El fútbol femenino acorta distancia hacia la igualdad. Pero a paso de tractor

Estamos madurando como sociedad en igualdad de género, pero entre las brechas que quedan por cerrar, especialmente abierta está la del deporte femenino. Probablemente...

Superciclones: el clima que viene

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Ya lo advirtió el pasado mes de mayo: la temporada de huracanes en el Atlántico, que comienza oficialmente el 1 de junio y termina el 30 de noviembre, iba a ser (y lo está siendo) muy activa. Hasta la fecha, llevamos 15 tormentas (ahora mismo se está formando Ophelia, y se espera que se convierta en huracán), de las que 9 se han convertido en huracanes, y de los que cuatro han sido superiores a 3 en la escala Saffir-Simpson: María e Irma (categoría 5) y José y Harvey (categoría 4).

Ahora, tras la devastación de Harvey, el Centro Nacional de Huracanes, que depende de la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera de Estados Unidos (NOAA), y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), han reconocido en un comunicado que con el cambio climático estos fenómenos pueden ser más intensos, y tener efectos más graves.

Más calor, más lluvias

Así, dicen los miembros de las mencionadas organizaciones, en un ciclón como Harvey, es probable que las cantidades de lluvia sean más altas de lo que hubieran sido de otra manera, con un clima más templado, ya que las temperaturas elevadas son uno de los efectos más evidentes del cambio climático. Si las aguas superficiales del mar tienden a calentarse, se pueden dar condiciones para el fortalecimiento de los huracanes.

Así, Irma alcanzó vientos máximos sostenidos de hasta 295 km/h y la fuerza del oleaje que provocó fue tal que su señal fue detectada por los instrumentos usados para medir terremotos. La actual temporada de huracanes pasará, además, a la historia por la cantidad de tormentas con nombres que han llegado a huracanes de forma consecutiva. Han sido nueve, de Franklin a Nate, pasando por Irma, José y María. Ha sido la segunda vez en los registros del Atlántico (la anterior fue 1896) con tres huracanes tan duraderos (9 días) en una temporada. En 2017 ha habido 17,75 días de grandes ciclones, más que en 2005.

¿Habrá que ampliar la escala que mide los huracanes?

Los vientos tan potentes que desplegaron algunos de estos últimos ciclones, como Irma y María, ayudaron a reabrir el debate sobre si hay que ampliar la actual escala que mide los huracanes, la escala Saffir-Simpson, que data de 1969. La categoría 5, la máxima en la escala actual, se refiere a una velocidad del viento superior a 250 kilómetros por hora. Irma lo rebasó y mucho, llegando casi a los 300 km/h y Allen en 1980 llegó a 305 km/h, mientras que en el Pacífico el tifón Haiyan (2013) y el huracán Patricia (2015) dejaron vientos de más de 315 km/h el primero y 345 km/h el segundo.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Cristobal Colón pudo ser un pirata portugués

mailto  facebook  twitter  google+

Cristóbal Colón
[Pixabay]

Uno de los misterios más duraderos de la Historia es la nacionalidad de Cristobal Colón. En sus diarios nunca lo desveló y su propio hijo, que escribió su biografía, tampoco. Hay teorías para todos los gustos, desde que fue un judío converso que regresó a España tras la expulsión de éstos, y por tanto no podía revelarlo a la reina Isabel si no quería que en lugar de apoyarle le metiera en la cárcel, hasta la más creída que sería que fue genovés. Lo cierto, es que no hay pruebas concluyentes de la nacionalidad de Cristobal Colón, y aunque el mérito de la empresa sea de la Reina Isabel la Católica de Castilla y León, que fue la única que le creyó y aportó los fondos necesarios, a muchos les gustaría decir que era su paisano, por aquello del orgullo.

 

Portugal también quiere a Colón, ahora

Aunque en su momento la corona portuguesa no le hizo caso y por eso se dirigió a la española, hay una posibilidad de que Cristobal Colón fuera de origen portugués. Concretamente, habría nacido en la Isla de Madeira. La razón por la que no lo confesó nunca podría ser su pasado como pirata.

Al menos así lo afirma Fernando Branco de la Universidad de Coimbra, convencido de que Colón era en realidad Pedro Ataíde, corsario luso del siglo XV.

Lo hace apoyado en un centenar de coincidencias entre ambos personajes que explica en su libro “Cristóbal Colón, noble portugués” publicado en 2012. Según este historiador, el corsario era perseguido por el rey de Portugal João II y aunque fue dado por muerto en un naufragio en Cabo de San Vicente, habría podido salvar su vida y cambiar su nombre al llegar a la costa.

Ahora, los investigadores pretenden extraer los restos de un familiar de Ataíde para comparar los ADN y tratar de poner fin a este enigma histórico…

 

Alejandro Jiménez

Redactor e investigador, ratón de biblioteca y observador activo de la realidad. Creo que el mundo cambia según se cuenten las cosas.

¿Cómo surgieron los estados?

mailto  facebook  twitter  google+

Göbekli Tepe
Foto: Teomancimit

Quizá lo mejor sea admitir que no sabemos nada. Que en todos los libros de texto se incluya una advertencia, suspendida en un asterisco, que diga que lo ahí expuesto es solo fruto de las últimas investigaciones. Pero que está sujeto a modificaciones, correcciones o eliminaciones en función de posteriores descubrimientos. Aprenderíamos igual, pero con espíritu crítico.

De cazador a ser social

Porque, por ejemplo, sigue en debate la forma en la que el ser humano pasó de comunidades de cazadores recolectores a organizarse en sociedades y de ahí en estados. Parecía, hasta hace poco, que el paso a los estados más o menos pequeños, fue fruto del asentamiento del ser humano: una forma de organizarse y gestionar los excedentes, o la escasez, de recursos. Y siempre bajo el férreo control de un poder más o menos brutal.

Ahora, las nuevas investigaciones ponen en entredicho este esquema. Excavaciones como las del tempo de Gobekli Tepe en Turquía apuntan a un desfase temporal tremendo entre comunidades agrícolas y estados. Los arqueólogos están convencidos de que encontrarán más lugares como este.

6.000 años de desfase

Construcciones que implican la organización de diferentes comunidades en fechas muy tempranas. Entre 12.000 y 10.000 años. Sin embargo, las primeras ciudades estado no aparecen realmente hasta hace 4.000 años, en Mesopotamia.

La teoría de estos expertos es que las condiciones de vida en las pequeñas comunidades agrícolas se fueron haciendo cada vez más duras. Plagas y epidemias diezmaban el número de integrantes, además de que la esclavitud de la cosecha no garantizaba el sustento.

Esto hizo que estas comunidades se fueran agrupando en lugares que garantizaban, por recursos y climatología, unas cosechas mejores. Y la siempre tranquilizadora fuerza del número. Compartir conocimientos y habilidades y desarrollar una estructura social mejoraba las posibilidades de superviviencia.

Sin embargo no fue un proceso rápido ni general. Aunque la población pasó de dos millones de humanos en el 12.000 antes de Cristo a 25 millones en el 2.000 antes de Cristo, la gran mayoría de la gente no tuvo contacto con las diferentes formas de estado hasta la Edad Media, y siguió viviendo en comunidades que poco se diferenciaban de las del Neolítico temprano.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Noel Gallagher se carga el estreno en solitario de su hermano Liam

mailto  facebook  twitter  google+

Noel Gallagher

Los Gallagher vuelven a buscar titulares a base de trapos sucios, y eso que vena artística no les falta (sobre todo a Noel). Solo un par de días después de que Liam lanzara su primer álbum en solitario, As You Were, un disco que no está causando sensación y tiene claro ecos del sonido de Oasis, Noel, que lo aventaja en número de álbums en el mercado, ha intentado robarle protagonismo con Holy Mountain, el primer single de su ya anunciado nuevo disco Who Built The Moon?, que se espera que vea la luz el día 24 de noviembre. Un auténtico temazo en el que el artista colabora con su banda High Flying Birds en un trabajo que, ha anunciado, será más electrónico, aunque este tema tiene un final a lo Beach Boys.

Así se va expandiendo la riña de los Caín y Abel del pop británico. Y eso que parecía que Liam intentaba eludir hablar de su hermano en sus apariciones públicas de promoción, mientras que Noel se explayaba a gusto con perlas como la que soltó en una entrevista a The Sunday Times , diciendo que su hermano necesita que lo trate un psiquiatra.

No parece que estas aguas vayan a calmarse en los próximos meses, con ambos hermanos en gira y festivales. Noel comenzará una gira en febrero en Estados Unidos, además de mantener actuaciones por América Latina como telonero de U2, cosa de la que Liam ha aprovechado para reírse diciendo que U2 deberían ser teloneros suyos.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Los retos del coche eléctrico

mailto  facebook  twitter  google+

coche eléctrico
[Pixabay]

El futuro hacia el que avanzan las ciudades será eléctrico sí o sí. No tanto en nuestras casas, donde ya es así en gran medida. Sobre todo nos referimos a la movilidad. Ahora, para ello es necesario que el vehículo eléctrico sea una alternativa real al de combustión fósil. No solo para desplazamientos cortos. También para viajes largos. Y de momento hay algunos aspectos que es necesario mejorar.

Agencia Europea de Medioambiente

Lo ha puesto de relieve la Agencia Europea de Medioambiente. Porque para que tengamos una alternativa real, hay que partir de análisis serios y despasionados que detecten las debilidades. Esta institución ha emitido un informe sobre los vehículos eléctricos en el continente.

El estudio destaca que la venta de este tipo de coches está avanzando a buen ritmo. Mientras que en 2014 se pusieron en circulación 40.000 unidades, en 2016 esta cifra se ha elevado ostensiblemente hasta los 200.000.

Son embargo, el gran talón de Aquiles del vehículo eléctrico sigue siendo su autonomía. No solo por lo que de factor disuasor tiene para los posibles compradores. También por una cuestión práctica.

Una electrolinera cada 100 km

El informe ha evaluado la autonomía de estos coches y ha llegado a una conclusión lógica, pero en la que se piensa poco. Para que un parque de coches eléctricos significativo pudiera circular con normalidad sería necesario una electrolinera (es decir, una estación de recarga) cada 100 kilómetros como mínimo. Pero eso lo es lo más complejo.

Lo realmente relevante es que tendrían que ser unas instalaciones monstruosas. Teniendo en cuenta los tiempos de recarga y la cantidad de coches prevista, se trataría de lugares se necesitarían varias hectáreas para acoger estos vehículos sin generar esperas.

Y por último, el problema de siempre. Instalaciones muy extensas y complejos suponen una inversión muy elevada. Una inversión que difícilmente se amortizaría sin se quiere que los costes derivado de tener un coche eléctrico no se disparen y se mantenga competitivo con el coche de gasolina. De hecho, el menor coste en el consumo es el gran aliciente de los coches impulsados por batería.

Sin duda son retos importantes. Pero hay que tener en cuenta que estamos ante una tecnología emergente, en la que se está investigando y que tiene un enorme margen de mejora. Es lógico pensar que dentro de muy poco tiempo tendremos coches con mucha más autonomía y unos tiempos de recarga menores.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias