One Planet. Una nueva cumbre para salvar el planeta

Una nueva cumbre sobre el clima. Una nueva reunión de las personalidades y gobernantes más destacados del mundo. Una nueva serie de largos y...

Estudiar música en la infancia mejora el cerebro adulto

mailto  facebook  twitter  google+

[DP] Pixabay

Tan solo unos años de entrenamiento musical en la niñez tienen un efecto positivo y duradero sobre el cerebro, que se mantiene a lo largo de los años hasta la edad adulta.

Respuesta cerebral más rápida

Una investigación publicado en Journal of Neuroscience, demuestra que los adultos mayores que tomaron lecciones de música cuando eran niños (aun sin haber tocado un instrumento en décadas), tienen una respuesta cerebral más rápida al sonido del habla que las personas que nunca han tocado un instrumento. A medida que las personas crecen, experimentan cambios en el cerebro que comprometen la audición.

Por ejemplo, los cerebros de los adultos mayores muestran una respuesta más lenta a los sonidos que cambian rápidamente, lo cual es importante para interpretar el habla.

Sin embargo, estudios previos muestran que tales declinaciones relacionadas con la edad no son inevitables: estudios recientes de músicos sugieren que el entrenamiento musical de por vida puede compensar estas y otras declinaciones cognitivas.

Educación musical y envejecimiento saludable

La importancia de la educación musical para los niños y para el envejecimiento saludable es una evidencia.
En el estudio actual, Nina Kraus, PhD, y un equipo de la Universidad de Northwestern exploraron si el entrenamiento musical temprano se asocia con cambios en la forma en que el cerebro responde al sonido décadas después y descubrieron, entre los participantes del estudio, que cuantos más años pasaban tocando instrumentos más rápido respondían sus cerebros al sonido del habla.

Para el estudio, 44 ​​adultos sanos, de entre 55 y 76 años, escucharon una sílaba del habla sintetizada (“da”) mientras los investigadores midieron la actividad eléctrica en el tronco cerebral auditivo.

Esta región del cerebro procesa el sonido y es un centro de información cognitiva, sensorial y de recompensa. Los investigadores descubrieron que, a pesar de que ninguno de los participantes del estudio había tocado un instrumento en casi 40 años, los participantes que completaron entre 4 y 14 años de estudios musicales tuvieron la respuesta más rápida al sonido del habla (del orden de un milisegundo más rápido) que aquellos sin entrenamiento musical.

Según explica Michael Kilgard, que estudia los procesos cerebrales en la Universidad de Texas en Dallas, ser un milisegundo más rápido puede no parecer mucho, pero el cerebro es muy sensible al tiempo y un milisegundo compuesto por millones de neuronas puede marcar una diferencia real en las vidas de los adultos. Estos hallazgos confirman que la inversión que realizamos en nuestros cerebros de niños nos siguen pagando dividendos años después, agregó.

Sincronizar el cerebro con la música

Reproducir música aporta una experiencia cognitiva, motriz y sensorial muy valiosa, desde la lectura de notas en partituras y el tiempo rítmico hasta el movimiento de los dedos sobre los instrumentos y el procesamiento del sonido.

Fuente: Society for Neuroscience

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

¿Existen los quema grasas?

mailto  facebook  twitter  google+

La buena noticia es que si existen. La mala es que no son milagrosos.

Lo primero para quemar grasas es dejar de ingerir grasas

Aquí van los primeros “to-do” de tu lista. Lo mejor no es reducir, lo mejor es eliminar estos alimentos / bebidas completamente de tu vida.

  • Alcohol
  • Chocolate
  • Bollería industrial
  • Nachos / patatas fritas / pan de gamba
  • Comer pasta, arroz o pan después de las 6 de la tarde. Elimina los carbohidratos por la tarde noche. Solo generan grasa que no quemas. Come pasta, arroz o pan. Pero por la tarde noche, procura sustituir estos por patatas cocidas.

Lo siguiente es hacer deporte

Aquí la idea no es volverse loco y empezar a correr marathones como si no hubiera un mañana. La idea es tener un estilo de vida activo. ¿Qué quiere decir eso? Lo primero es saber en que estado de forma estamos. Este test te servirá para saber en base a tu edad y género en que nivel de forma estás. Tendrás que hacer una serie de pruebas y apuntar los resultados. Rellena el formulario y te diremos en que nivel de forma estas.

En base a tu estado de partida, ve poco a poco mejorando esas marcas. Correr un poco más, más tiempo, hacer más sentadillas, hacer más flexiones, estirarte más… no se trata de pasar de 0 a 100 de un golpe. Ve poco a poco.

Por último, utilizar complementos que te ayudarán a quemar grasas

Los complementos que ayudan a quemar grasas son productos que por lo general hacen dos cosas. Aumentar la temperatura corporal o reducen el sueño para que estés más tiempo activo. Los más activos son los CLA (ácido linoléico conjugado) que nuestro cuerpo no produce y que por tanto debemos incorporar a nuestra dieta. Podemos tomar sardinas, pescado azul para tener más omega 3, pero lo mejor es ayudar a nuestra dieta con un complemento alimenticio que nos ayudará a quemar esas grasas extra que hemos podido acumular. Estos complementos alimenticios nos ayudarán a quemar grasa de forma natural complementando el ejercicio que iremos añadiendo a nuestro estilo de vida y sobre todo ayudándonos con una dieta que básicamente se centre en eliminar alimentos y bebidas que no nos ayudan a cuidar de nuestro cuerpo.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Michael Larson, el hombre que desplumó a la CBS hallando las claves de un concurso

mailto  facebook  twitter  google+

El 19 de mayo de 1984, Michael Larson, vendedor de helados y fanático de los concursos, pulverizaba todos los récords del entonces popular programa de la CBS Press Your Luck acumulando más de 100.000 dólares en premios, más del doble que la media habitual del certamen. Los estadounidenses se agolpaban ante el televisor y los realizadores de la cadena no daban crédito a cómo aquel tipo estaba siendo capaz de acertar uno tras otro los paneles en los que participaba. Su victoria marcó un antes y un después en la cadena, que tuvo que cambiar las reglas de su juego. Ni este ni ningún canal volvió a dejar jamás que Larson participara  en ningún concurso. Él se transformó en un adicto al dinero fácil, y acabó sus días perseguido por la justicia por estafador.

¿Una mente brillante o un tipo con suerte?

¿Era de la buena o de la mala esa suerte? ¿Cómo fue capaz Michael Larson de golpear de esa manera al sistema? Javi de Castro, autor revelación del Salón del Cómic de Barcelona 2016, publica ahora, de la mano de Modernito Books, una novela gráfica sobre aquella jugada maestra que desafío a la suerte y al sistema. Con ritmo de thriller y elegante trazo en blanco y negro.

Larson había nacido en Ohio como el menor de 4 hermanos, y moriría a finales de los años 90 víctima de un cáncer de garganta y con la policía pisándole los talones. En medio de esos extremos, no solo destacó este logro en Press Your Luck, sino que también urdió múltiples timos a pequeña escala, al verse incapaz de adaptarse a trabajos convencionales.

Buscó la lógica de los paneles de Press Your Luck, un programa en el que los concursante se enfrentaban a paneles con casillas que tanto podían albergar premios como ruinas. Los participantes caían en unos u otros, aparentemente, por golpes de suerte, diciendo “stop” en algún momento del recorrido de unas luces por el tablero. Pero Larson buscó un patrón con el que poder determinar cómo parar en las casillas con premio económico. Apiló televisores en su salón para ver, simultáneamente, distintas emisiones del programa, que grababa en VHS en busca de patrones comunes.

Y los halló, encontró un par de casillas en las que nunca había un Whammy, la mascota del programa que hacía que el concursante perdiera todo el dinero que llevaba ganado. Memorizó las casillas y practicó en casa, y ya en el plató, sólo falló 4 veces, y, tras 47 “stops”, se fue a casa con más de 100.000 dólares en efectivo, un barco y sendos viajes a Bahamas y Kauai. Suerte de la buena.

La CBS trató de arrebatarle el premio

Larson había sido un tramposo, un estafador de poca monta, pero en esta ocasión jugó limpio, había logrado dar con las reglas del azar. La CBS trató de arrebatarle el premio, investigó a fondo su método. Pero no encontró nada que lo inculpara. Lo único que pudieron hacer fue modificar el panel de juego para hacerlo más críptico, y en dos años, Press Your Luck fue cancelado.

Larson, por su parte, intentó repetir la carambola el resto de su vida. Sin éxito. Incluso fue víctima de un robo que lo dejó sin dinero, y solo mantuvo la ansiedad de embolsarse dinero a cualquier costa. Suerte de la mala.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Un objeto de fuera del Sistema Solar nos visita

mailto  facebook  twitter  google+

Asteroide exterior al Sistema Solar Oumuamua
Imagen: NASA

Chicos, poneos guapos, tenemos visita. Y no es una visita cualquiera, porque llevamos 4.500 millones de años aquí solos. Es la primera vez que vienen a vernos desde fuera del Sistema Solar y hay que estar preparado y tenerlo todo limpio.

Con forma de cigarro

Vale que el visitante quizá no se fije en el polvo cósmico que tenemos acumulado en los planetas. Total, es una roca de 400 metros de largo y 40 de ancho que vaga distraída por el espacio, ajena a todo. Pero aún así es todo un acontecimiento.

Tanto que andan los científicos como locos, nerviosos perdidos por estar a la altura del evento. Oumuamua, como han bautizado a este asteroide visitante, tiene una extraña forma de cigarro. Parece ya claro que este trozo de cosmos se formó fuera del Sistema Solar y lleva millones de años de viaje.

“Durante mucho tiempo hemos teorizado sobre objetos de otros sistemas dentro de nuestra galaxia”, dice Thomas Zurbuchen de la NASA, “y ahora tenemos la evidencia de que existen”. Que una cosa es verlos desde la distancia sideral a través de un telescopio y otra que vengan a verte.

Mirando a Oumuamua

Ahora todos los telescopios de la Tierra se han orientado hacia Oumuamua. Se trata de comprobar no solos sus medidas exactas, sino también su composición, brillo y trayectoria. Toda esta información se espera que sirva para conocer más sobre la formación de la Vía Láctea y de nuestro Sistema Solar.

De momento ya sabemos que se trata de un objeto muy raro. Tanto por su forma como por carecer de la fina capa de polvo que caracteriza a estos cuerpos dentro de nuestro sistema. Y también sabemos que viaja a una velocidad aproximada de 85.700 kilómetros por hora. El día 1 de noviembre cruzó la órbita de Marte, ahora va camino de la de Júpiter y en enero de 2019 pasará por la de Saturno. Y así hasta que abandone nuestro sistema y volvamos a estar solos por otros cuantos millones de años.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Bonn y el cambio climático, un quiero y no puedo

mailto  facebook  twitter  google+

La cumbre de Bonn no ha terminado de manera tan esperanzadora como sería deseable. La aplicación del Acuerdo de París contra el cambio climático se ha puesto algo más cuesta arriba, y no sólo por el anuncio que ha hecho Estados Unidos de abandonar el pacto, salida que se hará efectiva en 2020 y que, con la Adhesión de Siria al Acuerdo, se ha quedado aislado como único estado fuera del pacto. También por los informes que se han hecho públicos en el encuentro y apuntan a un aumento de emisiones de CO2, después de tres años de estancamiento mundial, y por los desacuerdos que se han producido entre los países de renta alta y los de renta baja en materia de financiación, sobre todo ante la pérdida de fondos que se prevé con la marcha de Estados Unidos: los países en desarrollo exigían a los ricos que informaran con dos años de antelación de cuánto dinero iban a aportar y en qué plazos, con el objetivo de que pudieran saber con qué fondos contaban.

Homogeneizar las reglas y recuperar el liderazgo de la UE

No todo han sido, no obstante, malas noticias. La cumbre del clima (COP23) ha concluido con la aprobación de un documento para concretar las reglas del Acuerdo de París contra el cambio climático, que pasan por homogeneizar las contribuciones o planes de acción climática de cada país, y el modo de revisarlos y verificarlos de modo transparente.

Además, dos asuntos centraron la atención hasta el último momento: el mecanismo de revisión de los compromisos nacionales de reducción de emisiones del Acuerdo de París, y la financiación que los países ricos van a destinar a los en desarrollo en mitigación y adaptación al calentamiento. También se ha dado un paso importante por la recuperación de liderazgo de la UE en el Acuerdo, en ausencia de Estados Unidos, y lo han dado Merkel y Macron.

Estudio científico y plan de acción de género

También de la COP23 ha salido el diseño del Diálogo de Talanoa, mediante el cual los países deberán rendir cuentas en la próxima cumbre (Katowice, Polonia) sobre cómo van a incrementar la ambición de sus compromisos de reducción de emisiones nacionales para lograr el objetivo al que se han comprometido: contener el aumento de temperatura del planeta por debajo de los 2º C, y, si es posible, en 1,5º C (siempre respecto a las de la época preindustrial). Los científicos elaborarán un informe previo a ese Diálogo sobre los impactos de la subida de temperaturas de 1,5º C, para calibrar si los objetivos de reducción de emisiones actuales de los países van por buen camino para alcanza esa meta o si, como se teme la ONU, conducen a temperaturas de 3º C a finales de siglo.

Otra buen noticia es que la COP23 se cierra con un plan de acción de género en materia climática, y con una plataforma que permitirá a las comunidades indígenas -370 millones de personas- tener voz en las negociaciones, además de con innumerables compromisos de la sociedad civil.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias