Bbrainers – Encuentro para juristas en Madrid. Innovación.

Delia de Vestalia Asociados presenta el evento BBrainers el próximo día 9 de febrero. Un encuentro único para abogados, juristas y profesionales del sector...

El impacto del meteorito que mató a los dinosaurios fue todavía peor

mailto  facebook  twitter  google+

Recreación del impacto del meteorito que mató a los dinosaurios
Imagen: Donald E. Davis

Que el impacto de un gran meteorito hace 66 millones de años fue lo que acabó con los dinosaurios parece ya fuera de toda duda. Pero se trata de una explicación muy reciente, de apenas 20 años. Y como teoría joven está sujeta a precisiones, a nuevos datos que permiten conocer el suceso con más detalle.

Sulfuros y CO2

Porque realmente no se conoce con exactitud cómo se desarrollaron los acontecimientos después del impacto de aquella roca de 10 kilómetros en el golfo de México. Ahora, un nuevo análisis trata de arrojar más datos sobre los fenómenos desencadenados por el impacto.

En concreto, parece que la caída del asteroide lanzó a la atmósfera tres veces más sulfuros y otros gases de efecto invernadero de lo que se pensaba hasta el momento. Es lo que ha revelado el estudio realizado los científicos del Instituto de Ciencia Planetaria de Tucson, Arizona, en Estados Unidos.

El impacto de Chicxulub, como aquel suceso catastrófico lanzó a la atmósfera unas 325.000 toneladas de sulfuros y 425.000 toneladas de dióxido de carbono. Todo en unos pocos segundos.

Todo fue muy rápido

La relativamente pequeña cantidad de CO2 podría haber contribuido a un calentamiento global de largo recorrido. Pero lo más importante es que la enorme cantidad de sulfuros en suspensión en la atmósfera habrían bloqueado los rayos solares mucho más rápido de lo que se creía. El resultado es que el invierno nuclear que vino tras la caída del asteroide fue mucho más súbito y rápido de lo que pensado.

Esto puede ayudar a explicar porqué la extinción de animales y plantas fue tan radical. No es que no tuvieran tiempo a adaptarse, es que apenas tuvieron tiempo ni de reacción.

Para llegar a esta conclusión, los expertos han tenido en cuenta diversos factores. El tamaño de la roca, la composición del lecho marino en el que impactó, el ángulo y la velocidad de la caída. Así han podido revisarse datos que se han dado por válidos durante dos décadas.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Una asombrosa película sobre el vacío existencial narrada por un fantasma. Con sábana.

mailto  facebook  twitter  google+

A film still from A Ghost Story by David Lowery, an official selection of the NEXT program at the 2017 Sundance Film Festival. Courtesy of Sundance Institute | photo by Andrew Droz Palermo.

Crítica de 'A Ghost Story', de David Lowery

Lo efímero de la vida, el vacío de no dejar huella, la losa de la muerte y el vértigo de la eternidad. El amor, la ternura, la pérdida, el olvido. El paso del tiempo, la melancolía. Son temas que aborda el director David Lowery en su nueva y cuarta película en solitario, la espléndida e insólita A Ghost Story,  que aunque esté teniendo un reducidísimo (y por ello, indignante) paso por cines, también se encuentra disponible en formato on demand en iTunes.
Es la historia de un fantasma, con sábana y todo (según ha contado el director, extrajo la idea de El viaje de Chirico, de Hayao Miyazaki), contada desde el punto del fantasma, C (Casey Affleck), desde sus enormes y tristes ojos negros. Está condenado a permanecer en la casa que compartía con M (Rooney Mara), que es (fue) su pareja en vida. C acaba viajando en el tiempo, al futuro y al pasado de su casa, donde habitan todos los fantasmas de ésta. Trasiegos que Lowery narra con elipsis muy bien construidas.
Una película en parte inspirada en la historia de Virginia Woolf Una casa embrujada, de 1921, y en una crisis existencial de su director. De corte fantástico, muchos la enmarcan en el post-horror al ser capaz de descoser los patrones del género, con un contenido muy experimental y enormemente abstracto, evocador, sensorial, de narración fundamentalmente visual. Y sencilla, por momentos hasta con un punto ingenuamente cómico, sobre todo por la desconcertante imagen de ese peculiar protagonista. Las imágenes se envuelven en un tenso mutismo combinado con la partitura de Daniel Hart, confiriéndole un gran sentido del ritmo.
Lowery nos entrega un potentísimo trabajo visual, de gran belleza, que rompe todos los convencionalismos del cine de hoy (quizá emparentado con Terrence Malick), abriéndose paso, nos sin riesgo y valentía, en un territorio cinematográfico propio. Al igual que una anterior cinta de Lowery, En lugar sin ley (2013), que también protagonizaron Mara y Affleck, es una historia del amor desgarrado y de la perturbación de la pérdida, de imaginar la vida de quien nos quiere sin nostros, y el misterio de los espacios que habitamos sin nosotros. Una punzante reflexión sobre el duelo y lo relativo de ciertas cuestiones a las que damos importancia. Sobre la vida frágil y demasiado coyuntural.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Los increíbles animales viajeros

mailto  facebook  twitter  google+

Mariposa monarca
Foto: Derek Ramsey

El abaratamiento y la mejora de los medios de transporte nos han convertido en una sociedad viajera. Solo tienes que abrir tus redes sociales para ver a varios de tus amigos viajan en este mismo momento. Visitando países diferentes, subidos a un avión. Y quizá tú mismo estás pensando en hacer un viaje. Otro.

Una mariposa no tan frágil

Pero por más que nos empeñemos, tenemos mucho que aprender de los animales. De animales de todos los tamaños y tipos. Criaturas que viajan miles de kilómetros del tirón solo para encontrar comida y mejores climas. O para reproducirse y dar a luz.

Una de las migraciones más sorprendentes la protagoniza cada año un pequeño insecto. La mariposa monarca viaja cada año más de 3.000 kilómetros: millones de ejemplares se desplazan desde el sur de Canadá, donde eclosionan de sus pupas, hasta México entre los meses de agosto a octubre. Allí hiberna hasta la primavera, cuando emprende el trayecto de vuelta. Los patrones que llevan a una generación atrás otra a viajar de unos sitios a otros, siempre los mismos, son todavía un misterio.

Una distancia similar recorre el caribou. Desde el norte de Canadá hasta el centro de Estados Unidos, el viaje de este mamífero es el trayecto de mayor distancia que realiza un animal terrestre.

Aves campeonas

Pero nada comparable a los 10.000 kilómetros que recorre una especie de libélula. Este frágil insecto cubre la distancia que separa el sureste de África con el sur de India. En viaje de ida y vuelta.

Algo más, 11.000 kilómetros son los que surca la ballena jorobada. En busca de aguas ricas en nutrientes va desde el océano Antártico hasta Costa Rica en paralelo a la costa de America del Sur. Pero no es el animal marino más viajero, pues el gran tiburón banco puede llegar a recorrer 13.000 kilómetros desde Australia hasta Sudáfrica y vuelta.

Pero ninguno se puede comparar con las aves. La pardela negra, un ave marina, puede llegar a viajar 40.000 kilómetros prácticamente sin descanso recorriendo todo el océano Pacífico. Y el récord corresponde al charrán atlético, que puede llegar a cubrir distancias de 44.000 kilómetros desde el Polo Norte al Polo Sur y regreso. Una auténtica vuelta al mundo.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Londres viste sus estatuas con abrigos. Por una buena causa

mailto  facebook  twitter  google+

La consigna es clara: Wrap Up London, abrigar Londres. Y el objetivo es social, recoger abrigos que la gente dona dejándolos en estatuas de la ciudad para entregarlos a causas benéficas, y evitar que los más necesitados pasen frío este invierno.

Es el séptimo año consecutivo que se celebra. Detrás de la idea está la asociación Hands On London, que ejerce de intermediaria con las ONG, y la agencia de marketing de experiencias Sense London la desarrolla..

Abrigos rojos

Ya son tres las estatuas icónicas de la ciudad que se han vestido: la de Amy Winehouse en Camden Market, Sherlock Holmes en la estación de metro de Baker Street y el memorial de Kinder Transport en la estación de Liverpool Street.

La campaña de recogida estará en funcionamiento entre los días 13 y 24 de noviembre y todo lo recaudado se donará varias ONG. En Londres, más de 25.000 personas es están en riesgo por el frío este invierno.

El año pasado la campaña Wrap Up London consiguió recaudar 23.000 prendas. Este año la demanda es incluso mayor y se piden sobre todo abrigos de hombre, que son los que más escasean. La meta principal de la campaña es aumentar el conocimiento, los problemas de pobreza.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Alemania bate su propio récord de generación de energía limpia

mailto  facebook  twitter  google+

Granja eólica en el mar en Alemania
Foto: Kim Hansen

Hace unos meses os informamos que durante unas horas la energía tuvo un precio negativo en Alemania. Es decir, que las empresas proveedoras de energía tuvieron que pagar a los ciudadanos por utilizar energía. No es realmente así, puesto que hay otros gastos, como los impuestos o las infraestructuras que hacen que todavía haya que desembolsar algo. Pero cada vez menos.

Días enteros de energía negativa

Esta tendencia se va agudizando en el país germano. En el mix energético está cada vez más presente las fuente renovables. El pasado domingo, por ejemplo, la generación de energía de fuentes eólicas batió un nuevo récord. Esto significa que muy pronto, la energía tendrá un precio negativo en Alemania no durante unas horas, sino durante un día entero.

Ese día, a las 7 de la mañana, las turbinas eólicas germanas produjeron 39,190 megavatios. Es decir, más de la demanda total de energía de todo el país. Y eso que solo se tuvo en cuenta al energía que procedía del viento. Si se suma la fotovoltaica, geotérmica e hidroeléctrica, la medida se sale ya de todo cálculo.

Sociedad concienciada

Y es que el secreto no está solo en el enfoque de las autoridades y empresas alemanas hacia las energías renovables. Gran parte de la culpa de estos datos está en los propios ciudadanos alemanes.

Año tras año han mantenido su apuesta por las renovables. En un estudio de la Agencia Alemana de Energías Renovables, nada menos que el 95 de los alemanes declaraban estar dispuestos a pagar un extra por obtener energía verde. No solo la lucha contra el cambio climático está detrás de este defensa de la sostenibilidad. También influye la visión de que esta es la mejor manera de que el país mantenga su independencia energética, evitando la dependencia de otros países como Rusia o Estados Unidos.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias