. Supongo que yo mencionaría primero El Castillo Ambulante, que tiene por lo menos un 50% de culpa que ahora sea una moñas de cuidado.

Y así, mi cabeza pensando en listas. Todo el día. De hecho, creo que me voy a sentar a hacer una lista sobre los pros y los cons de publicar este artículo. O mira, mejor no, que al menos hay artículo.

via GIPHY

Imagen de Pixabay en CC

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Fotogalería

Cristian Arcaya – Fotografías [Galería Leequid]

mailto  facebook  twitter  google+

Os presentamos las fotografías que nos envía Cristian Arcaya para nuestra #GaleríaLeequid. Las fotos las tomó con un celular Soni Xperia.

“Lo que me motiva de sacar estás fotos es, descubrir el misterio que toda ciudad posee y lo distantes que somos de ella. Me gustaría que la persona sintiera eso cuando observa mis fotos, un misterio aleatorio.”

Cristian se dedica al periodismo y tiene un blog que se llama “La Opinión“. Es Chileno, pero ahora está en Brasil.

©Cristian Arcaya

 

©Cristian Arcaya

 

©Cristian Arcaya

 

©Cristian Arcaya

 

©Cristian Arcaya

 

©Cristian Arcaya

 

©Cristian Arcaya

 

©Cristian Arcaya

 

©Cristian Arcaya

 

©Cristian Arcaya

 

 

¿Te gustaría ver tus fotos publicadas aquí? Lee este artículo para saber cómo: Si eres fotógrafo queremos publicar tus fotos con tu permiso, como debe ser

Steven Soderbergh vuelve con una desternillante historia de atracos y frustraciones

mailto  facebook  twitter  google+

Die Logan-Geschwister Jimmy (Channing Tatum), Mellie (Riley Keough) und Clyde (Adam Driver) halten auch in schwierigen Zeiten zusammen

La nueva película de Steven Soderbergh, La suerte de los Logan, retrata a la familia Logan, de la que son parte Jimmy (Channing Tatum), Clyde (Adam Driver) y Mellie (Riley Keough), que sufren pérdidas de brazos y cojeras, además de otras pérdidas, como frustraciones personales. Planifican un atraco a las oficinas de la NASCAR, la National Association for Stock Car Auto Racing, la categoría automovilística más comercial de Estados Unidos. Tendrán la ayuda de Joe Bang (Daniel Craig) y sus dos hermanos, Sam (Brian Gleeson) y Fish (Jack Quaid). El guion de Rebecca Blunt sirve a Soderbergh para desarrollar la trama con un ritmo variado y enérgico. Una entretenida ironía sobre personajes, paisajes y situaciones arquetípicas que, tras su aparente livianidad, trasciende con críticas económicas y políticas. Un reflejo de las falsas apariencias de la realidad.

Una cinta que va en línea con el cine más reciente del director, como Hayware (2012), con un agente laboral enfrentado a una retorcida maraña. O Magic Mike (2012, que, a partir de un espectáculo sexual, repensaba como todo se convierte en mercancía. Efectos secundarios (2013) era el complemento a Contagio (2011), también crítica con los engaños o fraudes en que se basa la sociedad, en gran medida.

La suerte de los Logan no deja de parecerse a otro título de  Soderbergh, Ocean’s eleven, pero desde el lado opuesto, con hillbillies en lugar de personajes glamurosos.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Un escudo para proteger a la Tierra del Sol

mailto  facebook  twitter  google+

El Sol y la Tierra
Foto: NASA

El Sol nos da la vida. Pero también puede quitárnosla. Ya sabemos que, de cuando en cuando, nuestra estrella lanza una lengua de viento solar que si llegara tal cual a nuestro planeta muy probablemente causara graves daños. Ya se ha visto en Marte y eso que está más lejos.

Campo magnético

Afortunadamente, nosotros contamos con una sistema de protección natural. El campo magnético generado por el núcleo terrestre nos protege de la gran mayoría de estos rayos y de sus efectos. De la gran mayoría, pero no de todos.

A veces, parte de estas tormentas solares llegan a la Tierra y provocan daños en los sistemas eléctricos. Si tenemos en cuenta que nuestra civilización se sustenta en la actualidad en dispositivos y sistemas eléctricos, una oleada especialmente fuerte podría devolvernos a la Edad Media.

Por eso científicos de la Universidad de Harvard ha propuesto una solución radical y un tanto Sci-fi. Construir un escudo protector entre el Sol y la Tierra. Realmente, un deflector magnético que desviara los vientos solares con más eficiencia todavía que el escudo natural de la Tierra.

La base de la idea no es tanto un modelo físico como una matemático y económico. Los científicos han evaluado las pérdidas que el impacto de un impulso solar podría tener sobre la economía terrestre. Y a esto han enfrentado el coste que tendría el deflector. No se les puede negar a los científicos inteligencia para hacer atractiva su propuesta.

Pérdidas millonarias

Y es que los científicos aseguran que en algún momento de los próximos 150 años habrá un evento solar que causará unas pérdidas equivalentes al PIB de Estados Unidos. Y es lo que tratan de evitar.

El deflector pesaría una 100.000 toneladas. Y para llevarlo e instalarlo en el punto L1 entre nuestro planeta y el Sol haría falta un desembolso estimado de 100.000 millones de dólares.

A cambio obtendríamos una protección extra para la Tierra. Y si la cosa funciona, el primer paso para conseguir que otros planetas como Marte sean habitables y podamos colonizarlos.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias