Los niños soldado no se unen a grupos terroristas por ideología

El de los niños soldados es un drama común, en algunas zonas de Iberoamérica, Asia y sobre todo en África. En el norte de...

El Nilo, también afectado por el cambio climático

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

También El Nilo, uno de los mayores y más simbólicos ríos de la Tierra, sufre los efectos del cambio climático, con una variación del volumen de su corriente, lo que afecta a las comunidades que necesitan de su caudal para su suministro de agua. La emisión de dióxido de carbono a la atmósfera influye de manera negativa en la corriente de este río, del cual dependen 11 países y más de 400 millones de personas.

Un nuevo estudio, publicado en Nature Climate Change, muestra su comportamiento cada vez más impredecible. Según la investigación, la variación de su corriente está llegando al 50%. Esto significa corrientes de entre 70 a 100 kilómetros cúbicos de agua por año, con más años con devastadoras inundaciones o asoladoras sequias.

Once países afectados

Todo ello está provocando que algunos de los once países que dependen de este río estén recibiendo menos de mil metros cúbicos (m3) de agua por persona al año, y de acuerdo con el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, la situación se vuelve problemática cuando una persona recibe menos de mil 700 m3 al año, y se habla de escasez cuando se baja de mil m3 al año.

La situación se vuelve aún más caótica si se tiene en cuenta que para el 2050 se espera que 800 millones de personas vivan en la cuenca del río Nilo. En 2015 el Nilo fue afectado por el fenómeno climático de El Niño, que produjo una fuerte sequía en Egipto, mientras que en 2016 tocó a La Niña hacer sentir sus efectos que generaron amplias inundaciones.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

El sitio de España donde más llueve es Cádiz – Sierra de Grazalema

mailto  facebook  twitter  google+

La Sierra de Grazalema en Cádiz es el lugar de España donde más llueve. Sorprende por ser una zona del Sur de España que básicamente se considera desértico.

En esta zona de Cádiz se registran anualmente una media de 2.200 litros de lluvia por m2.

Las lluvias en esta zona de España son muy irregulares,

Siendo la temporada más lluviosa el invierno, al que le sigue un verano seco con registros entre los meses de julio y agosto de 5/6 litros por m2.

En diciembre y enero con mas de 400 litros por m2.

En el norte de España la lluvia es más homogénea

  • En Vigo por ejemplo se acumulan de media 1791 l/m² al año y llueve prácticamente la mitad de los días del año.
  • En San Sebastián, 1507 litros / metro cuadrado de media al año.
  • En Madrid llueve unos 400 litros por metro cuadrado al año.

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

El cambio climático hará que los vuelos sean más largos

mailto  facebook  twitter  google+

Los vuelos durarán más a causa de cambio climático
Foto: Don-vip

La verdad es que no tenemos ni la más remota idea de las implicaciones del cambio climático. Algunas ya las conocemos. Otras muchas las estamos sufriendo. Pero de lo que nos queda por descubrir, ni podemos imaginarnos. Y claro, la enorme mayoría serán negativas. Por ejemplo, ¿quién iba a pensar que el cambio climático iba a afectar a los viajes en avión?

Vuelos contra chorros de CO2

Pero así es. Al parecer, el incremento de las temperaturas y sobre todo del CO2 en la atmósfera, hará que los vuelos sean más largos. Si ya es un tortura ir en avión con las condiciones de seguridad y de las compañías aéreas, ahora nuestra mala cabeza con la salud del planeta, también nos va a pasar factura cuando viajemos.

La afirmación procede de un expertos en meteorología y en su relación con la navegación aérea. El profesor de la universidad británica de Reading Paul Williams afirma que las altas concentraciones de CO2 en la atmósfera genera fuertes corrientes en chorro. Estas corrientes se hacen todavía más intensas a 10.000 metros, donde los aviones se desplazan.

2.000 horas más en el aire

Williams ha estudiado la ruta entre el aeropuerto JFK de Nueva York y Heathrow, en Londres. Según su análisis, las corrientes fortalecidas por la presencia de dióxido de carbono, acorta el vuelo en dirección al este a cinco horas y media. Sin embargo, aumenta en mayor medida el tiempo de vuelo en dirección contraria, hasta las siete horas.

