Los animales nos salvarán de todo

He tenido un día tan nefasto que lo único que me alegra mínimamente es pasarme por Twitter a mirar vídeos absurdos de animales. Sí,...

El retrete de Bill Gates que puede salvar millones de vidas

mailto  facebook  twitter  google+

SaTo Pan, el retrete seguro
Foto: @KCCAUG

Las malas condiciones higiénicas de los retretes son un serio problemas en muchas zonas del mundo. Todos los años, hasta 1,7 millones de personas mueren por enfermedades relacionadas con las deficiencias en sus servicios sanitarios. Se estima que 2.400 millones de personas no tienen un baño adecuado en sus casas, o cerca de ellas.

Retrete seguro

Es en este panorama en el que invento como el SaTo Pan. SaTo, acrónimo de Safe Toilet (retrete seguro en inglés) es un dispositivo sencillo, ingenioso, barato y efectivo. Qué más se puede pedir. Es una especie de orinal de plástico diseñado por American Standard. Alrededor de este elemento se crea una sencilla estructura de hormigón. Secciones de canalizaciones son muy útiles en este proceso.

Finalmente se instala en cualquier lugar en el que sea necesario un retrete seguro y higiénico, dentro de lo posible. La clave es un pequeño depósito que se llena con un poco del mismo hormigón de la estructura. Este depósito garantiza que el orinal plástico se cierra y que puede limpiarse con una mínima cantidad de agua. Y ahí está el secreto. Mantener el agua resultante del limpiar el retrete lo más aislada posible. Lo más alejada de la posible infestación de mosquitos. Y de paso, también aísla las letrinas de los malos olores.

Apoyo de la Fundación Bill and Melinda Gates

El SaTo Pan es realmente muy barato. Cada dispositivo cuesta 1,5 dólares. Lo más complicado es su instalación. Por ello, tanto en la producción como en la instalación están colaborando la Fundación Bill and Melinda Gates. La financiación se realiza a través de su programa de Agua, Saneamiento e Higiene. Con esta aportación se han donado ya 1,2 millones de SaTo Pan y se han instalado más de 800.000 en países como Bangladesh, Uganda, Haití, Malawi, Nepal, Nigeria y Filipinas.

Seguro que todo esto te ha parecido sorprendente y hasta cierto punto complicado. Por eso, la próxima vez que te sientes en un retrete para hacer tus necesidades piensa en lo inmensamente afortunado que eres.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Día Mundial del Animal de Laboratorio: por qué elegir productos Cruelty Free

mailto  facebook  twitter  google+

Poxabay

En 1979, la organización británica Sociedad Nacional Anti-Vivisección (NAVS, por sus sigla en inglés) fijaba el Día Mundial del Animal de Laboratorio, con el fin de erradicar, a partir de la concienciación, el uso de animales para pruebas de laboratorio en los procesos de elaboración de productos cosméticos o higiénicos. Las pruebas en las que son utilizados, indica el Partido Animalista Español PACMA, “incluyen ensayos de toxicidad, sensibilización cutánea e irritación ocular. Son obligados, por ejemplo, a la ingestión forzosa de jabones, cremas, dentífricos o espumas de afeitar, o a la inhalación de lacas y aerosoles”.

Otras pruebas, como la de irritación ocular (test de Draize), “consisten en introducirles en los ojos grandes cantidades de champú, máscara de pestañas, maquillaje, etc. hasta provocarles una ceguera total. Hay que señalar que, al contrario que en el caso de los medicamentos, la legislación europea no exigía a las compañías fabricantes que estos productos fuesen evaluados mediante pruebas en animales para permitir su comercialización”, señala la organización.

Prohibido en la Unión Europea

El testeo animal fue una práctica que comenzó a principios del siglo XX. La Unión Europea lo prohibió en 2004, y desde el 2013 incluyó la prohibición a la comercialización de productos cosméticos que hayan sido probados en animales. Pero se continúa realizando en diversos países, incluso aunque se considera no solo una actividad cruel, sino también inexacta e ineficaz, obsoleta. En general, son ratones, ratas, conejos y cobayas las especies que se utilizan para las pruebas.

