Los animales nos salvarán de todo

He tenido un día tan nefasto que lo único que me alegra mínimamente es pasarme por Twitter a mirar vídeos absurdos de animales. Sí,...

Noruega lidera las políticas de deforestación cero

mailto  facebook  twitter  google+

Noruega quiere poner fin a la deforestación
Foto: Przykuta

Aunque tenemos nuestras reticencias sobre la política noruega en cuanto a la caza de ballenas, son innegables los esfuerzos del país en otros aspectos de la conservación de la naturaleza. Incluso, excepción hecha e los cetáceos, si el reto de naciones imitarán sus decisiones, la mundo sería un lugar muy distinto. Por ejemplo, tendríamos muchos más árboles. Vale, y también quizá no tuviéramos ballenas.

Alto a la deforestación

Pero hoy hablamos de la decisión de las autoridades de Noruega de defender la deforestación cero. Es decir, que ni un solo árbol más se tale en beneficio de ninguna industria. Que las empresas madereras, de papel, ganaderas, agrícolas o de cualquier tipo que pretendan comerciar con el país, han de comprometerse a realizar prácticas sostenibles.

Bien sea con el uso de recursos reciclados o renovables o con proyectos reales de plantación de cada árbol que se tala, las compañías han de comprometerse con la conservación de los espacios naturales.

Fin de contratos

Esta medida de la que Noruega es pionera, es relativa a aquellas empresas que pretendan comerciar con entidades públicas del país. No afecta, en principio, a los acuerdos entre empresas privadas. Aunque los gobernantes noruegos esperan que su ejemplo sirva para que estas corporaciones se unan a su proyecto. Un proyecto que surgió como una reclamación de la organización Rainforest Foundation Norway y que el gobierno ha terminado haciendo suya.

Para demostrar que la medida era real, el gobierno de Noruega actuó de inmediato. Tras promulgar la ley, decidió terminar su relación contractual y comercial con once compañías. Las autoridades juzgaron que incumplían esta nueva política de deforestación cero.

Pero el estado del planeta es tal que ya no sirven las medidas conservacionistas. Hay que ir más allá. Es necesario desarrollar proyectos de reforestación. Por eso Noruega también se ha lanzado a recuperar lo perdido. Y así, apoya acciones de recuperación de la selva en países como Brasil o Guyana.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

A 200 años del nacimiento de Thoreau

mailto  facebook  twitter  google+

Se cumplen 200 años del nacimiento de Henry David Thoreau. Entre los muchos hitos de este activista, figuran su encarcelación por negarse a pagar un impuesto para mantener la esclavitud,  su ensayo Desobediencia civil –que inspiró a Gandhi- y sus escritos pro naturaleza, como Walden. basado en un autoexperimento por el que buscó un respiro de dos años de la modernidad industrial marchándose a vivir al campo, sobreviviendo con lo mínimo. Porpuso un término medio a camino entre la tenologización y la vida enteramente agraria.

Thoreau refleja algunos de los principios del llamado espíritu americano. Humanista, hinduista, partidario de la responsabilidad individual (estuvo muy influido por el liberalismo), promotor del ascetismo o formas alternativas de educación, y hasta vislumbró aparatos actuales como el teléfono móvil.

Influyó en todas las ideologías

 

Filósofo, profesor, poeta e hinduista, que comenzó a trabajar en la fábrica de lápices de su familia y allí desarrolló sus ideas sobre los derechos de los trabajadores, sus enseñanzas se citan hoy por todas las ideologías. No en vano, influyó en el movimiento obrero británico, la independencia de la India, el movimiento por los derechos civiles, la revolución hippie, el movimiento ambientalista o la independencia del desierto. Hoy, las palabras de Thoreau son citadas con sentimiento por liberales, socialistas, anarquistas, libertarios y conservadores por igual.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Vamos a conseguirlo. La sexta extinción está a nuestro alcance

mailto  facebook  twitter  google+

El ser humano va camino de provocar la sexta extinción masiva
Foto: Lord Mountbatten

Vamos por muy buen camino. Parece que estamos muy cerca de conseguirlo. No ha sido fácil. Se han necesitado muchos esfuerzos. Muchas personas implicadas. Durante mucho tiempo. Pero ya se ve el final. Estamos a punto de lograr pasar a la historia como los responsables de la sexta extinción masiva de animales en la Tierra.

A la altura de las estrellas

Ojo, que eso significa mucho. Si poner un hombre en la Luna te parece un gran logro, imagina conseguir algo que, antes, solo había sido posible por drásticos cambios climáticos globales, explosiones volcánicas generalizadas en todo el planeta y la caída de un enorme meteorito. Es decir, estamos ya el mismo plano que los grandes cataclismos. Ahí, el simple y frágil ser humano a la altura de los volcanes y las rocas interesterales cayendo a la velocidad del sonido. Casi nada.

Un grupo de naturalistas de la Universidad de Stanford acaba de certificarlo. Efectivamente, la sexta extinción masiva de animales sobre el planeta Tierra está en marcha. Todo como producto de una labor continua. Por ejemplo, hemos eliminado dos especies de vertebrados cada año. Dos cada año puede no parecer mucho, pero claro, es que son dos distintas cada año.

Constancia en la extinción

Así, poco a poco, pero con gran constancia, nos hemos cargado el 41 por ciento de los anfibios y el 26 de los mamíferos en cinco décadas. Sin contar con el porcentaje de especies que no han desaparecido pero cuyo número de ejemplares garantiza que lo conseguiremos muy pronto. Por ejemplo, la cantidad de integrantes del 40 por ciento de los mamíferos que quedan ha descendido en un 80 por ciento desde 1990 hasta hoy.

Para alcanzar estos números tan impresionantes ha sido necesario desarrollar una serie combinada de estrategias. Por supuesto, la caza indiscriminada. Pero también la deforestación, la destrucción sistemática de hábitats, la contaminación de suelos, ríos y mares, la introducción de especies invasoras. Desde luego por falta de empeño e imaginación no ha sido.

Ahora solo nos queda comprobar una cosa. ¿Qué pasará con nosotros mismos cuando seamos la única especie animal rampante en este planeta? Pero tranquilos. A este ritmo, lo vamos a descubrir muy pronto.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Nueva York declara la guerra a la contaminación acústica

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

No es difícil de intuir que Nueva York es una de las ciudades más ruidosas del mundo. La contaminación acústica figura, según las encuestas, entre las principales preocupaciones de sus 8.5 millones de habitantes  Pero Juan Bello, un profesor de origen venezolano que imparte música en la Universidad dde la ciudad, le ha declarado la guerra a la contaminación acústica. Ha iniciado un proyecto por el que planea registrar todo el catálogo de sonidos que tiene esta urbe que tanto ha retratado Woody Allen y cuyos rascacielos ejercen un efecto de reverberación sonora, para analizarlos, inventariarlos, analizar su raíz y establecer una vía para reducirlos.

El profesor ha planteado que el proyecto, bautizado como “Sounds of New York City”, siga un proceso colaborativo, que involucre a los neoyorquinos, a quienes ha pedido contribuir enviando ruidos. Los quince investigadores que lideran el proyecto ya han hecho las primeras pruebas, las primeras máquinas que han capturado sonidos, y enviado sus datos a servidores por wifi, fueron probadas en el barrio de Greenwich Village. También se están instalando detectores de sonidos en Manhattan o Brooklyn.

La segunda causa de enfermedad por motivos medioambientales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que el ruido es la segunda causa de enfermedad por motivos medioambientales, por detrás de la polución atmosférica. El primer informe de alcance mundial sobre este tema, que el organismo publicó en 2011, señala que el ruido de vehículos, trenes y aviones puede provocar desde insomnio hasta ataques al corazón, problemas de aprendizaje y la enfermedad del tinnitus o acúfenos (oír ruidos cuando no hay una fuente sonora externa).

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

El drone de Facebook que conectará África a Internet

mailto  facebook  twitter  google+

Zuck inspecciona el drone de Facebook para llevar Internet a África
Foto: Facebook

Google y Facebook tienen una loca carrera por llevar un bien a África. Seguro que pensáis que las dos compañías están luchando a brazo partido por dotar a las comunidades africanas de agua, o alimentos, o educación. Pues os equivocáis. Lo que tanto Facebook como Google pretenden es llevar Internet al último rincón del continente negro.

Facebook se adelanta

Sí, como lo leéis. Las dos mayores compañías de productos inexistentes están luchando por ver cuál es capaz de dotar de conexión hasta a la última ladea africana. Y parece que Facebook ha tomado la delantera. La pasada semana probaron con éxito su sistema.

Ambos piensan que Internet llegará África desde el cielo. Y Zuckerberg puso a trabajar a un grupo de ingenieros en la construcción de un drone. Si piensas que es un drone como los que estás acostumbrado a ver, entre un mosquito grande y un helicóptero pequeño, te equivocas. Esto es un cacharro que más bien parece un avión comercial. Se trata de un enorme aparato que se mueve con energía solar.

Aquila

El drone, llamado Aquila, está fabricado en fibra de carbono y pesa la tercera parte de un coche convencional. Eso sí, sus alas tienen la envergadura similar a las de un Boeing 737. Aquila carga sus baterías de día y emplea esa energía para volar también de noche. Un prodigio de eficiencia energética.

Tanto que le permite volar a una altura de entre 20.000 y 30.000 metros, muy por encima de los aviones comerciales. Que solo faltaba que los pilotos de líneas regulares tuvieran que andar esquivando el avioncito de Zuck.

Láser y radio

Al tecnología que proporciona Internet a todo lo que está debajo del drone es combinada. Por un lado, los aparatos se comunican entre sí mediante señales de láser. Para proveer de conexión, la señal es una frecuencia de radio similar a cómo funcionan las wifis caseras. Solo que mucho más potente, claro. De esta manera pueden cubrirse superficies de más de 15 kilómetros cuadrados.

Y es así cómo Facebook quiere llevar Internet a 4.000 millones de africanos. Y e especial a los 1.600 millones que viven en áreas remotas. Lo que hagan luego con Internet, pero sin agua ni infraestructuras básicas es seguro tema de otro artículo.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias