Guillermo del Toro y la belleza del diferente

Pocas dudas caben de la esencia y personalidad que tienen las películas del oscarizado director mexicano Guillermo del Toro. Desde sus primeros títulos, como...

Tú puedes descubrir el noveno planeta del Sistema Solar

mailto  facebook  twitter  google+

La NASA quiere tu ayuda para localizar el noveno planeta
Imagen: NASA

Es probable que ninguna otra agencia científica estatal del mundo disponga de más fondos que la NASA. Para ser capaces de ingeniar, construir y enviar al espacio sus naves deben de obtener de una financiación espectacular. También para analizar los datos que les llegan de las sondas que tienen desperdigadas por el espacio. Pero claro, no es bastante.

Un planeta en el patio de atrás

No es suficiente porque el objetivo de la NASA es literalmente infinito. Estudiar el espacio exterior es una tarea inabarcable. Algo que realmente jamás conseguirán. Ese es, por otro lado, el motor de la ciencia. Pero aún así no se arredran. Ahora quieren que les eches una mano. Sí, saben que tú cuentas con recursos millones de veces más modestos que los suyos.

Pero para eso ponen a tu alcance sus imágenes. Lo que piden de ti solo es tiempo y un par de ojos. Quieren que ayudes a descubrir el noveno planeta del Sistema Solar y, eventualmente, algún otro cuerpo celeste que se les haya pasado a ellos. Es lo que denominan el Proyecto Backyard Worlds: Planer 9 o Planetas en el Patio Trasero, en castellano.

Recursos de la NASA

Para ello, te facilitan imágenes y datos del Explorador de Infrarrojos de Amplio Espectro, uno de sus más sofisticados métodos de observación. Te apuntas, te bajas las imágenes y te pones ahí como un amanuense a mirar estrellas hasta que des en el clavo. Lo más curioso es que es un trabajo que solo pueden hacer ojos humanos. Lo que la NASA busca en el Universo cambia de posición, de tamaño y de color y esas variaciones confunden a sus sistemas digitales de análisis.

Algo parecido a lo que en Clyde Tombaugh logró en 1930. Este astrónomo descubrió lo que entonces se consideró el planeta Plutón con un telescopio de parpadeo. Es decir, tomaba instantáneas del cielo con varios días de diferencia y comprobaba los cambios. En aquellas fotografías, un punto de luz se movía entre miles de puntos estáticos. Este trabajo le llevó a Tombaugh unas 7.000 horas de observaciones.

Te lo advertimos para que vayas liberan tu agenda si te animas a ayudar a la NASA.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Si eres calvo español, irás a Turquía a ponerte pelo

mailto  facebook  twitter  google+

En Turquía un tratamiento de pelo completo cuesta 2.000 euros. En España entre 5.000 y 10.000 euros. La diferencia de coste es enorme. Puede suponer hasta 4 veces más caro ponerte el pelo en España que en Turquía.

A Turquía llegan unas 5.000 personas al mes a hacerse transplantes de pelo.
Vienen de todo el mundo. De Emiratos, Europa. La clave: un pack de todo incluido.

Poner 4.200 pelos supone unas 8 horas de trabajo para los doctores. El procedimiento se hace con anestesia local. Después de la operación se debe llevar la cabeza cubierta 10 meses.

El viaje nunca está incluido en el precio del implante.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Cinco maneras de procastinar, a cada cual PEOR

mailto  facebook  twitter  google+

Hans Braxmeier

Reconozco que estoy escribiendo este post terriblemente tarde y apurada. Sin pretenderlo, claro, se me ha pasado el arroz en cuanto a escribir se refiere. Que no estuviera demasiado inspirada, hecho cierto e innegable, resulta circunstancial si tenemos en cuenta que no he hecho ni el huevo toda la semana porque mirad, yo qué sé, a veces ocurre, te llega como un resfriado y te deja en cama, haciendo absolutamente nada. Mi padre diría que es que soy una vaga; los modernos del Internete lo llaman procastinar.

via GIPHY

Procastinar es el hermoso arte de aplazar todo lo que tienes que hacer urgentemente para un “más adelante” indefinido, muy muy muy indefinido. O sea, que ya llegará, probablemente cuando sea demasiado tarde y el deber se haya vuelto un agobio. Para llevarlo a cabo, el mundo está lleno de recursos y, si no los encontramos, los creamos nosotros mismos. Aquí cinco ejemplos sobre como ser excelente en el noble arte de procastinar:

1. Netflix

La plataforma más famosa de contenido online es un gran peligro para nuestra productividad. No solo por razones obvias, como su amplia biblioteca que nos arrastra a estar cómodos en un sofá, perdiendo horas y horas viendo series y películas, sino también por su política en las redes. Netflix es plenamente consciente de su fuerza y la explota mediante las redes sociales, con hilarantes mensajes como este:

Lo recordaremos, Netflix, LO HAREMOS.

2. El placer de leer artículos estúpidos

El secreto de Wikipedia es la cantidad de gente que no tiene ganas de cumplir con sus obligaciones y, por tanto, buscan alternativas. Pero la Wikipedia aún cumple esa valiosa función en la sociedad de informar, aunque te encuentres a las tres de la mañana antes de un examen final leyendo sobre las medidas del papel higiénico.

Lo más terrible son los artículos realmente inútiles, sobre pseudo-celebrities que acaban de comprarse un abrigo nuevo y sobre como la alcachofa de una región de china muy específica te permitirá vivir más años. Pero por algún extraño motivo, a nuestro cerebro le resulta terriblemente interesante y primordial esa información.

via GIPHY

3. Buscar a tus compañeros de instituto en una red social

Llega un punto en que te aburres de tu propia procastinación y te resulta la mejor idea del mundo querer cotillear sobre qué ha sido de tus compañeros de instituto. Abres tu red social predilecta y empiezas a buscar sus perfiles, evitando dejar constancia de tu paso por ahí poniendo algún like indeseado. Saltas de perfil en perfil hasta que te enteras que la chica de gafas moradas que iba a la clase C, tres puertas más hacía la izquierda de tu clase, ha empezado a salir con un chico llamado Juan al que nunca has visto pero comparte 5 amigos en común contigo en Facebook.

Pero en verdad esa información solo te sirve para confirmar que el mundo es un pañuelo. Y nosotros sus mocos. Sus mocos vagos.

4. Contarte los pelos de las piernas

Llega un punto en el que te rayas de todo, absolutamente todo y decides dejar lo que sea que estés haciendo. Entonces es cuando te quedas a solas contigo misma y cuando empiezas a hacer cosas raras, muy raras. Empiezas sutilmente, mirándote las cutículas y comparándolas las unas de las otras. Poco a poco, avanzas en la exploración, convirtiéndola en un acto morboso, donde el aburrimiento te impulsa a eliminar las barreras del asco. Te revisas bien los callos de los pies, te vacías las fosas nasales y, si aún no hay suficiente, te arrancas los pelos de las piernas o los cuentas o los acaricias… pero trabajar, lo que viene siendo trabajar, más bien no.

via GIPHY

5. Hacer absolutamente nada

El nivel final en el noble arte de procastinar es hacer… nada. Absolutamente nada. Existir y gracias. Quedarse tumbado mirando el techo y ni molestarse en establecer las conexiones neuronales necesarias para pensar. Ni móvil, ni costumbres asquerosas… sencillamente nada.

Tal cual como he estado yo esta semana: haciendo nada. Soy una campeona.

 

Imagen de Hans Braxmeier en CC de Pixabay

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Cuando la discapacidad dificulta el acceso al ocio y la cultura

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Cinco funciones teatrales adaptadas plenamente a personas con discapacidad sensorial, y a personas mayores. Es la propuesta de Teatro Accesible para este fin de semana en Madrid y Barcelona. Una iniciativa del Centro Dramático Nacional que garantiza el subtitulado, la audiodescripción, el sonido de sala amplificado y el bucle magnético individual. Los servicios, eso sí, varían en cada función.

Algunas de las producciones están creadas ex profeso para ser disfrutadas en adaptación, dentro del festival ‘Una Mirada Diferente’, organizado por el Centro Dramático Nacional, en el Teatro Valle-Inclán. Las propuestas de este viernes 2 de junio serán ‘Synekticos’ y ‘El amor no dura para siempre’, mientras que este fin de semana se presentará ‘Cinco historias diferentes’, el 3 y 4 de junio.

Unos diez millones de afectados

Este festival de artes escénicas se celebra hasta el 4 de junio y tiene el objetivo de mejorar la visibilidad y la inclusión de los artistas y el público con discapacidad en la vida cultural, sin descuidar la calidad. Y es que, según los organizadores, en España hay 1.064.000 personas con discapacidad auditiva, 979.000 personas con discapacidad visual, 8,5 millones de personas mayores de 65 años y millones de personas que hablan otro idioma. Y estas comunidades, a través del movimiento asociativo, reclaman constantemente la existencia de una accesibilidad que elimine las barreras de comunicación en los entornos de ocio, cultura y educación. “La accesibilidad a la comunicación mediante subtítulos, bucle magnético, sonido amplificado, lengua de signos, audiodescripción y la lectura fácil representa una oportunidad para las personas con discapacidad auditiva, visual, personas mayores, personas que hablan otro idioma o tiene problemas de comprensión para acceder al ocio, a la cultura y a la educación”, señala la orgzanización. “Así mismo, genera experiencias de ocio compartido para que estos usuarios disfruten de su tiempo libre de manera inclusiva con sus amigos”.

Además, se presentará la comedia ‘Sueño’ dirigida por Andrés Lima en el Teatro Abadía los días 3 y 4 de junio, mientras que este mismo sábado se puede ver la segunda sesión de ‘La cantante calva’ en el Teatro Español.

Seis años en cartel

Este Teatro Accesible lo promueve la Fundación Vodafone España, el Centro de Rehabilitación Laboral Nueva Vida, la Fundació Els Tres Turons y la empresa tecnológica Aptent Soluciones.

Según las entidades organizadoras, el proyecto en las seis temporadas que lleva ya en desarrollo, y en las que ha pasado por 66 teatros en 30 ciudades y también por 19 festivales, ha expuesto más de 230 obras de teatro, que se han convertido en accesibles. “Más de 4200 personas han disfrutado de alguna de nuestras funciones accesibles y hemos contratado a 8 personas con discapacidad en riesgo de exclusión social”, se asegura en la web de la iniciativa.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Una de cada cuatro palestinas se casa antes de los 18 años

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Un informe de Alianza por la Solidaridad sobre el impacto de la violencia en Palestina ha señalado que casi el 25% de las mujeres que viven en Gaza y Cisjordania se casan antes de cumplir los 18 años, según un informe de sobre el impacto que tiene la violencia en Palestina en la vida de sus mujeres.

La ocupación israelí, la causa

Según revela la ONG en este informe, de título ‘Violencia Palestina. Mujeres silenciadas’, es la presencia militar israelí en Gaza y Cisjordania, de la que el próximo 5 de junio se cumplen 50 años, la que se encuentra detrás de este aumento de los matrimonios precoces. Y es que, menciona el estudio, entre las consecuencias de la ocupación militar para estas mujeres figuran las limitaciones de movimiento que sufren las palestinas por la ocupación militar; el impacto de las demoliciones de casas, y los problemas que encuentran muchas mujeres casadas con palestinos de los territorios ocupados, que no pueden acceder a la nacionalidad.

En marzo de 2017 un total de 65 mujeres palestinas fueron detenidas en centros de detención israelíes. De estas, doce eran menores de edad. Siempre según los resultados del mencionado estudio, en 2014 un 4,6 por ciento de las mujeres palestinas entre 15 y 49 años se habían casado antes de cumplir los 15, mientras que el 24,2 por ciento de las jóvenes entre 20 y 24 años lo hicieron antes de los 18.

Más poligamia, más desempleo y peor sanidad

Y además, en las zonas de mayor crudeza de la ocupación, como Hebrón y Gaza, existen un número de casos de poligamia muy por encima de la media. El texto revela también que la tasa de desempleo femenino supera en más de 20 puntos a la de los hombres, y resulta especialmente preocupante para las palestinas con estudios superiores, que son expulsadas del mercado laboral.

También critica la falta de acceso a servicios sanitarios que sufren muchas palestinas, sobre todo las que viven en Gaza. Allí muchas han muerto en el parto o, por ejemplo, pasan meses esperando el permiso de Israel para recibir tratamientos contra el cáncer de mama, según el informe.

Como conclusiones, el informe señala que “en un contexto generalizado de violaciones de los derechos humanos, las violaciones que se producen sobre los derechos de las mujeres quedan silenciadas.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Ver últimas noticias