Las organizaciones ecologistas calculan que acaba con la vida de más de 100 millones de animales anualmente, y con dolor. Y para remediarlo, en un movimiento que encabezó de manera pionera Linda af Hageby, feminista y activista de los derechos animales que en 1906 fundó la Sociedad de Defensa de los Animales y Anti-Vivisección, ya se han creado productos libres de testeo en animales, certificados por organizaciones como Peta, Leapping Bunny, Natrue o Choose Cruelty Free.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Participa en un experimento: ¿quién es Kiki y quién es Bouba?

mailto  facebook  twitter  google+

Bouba y Kiki
Imagen: Eduardo Ángel

Estamos llenos de incógnitas. Algunas son evidentes. En otros aspectos, de tan familiarizados con ellos, ya ni nos percatamos. Por ejemplo, ¿cómo surgió el lenguaje? ¿Cómo nació esa capacidad de comunicarnos entre nosotros con palabras? Y es más, ¿cómo elegimos los nombres para las cosas, incluso para las más abstractas?

¿Quién es Kiki?

Un famoso y curioso experimento puede explicar, al menos en parte, cómo fue este proceso. Mira la imagen de este artículo. Una de las formas se llama Kiki. La otra es Bouba. Ahora te toca decidir cuál es cuál. Te damos unos segundos. ¿Ya? Ok, puedes seguir leyendo.

Resulta que entre el 95% y el 98% de las personas a las que se les realiza la pregunta contestan que Kiki es la forma puntiaguda y Bouba, la curvilínea. Y da igual a quién se lo preguntes. Hable español inglés, tamil o ruso, las respuestas siempre son las mismas y los porcentajes cambian muy poco.

No importa el idioma ni la edad

El primer en hacer este experimento fue el psicólogo Wolfang Köhler en 1929. En 2001 el neurólogo Vilayanur S. Ramachandran repitió el experimento pero en esta ocasión con una vocación más científica. Analizó a un número mucho mayor de sujetos. Y el resultado permaneció invariable. Las últimas repeticiones de la prueba han tenido como participantes a niños de menos de 2 años, que ni tan siquiera han aprendido a hablar. Y el resultado sigue inalterable.

¿Qué significa esto? Pues según los especialistas es porque los humanos nos relacionamos con nuestro entorno a través de los sentidos. Y lo mismo hacemos con el lenguaje, aunque no lo parezca. Es a través de un fenómeno denominado sinestesia. Se mezclan experiencias sensoriales de manera que relacionamos cosas que vemos con el lenguaje. En este caso se unen la visión y la audición. Kiki se nos representa como un sonido más afín a la forma puntiaguda. Bouba parece sin duda la denominación de una forma más sinuosa.

Reproducción fonética

De esta manera, la forma de referirnos a los objetos no sería algo arbitrario. Cabe la posibilidad de la asignación de algunos nombres busque reproducir fonéticamente características de ese elemento.

Es difícil rastrear esas palabras en nuestro lenguaje actual, procedente de varios dialectos de otras lenguas moldeadas por cientos de generaciones. Pero es sin duda una teoría muy sugerente para revelar cómo y por qué las cosas tienen un nombre.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Feliz Alien Day

mailto  facebook  twitter  google+

Alien_ Covenant

Es uno de los mitos del cine de terror y de ciencia ficción, y hoy es su día, como homenaje al planeta LV-426 que era escenario de las películas de la saga. ¿Lo recuerdan? Con ese código de letras y números, con el que se ha jugado para decidir la fecha, se designaba el conjunto planetario de Acheron, una de las tres lunas de Calpamos en Zeta Reticulis. Parece que lo estemos viendo, a 39 años luz de la Tierra.

Corría 1979 cuando aterrizaba en la salas Alien, el octavo pasajero, que no tardó en despegar en una carrera imparable hasta convertirse en película de culto, y crear uno de los fandom más antiguos y world wide. Aquella era la primera película de esta creación cinematográfica de Ridley Scott, protagonizada por una terrorífica criatura salida del puño e ingenio del recientemente fallecido H.R. Giger. Alien hacía despertar de su amable letargo a un cine de ciencia ficción entonces sumido en la asepsia de 2001, Odisea en el espacio, y fantaseaba con la vida más allá de La Tierra, ya con la madurez de una sociedad que había superado la era espacial. A esta primera cinta la seguiría, en 1986 y bajo la dirección de James Cameron, Aliens: El regreso, que supo introducir en la historia elementos del thriller.

Y muchos no son conscientes de que uno de los directores más relevantes de los últimos años, David Fincher, debutó en 1992 dirigiendo la asfixiante Alien 3, de la que el director recuperó, años después, un montaje distinto al estrenado inicialmente en cines. La cuarta entrega cayó en manos de Jean-Pierre Jeunet, con guion de Joss Whedon, que le imprimió a la saga su particular estética para convertir Alien Resurrección en la cinta más agresiva de las cuatro, e infundirle a la Teniente Ripley un toque siniestro.

Interacciones y preestrenos

No es que se vayan a soplar velas, pero para esta edición de 2017 del Alien Day hay cuantiosas actividades preparadas: a partir de las 10 de la mañana, hora local de Estados Unidos, se comenzará a retransmitir la jornada desde los Estudios Fox Los Ángeles, y la cita podrá seguirse en redes sociales y en el recién creado ‘Centro del Universo Alien’, en la web www.AlienUniverse.com, desde la que miembros del equipo de la próxima entrega de la saga, Alien: Covenant, participarán en actividades con las que sus fans podrán dejarse llevar por su pasión: interactuarán con el público, se desvelarán escenas detrás de la cámara y se proyectarán la película original, de 1979, y la precuela, Prometheus, de 2012.

España no será ajena a los festejos intergalácticos, a las 21h en el Cine Capitol de Madrid, se proyectará Alien, el octavo pasajero, y también imágenes exclusivas de Alien: Covenant.

Inminente estreno

A pocas semanas estamos de que se estrene la nueva película de la saga, Alien: Covenant, una nueva incursión de Ridley Scott que tiene como protagonistas a Michael Fassbender (el único actor del reparto de Prometeo que repite), Katherine Waterston, James Franco, Noomi Rapace, Guy Pearce, Billy Crudup, Danny McBride y Demián Bichir. El título es, rizando el rizo, al mismo tiempo una secuela de Prometeo y una precuela de Alien, de 1979. La trama sigue a la tripulación de la nave colonizadora Covenant, que se dirige a un planeta remoto en la otra punta de la galaxia, donde descubrirán que lo que pensaban que sería un paraíso es en realidad un mundo muy peligroso.

“Run”, dice el póster de la película. Quietos, aún hay que esperar un poco más, hasta su estreno el 12 de mayo. Mientras tanto, feliz #Aliensday

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Contra la moda que mata

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen de Fashion Revolution
Foto: fashrev

Has tenido un mal día. El jefe te ha gritado, tu pareja no he recogido el salón y habéis discutido. El metro, un día más, venía hasta arriba. Encima esos pantalones que llevas ya no se llevan. Y la corbata, pues tampoco. Te lo has ganado. Unas compras te vendrán bien. Al fin y al cabo, comprar un poco de ropa nunca ha matado a nadie. ¿O sí?

La revolución en la moda

Pues parece que ser sí. Que la moda está de tras de desastres ambientales, maltrato a trabajadores o opacidad en sus prácticas. Es lo que denuncia la plataforma Fashion Revolution. Desde esta organización defienden que ellos aman la moda. Pero buscan crear un sistema responsable y sostenible. Muy lejos de los parámetros de explotación y consumismo en el que se mueve ahora mismo.

Fashion Revolution busca no solo remover la conciencia de los consumidores. También reclaman un cambio de actitud en los productores de la moda. Tanto en los creadores como en las marcas. Unirla en una revolución que transforme radicalmente los procesos de obtención de materias primas, la confección, producción y comercialización.

#whomademyclothes

Con estas premisas han lanzado la campaña #whomademyclothes durante la semana del 24 al 30 de abril. La elección de las fechas no es casual. Se trata del cuarto aniversario de hundimiento de la fábrica Rana Plaza en Bangladesh. En el derrumbe murieron más de 1.300 trabajadores, explotados en condiciones infrahumanas para coser prendas de las principales marcas del mundo.

La idea es que bajo ese hashtag, personas de todo el mundo demanden a las firmas que revelen quién fabrica sus prendas. Y sobre todo, en qué condiciones son elaboradas.

En la página web se pueden encontrar gran cantidad de materiales para que cualquier pueda transformarse en un activista. Aunque vista a la última moda.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias