Desastre medioambiental en China

El petróleo, los combustibles fósiles en general, son un desastre. Puede que sean responsables del desarrollo tecnológico e industrial de los dos últimos siglos....

Marte era la Tierra

mailto  facebook  twitter  google+

Rastros del agua en Marte
Foto: ESA

Por un momento vamos a creer en extraterrestres. Nos vale para este propósito y, total, tampoco podemos negar categóricamente su existencia. El caso es que este alienígena circula por el Universo a la velocidad de la luz hace unos 4.000 millones de años. De pronto da con un pequeño sistema planetario en los arrabales de la Vía Láctea. Lo que más le llama la atención son dos planetas gemelos. Marte y la Tierra.

Planetas gemelos

Aunque las imágenes actuales de nuestro planeta vecino lo muestran radicalmente distinto, hubo un tiempo el que su parecido a la Tierra era total. Dos esferas dominadas por el azul del agua líquida y con grandes islas rocosas.

Las evidencias de océanos en Marte están bien corroboradas desde hace diez años. Las pruebas más concluyentes las ha aportado la sonda Mars Express de la Agencia Espacial Europea. Desde 2007 hasta 2017 ha estado orbitando el planeta y fotografiándolo con todo detalle.

Una de estas imágenes muestra el cráter conocido como Margaritifer Terra. Este enclave se halla cerca del polo sur marciano.

Marcas sobre Marte

Este cráter esta formando por el impacto de un asteroide, pero tanto en su fondo como en sus bordes se aprecia el efecto del agua. En toda la zona permanecen rastros del flujo de líquidos.

El interior del cráter, de 70 kilómetros de diámetro, muestra un fondo más claro, que se ha interpretado como el lecho rocoso que deja expuesto el efecto del agua. Las mismas señales perduran en las crestas del cráter. Terreno caótico con bloques con orientaciones diversas y con fosas entre ellos. Según los especialistas, son formación clásicas cuando, en un lapso de tiempo muy corto, el hielo se funde y al transformase en agua, arrasa con el terreno a su paso.

Lo que pasó después también es conocido. Marte se enfrío más rápidamente que la Tierra debido a su tamaño y su lejanía del Sol. Su núcleo se solidificó y perdió el campo magnético. Sin esa protección, las tormentas solares barrieron su corteza y tanto su atmósfera como su agua superficial.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Uno de cada tres españoles colabora con una ONG

mailto  facebook  twitter  google+

Representan el 31,7% de la población. Uno de cada tres residentes en España colabora con alguna ONG, y como media, destinan una media de 101,5 euros anuales. Así lo indica el último estudio realizado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC).

Las cifras han empeorado respecto a 2014, pero no mucho: entonces quienes colaboraban significaban un porcentaje del 32,3%. El pico más alto de donaciones a ONG se registró en 2010, cuando se alcanzó el 34,4%.

Las mujeres se asocian más

El informe revela también que el porcentaje de mujeres en este tanto por ciento es mayor que el de hombres. Ellas representan el 28,5%. Sin embargo, en donaciones los hombres ingresan más que los mujeres a las entidades, ellos donan 102,9 euros anuales frente a los 100,4 euros que destinan ellas.

Los mayores de 65, los que más donan

Por franjas de edad, las personas de 65 años o más son con un 51,7% las que más colaboran. Les siguen aquellos con edades comprendidas entre 55 y 64 años (39,8%), 45 y 54 (32,5), 35 y 44 (27,3%), 25 y 34 (17,6%), 20 y 24 (12,1%) y, por último, los de 14 a 19 años (5,7%).

En función del índice socioeconómico, los que más apoyan a las ONG son aquellos con unos ingresos mensuales de entre 2.146 y 2.451 euros, con un 33,4% y 111,2 euros de donación anual. Aquellos con más poder adquisitivo (28,5%), con ingresos de más de 3.000 euros, son los que más euros destinan a las ONG, con 131,1 euros de media en el año 2016.

Cruz Roja, la mejor valorada

En cuanto a las ONG que cuentan con más gente que ha contribuido en 2016, destaca Cruz Roja (11%), seguida por Cáritas (8%), la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) (7%), Médicos Sin Fronteras (3,9%), UNICEF (3,9%), ACNUR (2,4%) e Intermón Oxfam (2%).

Por último, el 51,8% de los encuestados afirman estar dispuestos a pasar parte de su tiempo colaborando activamente con alguna causa justa, un porcentaje algo inferior al registrado en 2015, que fue del 54,2%.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

China vuelve a moverse en bicicletas

mailto  facebook  twitter  google+

Sistema de bicicletas compartidas en Beijing
Foto: A1AA1A

Todo parece ir al doble de velocidad en China. Después de casi un siglo de inmovilismo, la situación del país ha evolucionado vertiginosamente en las últimas dos décadas. Quizá impulsada por su gigantesca demografía, el país ha avanzado significativamente en el plano económico. La cara b fue una polución galopante. Pero ahora esta combatiendo la contaminación con acciones decididas e imaginativas.

Movilidad sostenible

Ya os hemos contado muchas veces cómo China está liderando la explotación de energías renovables en todo el mundo. Pero eso no es suficiente si no se acometen otras políticas que, por ejemplo, reduzcan los gases en las grandes ciudades. Ahora le toca el turno a los sistemas de movilidad sostenible.

Y el medio de transporte más sostenible es sin duda la bici. La bicicleta fue el motor del desarrollo chino durante muchos años. Sin embargo, la mejora de las condiciones económicas de la población relegó las dos ruedas en beneficio del coche. En 1980, el 80% de los habitantes de Beijing se desplazaban al trabajo en bici. En 2014, la cifra había bajado a, 12%.

36,5 millones de bicicletas

Ahora, las autoridades y empresas chinas están impulsando ambiciosos programas de bici compartida. Y como siempre sucede en el gigante asiático, las cifras son mareantes. Mobike, una de las principales empresas de alquiler de bicis, cuenta ya con 3,65 millones de bicicletas en 50 ciudades.

Estas bicis son muy distintas de las que se movían por el país durante la revolución. Ahora cuentan con los últimos avances tecnológicos. Materiales que no se oxidan, ruedas que no necesitan inflarse, conexiones GPS y móviles. Además, la compañía ha llegado a acuerdos con otras fábricas para alcanzar una producción monstruosa. Nada menos que 36,5 millones de bicis al año. Es decir, una de cada tres bicicletas de todo el mundo será fabricada por este conglomerado.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Madrid será este año el centro mundial de las reivindicaciones LGTBI

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Uniones entre personas del mismo sexo, asunción en la sanidad pública de las necesidades médicas de los transexuales, protección frente a discriminación y hasta agresiones, igualdad de derechos civiles y familiares, y hasta despenalización de comportamientos homosexuales. Son muchas las consignas que reclama, sin dar cobijo a la resignación, la comunidad LGTBI (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales) en todos los países del mundo, por suerte con menor intensidad en algunos.

Y aunque los logros de la bandera multicolor en la última década son visibles sobre todo en Occidente (hace menos de un siglo en Estados Unidos perseguían a organizaciones de derechos homosexuales, en Alemania se creaba una unidad especial para investigar al colectivo y en España se los categorizaba en la Ley de Vagos y Maleantes), el camino por recorrer es tan largo y árido que cada año por estas fechas las banderas arcoíris salen a la calle para proseguir con su lucha.

Madrid, centro de la reivindicación mundial

Desde hoy y durante las próximas tres semanas, el movimiento LGTBI va a celebrar fiestas reivindicativas en distintas ciudades de Estados Unidos, y en ciudades como Londres, Berlín, Barcelona o Madrid, que además este año acoge el WorldPrideMadrid2017, y allí se celebrará una manifestación el sábado 1 de julio que se anuncia ya como la más grande del planeta, y los organizadores confían en reunir a tres millones de personas a lo largo de la Gran Vía y el barrio de Chueca.

Entre las actividades previstas, del 26 al 28 de junio se celebrará también una Conferencia Internacional de Derechos Humanos donde destacados activistas y expertos en la lucha LGBTI y de los derechos humanos compartirán experiencias y desarrollarán. Habrá una exposición llamada Subversivas que se podrá ver en CentroCentro (plaza de Cibeles, 1) desde el 15 de junio al 1 de octubre, y documenta los logros alcanzados por el movimiento LGTBI en España.

Barcelona, 40 años reivindicando

El fin de semana siguiente, el del 7 o de julio, será Barcelona la que celebre su Pride, con una manifestación el sábado 8. La ciudad condal festeja este 2017 el 40º aniversario de la primera manifestación del orgullo, que se desarrolló desde las Ramblas de Barcelona.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Botellas de plástico para edificar en los campos de refugiados

mailto  facebook  twitter  google+

Construcciones con botellas en los campos de refugiados
Foto: UNHCR/Russell Fraser

La situación de los refugiados, de cualquier tipo, es deplorable. Y más que a sus múltiples problemas, el mayor al que se enfrentan es a la incomprensión y desprecio de la comunidad internacional. Y a una visión maniquea y rebatida una y otra vez con los datos, que los relaciona con el terrorismo. Sin embargo, muchos de los refugiados son profesionales altamente capacitados.

Un ingeniero entre refugiados

Un ejemplo: el de el refugiado saharaui Tateh Lehbib Breica. Breica es un ingeniero que ha pasado casi toda su vida en el campo de refugiados de Awserd. Aún así, no solo ha conseguido sacar adelante una carrera tan exigente. También trabaja para devolver a la comunidad lo que esta le ha entregado.

Breica trata de mejorar las difíciles condiciones de vida en el campo: para ello es esencial contar con viviendas seguras, bien construidas y aisladas. Los campos son lugares carentes de los mínimos servicios y sometidos por las duras condiciones climáticas del Sahara.

Botellas de plástico como ladrillos

Por eso ha comenzado a construir casas con botellas de plásticos. No solo se reciclan los residuos que se generan en el campo. También se levantan edificaciones firmes con una material de construcción muy barato. El proyecto incluso ha llamado la atención del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Breica admite que la idea no es suya. Que la vio en un documental durante sus años universitarios. Pero donde los demás hubieran percibido una anécdota, el vio la práctica que llevar a su comunidad. Cada botella se llena de arena y después se dispone como si fueran ladrillos unidos con adobe. Las construcciones de este tipo resultan extraordinariamente sólidas, mantienen el interior fresco y no permiten el paso del agua durante las duras tormentas que periódicamente sacuden el campo.
Su comunidad le ha agradecido la idea, aunque al principio Breica fue mirado con cierto escepticismo. No en vano se ha ganado el mote de “el loco de las botellas”.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias