Bbrainers – Encuentro para juristas en Madrid. Innovación.

Delia de Vestalia Asociados presenta el evento BBrainers el próximo día 9 de febrero. Un encuentro único para abogados, juristas y profesionales del sector...

Los lonas publicitarias absorben la polución de Madrid

mailto  facebook  twitter  google+

Lonas anticontaminación en Madrid

Puede ser algún tipo de deformación o que nos guste barrer para casa. O que siga sorprendiéndonos, pero nos gustan las historias que hablan de cuando la publicidad tiene un componente ecológico.

Dióxido de titanio

Es el caso de la última iniciativa que una compañía de telecomunicaciones ha puesto en marcha en la capital de España. Dos lonas ubicadas en lugares emblemáticos de Madrid que absorben y eliminan la contaminación.

Más allá de su mensaje, obviamente enfocado a vender más, que no en vano hablamos de publicidad, estas instalaciones quieren ayudar a reducir el galopante problema de contaminación de la ciudad. Las lonas están construidas en un material que realizada un proceso químico denominado fotocátalisis. Se trata de un efecto similar a la fotosíntesis. El compuesto responsable de este proceso es una innovadora solución de dióxido de titanio que detrae del aire el 85% de los gases contaminantes en un radio de entre 40 y 60 metros.

Como 1.100 árboles

Con la ayuda de la luz solar, este material captura el CO2 y buena parte de las partículas contaminantes. Según los responsables, las dos lonas tendrán sobre el medioambiente madrileño el mismo efecto que 1.100 árboles durante las 3 semanas que está previsto que se mantenga sobre las fachadas de los edificios.

Siguiendo con las declaraciones de los implicados en la idea y en su materialización, se trata de la mayor iniciativa de este tipo que se ha realizado en el país y una de las mayores en todo el mundo.

El único problema de este idea viene relacionado exactamente con su naturaleza. La fugacidad con la que los mensajes publicitarios se suceden en nuestras vidas. Más allá de que sean útiles, como en este caso, o no nos sirvan para nada. Rápidamente son sustituidos por otros. Y poco más que un recuerdo borroso queda de ellos.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

‘The Young Pope’. Hablemos de fe

mailto  facebook  twitter  google+

set of "The young Pope" by Paolo Sorrentino. 09/02/2015 sc.538 - ep 5 in the picture Jude Law. Photo by Gianni Fiorito

Hace aproximadamente un año se estrenaba The Young Pope (El Joven Papa), una serie de Paolo Sorrentino que para muchos fue de los mejores lanzamientos de la temporada pasada, y posiblemente vaya cogiendo vuelo, con el tiempo, como una de las series más memorables de los últimos años, volviéndose de culto. Aún está disponible en HBO.

Tan poco convencional como otras producciones de este director italiano oscarizado en 2013 por La gran belleza, que ya es otro de tantos cineastas que incursionan en la ficción televisiva, y fiel a su particular y creativo sello estético, la serie plantea la llegada al Vaticano de Lenny Belardo, un Papa de solo 47 años venido de Brooklyn. Se hará llamar Pío XIII y será el pontífice más joven de la historia, y el primer estadounidense. Un hombre al que sus padres, hippies, abandonaron en un orfanato religioso siendo un niño, y allí lo cobijó, con una protección casi maternal, la Hermana María. La curia vaticana lo pone en el cargo albergando la ambición de que sea un títere fácil de dominar, y de que tenga una pulsión progresista, dada su edad, que ayude a la Iglesia Católica a conectar con su tiempo y las nuevas generaciones. Pero no será así.

Desde la potentísima cabecera de la serie, que se arropa con una versión remix de All along the Watchtower de Bob Dylan, letras de neón y significados ocultos en una exhibición de cuadros del Vaticano, así como con Jude Law, el actor inglés que interpreta a este joven Papa, guiñando un ojo a la cámara, ya intuimos que este pontífice va por libre. Y es que, una vez en el poder, despliega un carácter déspota, implacable y hasta vengativo.

Un fundamentalista católico

Se ha puesto de nombre Pío, como varios de los Papas más conservadores de la Historia del Vaticano, y es un fundamentalista, con una personalidad mordaz y carismática que impregna toda la serie. Se burla de las intrigas vaticanas, de la burocracia y la diplomacia de su Estado, y aplica la Doctrina de la Iglesia con mano de hierro y desde una lectura textual de sus escrituras sagradas, que lleva hasta sus últimas consencuencias. No hace concesiones al aborto, ni al matrimonio homosexual, ni al divorcio. Y en otros sentidos, es liberal y hasta ingenuo; habla de amor y sexo con mujeres y escritores, hace deporte, escucha todo tipo de música, fuma, apenas come, solo bebe cola sabor cereza y por momentos tiene un punto maquiavélico, por cierto muy cómico visto desde este lado de la pantalla.

