One Planet. Una nueva cumbre para salvar el planeta

Una nueva cumbre sobre el clima. Una nueva reunión de las personalidades y gobernantes más destacados del mundo. Una nueva serie de largos y...

El plan de la NASA para hacer Marte habitable

mailto  facebook  twitter  google+

Magnetoesfera colocada frente a Marte
Imagen: NASA

A estas alturas ya sabréis que somos muy fans de la NASA. No solo por su vertiente científica y por cosas como haber puesto a un hombre en la Luna. También por ese otro plano entre romántico y literario con el que muchas veces se arranca. En ocasiones, uno piensa que, a falta de logros científicos y de ingeniería reales en los últimos casi 50 años, los anuncios con cierto tono de ciencia-ficción les sirven para mantener la atención.

Una cuestión magnética

El último de ellos es de los mejores en años. Se trata de un plan diseñado por la agencia espacial norteamericana para hacer habitable Marte. La principal premisa para que esto suceda es que el planeta rojo tenga una atmósfera. Y luego que esta capa de aire sea respirable. Porque, Venus, por ejemplo, tiene atmósfera pero no es que nos sirva de mucho.

Hace 4.200 millones de años, relativamente poco después de la formación del Sistema Solar, Marte era un planeta muy parecido a la Tierra. Con atmósfera y una gran cantidad de agua en estado líquido. Pero el planeta sufrió un fenómeno que cambió su superficie de forma radical. A medida que su núcleo caliente de hierro fundido se fue enfriando, Marte fue perdiendo su campo magnético.

Una magnetoesfera frente a Marte

Sin ese campo magnético, el planeta quedó a merced de las emisiones de partículas cargadas provenientes del Sol. Oleada solar tras oleada, la atmósfera marciana fue barrida hacia el cosmos. Y cuando la capa de aire no pudo proteger la superficie lo mismo pasó con el agua líquida. De esta manera, Marte se convierto en la roca yerma de color rojo que hoy conocemos.

La idea de la NASA es volver a dotar al planeta vecino de un campo magnético. Para ello, plantean colocar una magnetoesfera artificial entre el Sol y Marte. Esta esfera generaría un campo magnético que desviaría los vientos solares protegiendo el planeta.

El modelo climático

Con este escudo protector, la atmósfera de Marte podría ir recuperándose poco a poco. El proceso ha sido simulado por el Mars Climate Modeling Center (MCMC). Este modelo establece que todo comenzaría con el aumento de temperatura en la corteza marciana. Este alza provocaría la liberación del CO2 congelado en los polos. Esto desencadenaría un doble efecto. Por un lado más aumento de la temperatura y por otro, mayor presión atmosférica, hasta alcanzar los 1.000 milibares. Es decir, muy similar a la terrestre. A esas alturas, la temperatura sería de alrededor de 4 grados.

A partir de ahí, los expertos esperan que el agua que todavía permanece congelada en la corteza y subsuelo marciano se derrita y vuelva a haber océanos en Marte. Esta agua sobre la superficie contribuiría a reducir el CO2 atmosférico.

Y es entonces, hacía 2040 estiman en la NASA, cuando se abriría la posibilidad de exploración y establecimiento de colonias humanas en el planeta rojo.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Movilización en España a favor de la protección del lobo

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Siempre fue el malo del cuento, pero más de cien organizaciones ecologistas -como Lobo Marley, Equo, Ecologistas en Acción, WWF, European Greens y la Alianza Europea para la Conservación del Lobo- se manifestaron ayer, en Madrid (España), en una multitudinaria marcha pidiendo protección para el lobo ibérico, al grito de “lobo vivo, lobo protegido”.

El problema viene de lejos. Recordemos a Félix Rodríguez de la Fuente, cuya fundación, por cierto, acaba de echar el cierre, reaccionando hace treinta años ante la amenaza de desaparición que acechaba a esta especie. ¿La causa? La difícil convivencia de este animal, y en general de la fauna salvaje, con las prácticas ganaderas en ciertas regiones españolas, además de la caza, a menudo furtiva. Ya el año pasado, por estas mismas fechas, se había celebrado una convocatoria con los mismos fines, con la asistencia de unas 20.000 personas.

Hoy, en España se cuentan entre 2.000 y 2.500 ejemplares de lobos. En la zona Sur, (Sierra Morena, Sierra de Gata y San Pedro) están casi extinguidos, aunque sí están presenten al Norte (Galicia, Asturias y Castilla y León) y en Madrid y Guadalajara. Las organizaciones convocantes de la manifestación mencionada han denunciado que el año pasado se mataron entre 24 y 42 lobos solamente en Cantabria. Pero el mayor problema se encuentra en Castilla y León, donde el lobo persiste clasificado oficialmente como “una especie de caza”.

Especie de interés comunitario vs especie de caza

“El lobo es el controlador natural de los herbívoros salvajes, y su presencia garantiza la salud de los ecosistemas, y por ello la Unión Europea lo ha declarado especie de interés comunitario”, señala en su web la plataforma Defensa del lobo ibérico. “La ganadería española recibe importantes subsidios desde Europa, y tiene la obligación de usar prácticas respetuosas con el medio ambiente, lo que incluye convivir con la fauna salvaje”, pero, según denuncia la organización, “al norte del Duero, las autoridades fomentan auténticas campañas de exterminio, mientras el negocio de la muerte del lobo se mantiene para diversión de una élite acaudalada y para enriquecimiento, a menudo ilegal, de los tratantes de la muerte de nuestra fauna”.

Según la organizción WWF, “durante siglos” ha habido una convivencia entre fauna salvaje y ganadería que, a día de hoy, mantienen algunos ganaderos, aunque, para que esta actividad primaria crezca, “es esencial que las administraciones fomenten medidas de prevención para reducir los ataques“.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Los animales ya no están seguros ni en los zoos

mailto  facebook  twitter  google+

Ni en los zoos los animales están seguros
Foto: Frank C. Müller

Pensamos, con toda la lógica, que los zoos son entornos seguros para los animales. Que para compensar la cautividad, al menos son lugares en los que los ejemplares están más a salvo que en sus entornos naturales. A salvo de depredadores y sobre todo, de cazadores furtivos. Pero dos hechos lo desmienten.

Asaltos a los zoos como a los bancos

El primero de ellos es especialmente dramático. La pasada semana, personas no identificadas de momento, asaltaron el zoo de Thoiry, al este de París. Si alguien se pregunta qué tesoro puede haber en un zoo, la respuesta es clara. El cuerno de rinoceronte. Un material que puede alcanzar los 6.000 dólares por 100 gramos en el mercado negro.

Con semejante cotización resulta más compresible lo que ocurrió. Los asaltantes mataron de tres tiros en la cabeza al rinoceronte Vince, uno de los símbolos del zoo. Una vez abatido, le cercenaron el cuerno y desaparecieron. Como los que roban un banco o una joyería. Solo que mucho más fácil, dado que un zoo no cuenta con medidas de seguridad equiparables. Por no hablar de que las penas son muchos menores.

A pedradas contra el cocodrilo

Más incomprensible si cabe fue el suceso que ocurrió unos días antes en Túnez. Un grupo de visitantes mató a un cocodrilo simplemente por el placer de hacerlo. Según declararon las autorizadas del centro Belvedere, en el centro del país, varios turistas agarraron una piedra de grandes dimensiones y la lanzaron en el espacio de los cocodrilos.

Uno de ellos tuvo la mala fortuna de pasar justo en ese momento. Y la enorme piedra le aplastó la cabeza matándolo al instante. Los responsables del zoo tunecino calificaron la acción de “brutal”, pero no pudieron confirmar si la policía ni tan siquiera interrogó a los implicados.

