Rich Froning – Campeón mundial de CrossFit 4 años seguidos – ¿cómo entrena?

Rich Froning es el campeón mundial de CrossFit durante 4 años seguidos. Estos campeonatos que se han hecho algo populares en NetFlix son una...

El pan y los bizcochos pasados crean un envase biodegradable

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

 

Nada se destruye, solo se transforma. Ese principio parece ser la base de Bread4PLA (acrónimo de pan para plástico), proyecto del Instituto Tecnológico del Plástico de Valencia que la Comisión Europea (CE) ha destacado como uno de los 15 mejores proyectos Life+ de los últimos 25 años. Trata residuos de panadería para producir un tipo de plástico que a su vez permite envasar productos industriales en bolsas y bandejas sostenibles, haciendo el resultado100% biodegradable, compostable.

los investigadores han conseguido obtener ácido láctico a partir de la fermentación de cortezas y residuos de pan de molde y bizcochos. La creación final es un film de PLA (ácido poliláctico) con el que se hacen bolsas y bandejas perfectas para envasar productos alimentarios, sobre todo de panadería y bollería.

Evita el enranciamiento de pastas y mantecados

La forma como actúa este film es como barrera al oxígeno y al vapor de agua. Además de ser compostable, resulta eficaz para evitar el enranciamiento de productos como pastas o mantecados, que se conservan frescos hasta doce meses. Además, ha permitido ofrecer una aplicación de alto valor añadido a unos residuos que hasta ahora se utilizaban mayoritariamente como piensos animales.

En el proyecto también han participado investigadores del Centro Tecnológico de Cereales (CETECE) de Palencia, del Leibniz-Institut für Agrartechnik Pstdam-Bornim ATB (Instituto de Agricultura, Alemania) y el Biocomposites Centre de la Universidad de Bangor (Inglaterra).

Una investigación con financiación pública

LIFE BREAD4PLA es un proyecto financiado por el programa de la Unión Europea LIFE+, en el que han participado investigadores de cuatro centros tecnológicos, entre ellos los españoles AIMPLAS y CETECE. También ha recibido el apoyo de empresas como Panrico y Grupo Siro.

BREAD4PLA no ha sido la única iniciativa española galardonada con los mencionados Green Awards de la CE, también el éxito conseguido por la reintroducción del lince en Andalucía o el apoyo de las prácticas agrarias que mejor contribuyen a luchar contra el cambio climático.


 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Aunque no lo creas, la paz está venciendo

mailto  facebook  twitter  google+

La paz aumenta en el mundo
Foto: Visitor7

Bueno, primero una aclaración. La noticia no es el avión que aterriza con normalidad. Desgraciadamente, la noticia es el avión que tiene problemas. Así que si te decimos que el mundo es cada vez más pacífico puedes sorprenderte. Porque basta poner las noticias para tener una idea equivocada. Pero, de nuevo, recuerda qué es noticia y qué no.

Índice Global de Paz

Resulta que hay un Índice Global de Paz (o GPI por sus siglas en inglés). Este índice está impulsado por el think tank Economics and Peace. Pues según este índice, la paz global se ha incrementado en un 0,28% en el pasado año.

Este grado de paz se ha alcanzado después de que se hayan incrementado las buenas perspectivas en 93 países. En 68 de ellos, la situación empeoró.

El GPI se establece teniendo en cuenta 23 factores diferentes y se analiza en los 163 países independientes. A partir de estos elementos se determina el grado de paz de cada estado. Este análisis abarca prácticamente al 99,7% de los habitantes del planeta.

Islandia contra Siria

A partir de este índice se establece un ránking. Y el primer puesto lo ocupa Islandia, que revalida el título por noveno año consecutivo. Nueva Zelanda, Portugal, Austria y Dinamarca siguen al país isleño cada vez más de cerca.

Pero el lado opuesto del la clasificación también puede ser fácilmente imaginado. Afganistán, Irak, Sudán del Sur y Yemen ocupan los últimos puestos de la tabla como países en los que la paz es más necesaria. Y por supuesto, el país en el que más necesaria es, Siria.

En cuanto a las zonas que más han mejorado, destaca Sudamérica, cuyo índice de paz se han disparado. La mejora de su situación ha hecho que haya sobrepasado a América Central y al Caribe como el cuarto área más pacífica del planeta.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Cómo la red decide lo que pensamos

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

 

Eli Pariser, activista cofundador de Avaaz o MoveOn.org (grupo progresista norteamericano), y Consejero Delegado de Upworthy -un portal que difunde contenido viral social-, está preocupado. Alerta de los peligros que nos encontramos por algunas distorsiones del mundo digital. Internet nació para promover y compartir información, y sin embargo, los poderes económicos han restringido su potencial.

Google, Facebook, Netflix, Amazon… Nos leen el pensamiento

Pariser lo resume en su libro El filtro burbuja, publicado en 2011 y editado ahora en español por Taurus: los filtros que aplican algunas webs facilitan las búsquedas en la Red, al precio de dejarnos encerrados en una burbuja de contenidos personalizados. En 2009, Google comenzó a per­sonalizar los resultados de nuestras búsquedas, adaptándolas a nuestra ubicación o búsquedas previas, entre otros factores. Más tarde ocurrió en Facebook, que pasó a mostrarnos actualizaciones de aquellos amigos con los que interactuamos más. Netflix, Amazon y Pandora (un servicio online de canciones) pueden detectar nuestros gustos y personalizarnos su oferta.

Y para el autor, todo esto, que las empresas de Internet logran con complejos algoritmos y aparentemente es positivo y útil, puede resultar peligroso. Define el fenómeno como “burbuja de filtros”, explicando que es “un universo único de información para cada uno de nosotros”, lo que nos dificulta encontrar información online que desafíe nuestros puntos de vista, y dificulta en çultimo término la democracia. Es una “autopropaganda invisible, que nos adoctrina con nuestras propias ideas”, explica el autor.

Monetizar nuestro control

Por ejemplo, buscar “cambio climático” arroja distintos resultados en el caso de que el usuario sea científico o en el de que trabaje en una petrolera, explica. La mayor parte de los buscadores y webs de noticias cuentan hoy en día con este tipo de algoritmos, y su objetivo no es precisamente que “el usuario cambie de opinión y amplíe sus horizontes”. “Estas empresas deciden qué opciones tenemos de menú”, advierte Pariser.

Google, Facebook y otras webs también convierten la información que recopilan con las búsquedas de sus usuarios en dinero con, por ejemplo, la venta de publicidad, señala Pariser. “Cuando algo es gratis, el producto eres tú”, añade. Sin ser totalmente conscientes, confiamos a los buscadores y a redes sociales información que no le daríamos “ni a nuestros amigos más cercanos”, por eso, cree que es necesaria una iniciativa legislativa que otorgue a los ciudadanos la propiedad de esos datos y la capacidad de borrarlos en el momento que lo deseen. El “filtro burbuja” que describe Pariser ha cobrado especial relevancia con la victoria de Donald Trump y el brexit. La ciudadanía experimentando “un gran cambio” en su relación con los medios de comunicación y gran parte de la información que obtiene no es a través de ellos, sino de las redes sociales.

Formas de esquivarlo

La visión de Pariser es, con todo, progresista. Tras analizar la evolución de Internet hacia la personalización, propone recetas para reventar la burbuja de filtros: pide a las empresas de Internet que den a sus usuarios más control sobre la información personal que tienen de ellos, o que contraten una suerte de defensor del usuario, y por lo pronto, al internauta le sugiere apagar las opciones de personalización. Otra idea que aporta es que los algoritmos de filtración sean complementados por editores humanos que muestren información contrastadamente afín a nuestros intereses. Asimismo, reclama una mayor promoción de temas públicos que favorezcan la ciudadanía.

En esta charla TED del autor, se puede porfundizar en sus ideas:

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Más sexo, mejor para tu cerebro

mailto  facebook  twitter  google+

El Sexo mejora las habilidades cerebrales
Foto: Sabrina Campagna

Puedes haber probado muchas drogas. Haber bebido mucho alcohol. Puedes haber comido los mejores manjares. Pero no te engañes. No hay nada como el sexo. Vamos a ser sinceros. Es lo que mejor te hace sentir, lo que mejor recuerdo te deja y lo que hace tu cerebro funcionar.

Sexo en mayores

No es que sea solo una cuestión lógica. Es que los científicos están de acuerdo. Ahora le han puesto su toque de investigación. En concreto, han sido profesionales de la Universidad de Coventry y de Oxford, ambas en Gran Bretaña.

Estos investigadores han estudiado el efecto del sexo en mayores. En esas personas que, en principio, tienen más comprometidas algunas funciones cerebrales a causa de la edad. Para ello eligieron a 73 personas de entre 50 y 83 años. Y que nadie se vuelva loco. Lo que hicieron fue proponerles contestar un cuestionario.

En el cuestionario, así como bastante personal, les preguntaban sobre la frecuencia de sus relaciones sexuales. Pero todo en el nombre de la ciencia, claro. Para disimular, les preguntaron por otras facetas de su salud y hábitos.

Mejores habilidades

Una vez con las respuestas, todo lo que no tenía que ver con el sexo fue desechado. Al fin y al cabo era solo un truco. Y pasaron a la siguiente fase. Agarraron a los sujetos de estudio y les sometieron a una serie de test estandarizados. Básicamente comprobar sus reflejos, capacidad de atención, memoria y habilidades con el lenguaje, cognoscitivas y verbales.

Pues bien, resulta que aquellos que confesaron tener relaciones sexuales semanalmente alcanzaron los mejores resultados en las pruebas físicas.

Las pruebas en las que obtuvieron mejores resultados fueron las relativas a las habilidades verbales y cognoscitivas. Sin embargo, otros aspectos como el lenguaje, la memoria o la atención no estaban influidas por una mayor actividad sexual.

Como siempre, el trabajo de los científicos no es una cosa vacía y, en este caso, procaz. Lo que buscaban era la relación con ciertas hormonas, segregadas durante el acto sexual, con la conservación de la actividad cerebral. Y a partir de ahí, la posibilidad de elaborar fármacos y terapias que contribuyan a mejorar las condiciones de los mayores.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Centro Botín en Santander: Nuevo referente cultural, arquitectónico y turístico.

mailto  facebook  twitter  google+

Tras la inauguración oficial del Centro Botín del viernes 23 de junio, el sábado 24 se realizó una jornada de puertas abiertas (salvo el acceso de pago a las exposiciones) para que los santanderinos pudieran por fin conocer la obra que más ha dado que hablar en la ciudad durante los últimos meses. Un edificio singular que ya se conoce como “El Guggenheim de Santander” tanto por su estética rompedora, como por la aspiración de convertirse en foco de atracción para un nuevo tipo de turismo, del que tal vez adolecía la ciudad.

“Yo lo hubiera puesto en otro lugar de la ciudad, no en el Paseo Pereda, ahí en medio… —Responde una comerciante que trabaja justo enfrente al ser preguntada— Pero está muy bien, porque aquí lo que faltaban eran museos”

¿Rompedor o Integrador?

Si el citado Guggenheim vino a embellecer una zona antaño degradada como era la Ría Industrial de Bilbao, el Paseo de Pereda era famoso por su fachada de estilo parisino, homogéneo y elegante, declarado BIC en 1985. Una obra así, de estilo vanguardista, no podía dejar de provocar polémica por su alteración de una estética tan definida. Y sin embargo, el arquitecto ha sido capaz de lograr una obra realmente notable por su capacidad camaleónica. Sus grandes fachadas de cristal no distan mucho de las galerías de las otras fachadas decimonónicas, y su emplazamiento a pie de muelle lo confunde con uno más de los cruceros allí amarrados, o los habituales Britanny Ferries que la unen con Reino Unido.

 

Un edificio de  Renzo Piano para ser vivido

El responsable de lo que más que un edificio es una intervención urbanística es el Premio Prizker Renzo Piano, en colaboración con Luis Vidal Arquitectos. La estructura, que mira a la Bahía y hasta la enmarca, permite a las personas moverse por ella como si fueran las bolas de una máquina recreativa, o en palabras de Renzo Piano: “Recuerda a un Pachinko, máquina recreativa japonesa”. Sus distintos niveles, pasarelas, balcones y plataformas, visitables sin necesidad de adquirir la entrada, representan un nuevo espacio para la ciudad desde la que contemplar ésta y el resto de la Bahía, en una nueva perspectiva que descubrirá aún más la belleza del entorno.

Más sobre Centro Botín en su web.

 

Alejandro Jiménez

Redactor e investigador, ratón de biblioteca y observador activo de la realidad. Creo que el mundo cambia según se cuenten las cosas.

Ver últimas noticias