Los perros huelen nuestro miedo

“No tengas miedo, porque el perro puede olerlo”. Todos hemos oído esa frase alguna vez que se nos ha acercado un perro. Normalmente son...

La Librería Británica quiere sacarte de tu atasco creativo

mailto  facebook  twitter  google+

Una de las imágenes liberadas por la Librería Británica
Imagen: Robert Browning

Cualquier que se dedique a una profesión más o menos creativa, tiene sus malos momentos. Instantes en los que no surge la inspiración. Y eso lleva al agobio y al bloqueo. Y las fechas de entrega se acercan a toda velocidad. Hay es cuando hay que recurrir a los demás.

Un millón de imágenes de la Librería Británica

Recurrir a los demás no quiere descolgar el teléfono y llamar alguien que te solucione el problema. La mayoría de las veces significa volver a los que ya han estado en tu posición antes que tú. Y lo han resuelto con éxito. Y fijarte en su trabajo. Y tratar de encontrar la línea que debes seguir tú.

Ahora hay una nueva herramienta para esas situaciones. La Librería Británica ha puesto a disposición de el público más de un millón de imágenes de su archivo. Imágenes libres de copyright que, básicamente, pueden utilizarse a gusto del consumidor.

Cuatro siglos de imágenes

Los recursos que la librería ha puesto a disposición del público, han sido subido a la cuenta de Flickr de la institución. Son parte de la colección que incluye obras de los siglos XVII, XVIII y XIX. También hay materiales más actuales, como fotografías de la Primera y Segunda guerras mundiales.

Para que sea más fácil su consulta se ha categorizado según su temática. Desde portadas de libros, ilustraciones, dibujos para niños, anuncios… Esta clasificación se ha realizado con la ayuda de usuarios voluntarios que han ido distribuyendo las imágenes que la Librería iba liberando.

También se incluye una sección de Highlights con aquellas imágenes más destacadas, más solicitadas y más relevantes. Un lugar ideal para comenzar a familiarizarse con esta enorme fuente de información.

Lo único que se echa en falta es una mayor información sobre las imágenes. En muchas de ellas ni tan siquiera se mantiene el nombre del autor. De manera que nunca podrás saber a quién tienes que agradecerle haber conseguido salir del bloqueo creativo que te atenazaba.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Algunos adelantos de cine internacional para el otoño

mailto  facebook  twitter  google+

De algunas se lleva hablando meses, otros todavía harán correr ríos de letras. Y tuits. He aquí un adelanto de las películas que se avencinan en  otoño. Las sensaciones son buenas, con mucha acción y caras muy consagradas.

BLADE RUNNER 2049 (DENIS VILLENEUVE)

 

Es uno de los grandes estrenos del otoño, y posiblemente del año, cuyos avances llevan meses generando expectación. Uno de los directores del momento (Denis Villeneuve, director de La llegada o Sicario: tierra de nadie) para orquestar una cinta en cuyo elenco figuran Ryan Gosling, Harrison Ford, Ana de Armas, Robin Wright o Jared Leto. Villeneuve ha optado retomar la historia original treinta años después de su final. Un nuevo blade runner, K (Ryan Gosling) descubre un secreto que permaneció oculto a pesar de los años, y podría desenredar el caos social.

LA LIGA DE LA JUSTICIA (ZACK SNYDER)

Otra de las películas que lleva tiempo presintiéndose. Una muesca más en el trasvase del Universo DC que está realizando Warner Bros hacia la gran pantalla. Zack Snyder dirige y Ben Affleck, Gal Gadot, Henry Cavill, Jason Momoa, Ezra Miller y Ray Fisher interpretan esta cinta donde Bruce Wayne, inspirado en el altruismo de Superman, recluta a una aliada, Diana Prince, para enfrentarse a un enemigo que exige la potencia de varios superhéroes, y evitar catástrofes. Juntos, Batman y Wonder Woman añadirán a su equipo a Aquaman, Cyborg y Flash.

DETROIT (KATHRYN BIGELOW)

La oscarizada directora estadounidense Kathryn Bigelow, en cuyo currículo figuran grandes películas como En tierra hostil, La noche más oscura o Le llaman Bodhy, regresa con Detroit, cinta basada en una historia real que pasó bastante desapercibida: los disturbios que tuvieron lugar en Detroit durante el verano de 1967, cuando una redada policial acabó desencadenando uno de los mayores levantamientos ciudadanos de EEUU.

KINGSMAN: EL CÍRCULO DE ORO (MATTHEW VAUGHN)

Taron Egerton, Julianne Moore, Halle Berry, Mark Strong, Jeff Bridges, Channing Tatum, Colin Firth, Elton John… Enorme reparto para la secuela de Kingsman: Servicio secreto, aunque muchos de los actores salían ya en la primera entrega de esta historia de espías. El cuartel general de Kingsman sufre un ataque y el mundo entero correrá peligro, y la investigación conduce a descubrir una organización secreta aliada en EEUU, de nombre Statesman. Ambas entidades acabarán colaborando.

 EL CASTILLO DE CRISTAL (DESTIN CRETTON)

 

El director de I am not a Hipster, Destin Cretton, adapta la novela El castillo de cristal, a raíz de cuyo éxito, su autora, Jeanette Walls, que hasta entonces se dedicaba al periodismo, decidió emplearse a tiempo completo en la escritura. Una historia de amor protagonizada por Brie Larson (que en 2015 ganó un Oscar, un Globo de Oro y un BAFTA por Room), acompañada del gran Woody Harrelson en el papel de su padre.

STAR WARS: LOS ÚLTIMOS JEDI (RIAN JOHNSON)

Poco se sabe aún de la octava entrega de la saga que creó Georges Lucas. Tan solo que el director elegido para la ocasión es Rian Johnson (The Brothers Bloom, Looper), y este tráiler…

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

El mundo se acaba en un mes. Estás avisado

mailto  facebook  twitter  google+

recreación del planeta que destruirá el mundo
Imagen: PlanetUser

Es verano por estas latitudes. Casi todo el mundo está de vacaciones. A nadie le preocupa nada demasiado. Así que es el momento perfecto para estas noticias. O n o noticias para ser sincero. Pero vamos a comentarlo, no sea que luego se produzca y nos quedemos con cara de tontos. Cuando el Mundo se acabe.

Tras el eclipse

Eso es lo que dice el gran conspiranoico norteamericano David Meade. Según sus delirios, todo está relacionado con el eclipse solar del próximo 21 de agosto. Como si de un hechicero del medievo se tratara, Mease afirma que el eclipse será la señal de algo mucho peor.

En su opinión, seguro que con una base científica absoluta, hay por el espacio un planeta errante. Lo llaman Nibiru. Ajeno a cuestiones tan banales como las fuerzas de la gravedad. Nibiru anda dando vueltas, excéntricas claro, por el Sistema Solar.

Pues bien, resulta que el planeta está en ruta de colisión con la Tierra. Cuando pase el eclipse solar del 21, este cuerpo chocará con la Tierra en alguna zona cercana al Polo Sur.

Cálculos sobre la destrucción del mundo

La existencia de Nibiru fue primeramente descrita por Nancy Lieder en 1995. Sus observaciones se basaban en unos informadores de primera categoría. Según esta mujer, alteraciones en su cerebro le permitían hablar con extraterrestres. Sin duda en lo de las alteraciones cerebrales podemos estar de acuerdo.

Después, el planeta loco se relacionó con la profecía maya. Seguro que recordéis. Aquella de que el mundo se acababa el 21 de diciembre de 2012. Como es palmario que aquello no sucedió, ahora los nuevos cálculos, tan precisos como los anteriores, fijan la nueva fecha para el 23 de septiembre de este año.

Y para hacer estos nuevos cálculos, la clave ha estado en la Biblia, claro. Concretamente en el pasaje del Libro de Isaías. “El Día del Señor está llegando. Para arrasar la tierra y destruir a los pecadores. El Sol se oscurecerá y la Luna no nos dará su luz”. Vamos, más claro el agua.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

¿Alquilas o vives de alquiler? La guía definitiva para tu contrato de alquiler

mailto  facebook  twitter  google+

Sea cual sea tu caso, si vives de alquiler o si alquilas, aquí tienes todos los modelos disponibles para alquilar tu vivienda.

Aquí te dejamos los consejos más interesantes para que no te engañen en tu contrato de alquiler

Duración del Contrato de Alquiler:

El plazo mínimo para el inquilino es de tres años y una prórroga legal de un año. En contratos firmados antes del 2013 el plazo era de cinco años y la prórroga legal de tres años. Cualquier contrato por un plazo menor es ilegal.

Causa de Necesidad del Arrendador

El motivo de la resolución por parte del propietario era obligatoria en los contratos realizados según la Ley 4/2013; para los contratos firmados a partir del 6 de junio de 2013 ya no hace falta.

Desistimiento Voluntario del Arrendatario

No cabe redactar cláusulas en contra de este precepto, como sería pactar una indemnización mayor que una mensualidad por año que falte por cumplir.

Derecho de Subrogación

El único pacto permitido a las partes es que el inquilino renuncie a este derecho, en detrimento de sus familiares,  cuando se cumpla el plazo legal: cinco años en los contratos firmados anteriores al 2013 y tres años en los posteriores. Cualquier cláusula de renuncia en cualquier momento anterior no sería válida.

Formas de Pago de la Renta

Existe plena libertad de pactos para fijar el precio, la forma de pago y el lugar;  será esto lo que lleve al inquilino a firmar un contrato u otro de forma totalmente voluntaria.

Revisión de la renta

No se permite establecer una renuncia anticipada a la actualización anual de la renta dentro de los 5 primeros años para los contratos firmados antes del 2013, y, de los 3 primeros años, para los contratos posteriores al 2013. Igualmente, no podrá quedar en manos del propietario negar la aplicación de un sistema de revisión. Para los contratos firmados antes del 2013, el máximo posible de la revisión será conforme a IPC (no cabría otro índice). Para los posteriores al 2013, la revisión se hará conforme a lo pactado y si este no existiera se aplicaría el IPC.

Para los contratos firmados posteriores al 1 de abril 2015, solo hay revisión de renta si existe pacto expreso, y si no se hubiese fijado qué índice tomar, se aplicaría el Índice de Garantía de la Competitividad.

Gastos de comunidad

Se permite repercutir los gastos del edificio tanto para los contratos  firmados con anterioridad y posterioridad al 2013. El pacto solo puede contemplar los servicios que realmente recibe el inquilino; lo máximo que se puede aumentar cada año es el doble del índice pactado para la renta. Cualquier cláusula que indique un aumento mayor sería nula.

Obras de conservación

El propietario está obligado a hacerse cargo de las reparaciones necesarias para conservar la vivienda en condiciones de habitabilidad. No tendrá validez una cláusula introducida en el contrato en contra de este precepto.

Derecho de tanteo y retracto

Para los contratos firmados con anterioridad al 2013, el pacto de renuncia solo cabía en los contratos de duración superior a cinco años. Por el contrario, para los contratos firmados con posterioridad al 2013 la libertad de renuncia es total desde el primer momento.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

El boom de las ‘malas madres’

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

La sociedad, con sus modas y tradiciones, influye y mucho en nuestras decisiones individuales, en nuestra libertad, en nuestros destinos personales. Por ejemplo, en la decisión de ser o no madre: ¿Impera todavía, en los países con economías de mayor renta, en pleno siglo XXI y con las tasas de natalidad en descenso (la ONU calcula que la tasa de fecundidad en el mundo pasará de 2,5 niños por mujer en el período 2010-2015 a 2,4 en el período 2025-2030 y a 2,0 en 2095-2100), una mitificación de la maternidad, que presiona a las mujeres a tener hijos?

Una serie de movimientos, como NoMo (No Mother) o Malas madres, que han ido cobrando fuerza en seguidores en los últimos meses, parecen sugerir que sí, aunque a veces el icono roce más el producto comercial que el debate trascendente. Aunque sí hay aportaciones en este segundo terreno, donde seguramente todo comenzó con el polémico libro Madres arrepentidas (2016)de la socióloga israelí Orna Donath, que abordaba el tema tabú de las mujeres que se arrepienten de haber tenido hijos.

También la periodista María Fernández-Miranda ha investigado a las No Madres en su libro homónimo, No madres, recogiendo testimonios de mujeres que nunca han querido tener hijos, como Maribel Verdú; que lo intentaron y no se quedaron embarazadas, como Rosa Montero; y que no los tienen porque su vida no ha evolucionado por ese camino, como Alaska. Y como conclusión de todas estas conversaciones, la autora extrae que en los últimos años ha habido una involución, y el postulado tradicional que tiene a la maternidad como la quintaesencia de la personalidad femenina ha recuperado, al menos parcialmente, la garra que tenía hace años.

