¿A qué contenedor se tira el dinero?

Está claro que la conciencia ecológica es esencial. Que un consumo sostenible y responsable de los recursos influye directamente en el medio ambiente. Pero...

‘Madurescentes’, el nuevo movimiento que quita complejos a cumplir años

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

 

El aumento de la esperanza de vida, la mejora de los avances médicos, las propuestas de retrasar la edad de jubilación… Son todo caras de una misma moneda: ahora nos sentimos jóvenes hasta más adelante.

Por eso, la iniciativa Somos Madurescentes, que se está dando a conocer estos días en Madrid asociada a conciertos de Joaquín Sabina o Miguel Bosé, nace con la vocación de romper con los estereotipos ligados a la edad, y reivindicar que se afronte con un espíritu positivo lo de llegar a los cincuenta o sesenta años.

Un término que se inventó Freud

La verdad es que no estamos siendo exactos. En realidad, el término ya lo acuñó Freud, nada menos que en 1914, para referirse a la etapa que transcurre entre la edad adulta y la vejez, un apego a la vida y la energía en el momento cumbre de nuestra experiencia y conocimiento, antes de que puedan venir los problemas derivados de la edad avanzada. Pero solo ahora, en el siglo XXI, se han hecho mayoría las primeras generaciones de madurescentes. En España, según datos del INE, en el año 2020, casi un 50% de la población española será madurescente.

Acciones reivindicativas en red

Con una página web y redes sociales, Somos Madurescentes se pretende potenciar la aceptación social de los madurescentes. Varios recintos y festivales musicales apoyan la iniciativa. Se pretende crear un colectivo al que puedan sumarse todos los que se sientan identificados con el concepto. Se pretende, además, ubicar a este porcentaje de la población en la sociedad actual, porque, por ejemplo, el 68% de la población madurescente no se identifica con la publicidad en una sociedad de consumo y siendo ellos, probablemente quienes más poder adquisitivo tienen, una señal de los complejos que persisten en torno a la edad.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

¿Quién invento la ametralladora?

mailto  facebook  twitter  google+

Desde el siglo 14 ha habido muchos intentos de crear un arma de fuego rápido y de un bajo calibre. Pero Leonardo Da Vinci fue uno de los pocos capaz de diseñarla. Sin importar como, el primer ancestro de la ametraladora fue introducido en el siglo 18.

En 1717 el escritor James Puckle diseño y demostró su arma de defensa personal. Esta arma constaba de un largo cañón de revolver con un cilindro de multi-disparo apoyado en un trípode y capaz de disparar nueve ráfagas por minuto. Pero el ejército rechazo su invento.

Pero Puckle nunca se rindió y obtuvo la patente en 1718 y creo una compañía para producir y vender el arma. Según el diagrama el cargador con forma de cilindro era colocado al lado del cañón, empujando el compartimento a la parte posterior, para sellar el arma. Un soldado maniobra el arma manualmente y mueve los compartimientos uno a uno hasta el cañón. Luego una manivela descargaba el gatillo que encendía el compartimento con la bala. Después del primer disparo, el cilindro se desbloqueada y se ajustaba para el siguiente compartimento y con la siguiente bala.

Una vez el cilindro se acaba el operador sacar el mecanismo y cargar uno nuevo.

En una épica demostración que tuvo lugar el 22 de marzo de 1722, Puckle disparo 63 balas en siete minutos en el centro de artillería londinense. Cada bala fue lanzada con mucha fuerza lo que supuso un gran avance ya que el soldado estandar solo podía disparar tres ráfagas por minutos. Uno de los generales quedo tan impresionado que quiso usarlo inmediatamente en combate durante el ataque a St. Lucia y St. Vicente. Pero la ametralladora no obtuvo grandes resultados ya que los soldados encontraban muy complicado activar la ametralladora. No fue antes de la primera guerra mundial cuando se crearon modelos más avanzados de esa versión que la hizo una de las armas más letales en la guerra moderna. 200 años después del invento de Puckle.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Iros por ahí (ahora que está bien decido)

mailto  facebook  twitter  google+

El debate sobre la palabra iros
Imagen: Leequid

Asín son las cosas. De que la RAE va a incluir “iros” como forma de la segunda persona del imperativo del verbo “ir”. O “irsus”, que también se prenuncia asín. Que no es para ponerse hecho un obelisco como muchos académicos.

Lo emportante es entendernos

Total, qué más dará cómo hablaríamos. Si lo emportante es entendernos. Que pa eso está el castellano. O el español. Que de ambas dos maneras puede ser decido.

Que si sus vais a poner como locos con cada palabra mal dicha, vais daos. A ver a quién alguna vez no se la ha escapado alguna vez unas cocretas al pedir una ración en un restorante. Que haiga quien hable perfeto, vale. Pero los que somos personas humanas pues metemos la pata. Y eso que andé listo para descubrir al que no lo hizo.