Cocodrilo muerto por una pedrada de visitantes
Foto: Belvedere Center

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Dos detalles de “Logan” sobre el futuro

mailto  facebook  twitter  google+

Logan es la última película de Wolverine. Merece la pena. Es una versión adulta de los XMEN con unos personajes en sus horas más bajas. Divertida, entretenida, buenos actores. 2 horas largas de cine de palomitas de calidad.

Pero en la película hay tres detalles sobre el futuro bastante buenos.

  1. La comida basura domina el planeta con maquinas automáticas. En una escena vemos como un agricultor está siendo presionado por los fabricantes de productos transgénicos que le quieren desplazar de sus tierras por medios agresivos. La comida basura que nos intoxica domina el planeta y sus plantaciones.
  2. Camiones autónomos dominan las carreteras. Unas autopistas donde básicamente vemos camiones autónomos viajando a toda velocidad. Un diseño de un futuro bastante cercano.
  3. North Dakota es un desierto. En general el futuro que nos presenta Logan es el de un planeta casi desértico por completo. North Dakota que es donde transcurre el final de la película se ve como un desierto.

Y estamos hablando del año 2029. No se trata de una cosa totalmente remota en el futuro tipo Star Treck.

Otro buen acierto de esta película es que no sale Stan Lee.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Cinco libros de literatura erótica mejores que las Sombras de Grey

mailto  facebook  twitter  google+

Literatura erótica
Pixabay

Si de verdad quieres saber qué es la “literatura erótica”, olvida la Wikipedia. Sería como llamar “Passiflora edulis” o “maracuyá” a la fruta de la pasión. Porque el erotismo no se entiende sin ella: la pasión. Es deseo, es instinto, es pulsión. Según Bataille, lo que diferencia nuestro instinto sexual del de los animales es precisamente el erotismo, la búsqueda consciente de un fin, la voluptuosidad de la unión. Tal vez por eso, para muchos autores, la componente erótica le confiera al sexo, bien como a su representación artística, un carácter sagrado, casi divinal. Así en el cuerpo, como en la literatura.

 

Libros afrodisíacos

En estos libros, clasificados como eróticos, el tiempo suele discurrir lento, no hay lugar para la inmediatez; la contemplación es minuciosa, y los cuerpos son un fruto jugoso, cálido, acidulado, que se gozan mutuamente.

Así es la literatura erótica: te provoca, te excita, te da placer, y no me refiero a lo estrictamente literario.

Quedémonos con la reflexión de Vargas Llosa: “Un libro erótico, a la vez que produce un placer estético, es un libro que tiene también que hacer las veces de un afrodisíaco. Si no te crea una sensación de entusiasmo y de apetito sexual no termina de cumplir enteramente su función“. Para comprobarlo, te dejamos cinco ejemplos, de esos que seguro llegaron a estar prohibidos, a ser quemados o escondidos en los “Infiernos” de la Biblioteca del Vaticano…

El Amante - Marguerite Duras
Tusquets

 

1. El Amante, Margarite Duras

“Se vuelve brutal, su sentimiento es desesperado, se arroja encima de mí, come los pechos infantiles, grita, insulta. Cierro los ojos a un placer tan intenso. Pienso: lo tiene por costumbre, eso es lo que hace en la vida, el amor, sólo eso. Las manos son expertas, maravillosas, perfectas. He tenido mucha suerte, es evidente, es como un oficio que tiene, sin saberlo tiene el saber exacto de lo que hay que hacer, de lo que hay que decir.”

Las tres hijas de su madre
Tusquets

2. Las Tres hijas de su madre, Pierre Louÿs

“Como no puede alcanzarse el corazón femenino más que por tres vías… y como tengo una inteligencia prodigiosamente hábil en adivinar los más complicados enigmas… lo entendí. Pero esa nueva sorpresa me dejaba sin palabras; no contesté nada. Otorgaba incluso a ese mutismo un cierto aire de imbecilidad, con el fin de dejar que Mauricette explicara por sí misma su misterio. Lanzó un suspiro sonriendo, me echó una mirada de desesperación que significaba: «¡Dios mío! ¡Qué tontos son los hombres!», y luego se inquietó; y fue su turno de hacerme preguntas.
—¿Qué te gusta hacer? ¿Qué prefieres?
—El amor, señorita.
—Pero está prohibido… ¿Y qué es lo que no te gusta nada, nada?
—Esa manita, aunque sea muy bonita. No la quiero por nada en el mundo.
—Mala suerte que yo… —dijo ella muy turbada—… no pueda chupar… ¿Habrías querido mi boca?