“Estimamos que los aviones transatlánticos estarán en el aire 2.000 horas más al año”, asegura Williams. Esto supondrá más de 22 millones de dólares solo en coste de combustible. Pero es que además, se producirá uno de esos ciclos a los que el cambio climático nos está acostumbrando. A más horas de vuelo, mayor consumo de combustible y a mayor consumo de combustible más CO2 emitido.

Y encima no es solo que los vuelos serán más largos. También serán peores, porque estas corrientes de CO2 generarán más turbulencias. De hecho, Williams asegura que hasta el doble de las que padecemos actualmente.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Tres cuartas partes de los animales del mar pueden emitir luz

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Las profundidades marinas no son tan oscuras. Tres cuartas partes de los animales que viven entre la superficie del mar y 3.900 metros de profundidad son bioluminiscentes, esto es, pueden emitir su propia luz, según un estudio que ha llevado a cabo el Instituto de Investigación de la Bahía de Monterrey (Estados Unidos), y publicado en la revista Scientific Reports,

Se trata del primer análisis numérico del número y los tipos de animales brillantes de las profundidades acuáticas. Porque no es fácil detectarlos, ver su reflejo. La oscuridad que tiene el mar por debajo de los 300 metros dificulta registrarlo, y la luminiscencia de estos animales no es constante por propia supervivencia, por la energía que les supone gastar y porque atraería a los depredadores.

Un censo difícil

Aun así, los investigadores recopilaron datos sobre cada animal de más de un centímetro que apareció en los vídeos de las 240 inmersiones de vehículos operados remotamente (ROV, por sus siglas en inglés), realizados durante 17 años en los alrededores del cañón submarino de Monterrey. Contaron más de 350.000 animales individuales, cada uno de ellos identificado por técnicos de vídeo utilizando una vasta base de datos conocida como VARS.

Tras el recuento, el equipo científico dividió los animales observados en cinco categorías: definitivamente bioluminiscente, muy probable que sea bioluminiscente, muy poco probable que sea bioluminiscente, definitivamente no bioluminiscente e indefinido (no hay suficiente información disponible para determinar si es bioluminiscente o no). Y debido al amplio desconocimiento científico sobre las criaturas luminiscentes marinas, del 20 al 40% de los que se ven por debajo de los 2.000 metros se clasificaron como “indefinidos”.

Casi todos medusas

Además, se ha establecido que desde la superficie del mar hasta 1.500 metros, la mayoría de los animales brillantes eran medusas o ctenóforos (similares a las medusas); de 1.500 a 2.250 metros abajo, los gusanos fueron los más brillantes, y a partir de 2.250 metros pequeños animales parecidos a renacuajos conocidos como larváceos representaban aproximadamente la mitad de los animales brillantes observados.

El análisis también mostró que algunos grupos de animales eran mucho más propensos a brillar que otros. Por ejemplo, del 97 al 99,7% por ciento de los cnidarios (medusas y sifonóforos) son capaces de producir su propia luz. En cambio, sólo la mitad de los peces y cefalópodos (calamares y pulpos) son bioluminiscentes.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Los niveles de los océanos podrían aumentar tres metros a finales de siglo

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Es más de medio metro sobre las previsiones que se venían manejando. Según una investigación publicada este mes en Environmental Research Letter, en la que participaron científicos del Royal Netherlands Meteorological Institute, si las emisiones de dióxido de carbono siguen sin reducirse, se sigue perdiendo masa en el Ártico, derritiendo la Antártida y calentándose los océanos (todos ellos fenómenos asociados al calentamiento global), los niveles de los océanos podrían aumentar entre 2,5 y 3 metros para el año 2100.

Aumento reversible

Con todo, Sybren Drijfhout, profesor de Oceanografía Física y Física en la Universidad de Southampton y coautor del texto considera que es algo improbable. “Podría ser un escenario improbable, pero no podemos excluir la posibilidad de que el nivel global del mar suba más de tres metros hacia el año 2100. El calentamiento global inabarcable conducirá a un aumento del nivel del mar de muchos metros, posiblemente más de diez metros, en pocos siglos, amenazando seriamente a muchas ciudades de todo el mundo que se construyen en deltas de río de baja elevación”, afirma.

“Es importante que los responsables de la formulación de políticas y el público en general sepan cuáles pueden ser las consecuencias cuando las emisiones de dióxido de carbono no disminuyen, sobre todo porque hay un severo desfase entre la reducción de emisiones y la respuesta al aumento del nivel del mar”, agrega el profesor.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Ver últimas noticias