Así las cosas, no tardan en brotar en su entorno confabulaciones para destronarlo. Pero este despiertísimo Papa las bloquea no solo presionando sobre las propias debilidades (o pecados, dicho en terminología católica) del clero, ese colectivo tan fascinante, parece decirnos la serie con su retrato. Actúa sobre sus tejemanejes bursátiles, sus inclinaciones sexuales o sus excentricidades, y además, Pío XIII también lo desafía con brillantísimos diálogos, perfectamente integrables en los debates que mantenemos hoy en torno a los temas que afectan a la Iglesia Católica, y que acompaña con otros discursos de lo más entrañable y hasta poético.

Resultado de imagen de the young pope

¿Un santo, en realidad?

Con todo, quienes conocieron al nuevo Santo Padre antes de llegar a Roma, siendo Lenny Belardo, lo consideran un santo, y no son pocos los paralelismos que se le pueden encontrar con Cristo: un padre barbudo, una segunda madre llamada María, diálogos muy directos con Dios, se considera libre de pecado y tiene una capacidad de sacrificio fuera de lo común. Pero hay algo muy misterioso en él, tanto como los milagros de los que habla su iglesia. Dice querer ser un Banksy o un Salinger para ella, revolucionar sus cimientos moviendo los hilos desde la sombra. No para de lamentarse porque los hippies de sus padres lo abandonaron, ¿es este rencor el motivo de su conservadurismo? ¿Aspira a ser, él sí, un padre serio para el rebaño católico, o ni siquiera sabe lo que quiere? ¿Es posible que, bajo su aparente actitud de hierro, sufra una crisis de fe, tan humana, el mismísimo Papa? ¿Es que no podemos estar seguros de la existencia de Dios al 100%?

A The Young Pope se le pueden encontrar paralelismos con otras series recientes que han tocado el tema de la religión o lo filosófico, como True Detective, The Leftovers y hasta Los Soprano. Incluso se le verán similitudes, en su irónico retrato del Vaticano, con obras como la película Habemus Papam, de Nanni Moretti. Pero The Young Pope probablemente tenga una motivación muy particular y ambiciosa: expresar el misterio. La fe y el dogma. El amor a Dios y a los hombres. La autoridad, la tensión constante en la que vive la Iglesia, entre la necesidad de acercarse a la sociedad y el mantenimiento de su dogma milenario. Ser joven y tradicional al mismo tiempo.

Narrar con imágenes

The Young Pope expresa todo ello no solo en su trama, sino también de manera muy visual, por medio de simbólicas imágenes. La creatividad y elegancia de Sorrentino parecen inagotables. Con ayuda de su director de fotografía, Luca Bigazzi, hace maravillas a base de claroscuros, planos cenitales, picados, contrapicados, fotogramas laberínticos o que nos dejan sin aire en momentos de tensión, espléndidas panorámicas para recrearnos, como diría un católico, con la creación, o composiciones que evocan la iconografía cristiana y todo su significado, como la Madona o el Juicio Final.

También se apoya en el mundo de los sueños, la imaginación y la fantasía para alimentar el misterio, este territorio a medio camino entre lo terrenal y el más allá. Lo onírico ocupa un amplio lugar en la narración, haciéndola más perturbadora, describiendo deseos e impulsos reprimidos, o manifestando la culpa.

Otro de los fuertes de la serie es, sin duda, su extraordinario reparto, muy internacionalizado por las productoras de distintos países que se involucraron en la producción. El actor británico Jude Law nos ofrece una memorable interpretación, fría, carismática e irónica que soporta por sí misma gran parte del peso de esta ficción. Nada menos que Diane Keaton se mete en el papel de la Hermana María. El italiano Silvio Orlando interpreta a un cínico cardenal, y el español Javier Cámara, a otro de carácter opuesto, piadoso, y a quien Pío XIII encomendará la misión de resolver un caso de abusos sexuales a niños en el seno eclesiástico. El norteamericano Scott Shepherd será el amigo de la infancia de Su Santidad, y James Cromwell ejercerá de su mentor. Cierran el elenco dos conocidas actrices francesas, Cécile De France, en el papel de directora de marketing del Vaticano, y Ludivine Sagnier, una mujer con una particular relación con el Santo Padre.

Se nos ha prometido ya una segunda temporada de The young pope, una serie rompedora por su sentido estético y que se atreve a abordar la religión de manera espiritual y metafísia, un punto de vista que no siempre parece tener cabida en nuestras pantallas, no siempre abiertas a según qué trascendencias. The Young Pope es inteligencia, es tiempo para debatir, existencialismo, belleza visual. Refleja lo falible y lo humano, la crítica a un tiempo que podría estar demasiado dominado por la superficialidad. Aleluya y amén.

Resultado de imagen de the young pope

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Dale vida a tu Instagram con fotos en un jet privado

mailto  facebook  twitter  google+

Alquila un jet para tus fotos de Instagram
Foto: Private Jet Studio

Eres un perdedor. Tu Instagram da cosa. Que subir fotos de gatos y comida está ya al alcance de cualquiera. Ponte la pila. Reacciona. Dale un nuevo enfoque a tus imágenes. Ya sabes que tus fotos eres tú. Da igual que seas pobre. Lo importante es que parezcas rico.

Alquila un jet

Y no es porque te falten oportunidades. Lo que te falta es conocimiento. Y un poquito de imaginación. ¿No se te había ocurrido hacerte una foto en un jet privado? Ves como tienes mucho que aprender. Una par de buenas imágenes dentro de tu avión privado viajando a alguna isla del Caribe, rodeado de asistentes jóvenes y guapos. Con todos los lujos, champán, caviar.

¿Que no está a tu alcance? De verdad, qué vamos a hacer contigo. ¿Eres de los que crees que lo que se ve en Instagram es auténtico? Todavía creerás en las hadas, claro. A ver, incauto. Hay empresas, como la rusa que lo hacen posible.

Esta empresa dispone de una flota de jets privados. No, tranquilo, no te vamos a informar de algo que ya sabes y no puedes asumir económicamente. Lo que te ofrece esta empresa es entrar en uno de sus jets y hacerte las fotos que quieras. Con el aparato en tierra, claro. Luego, si hace falta, tiras de Photoshop para poner nubes en las ventanas.

Por 200 euros

La cosa te sale por un pico. Unos 200 euros las dos horas. Pero en ese tiempo piensa en la cantidad de fotos que puedes hacerte. Recuerda llevarte distintos outfits para cambiarte y hacerte todas las fotos que puedas. Luego las vas poniendo periódicamente en Instagram con hashtags como #frecuentflyer #myjet #jetset y mensajes comentando cada destino del viaje.

Y si después de eso no triunfas en las redes sociales no desesperes. Mañana seguro que surge alguna otra idea genial para que tu vida sea increíble. Lo parezca, queremos decir.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Disfraz de Halloween para niños y niñas

mailto  facebook  twitter  google+

Este Halloween te queremos recomendar que hagas algo original. No gastar dinero en algo que probablemente acabe en la basura ese mismo día.

Te queremos invitar a hacer un Halloween para todos y con todos. Todos los niños y niñas pueden participar. Todos los niños y niñas se pueden disfrazar.

Haz una fiesta para todos y todas. Niñas que sean superheroes y niños que sean cocineras. Hagamos de las fiestas para todos una fiesta donde todos sean lo que quieran ser.

¿Que te recomendamos para tu fiesta de Halloween?

  1. Haz algo para todas las niñas y niños.
  2. Busca juegos donde puedan estar juntos. Escondite, la cuerda, problemas de lógica, pintar o construir… juegos que no requieran deportes tipo fútbol o luchar. Hay muchas actividades educativas, colaborativas que puedes hacer para que todos participen.
  3. Cuéntales la historia de lo que realmente significa Halloween, el día de todos los santos y lo que significa en diferentes países.
  4. Comentar los personajes principales de Halloween.
  5. Que los niños escriban historias de terror.
  6. Por último, si estás en Madrid, te recomendamos una visita a Mr. WillBe. Preparan una fiesta de Halloween diferentes para niños de 7 a 13 años.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Las tecnológicas forman una coalición para proteger a los ‘Dreamers’

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Las grandes empresas tecnológicas han reaccionado a la cruzada de Trump contra los dreamers. El presidente de Estados Unidos ha aprobado una revocación del programa DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals) que entrará en vigor el próximo mes de marzo (el presidente dio al Congreso seis meses de plazo para hacer efectiva esta supresión), dejando sin esta protección al cerca de un millón de extranjeros llegados al país siendo niños, y muchos de ellos, empleados de este tipo de compañías tecnológicas. Se calcula, de hecho, que el 72 por ciento de las compañías que se sitúan dentro del Top 25 de la lista Fortune 500 emplea a beneficiarios del DACA.

Así, la Coalición por el Sueño Americano (Coalition for the American Dream) ha solicitado al Congreso que apruebe una ley que permita a estos inmigrantes continuar trabajando en territorio estadounidense, y son varias las corporaciones tecnológicas que han firmado la solicitud: Microsoft, Google, Facebook, IBM o Uber.

Un programa puesto en macha por Obama

“Nos complace unirnos a otras compañías para pedir al presidente Trump que apruebe una legislación para proteger a los dreamers”, ha dicho el portavoz de Intel, Will Moss. “Estamos junto a los dreamers”, ha añadido Matthew Wing, portavoz de Uber.

Fue el presidente Obama quien puso en marcha, en 2012, el programa DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals), para ofrecer a casi 800 mil jóvenes que entraron en el país de manera ilegal, siendo niños, protección social, ante la contingencia de poder ser deportados, y el derecho a trabajar.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Ver últimas noticias