Preguntas incómodas si una no es madre

Y es que, según se explica en el libro de la mano de estas protagonistas, cuando la galerista Soledad Lorenzo (nacida en 1937) era joven, se veía con recelo lo de no ser madre. Pero Rosa Montero o Alaska, de la generación posterior, afirman en cambio que las criaron para sentirse libres de depender de la maternidad como elemento clave para realizarse. Y sin embargo, Maribel Verdú o Mamen Mendizábal, algo más jóvenes, cuentan que perciben una presión no solo por tener una carrera profesional, sino también compatibilizarla con la maternidad, que nos lleva a hacer a las mujeres preguntas incómodas como por qué no eres madre o por qué no tienes pareja.

La crisis económica empuja a la reivindicación

En la misma línea, Silvia Nanclares, autora de la novela Quién quiere ser madre, ha expresado que se produce la paradoja de que a las nacidas desde finales de los años 70, se les han ofrecido las condiciones necesarias para tener las mismas oportunidades profesionales que sus hermanos, con un sistema del bienestar que ahora ha saltado por los aires (lo cual explica en parte estas reivindicaciones por la maternidad realista), pero no se las ha librado de la presión y responsabilidades que supone ser madre y tener hijos, porque la igualdad real (que no formal, esto es, sí se ha avanzado desde el punto de vista normativo) todavía no se ha instalado ni en la pareja ni en la sociedad.

Y así, se obliga a que las madres tengan una adhesión incondicional a sus hijos, en el sentido de que no solo tienen que ser perfectas como madres, sino a que sea tabú quejarse de lo que ser madre conlleva, y se crean una suerte de gafas de aumento que mitifican la maternidad como algo especial, único y maravilloso que lleva a un estado de felicidad, lo que además no solo puede conllevar sentimientos de culpa o insatisfacciones personales, sino también conflictos en las parejas, que no hablan sobre lo que quieren hacer cuando llegue la primera criatura, cómo se van a organizar como pareja para que no se genere una sobrecarga de la madre.

Seguimos sin conciliar

Pongamos, en este sentido, el ejemplo de España. Según el reciente estudio La infecundidad en España: tic-tac, tic-tac, tic-tac, del Centre d’Estudis Demogràfics de la Universitat Autònoma, una de cada cuatro mujeres de la generación del 75 renunciará a la maternidad debido no a falta de instinto, sino a las dificultades laborales, como la alta tasa de desempleo y precariedad (que se ceba especialmente en las mujeres), o la falta de apoyo público: la crisis económica ha paralizado ayudas como el cheque-bebé de Zapatero, y aunque los permisos de paternidad se han aumentado en un mes para los padres, según los datos que arroja el estudio10 años después de la Ley de Igualdad. Retrato de una crisis, elaborado por Concilia2, hoy siguen siendo las mujeres las que, en un 84% de los casos, solicitan quedarse en casa a cuidar a los niños. Por otro lado, al margen de las desgravaciones fiscales, el único estímulo económico que reciben las madres que trabajan son los 100 euros al mes durante los tres primeros años de vida del niño.

Presión para la generación sandwich

Ante este panorama, las mujeres no solo son las principales responsables del cuidado de los hijos (tengan o no pareja), sino que también tienen que trabajar y desarrollar sus carreras profesionales, deben ocuparse de los mayores de sus familias (muchas veces a la vez que cuidan a los hijos pues la maternidad en España es cada vez más tardía: de ahí que se la llame la generación sándwich), sin que finalmente les quede tiempo para sí mismas. Para colmo, se denuncia un deterioro cada vez mayor de la enseñanza pública, que lleva a algunas familias a tener que optar por la concertada o privada, y por supuesto las reticencias de algunas empresas a facilitar la conciliación, que lleva a las familias a estar poco protegidas.

España es también, junto con Italia, aquel donde las mujeres se embarazan más tarde, a los 30,6 años de media. Y aquí detonan otras polémicas como la de los tratamientos de fertilidad y la maternidad subrogada. Pero eso, lo dejamos para otro día.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias