Un meteorito causa pánico en Detroit

En ciertas ocasiones ocurren cosas muy cerca de nosotros que nos ponen en nuestro lugar. No hace falta salir al espacio, algo que muy...

Un “thumbs up” para programas de televisión

mailto  facebook  twitter  google+

Hay un movimiento en el sector de los productores de contenido y noticias hacia unas mejores herramientas para validar contenidos. Desde los Fake News pasando por los blogs que emiten noticias que nadie valida a programas de televisión que se emiten en horario infantil donde se ve de todo… los propios medios están poniendo en riesgo parte de su credibilidad.

La máxima de la libertad de expresión, puede entrar en conflicto con la Confianza en esos contenidos si no se usan las herramientas adecuadas que permitan validarlos.

Algunas plataformas están intentando sacar herramientas que permitan validar y dar confianza a sus usuarios sobre los contenidos emitidos. Los anunciantes igualmente necesitan ser capaces de identificar que los contenidos donde su publicidad se emite son de confianza. Ya ha habido varios casos de crisis de reputación tanto en cadenas de televisiones como en plataformas de contenidos donde los anunciantes se han encontrado que sus anuncios se insertaban en contenidos generados con escasos criterios de calidad.

¿Qué necesitamos para generar confianza en el sector de los contenidos?

No se trata de valorar los contenidos. Se trata de generar confianza en los contenidos. ¿Este libro que estoy comprando tiene la calidad mínima necesaria para que mi hija lo lea? ¿Este canal de Youtube es adecuado para mis hijos? ¿El contenido de este blog es auténtico y cuando pone publicidad lo indica con claridad? Existen muchos casos donde la Confianza de un medio con sus usuarios se rompe por un caso en concreto y eso genera una epidemia en el sector. Si unos blogs dejan de ser fuentes de referencia de contenidos, ese problema se puede expandir al sector.

Si el concepto de “fake news” se empieza a propagar en Facebook puede ser la excusa para bloquear medios de comunicación en esta red social.

Lo que necesitamos es un sello que permita identificar contenidos cuyos criterios de publicación sean suficientes para poder identificarlos como de Confianza. De nuevo repetimos, no se trata de calidad, se trata de veracidad, transparencia y satisfacción por parte de los usuarios.

El NPS para los contenidos

La satisfacción de los usuarios debe ser un aspecto clave para que esta generación. No sólo se trata de audiencias, sino de saber si esa audiencia está contenta con la emisión, contenido.

El objetivo de todos estos indicadores es conseguir validar de una forma clara los contenidos y tener unos baremos que sirvan para clasificar contenidos de forma uniforme.

Puedes ver más información en esta noticia “Decisiones informadas para consumir contenidos audiovisuales”.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

El Real Madrid también fue republicano

mailto  facebook  twitter  google+

Al Real Madrid se lo vincula habitualmente con el espectro político más conservador y de derechas. Sin embargo, el equipo tiene también una historia republicana.

Del fútbol siempre ha intentado hacerse una lectura política. Quizá porque hay indicios de que, con frecuencia, en las esferas gubernamentales se ha intentado instrumentalizar este deporte como herramienta para trasladar ideales de nación o determinados valores a la sociedad, a la vista de su potencial para movilizar a las masas. Fue ya en la primera década del siglo XX cuando se convirtió en un deporte de masas, capaz de crear y reforzar todo tipo de identidades. Desde las locales, a las regionales, pasando por las nacionales (españolas, vascas, catalanas, gallegas…). A veces el uso era excesivamente intenso y burdo, debido a lo que, en muchas ocasiones, no se conseguía el resultado deseado en la creación de identidad.

En concreto, el Real Madrid, uno de los equipos favoritos de los futboleros independientemente de la inclinación ideológica de éstos, se ha considerado popularmente escorado a la derecha, aunque la cosa es muy matizable. Quizá haya sido el carácter altoburgués de algunos de los fundadores del equipo. Además, en las juntas directivas a menudo se destilado españolismo, frente al catalanismo del Barça, y un invariable conservadurismo en sus dirigentes (incluso en la República), que parece indicar un predominio cultural de la derecha.

Votantes dispares

Pero la masa social es muy plural. Pensando en España, el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), aterriza en lo concreto parándose a observar si existe una correlación entre las intenciones de voto y la afición a los equipos. Según los datos de su encuesta de 2014, el fútbol interesa nada menos que al 48% de los españoles, y en su terreno de juego, el 50% de aquellos que aseguran haber votado al PP en las últimas elecciones generales, confiesa apoyar al Real Madrid, que también golea entre los votantes del PSOE: el 38, 4% de ellos afirma que lo tiene como equipo de cabecera. El cambio más significativo se produce con los votantes de Izquierda Unida, entre los que predominan los blaugrana, en un 33,7%, seguido del Real Madrid, en un 25%.

El franquismo intentó aprovecharse

Puede que esta discutible pero generalizada idea de un Madrid pro derechas constituya en parte la resaca del aprovechamiento que el régimen franquista de los éxitos del Madrid en su propio beneficio. La propia evolución del escudo de los merengues podría simbolizar los vaivenes de las relaciones políticas del madridismo. La franja morada que aún hoy tiene la insignia de su equipación responde al color del pendón de Castilla, que se integró en el escudo durante la II República, al tiempo que se eliminaba la corona que tenía incorporada desde el 29 de junio de 1920, cuando, al igual que muchos otros conjuntos, obtuvo el título de Real Club, con el que se benefició de privilegios con Alfonso XIII.

Si bien el guiño republicano no tendría que por qué ser una proclama a favor de la República, pues estos cambios simbólicos los abordaron todo tipo de instituciones, desde colegios profesionales hasta centros de ocio. El Madrid no fue una excepción. No obstante, llama la atención, y en algunos ambientes se cultiva otra versión de la historia. Cabe preguntarse si el equipo rentabilizó el morado y las constatadas relaciones que mantenía en la República con los miembros del gobierno y con las elites empresariales. En aquella época, se hizo con dos de las cinco ligas, las del 32 y el 33, y dos de las cinco copas, las del 34 y el 36. Pero el éxito parece más bien atribuible estrictamente al excelente rendimiento deportivo de aquellos años. El Madrid ya era un equipo importante y bien consolidado desde la década de los diez.

Con el estallido de la guerra civil, según datos aportados por el profesor González Calleja, el Madrid infiltró algunos directivos en el Comité de Incautación en un intento por conservar su patrimonio, e incluso trató de apuntarse al campeonato de fútbol catalán. Sin embargo, tal como se cuenta en la web oficial del equipo, el balance tras el periodo bélico fue un Madrid con una plantilla en el punto de mira del régimen, con su sede bombardeada, trofeos desaparecidos y una endeble estructura societaria.

Y sí, el franquismo intentó revitalizar el club, pero por su propio interés. Como buena parte de los regímenes dictatoriales de la época, el franquismo trató de aprovecharse del fútbol  como elemento de control social y baza de prestigio. La relación con el Real Madrid fue de mutua conveniencia: los éxitos deportivos prestigiaban al régimen, y el club se beneficiaba de un trato preferente en la escena deportiva nacional.

Hoy, sin implicarse demasiado

La Falange Española Tradicionalista (FET), exigió a las entidades deportivas, el Real Madrid entre ellas, una adhesión explícita a la política del régimen. Se nombraron comités depuradores para sancionar a jugadores, entrenadores y árbitros que hubiesen mostrado lealtad a la República. Esta serie de acontecimientos también tuvo reflejo en la insignia del equipo, en tanto que la dictadura le restituyó la simbología monárquica colocándole de nuevo una corona y llamándolo Real. No obstante, la franja morada se ha mantenido hasta hoy. Y eso que, durante el principio de la dictadura, el régimen parecía tener mayor simpatía por el Atlético de Madrid.

Desde entonces hasta hoy, según ha dejado González Calleja, en su obra, el Madrid ha seguido la corriente de la política sin implicarse en exceso. Las distintas presidencias  reflejaron en ocasiones la situación política: el inmovilismo de Luis de Carlos en la transición, la modernización aportada por Ramón Mendoza en la época socialista y el alineamiento discreto pero evidente de Florentino Pérez con el Partido Popular. El club se ha ido adaptando según el momento histórico. Esto no quita para que sus directivos hayan sido y sean personajes bastante o muy ricos, y por lo tanto con una clara orientación política conservadora. Pero esto ha pasado en casi todos los clubes españoles. En cuanto a su base de apoyo, a los aficionados, aquí encontramos todo tipo de clases sociales e ideologías y desde luego no se puede generalizar. Lo importante es ver como cambian las actitudes según se modifican los contextos históricos. Los clubes no tienen identidades políticas, ni de ningún otro tipo, inmutables.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

El matrimonio infantil no es un juego — Belén García-Mendoza

mailto  facebook  twitter  google+

DiaInternacionalDeLaNiña-Belengmh-Leequid
©Belén García-Mendoza / Leequid

El pasado 11 de octubre comenzaba una campaña contra el Matrimonio Infantil con motivo del Día Internacional de la Niña, promovida por la Fundación Vicente Ferrer y el Instituto de las Artes del Humor de la Fundación General de la Universidad de Alcalá, como ya os contamos en Leequid.

 

Bajo el lema “El Futuro lo Dibujan las Niñas“, desde ese día y hasta el próximo 25 de noviembre, dibujantes e ilustradores de muchos medios están publicando viñetas en clave de humor, agridulce, como no puede ser de otra forma ante un tema tan serio, relativas a la defensa de los derechos de las niñas como objetivo principal para ganar la lucha contra el maltrato de la mujer.

 

“El empoderamiento de las niñas y adolescentes es fundamental para prevenir y eliminar las distintas formas de violencia en una sociedad marcada, aún en el siglo XXI, por el patriarcado.” Nos indican desde la Fundación Vicente Ferrer.

 

En Leequid, le hemos pedido a nuestra dibujante Belén García-Mendoza que participe en esta campaña que tan importante nos parece. Y el resultado ha sido la preciosa viñeta que os animamos a compartir, y ayudar a difundir la realidad de un gravísimo problema.

 

Matrimonio infantil y violencia de género

 

  • El 56% de las féminas de la India rural se casa antes de cumplir los 18 años, frente al 29% en las zonas urbanas.
  • El matrimonio infantil provoca efectos devastadores que van desde el abandono escolar a la violencia machista pasando por problemas de desarrollo debido a embarazos precoces.
  • En los últimos 20 años han dejado de nacer en la India 10 millones de niñas por abortos selectivos. Muchas fallecen en los primeros años de vida porque “se las deja morir”.
  • Cada hora muere una mujer por causas vinculadas a la dote.
  • El acoso sexual desde la adolescencia, las violaciones, la violencia en el hogar, los asesinatos “por honor”, el rechazo a viudas y separadas son otras manifestaciones claras de la violencia contra las mujeres.

 

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

Rayos cósmicos para descubrir una cámara en la Gran Pirámide

mailto  facebook  twitter  google+

Gran Pirámide de Egipto
Foto: Kallerna

Desde sus piedras 4.000 años nos contemplan. Pero después de todo este tiempo siguen manteniendo el mismo misterio que las ha rodeado a los largo de su historia. Las Pirámides de Egipto tienen un hechizo que hace que algunos pienses que las construyeron extraterrestres. Ahora se frotan los ojos.

Una cámara de 30 metros de largo

Porque en el interior de la mayor de las, la de Keops, su interior se ha descubierto una nueva cámara sin explorar. Una cámara enorme en la que cabría un avión comercial.

El descubrimiento ha sido realizado por científicos de la Universidad de Nagoya, en Japón. Para alcanzarlo ha utilizado la última tecnología. En concreto, han empleado tomografía de mounes. Y en tres mediciones diferentes el resultado ha sido el mismo.

Tras las paredes, entre la cámara del Rey y la de la Reina, hay una enorme cámara de 30 metros de largo y una altura similar a la de la Gran Galería. Pero poco más se puede saber de momento.

Porque lo malo de la última tecnología es que te dice que esa cámara está ahí, pero nada más. No se sabe qué contiene o si es producto de algún derrumbe, aunque este último extremo está casi descartado. Tampoco se sabe cómo llegar hasta ella.

Partículas subatómicas

Lo más curioso de todo es que la forma de realizar este descubrimiento tiene cierta relación con el espacio. Como el lugar de que algunos sostienen que provienen los constructores de estas estructuras. Los mounes son partículas subatómicas de alta energía que forman parte de la radiación cósmica.

Sirven para detectar huecos porque son capaces de atravesar la materia, pero van perdiendo fuerza en materiales como la roca. Analizando los mounes que se pierden en cada viaje es posible descubrir si hay cavidades ocultas entre las paredes de piedra.

Ahora el reto es llegar a la cámara. El primer sistema pensado ha sido el de perforar la roca e introducir un pequeño robot provisto con una cámara.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Belén Gopegui, contra el totalitarismo de Google en su nueva novela

mailto  facebook  twitter  google+

Ya nadie alberga dudas de que Aldous Huxley y George Orwell tenían razón en el futuro, o más bien en la consecuencia de su presente, que adelantaban en Un mundo feliz y1984, respectivamente, donde las corporaciones y la tecnología controlaban al hombre.

El problema del Big Data

Belén Gopegui, una de las firmas más interesantes y políticas de la literatura española actual, que enarbola su obra como fina indagación de nuestro presente y de la influencia del capitalismo en nuestras vidas, acaba de publicar la novela Quédate este día y esta noche conmigo, reflejando el control opresor que ejercen sobre nosotros las corporaciones tecnológicas. Es una ficción no del todo discursiva, construida a partir de los diálogos de dos personajes de clase media, lo que constituye no una constante pero sí algo frecuente en los títulos de la autora. Se trata de un hombre joven y una mujer madura distantes entre sí no solo en lo generacional, sino también en sus maneras diversas de ser, a los que une una solicitud de trabajo destinada a Google.

De la relación se desgajarán cuestiones como si el mérito debe ser desterrado de las relaciones humanas o si la probabilidad es la forma más precisa de nombrar el acto de ser libre. Ya la pareja es peculiar, su relación llama la atención por sí misma. Pero además, juntos, y nosotros con ellos, exploran nuestros niveles de libertad individual en una sociedad donde la información y el llamado Big Data son dos caras de una misma moneda: una herramienta de poder para las empresas y una mercancía que los particulares vendemos demasiado barata.

La literatura como herramienta de cambio social

Con su texto, que trasluce una profunda documentación de la temática marcada, y su redacción compleja y muy pulida, Gopegui aborda, una vez más, un tema crucial de nuestro tiempo, con la valentía de plantear tesis personales sobre él. A diferencia de la literatura anglosajona, no son tantas las novelas de la literatura española reciente que se han centrado en la Red, aunque sí parece recurrente en autores como Javier Moreno, por ejemplo. Gopegui nos enfrenta una vez más a la capacidad de la literatura para retratar la realidad, a veces más desorbitada que la ficción, y a sus posibilidades de cambiarla.

Nos plantea preguntas. ¿Qué debemos hacer, dia a día, como individuos, y a qué precio, para dejar de contribuir a que existan los problemas sociales? ¿Somos tan combativos con los poderes económicos como con los políticos? Lo hace desde un libro publicado por uno de los dos megagrupos de la edición en español, Penguin Random House, algo que constituye una función útil de las grandes empresas: ofrecen un gran alcance de aquello que publican. El texto está, además, salpicado de otras cuestiones como el papel de la mujer de mediana edad en nuestra sociedad o la separación artificial que hemos planteado entre ciencias y humanidades.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Ver últimas noticias