El Amante de Lady Chaterlley, D. H. Lawrence
Alianza Editorial

3. El Amante de Lady Chaterlley, D. H. Lawrence

“Volvió a tomarla en sus brazos, la atrajo hacia sí y de repente se volvió pequeña en el abrazo, pequeña y agradecida. Había desaparecido, la resistencia había desaparecido y empezó a diluirse en un maravilloso estado de paz. Y mientras iba disolviéndose, pequeña y hermosa en sus brazos, se iba haciendo infinitamente deseable para él; todos sus vasos sanguíneos parecían escaldados por un intenso y tierno deseo de ella, de su suavidad, de la intensa belleza de ella en sus brazos, inundando su sangre. Y delicadamente, con aquella maravillosa caricia ausente de su mano, en un deseo puro y leve, delicadamente acarició la pendiente sedosa de sus caderas, bajando y bajando entre sus nalgas tiernas y templadas, llegando más y más cerca de su verdadero centro vital. Y ella lo sentía como una llamarada de deseo, tierno al mismo tiempo, y se sentía fundir en aquella llama. Se abandonó. (…) Cedió con un estremecimiento como de agonía y se abrió por completo a él.”

¿Qué es Teresa? Es... los castaños en flor, José Pierre
Tusquets

4. ¿Qué es Teresa? Es… los castaños en flor, José Pierre

“Y, en un momento dado, jugando, me puso entre los labios una cereza en orujo. Lo que siguió se produjo con tal rapidez y precisión que nos quedamos un instante como heridos por un rayo: en el mismo momento en que mis dientes se cerraban sobre la cereza, el pulgar y el índice de mi mano derecha llegaban a la punta del seno izquierdo de Teresa con una seguridad tanto más sorprendente cuanto que ella, de espaldas a la chimenea, única fuente de luz, era para mí sólo una silueta a contraluz de trazos indiscernibles en la oscuridad. Y como el gesto de la recolección hizo madurar repentinamente el fruto, la cereza que tenía en el extremo de mis dedos tenía casi el mismo tamaño que la que mordía.”

Lolita
Anagrama

5. Lolita, Vladimir Nabokov

“Yo permanecía en mi estrecha franja, fijando los ojos en su pelo revuelto, en el brillo de su carne de nínfula, en la media cadera y el medio hombro confusamente entrevistos, tratando de sondear la profundidad de su sueño por el ritmo de su respiración. Hice una mediocre imitación de alguien que despierta. Permanecimos acostados, sin movernos. Después le acaricié el pelo, y nos besamos suavemente. Su beso, para mi delirante confusión, tenía algunos cómicos refinamientos de ondulaciones y sondeos. Como para comprobar si yo estaba satisfecho y había aprendido la lección, se apartó para observarme. Sus pómulos estaban enrojecidos, el labio inferior le brillaba, mi desmayo era inminente. De pronto, con un ímpetu de rudo entusiasmo (signo de una nínfula), puso su boca contra mi oreja… pero durante un rato mi mente no pudo analizar en palabras el cálido trueno de su susurro, y ella rio, y se apartó el pelo de la cara, y volvió a intentarlo, y a poco la curiosa sensación de vivir en un insensato mundo de sueños recién creado donde todo era lícito, se apoderó de mí, a medida que comprendía lo que mi nínfula acababa de sugerirme. Respondí que no sabía qué juego habían inventado ella y Charlie.
—¿Quieres decir que nunca… ?”

 

Artículo remitido por: Lou S.

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

Ver últimas noticias