Que hay gente mu estudiada que te dice “haber si hablas bien”. O “ves a estudiar a Salamanca”. Pero también ay los que prefieren ser más claros y te sueltan “hablar como sus parezca, demonios”.

Iros preparando

Todo esto porque un académico, Don Pérez Reverte, ha armado el lío en el Tuiter contestando a un muchacho. Que el Pérez Reverte es muy de meterse en tos los charcos. Normal, que es un escribidor de los que no hay dos. Que tiene escribidos libros gordos de los de calzar las mesas sin una pata. Cas tao en guerras con ametralletas apuntándole y todo. Como para rebanarse los sesos por lo que le digan cuatro mataos. Que es de los que se arremanga y te suelta dos bofetás.

Y si nesecitas una tradución de este texto, no te vayas a precupar. Que es mejor esperar sentao. Que cualquier día, los académicas se lían la manta por los pies y deciden que todo está bien decido.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Yemen sufre 20 mil casos de cólera en tres días

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Un conflicto olvidado, un país olvidado y una epidemia de cólera como síntoma del abandono. El pequeño estado de Yemen sufre un brote cólera que ha llevado a la OMS (la Organización Mundial de la Salud) a cifrar los casos sospechosos de esta enfermedad en veinte mil en solo tres días, y en cien las muertes en el mismo periodo.

Aunque si volvemos la vista atrás, todo comenzó el 27 de abril, cuando se inició el segundo brote de contagios de cólera en este país, y ha terminado afectando a 21 de sus 23 provincias, lo que representa el 91,3 por ciento de su población. Así, las cifras de infectados en Yemen ascienden  a 356.591 y el número de fallecidos hasta la fecha es de 1.802.

La enfermedad se desató en abril

Fue en las provincias occidentales de Amran, Al Dhale’e y Al Mahwit donde se multiplicaron los casos de contagio este fin de semana, según han informado fuentes de ONG que actúan localmente, porque autoridades de Yemen han dejado de aplicar la vacunación contra el cólera al creerla poco útil debido a la expansión de la enfermedad.

Además, la infraestructura sanitaria de Yemen, sumida desde hace dos años en una guerra civil que enfrenta a las fuerzas progubernamentales y a los rebeldes chiís hutís, y que además sufre bombardeos de Arabia Saudí y los Emiratos en su ofensiva contra las milicias huzíes, complica el control de la situación.

La mayor desnutrición del planeta

Hay dificultades en el suministro de agua en amplias zonas del país, el tratamiento médico no es universal, los ciudadanos padecen una grave desnutrición -según la ONU, la peor del planeta- y la ayuda sanitaria de la ONU apenas llega a su destino.

La epidemia está fuera de control. El cólera es una enfermedad transmitida por un virus que se reproduce en el agua, y la cura pasa por al rehidratación del enfermo, aunque uno de cada dos mueren si no reciben tratamiento.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

‘Chavela’, la vida de una frágil y fuerte mujer

mailto  facebook  twitter  google+

Fotograma del documental 'Chavela'
Imagen: YouTube

La vida de los artistas nos fascina. Y cuanto mas truculenta es, mejor. Los vemos sobre el escenario, dos metros por encima de sus cabezas e inconscientemente nos parecen dioses. Pero cuando indagamos en sus vidas nos damos cuenta de que son meros mortales. Con defectos y virtudes, Seres de carne y hueso con los que podemos identificarnos. Y ahí no hay piedad. Sobre todo cuando llevan una vida tan intensa como la de Chavela Vargas.

Chavela, una vida de cine

La cantante mexicana, aunque realmente nació en Costa Rica, vivió varias vidas. Y todas a fuego. Es lo que refleja el último documental sobre su vida. El último rodado hasta la fecha. Porque su vida da para muchos más. Chavela, realizado por Catherine Gund y Daresha Kyi, toma la historia de la artista desde su regreso a los escenarios en 1991, después de más de una década fuera de los focos.

El documental no se centra tanto en la faceta musical como en la persona. Una mujer fuerte pero frágil, Presa de sus contradicciones y adicciones. De su orientación lésbica y cómo la marcó. O mejor, cómo la marcó el trato de los demás. De su relación con otra figura troncal de la cultura mexicana contemporánea como es Frida Kahlo. De una persona decidida, independiente. Alguien consciente de sus heridas que dejaba sangrar en cada canción y en cada interpretación. Lo que convirtió en su sello de artista.

Segunda vida

Una vida vivida a mordiscos con varias fases. Primero su triunfo en México. Su conversión en la gran interprete de la canción en aquel país. Pero desconocida fuera. Hasta que el director de cine Pedro Almodóvar se atreve a hablar con ella tras un concierto en Madrid.

Y a partir de ahí, de la creación de temas para una de sus película, surge ya la figura enorme de Chavela Vargas. La inmortal. La que llena teatros en las principales capitales del viejo continente. Con un poncho, una garganta rota y un alma parcheada. Y por supuesto, una botella de tequila bebida hasta el final.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias