Bbrainers – Encuentro para juristas en Madrid. Innovación.

Delia de Vestalia Asociados presenta el evento BBrainers el próximo día 9 de febrero. Un encuentro único para abogados, juristas y profesionales del sector...

Científicos calculan el clima de Juego de Tronos

mailto  facebook  twitter  google+

©HBO

El otro día os comentábamos que los científicos son esos señores en bata, ocupadísimos en sus investigaciones que, claro, no llegan a casa y encienden la tele. Así que viven ajenos al hype de series que vivimos en la actualidad. Pues bien, admitimos que nos equivocábamos.

Lannisters en Houston

Porque al menos sí que hay un grupo de científicos que ven series de televisión. O al menos que son fanáticos de Juego de Tronos. Quién puede culparles si la mitad de la población esta igual. Otra cosa es que su devoción les lleve a ponerse a investigar y a publicar informes cuando menos peculiares.

Qué pesar de los científicos expertos en clima de las universidades de Cardiff, Bristol y Southampton. De estos investigadores que, esperemos que en sus ratos libres, se han puesto a desarrollar modelos climáticos basados en Juego de Tronos. A establecer como serán las estaciones y las variaciones de temperatura en cada uno de los reinos que aparecen en la serie.

Y ni cortos ni perezosos ha publicado sus resultados en un informe, un tanto disparatado, claro. Según sus datos, la tierra protegida de los Caminantes Blancos, el Muro, tiene un clima muy similar al de Laponia, mientras que Houston es la traducción terrestre del territorio de los populares Lannister, la Roca Casterly.

Modelos climático de Juego de Tronos
Imagen: @ClimateSamwell

Dragones y cambio climático

Los expertos han tratado de encontrar una explicación a uno de los factores más raros de la serie, la gran duración de las diferentes estaciones. Según sus cálculos los largos inviernos se deben a una acusada variación del eje de rotación de la Tierra. La inclinación es tan acusada que un plano se expone al Sol mientras en el otro está ausente durante largas temporadas.

Pero nuestra parte preferida del informe y quizá la más delirante es en la que calculan las implicaciones de la actividad de los dragones en el calentamiento global. Cómo sus bocanadas de fuego y consiguientes emisiones de gases de efectos influyen el aumento de las temperaturas. Incluso han calculado que este incremento sería de 2,1 grados.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Temperatura media en Madrid desde el año 2010 hasta el año 2017

mailto  facebook  twitter  google+

Viendo la temperatura media de los meses más fríos y cálidos en Madrid, podemos ver de alguna manera el suave pero constante cambio climático.

Mes más frío (Enero). Temperatura media.

  • Enero 2010: 5ºC
  • Enero 2011: 6ºC
  • Enero 2012: 8ºC
  • Enero 2013: 7ºC
  • Enero 2014: 8ºC
  • Enero 2015: 8ºC
  • Enero 2016: 9ºC
  • Enero 2017: 8ºC

Si miramos los meses más cálidos (Agosto), el efecto es similar. Temperatura media

  • Agosto 2010: 29ºC
  • Agosto 2011: 28ºC
  • Agosto 2012: 29ºC
  • Agosto 2013: 30ºC
  • Agosto 2014: 29ºC
  • Agosto 2015: 30ºC
  • Agosto 2016: 31ºC
  • Julio 2017: 31ºC

En ambos casos estamos hablando de unos incrementos medios de la temperatura media de unos 2 grados en un periodo de 7 años.

No son valores máximo o mínimos. Hablamos de mediciones de valores medios.

La fuente está aquí.

https://www.worldweatheronline.com/madrid-weather-averages/madrid/es.aspx

Disfruta de tu navidad, puede ser que las seguías extremas, el calor continuo sean lo normal en un futuro muy cercano.

 

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Cuantos más juguetes, peor calidad del juego

mailto  facebook  twitter  google+

Llegan las navidades, y con ellas los regalos de Papá Noel y los Reyes Magos. Según un reciente estudio que la Universidad de Toledo (EEUU) ha publicado en la revista Infant Behavior and Development, menos es más. No pretendamos cubrir a nuestros hijos de jueguetes, porque con menor cantidad, jugarán durante más tiempo y de una manera más creativa, exprimiendo al máximo las posibilidades de los regalos.

Los investigadores participantes en este estudio analizaron el comportamiento de 36 menores, de entre 18 y 30 meses, que se dividieron en dos grupos. Los niños que formaron parte del primero, tuvieron cuatro juguetes para jugar, mientras que los del segundo disponían de 16. Además, se les dejó periodos supervisados de juego libre, ​​de hasta 30 minutos.

Los niños interactuaron con 8,6 de los juguetes disponibles cuando tenían 16 para elegir, y 3,1 de los juguetes disponibles cuando tenían que elegir entre 4.

Menor creatividad y concentración

Se comprobó que los niños con menos juguetes prestaban más atención, de manera sustancial, a cada uno de ellos, y sus juegos eran más creativos. Analizaba distintas perspectivas en torno al objeto y mejoraba su concentración.

En contraste, el juego de los niños que tenían a su disposición 16 juguetes resultaba de peor calidad, porque su atención se dispersaba. Pasaban más tiempo tratando de elegir entre las distintas opciones que en analizar los objetos y sus posibilidades.

Periodos más largos para explorar

La investigación sugiere que “cuando en su ambiente se les proporciona menos juguetes, los niños pequeños disfrutan de períodos más largos de juego con cada juguete, lo que estimula un enfoque de exploración mejor y un juego más creativo”, señalan los científicos.

“Esto se puede ofrecer como una recomendación en muchos entornos naturales, para apoyar el desarrollo de los niños y promover un juego sano”, concluyen.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Alerta para las áreas salvajes. Podrían desaparecer en 50 años

mailto  facebook  twitter  google+

Deforestación del Amazonas

Cincuenta años. Eso es todo. Mucho menos de lo que vive una ser humano de media. Una persona que hoy tiene veinte años, puede que cuando cumpla 70 no pueda disfrutar de la naturaleza salvaje. Simplemente no existirá.

Un 52% perdido en toda la Historia

Es la advertencia que la Universidad de Queensland ha lanzado y que The Guardian ha recogido en sus páginas. Desde que el ser humano escribe la historia en documentos, se ha perdido el 52% de las áreas salvajes. Y el 48% que se mantiene está en un serio peligro. Como dato, desde que se firmaron los acuerdos de Río para la preservación de las selvas se han perdido tres millones de kilómetros cuadrados de espacios salvajes.

Es decir, en los últimos 25 años se han perdido la décima parte del total. Los especialistas apunta que a este ritmo, habrán desaparecido completamente los espacios salvajes en tan solo medio siglo. Es decir, si seguimos esforzándonos así seguro que nuestros hijos lo verás. Y los más afortunados de nosotros también. Afortunados por definirlo de algún modo.

Todo lo que nos jugamos

Es mucho lo que nos jugamos en detener este proceso. No es solo que ya no podamos disfrutar estos espacios. Es que su eliminación tendrá un impacto definitivo en los más diversos órdenes. En la atmósfera y el cambio climático, en los ciclos del agua, del nitrógeno, y en la polinización. Por no hablar de la gravedad de la pérdida de biodiversidad.

Y lo peor de todo es que no tenemos cincuenta años para cambiar este tendencia. Tenemos mucho menos tiempo. Si no es ya demasiado tarde. Estas áreas salvajes funcionan mediante un complicado y frágil equilibrio. Estamos más cerca de lo que creemos de llegar a un punto de no retorno. De que la afectación de estos ecosistemas sea tan severa que ya no puedan recuperarse aunque decidiéramos recuperarlos.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Avances científicos que han cambiado el mundo en 2017

mailto  facebook  twitter  google+

Un año más, la revista Science repasa los descubrimientos científicos más sonados del año que está a punto de terminar, 2017.

En el podio, la detección de ondas gravitacionales y la radiación por la fusión de dos estrellas, seguidos de la detección de una nueva especie de orangután, la criomicroscopía electrónica o los avances en la edición genómica y la lucha contra el cáncer.

Una colisión estelar

Las ondulaciones del espacio-tiempo procedentes de la fusión de dos estrellas de neutrones encabeza este ranking. Fue una colisión estelar ocurrida a 130 millones de años luz en la galaxia NGC4993, que desencadenó una explosión colosal que siguieron cientos de astrónomos en todo el mundo. Sus consecuencias aún están por analizar.

Un nuevo gran simio

Hacía cerca de 90 años que no se descubría una nueva especie de la familia Hominidae, la de los grandes simios a la que también los humanos pertenecemos. Pero en noviembre se incorporó un nuevo tipo de orangután, Pongo tapanuliensis, visto en el distrito indonesio de Tapanuli, en la isla de Sumatra. Solo quedan unos 800 individuos de esta especie.

La vida a escala atómica

El Premio Nobel de Química 2017 ha recaído este año en los científicos que desarrollaron la criomicroscopía electrónica (cryo-EM), una técnica que permite congelar y visualizar biomoléculas en plena actividad. Además, este año se ha mejorado el software de procesamiento de imágenes y sus estándares de calidad, de modo que se pueden ver las bioestructuras con una resolución casi atómica.

Edición del ADN y el ARN

Este año se han anunciado mejoras en la emergente técnica de la edición de bases, que corrige mutaciones puntuales tanto en el ADN como en el ARN.

Nueva inumunoterapia contra el cáncer

Una de las mejores noticias de este año ha sido la llegada de un medicamento contra el cáncer que mata la enfermedad  basándose en el ADN, en lugar de en el órgano donde se origina el cáncer. El medicamento impulsa el sistema inmunológico y se ha aprobado para los casos de melanoma y otros tipos de tumores. El requerimiento para su éxito, que las células cancerosas tengan la denominada ‘deficiencia de reparación de desajuste’, lo que implica que están repletas de mutaciones en genes que reparan el ADN.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Ver últimas noticias