Los surfers portan bacterias resistentes a los antibióticos

Estás entre las personas más envidiadas del planeta. Cuerpos esculturales, morenos todo el año y disfrutando de las playas más que nadie. Del agua...

Trump ordena la mayor reducción de tierras protegidas de la historia de EEUU

mailto  facebook  twitter  google+

El total del recorte supera los 9.200 kilómetros cuadrados. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha cortado por lo sano la superficie de dos parques en Utah, hasta ahora protegidos con la figura legal de Monumentos Nacionales -terrenos protegidos por el Gobierno federal-, que, a diferencia de los parques nacionales, pueden crearse sin el visto bueno del Congreso, con la simple orden del presidente, de acuerdo con una ley de 1906.

Distinguidos por Clinton y Obama

Uno de los parques es Bears Ears, una extensa área protegida creada por Obama el año pasado, que Trump ha reducido en cerca del 85%, reduciéndolo de sus 6.075 kilómetros cuadrados a apenas 817. El otro es Grand Staircase-Escalante, un parque protegido en 1996 por Clinton, que el actual inquilino de la Casa Blanca ha disminuido en casi un 46 % de su superficie, pasando de tener 8.100 kilómetros cuadrados a alrededor de 4.050, y dividiéndolo en tres áreas.

La decisión se ha tomado pese a las protestas de tribus y ecologistas; la Fundación para la Conservación de Tierras, por ejemplo, tiene previsto presentar una demanda judicial para tratar de deshacer la decisión. Trump la ha defendido, en un discurso en el Capitolio estatal de Utah (en Salt Lake City), declarando que su intención es “revertir la extralimitación (del Gobierno) federal, y restaurar los derechos de esta tierra a sus ciudadanos”.

Ahora se podrá cazar

Trump consideró que sus dos predecesores demócratas, que concedieron la categoría de Monumento Nacional a estos espacios, “abusaron” de la ley al hacerlo, en un intento, argumenta, por poner cada vez más tierra y agua bajo control federal, lo que a su juicio limita la capacidad de los ciudadanos de decidir la mejor forma de utilizar los terrenos.

Eso sí, con la decisión, la Casa Blanca abrirá estos territorios antes protegidos al uso público de sus carreteras y pastos, así como a la “caza y pesca sostenible”, según ha declarado a los periodistas el secretario de Interior de EEUU, Ryan Zinke. Y aunque Grand Staircase-Escalante tiene yacimientos de carbón, Zinke ha negado que la decisión de reducir su tamaño tenga que ver con intereses de explotación minera.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

El planeta se calentará más de lo previsto

mailto  facebook  twitter  google+

Los efectos del cambio climático podrían ser más severos
Foto: لا روسا

Las noticias que solemos comentaros sobre el cambio climático están en muchas ocasiones basadas en simulaciones, previsiones y proyecciones. Cálculos matemáticos que, según una serie de variables introducidas por expertos en complejos programas informáticos lanzan datos de los que tenemos que fiarnos. Y ahora, una actualización de esos datos muestra resultados preocupantes.

Un incremento un 15% superior

Según la última proyección de este tipo que recientemente ha publicado Nature, el incremento de la temperatura en los próximos años será un 15% superior a lo estimado previamente. Esto significa que la Tierra se calentará medio grado más. Medio grado más sobre los dos grados que ya se habían vaticinado en el pasado.

Los climatólogos de la Institución Carnegie para la Ciencia de Stanford, en Estados Unidos, parecen estar más seguros de sus previsiones esta vez. Aseguran que los países deberán ir más allá en sus reducciones de gases de efecto invernadero si no quieren que las simulaciones acierten para el año 2100. Si no es probable que no solo no se cumplan los objetivos de los Acuerdos de París de tratar que las temperaturas ascendieran solo 1,5 grados. Y ese solo es evidentemente eufemístico.

Corrección a datos anteriores

Estos nuevos datos son producto de la evaluación de los modelos disponibles en el último informe del panel intergubernamental de expertos en cambio climático de la ONU, que fue presentado en 2014. Según este nuevo análisis, aquellos expertos se quedaron cortos en sus proyecciones.

Al parecer, parte de la variación se debe a que los investigadores de Stanford han introducido una nueva variable. El impacto de los gases en el cambio climático será mayor debido al incremento de la temperatura del aire superficial, lo que modificará el balance energético en la superficie terrestre. Este proceso de retroalimentación provocará todavía más calentamiento en todo el planeta.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Navidad – Los osos que se enamoraron en el aeropuerto de Heathrow

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Christmas Heathrow / Havas London

De entre la multitud de anuncios en esta época del año, el anuncio de Navidad del aeropuerto de Heathrow, Londres, es uno de los clásicos más famosos y esperados para los fanáticos de la publicidad. En esta ocasión nos ha contado la historia de amor de Doris y Edward Bair; un matrimonio (de osos de peluche) que ya dura más de 50 años.

Heathrow es uno de los aeropuertos con mayor tráfico aéreo de Europa, con más de 90 millones de pasajeros anuales, y el de mayor actividad y conexiones en el Reino Unido.

El anuncio “It’s a Wonderful Flight”, creado por Havas London, fue grabado en la histórica, y ahora cerrada, Terminal Uno en el aeropuerto de West London y recorre la memoria de la relación de Doris y Edward, desde que se conocieron en 1967 y cómo se han ido reencontrando allí a lo largo de sus vidas, a ritmo de “Couldn’t Live Without Your Love”, una canción de Petula Clark.

La pareja de osos ya fue la protagonista del anuncio navideño, “Coming Home for Christmas” en 2016 donde, donde después de un viaje juntos para reunirse con su familia en Navidad, eran abrazados por sus nietos al llegar al famoso aeropuerto.

Un viaje maravilloso de 50 años

Los Bair se conocieron durante un vuelo de British Airways, en 1967. Hace ya 50 años que Edward, olvidó su sombrero en un avión y Doris, una tripulante de cabina, se apresuraba a entregárselo antes de que el pasajero abandonara la pista. Ambos se enamoran rápidamente y pronto se convertirían en el señor y la señora Bair. Poco tiempo después la familia creció y los reencuentros del matrimonio se sucedían cada vez más numerosos, rodeados de hijos y nietos.

La intención del anuncio ha sido compartir el sentimiento único y emocionante de esperar, de recibir y dar la bienvenida a los que más quieres, en Navidad. Inevitablemente, a todos nos recuerda a esa escena final de “Love Actually”.

Y es que hay cosas que no cambian, por muchos años que pasen. Volver a casa por Navidad es el mejor regalo de todos. Y para todos. Eso, y los osos de peluche. ¿A quién no le gustan?

 

 

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

Barcelona, amarilla, contaminada

mailto  facebook  twitter  google+

Hoy las rondas de Barcelona han amanecido amarillas y encapotadas por unas nubes grises que, lejos de ser temibles, eran asfixiantes.

La luz amarilla tiene un toque antinatural y premonitorio, como la antesala de un día marcado por la tragedia o como Molière en sus últimos minutos. Parece que el escenario dels mundo se ha indundado de supertición. Pero el miedo al día azufrado no es pura superstición, tan solo un poco de instinto.

El paisaje desde el tren

En el tren desde donde miro el cielo adquirir tímidamente sus colores habituales – esos grises azulados tan de diciembre -, hay un hombre de mediana edad que parece notar hoy el cielo nos está queriendo decir algo. Espero a que se levante y grite a todo el vagón que hay algo que no está funcionado y el cielo lo sabe. Pero simplemente se limita a sacarse el móvil del bolsillo de la chaqueta y hace una foto. Se recoloca en su asiento, sin intención de levantarse a gritar; sin ningún atisbo de conflicto moral sobre las posibilidades del mensaje amarillo.

Las consecuencias sobre Barcelona

Cuando llego a la oficina, el cielo es otro. No queda nada de luz amarilla. Se cierne sobre Barcelona centro el gris que singulariza las grandes ciudades. Desde la catorceava planta de un edificio del Poblenou, Montjuïc no se ve. Intento forzar la vista pero no hay manera. Días atrás, sus cúpulas siempre se definian perfectamente en el skyneline barcelonés. Pero hoy no, hoy hay una cortina gris densa. Tremendamente sucia. Todos los coches han respirado a la vez y nadie recuerda cuándo fue la última vez que llovió.

Desde el Ajuntament, proponen restricciones de tráfico. La gente se queja. La gente no entiende los motivos. La gente, esa masa uniforme que somos todos, no cree en el cambio climático, en la contaminación, en las emisiones de C02. La gente admira las mañanas amarillas. Y todos, todos, pagamos las consecuencias.

 

Imagen de CC de Pixabay

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Un documental sobre Jane Jacobs, la activista por la vida vecinal

mailto  facebook  twitter  google+

De vuelta de varios festivales como el DOC NYC o el Festival de Toronto, se estrena en Filmin el documental Citizen Jane, dirigido por Matt Tyrnauer y dedicado en la lucha que libró la periodista y activista Jane Jacobs. A partir de su libro Death and Life of a Great American Cities, de 1960, se enfrentó y venció contra el arquitecto, constructor y magnate noeyorquino Robert Moses, con gran influencia política y social y un objetivo draconiano entre ceja y ceja:  construir una autopista que conectase Brooklyn con New Jersey, privilegiando así a los coches frente a los peatones.
Moses ya había tirado abajo barrios enteros para construir puentes, autopistas y parkings. Detrás de sus intenciones, y del urbanismo de los inicios del siglo XX, había una corriente de pensamiento positivista que perseguía leyes universales, una planificación racional de los espacios comunes de las ciudades y construcciones monumentales. Una obsesión, en suma, por convertir las coordenadas urbanas en símbolos de progreso y orden, olvidando faciliar una vida cómoda a las personas, y, a juicio de Jacbos, atentando incluso contra la seguridad de éstas.

Calles cortas fomentando la convivencia

En The Death and Life of Great American Cities, Jacobs, nacida en 1916 y fallecida en 2006, investigó, alcanzando valiosos hallazgos, las consecuencias que tendría la reconfiguración de las ciudades según la ortodoxia y los paradigmas imperantes. También la primera de sus obras, Muerte y vida de las grandes ciudades, se convirtió en uno de los ensayos más influyentes del urbanismo del siglo XX, y eso que muchos criticaban la escasa formación de la autora en la materia.
En él, Jacobs cargaba contra el positivismo dominante. Abogaba por ciudades construidas a escala humana, con calles cortas y avenidas donde se promoviera el paseo de los peatones, lo que permitiría que se observaran unos a otros, fomentando la comunidad y mejorando así la seguridad de todos ellos.

Cambió el paradigma positivista

Muchos teóricos, durante décadas, reconocerían la influencia de Jacobs y la oportunidad del movimiento que inició, reivindicándola como una revolución necesaria. Y es que Jacobs no se limitó a teorizar en libros y artículos de prensa. Tal como refleja este documental, instigó marchas y asambleas, difíciles de disociar de los movimientos civiles de los años 60.

Citizen Jane maneja entrevistas actuales y material de la época, como imágenes de archivo o grabaciones radiofónicas. La narración es clara, entretenida, directa. Un buen recuerdo para quien luchó por que se mirara a las personas y sus historias por encima de los números, de la economía, de la demografía.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Ver últimas noticias