Un meteorito causa pánico en Detroit

En ciertas ocasiones ocurren cosas muy cerca de nosotros que nos ponen en nuestro lugar. No hace falta salir al espacio, algo que muy...

El miedo a arañas y serpientes es evolutivo

mailto  facebook  twitter  google+

El miedo a las arañas y serpientes es evolutivo
Foto: fir0002

Le sucede a un gran número de personas. Es ver una araña o una serpientes y literalmente pierden el control. Son animales que sin explicación y casi únicamente con las cucarachas nos producen un rechazo automático. Incluso aunque las veamos en terrarios, donde no pueden atacarnos, nos sigue produciendo pánico.

Niños atemorizados

Bueno, quizá eso de “sin explicación” ya no sea tan así. Resulta que unos científicos, qué haríamos sin ellos, han llegado a la conclusión de que nuestro miedo a las arañas y serpientes tiene un componente evolutivo. Es más, que este miedo va en nuestro código genético y nos ha ayudado a llegar hasta donde estamos hoy.

El estudio ha sido realizado conjuntamente por científicos de las Universidades Max Planck de Liepzig en Alemania y de Uppsala en Suecia. Para llegar a estas conclusiones tuvieron que hacérselo pasar mal a un grupo de niños de alrededor de un año. Todo en nombre de la ciencia, claro.

Los expertos, in muchos remordimientos, agarraron a varios bebés y les pusieron ante distintos tipos de arañas y serpientes. Se entiende que todo en un entorno seguro para las criaturas. Tan seguro que se limitaron a hacerlo con fotografías. Pero aún así, la reacción era curiosa.

Si les enseñaban a los pequeños imágenes de pececitos o flores, la reacción de los infantes era nula. Sin embargo, aunque la de serpientes y arañas, los niños comenzaban a sufrir cierto estrés que se manifestaba en el aumento de las pupilas y del ritmo cardiaco. Estas reacciones son un indicativo de la activación de los sistemas de alerta en el cerebro.

Millones de años juntos

Según los científicos esto se debe a las interacciones que se han sucedido entre humanos y estos animales durante millones de años y a las consecuencias de estos encuentros. Evitarlos suponía una aumento de las posibilidades de supervivencia y por lo tanto de transmitir los genes.

Es por este motivo por el que cerca del 5% de la población de los países industrializados tienen auténtica fobia a estos animales y a muchos más simplemente les repelen. Aunque en la mayoría de estas naciones no existen ejemplares peligrosos ni de arañas ni de serpientes.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

‘Fe de etarras’, maduremos riéndonos del terrorismo

mailto  facebook  twitter  google+

Ya en 2014, en Negociador , el guionista y director Borja Cobeaga se lanzaba a ironizar, con una mezcla de comedia y drama, sobre las relaciones que hubo entre la banda terrorista ETA y el gobierno de España, en la que probablemente sea su mejor obra hasta la fecha. Incluso en el programa que dirigió en la televisión vasca, Vaya semanita, se atrevía a hacerlo, y con la banda aún en activo. Ahora, con su cuarto largometraje, la comedia negra Fe de etarras, la segunda película que ha producido Netflix en España, saca de nuevo el tema, con una impronta bastante novedosa en el cine español, y con ingenio y grandes momentos de guion y diálogos.

Colaborando una vez más con Diego San José como guionista, la historia, una suerte de comedia de situación (con pocos personajes y escenarios) que protagoniza un espléndido y contenido Javier Cámara, acompañado de Miren Iberguren, Gorka Otxoa y Julián López, juega con la comicidad de una secuencia de situaciones como la de unos etarras teniendo que hacerse pasar por hinchas de la Selección Española de Fútbol en un Mundial, o un líder de la organización que reivindica lo bien que se comía en su seno antiguamente, lo que no podría ser de otra manera entre vascos. Todo, para satirizar sobre un tema, el terrorismo, que, a juzgar por la polvareda que ha levantado la promoción de la película en ciertos ambientes, aún sigue siendo tabú en nuestro país.

En Fe de etarras, con aparante sencillez, se satiriza con inteligencia sobre el concepto de identidad nacional, la terminología bélica que se manejó en los años en que ETA estuvo en activo, las dispares motivaciones de un terrorista (incluida la moda), los prejuicios de una comunidad de vecinos sobre el origen y costumbres de quienes tienen en la puerta de al lado, el día a día de un comando terrorista, el funcionamiento de la jerarquía de una banda criminal y hasta la definición de cobardía.

Todo, en una obra funcional, en la línea creativa de Cobeaga, y valiente, que se atreve a integrar un tema política y socialmente complejo en nuestra cinematografía, ahora que la banda ETA ha abandonado las armas (quizá esta película no podría haberse hecho con la banda en activo), lo que probablemente sea imprescindible para que crezcamos y maduremos. Para eso también sirve el humor.

Tráiler, aquí.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

La Tierra tiene un nuevo satélite natural

mailto  facebook  twitter  google+

Un asteroide en la órbita de la Tierra
Foto: NASA-JPL

¿Te imaginas que una noche te asomas a ver el cielo y de repente, pam, hay dos Lunas? Bueno, no es que eso vaya a pasar así de pronto. Pero lo cierto es que desde hace unos años la Tierra tiene un nuevo satélite orbitando a nuestro alrededor.

Chatarra espacial

Al principio los científicos pensaron que se trataba de un buen pedazo de chatarra espacial. El resto de alguna nave o estación que se había establecido en una trayectoria circular. Algunos, más audaces, pensaron que podría tratarse de una nave especial alienígena o de los restos de esta. Siempre hay quien tiene alguna explicación de este tipo para darle salsa a la investigación.

Por fin los científicos han determinado que nuestro nuevo satélite es en realidad un asteroide. Un pedazo de roca que en sus viajes espaciales se ha establecido temporalmente en una órbita terrestre.

A 14 millones de km

Nuestro nuevo compañero se llama 469219 2016 HO3 y, como su nombre indica, fue detectado en 2016. Tiene unos 100 metros de diámetro y está entre 40 y 100 veces más lejos de la Tierra de lo se encuentra la Luna, a unos 14 millones de kilómetros.

De ahí la complejidad primero para localizarlo y después para identificarlo. Fue el Observatorio de Haleakala, e Hawai, el primero que lo avistó en abril del pasado año. Ahora es cuando, gracias a la luz que se refleja en la superficie, ha podido ser identificado.

Los científicos consideran que de nuevo tiene poco. Que probablemente esta especie de satélite diminuto lleve dándonos vueltas unos cien años. Y calculan que seguirá con esa cadencia al menos tres siglos más. En realidad, este asteroide no orbita sobre la Tierra a causa del campo gravitacional de nuestro planeta, sino que es el Sol el que le hace moverse de ese modo.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Las pandemias de gripe son más probables en primavera y verano que en invierno

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Parecerá sorprendente, pero lo ha publicado la revista PLOS Computational Biology, basándose en un estudio cuyos investigadores han concluido que, aunque el virus de la gripe se propaga con mayor facilidad con el clima invernal, las pandemias no se extienden tan fácilmente.

Y es que, por un lado, las mismas infecciones crean protecciones inmunológicas durante esta época, y por otro, durante la primavera y el verano la población está más desprotegida, y las pandemias se pueden propagar más.

El estudio constata que las seis grandes pandemias de gripe ocurridas a escala mundial desde 1889 han ocurrido o bien en primavera o bien en verano. Y ha creado un modelo informático que imita la propagación del virus durante la temporada de gripe, confirmando, tras miles de simulaciones, que “la combinación de condiciones invernales y la inmunidad contra el virus efectivamente conducen a pandemias de primavera y verano”.

El resultado de la investigación, según se expresa en el citado artículo, puede ayudar a las agencias de salud pública respondan a nuevas amenazas víricas. Con todo, no hay que olvidar que, por más que estas pandemias gripales (que son enfermedades epidémicas que se propagan de manera generalizada en todo el mundo o a casi toda una población) sean más probables en la primavera/verano,  el virus nos visita más en invierno, atacando a nuestro sistema respiratorio.

Pero nos acatarramos más en invierno

Otro estudio, esta vez del virólogo Peter Palese, de la Escuela de Medicina Monte Sinai (Nueva York), señala que las temperaturas bajas y el descenso de la humedad ambiental fortalecen al virus.

Y eso que, tradicionalmente, mucho especialistas han atribuido el aumento de los procesos gripales al contagio en espacios cerrados.

Palese realizó su investigación con cerdos de guinea infectados con el virus de la gripe humana, y halló que la enfermedad se contagia al menos a 8 de cada 10 animales cuando la humedad relativa es del 20 al 35 por ciento, mientras que cuando la humedad supera el 80 por ciento, el virus no se transmite. Además, los mayores índices de contagio ocurren a una temperatura de 5ºC, y basta con hablar, toser o estornudar para enviar los virus al aire y que otros individuos lo inhalen.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Europa quiere ganar la carrera del coche eléctrico

mailto  facebook  twitter  google+

Coche eléctrico europeo
Foto: Thomas Wolf

Las carreras tecnológicas son cada vez más carreras industriales y, sobre todo, comerciales. Apuestas que realizan no solo empresas, sino países e incluso continentes y que determinan quién dominan un mercado y quiénes se ven obligados a pagar por tal o cual tecnología.

En 10 años, todos eléctricos

Ahora mismo, la Unión europea se encuentra en una importante diatriba. Desde el convencimiento de que los coches de combustible fósil tienen los días contados, se pretende recuperar un terreno que ahora mismo se ha perdido.

Son las conclusiones de un informe de la Comisión Europea. Este documento asegura que en menos de una década los contaminantes coches de gasolina y diésel serán un mal recuerdo. Que el mercado estará copado por vehículos eléctricos. Y los máximos responsables no quieren repetir malas experiencias.

Por ejemplo, la última gran batalla perdida. Si a mediado de los noventa, el mercado de la telefonía móvil estaba dominado por empresas europeas como Nokia o Eriksson, hoy en día no queda nada de ellas El desprecio por la tecnología de los smartphones les dejó en la cuneta y fueron arrasadas por gigantes norteamericanos como Apple o asiáticos como Samsung.

Caída de la cuota de mercado

De momento la cosa no pinta muy bien. Las cuota europea en este tipo de vehículo ha caído desde el 33% al 24% sobre todo por el empuje de la competencia china.

La clave del triunfo en este sector sigue siendo el desarrollo tecnológico. Continuando con el símil de los móviles, aquella empresa o país o continente que dé con la clave del aumento de la autonomía de los coches eléctricos y la reducción del tiempo de recarga tendrá mucho ganado.

Pero hay otros factores. Por ejemplo, las cuotas. China está estudiando introducir una del 10% de coches eléctricos en su producción. Y por otro lado, un elemento clave en el desarrollo de estos vehículos: los puntos de recarga. Según la Comisión, es tan necesario apostar por la infraestructura de recarga como por la fabricación de estos coches. Si los dos elementos no van en paralelo, se desincentivará la compra por parte de los conductores interesados.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias