40 años de Punk

Desde el 1 de diciembre hasta el 4 de febrero, la galería madrileña La Fiambrera celebra el 40 aniversario del PUNK (1977-2017) con una...

Los ecologistas españoles piden explicaciones por los numerosos incendios en plantas de reciclaje

mailto  facebook  twitter  google+

El partido ecologista español EQUO ha presentado una batería de preguntas parlamentarias con la intención de que se investigue los numerosos incendios que han ocurrido en plantas de reciclaje y vertederos en los últimos meses, así como las medidas que está llevando a cabo el Gobierno para evitarlos.

Una planta de reciclaje en Córdoba, una planta de gestión de residuos en Serranillos del Valle (en Madrid), una planta de reciclaje planta de reciclaje de papel, cartón y plástico en Alicante… EQUO ha denunciado que el número de este tipo de incendios ha aumentado de manera nada desdeñable en los últimos dos años, y en algunos casos, como el de Chiloeches, las plantas se han incendiado varias veces.

Además, según la memoria de actividades del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil correspondiente a 2016, ese año los agentes denunciaron 25.997 infracciones administrativas a la normativa sobre residuos y vertidos, a las que se suman otras ocho infracciones penales de depósitos de residuos tóxicos o peligrosos. Y también  en relación con los residuos, el Seprona denunció 43 infracciones penales por atentado contra los recursos naturales y el medio ambiente y la flora y fauna, hechos por los fueron investigadas o detenidas otras 112 personas.

España, ante el TJUE por su gestión de residuos

Ante este panorama, EQUO ha preguntado al Gobierno si se está haciendo un seguimiento del número de casos y si considera que hay una causa común en todos estos incendios. “La acumulación de cualquier tipo de residuos genera un riesgo, pero es muy sospechoso que las plantas de reciclaje de residuos ardan con tanta frecuencia, generando además problemas graves para la salud pública debido a la contaminación que provocan esos incendios“, ha declarado en la Cámara Baja española Juantxo López de Uralde, diputado en el Grupo Parlamentario de Unidos Podemos.

Ya en 2014 la Comisión Europea llevó a España ante el Tribunal de la UE de Justicia (TJUE) por la mala gestión de residuos. Según la legislación comunitaria, los Estados miembros deben recuperar y eliminar los residuos de una manera responsable, que prohíbe el abandono, el vertido y la eliminación incontrolada de residuos.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

17 millones de niños expuestos a la polución en todo el mundo

mailto  facebook  twitter  google+

17 millones de niños viven en áreas fuertemente contaminadas
Foto: UNICEF

La contaminación nos afecta a todos. Ninguno estamos a salvo cuando los niveles de polución superan los límites saludables. Pero si duda los más frágiles son, una vez más los niños.

Advertencia de UNICEF

UNICEF acaba de poner la voz de alama. Nada menos que 17 millones de niños de todo el mundo están expuestos de manera continua a niveles de polución que ponen en peligro no solo su desarrollo sino también su vida.

Anthony Lake, director ejecutivo de la organización, lanzó un mensaje categórico y preocupante. “Las sustancias contaminantes no solo dañan los pulmones de los bebés, también pueden afectar de manera permanente sus cerebros y por lo tanto, comprometer su futuro”, sentenció.

Partículas ultrafinas

De toda la contaminación a la que están expuestos estos 17 millones de niños, lo más peligroso sn las denominadas partículas ultrafinas. Se trata de partículas tan pequeñas que pueden entrar directamente en el torrente sanguíneo desde las fosas nasales, de manera que se desplazan por todo el cuerpo y pueden afectar a todos los órganos.

Según UNICEF los niños son especialmente vulnerables a la contaminación. Respiran más rápido y su sistema inmunitario está menos desarrollado. Según la organización, los problema de la polución en los más pequeños son comprables a los de la violencia o los déficit de nutrición.

De los 17 millones de niños afectados, más de 12 millones, el 75% viven en el sur de Asia. En ciertas zonas de este continente, los niveles de contaminación superan hasta en seis veces los límites marcados por las instituciones internacionales.

Pero no es solo un problema de países en vías desarrollo. En el continente europeo son casi seis millones de menores los que viven en áreas con un grado de polución que supera co mucho las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

En 2016, se asesinó a casi 300 defensores de los Derechos Humanos

mailto  facebook  twitter  google+

En total, han sido 281 los defensores de los derechos humanos asesinados en 2016, según ha denunciado Amnistía Internacional en el informe Ataques mortíferos pero evitables: Asesinatos y desapariciones forzadas de aquellos que defienden los derechos humanos que acaba de publicar, recogiendo datos de la organización irlandesa Front Line Defenders. La cifra ha subido muy considerablemente respecto a 2015, cuando fueron 156 aquellos defensores a quienes mataron. Desde 1998, han sido, en total, 3.500 los activistas asesinados en diferentes partes del globo. Más de tres cuartas partes de estos asesinatos tuvieron lugar en América.

En Colombia se registraron 59 muertes y en Brasil 66, en su mayoría de indígenas y activistas que trabajaban en defensa del medio ambiente o los derechos territoriales. “En muchas partes de América Latina, donde el acceso a la sanidad y los derechos sexuales y reproductivos está fuertemente restringido, Amnistía Internacional ha documentado cómo los que defienden tales derechos han sido objeto de campañas de difamación, acoso, persecución injusta, amenazas y ataques físicos”, explica el estudio. “Mientras se continúa atentando contra la vida y la integridad de los defensores de los derechos humanos alrededor del mundo, los Estados están fallando en su obligación de respetar y proteger el derecho a la vida y el derecho a defender los derechos humanos sin miedo a represalias”, ha alertado la organización.

Activistas medioambientales, periodistas, colectivo LGTBI

Casi la mitad de los asesinatos, el 49 %, fue perpetrada contra personas que trabajaban en asuntos relacionados con la tierra y el medio ambiente. En cuanto a los periodistas que perdieron la vida en ejercicio de su profesión, el año pasado se registraron 48 asesinatos, una cifra que asciende a 827 al referirse al periodo entre 2006 y 2015, según datos de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Amnistía también ha expresado su preocupación por los ataques contra el colectivo de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI). Y ha alertado de la prevalencia de desapariciones forzosas y maltrato cuando los activistas se encuentran bajo arresto, y pedido a los gobiernos que apliquen leyes de protección para estas personas. Además, les ha pedido que ofrezcan medidas preventivas para los que han sido amenazados, y que lleven ante la Justicia a los autores de los crímenes contra los defensoresde los derechos humanos.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Mares más ácidos, otro efecto de las emisiones de CO2

mailto  facebook  twitter  google+

EL CO2 aumenta la acidez de los mares
Foto: Rishabh Tatiraju

Cuando pensamos en el cambio climático, se nos vienen a la cabeza zonas desérticas, sequías severas, alzas de la temperaturas descontroladas. Y es verdad, es así: pero estamos olvidando muchas otras derivadas. Las emisiones de Co2 a la atmósfera tienen otros muchos efectos secundarios. Por ejemplo, la acidificación de los océanos.

Absorción del CO2

El fenómeno se produce por que el agua de los océanos tiene la capacidad de absorber parte del CO2 que emitimos. De hecho, gracias a este efecto no nos hemos carbonizado ya. Pero esta absorción tiene dos repercusiones sobre los mares. Por un lado aumenta su temperatura. Por otro, incrementa la acidez de las aguas. Y ambas consecuencias son, lógicamente, nociva.

El proyecto de origen alemán BIOACID ha lanzado una serie de advertencias sobre las consecuencias de esta acidificación de los océanos. Según este estudio, los más perjudicados son los organismos pequeños y los seres marinos en fase de larvas o alevines. Al menos es lo que afirman nada menos que los 250 científicos que ha reunido el proyecto.

Es cierto que hay otras criaturas que se están beneficiando de este incremento de la acidez marina, pero en general, las especies más comunes empiezan a sufrir sus efectos. Una agresión que se une a la pesca indiscriminada y a la contaminación por otras fuentes.

Caída del ph

El ph de los océanos ha caído desde el 8,2 al 8,1 desde el inicio de la Revolución Industrial. Una décima puede parecer poco, pero es muy relevante para desestabilizar el equilibrio en los ecosistemas marinos. En realidad, en solo un siglo, el agua del mar ha aumentado su acidez en un 26%.

El blanqueamiento de lo corales que se ha empezado a percibir de modo severo en áreas cercanas a Australia puede ser uno de los efectos de esta acidificación. Las repercusiones que a medio plazo pueden tener la desaparición de las especies marinas más pequeñas mas es algo que veremos en un futuro. Con toda seguridad.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Del papel al píxel, cómo se están digitalizando las bibliotecas públicas

mailto  facebook  twitter  google+

Cada vez más demanda, pero también cada vez menos fondos. Es el sino de las bibliotecas públicas en tiempos de crisis. Ha aumentado el número de usuarios, encantados de ahorrarse el dinero de los libros, pero el dinero y las compras a las editoriales para atender la oferta no ha crecido igual.

Neil Gaiman dijo una vez que “Google puede darnos 100.000 respuestas, pero un bibliotecario nos dará la correcta”. Por silenciosos que sean los templos del saber que custodian estos profesionales, en cuyas filas han estado grandes de las letras como Borges, Robert Musil o Lewis Carroll (que encontró a su Alicia entre los puestos de lectura), son uno de los ojos de huracán de nuestra época, la Era de la Información, condicionados como están  por los cambios en la manera como nos comunicamos, y en ellos, por nuestros hábitos lectores. Ahora frecuentamos más la pantalla que el papel, y no siempre nos decantamos por la palabra escrita. En el caso de las bibliotecas públicas españolas, además, los recursos hace años que no acompañan.

Y así se ha ido instalando en el sector una queja por la desactualización de los catálogos bibliotecarios, atribuible a que el volumen de adquisiciones [a las editoriales] ha descendido muy significativamente en los últimos años. Hay, además, muchos ejemplares en mal estado, que han sufrido mucha rotación. Ciñéndonos a los datos más recientes que ha publicado el INE (Instituto Nacional de Estadística) en relación con los llamados gastos de adquisición de las bibliotecas, observamos una caída importante entre 2010 y 2012, a ritmo de un 7,9% anual.

Más usuarios con la crisis

Tal vez este empuje ahorrador explique el alza en el número de usuarios de las bibliotecas públicas que registró el INE en su último año observado, 2012. Entonces, los centros recibieron 216,4 millones visitas de usuarios, un 0,2% más que en 2010. Además, siguiendo al INE, tres de cada siete españoles dispone de carnet de biblioteca. Es el segundo carnet más extendido en nuestro país después del carnet de la Seguridad Social. Cada año, en las bibliotecas españolas suman 900.000 socios nuevos. Ya les gustaría a los clubes de fútbol. Y todo ello hay que valorarlo pensando en la cantidad de librerías a las que la crisis ha obligado a echar el cierre, y sin embargo, cómo cada municipio conserva su biblioteca pública. Esa cantidad de carnets en circulación sorprendente si la interpretamos a la luz de las cifras de hábitos lectores que ha ofrecido sobre nuestro país el Observatorio de la Lectura y el Libro 2014, indicando que una de cada tres personas (el 35% de la población) no lee ‘nunca’ o ‘casi nunca’.

¿Cómo pueden intervenir nuestras bibliotecas públicas para subvertir este panorama lector y atraer al público hacia sí, cumpliendo de paso el artículo 44 de nuestra Constitución? Tal vez, tomando como ejemplo la Biblioteca Pública de Arroyo de la Miel en Benalmádena (Málaga), ganadora este año del Premio a la Mejor Iniciativa de Fomento de Lectura que concede Liber, la Feria Internacional del Libro que hasta el 9 de octubre ha celebrado en IFEMA (Madrid) su trigésimo tercera edición.

En una entrevista a la Agencia EFE, la directora del centro, María del Carmen Martín, descubría las cartas de su éxito, explicando que importa a su territorio la mercadotecnia de las grandes superficies comerciales, con el fin de “vender el producto” con iniciativas como “movimientos de colección”, que desapuntalan de las estanterías a esos escritores olvidados destacándolos como “autores del mes”; agrupando los títulos por curiosos “centros de interés” como “padres e hijos”, “viajes” y “aprende a leerte”; o celebrando clubes de lectura en varios idiomas. Unas fórmulas que, en definitiva, robustecen la vertiente socializadora de las bibliotecas.

El triple de lectores digitales

Pero, seguramente, la madre del cordero en cuanto a los retos que afrontarán las bibliotecas públicas españolas este inminente 2016, sea su digitalización. Hoy, las bibliotecas se están transformando en espacios versátiles, polivalentes, que además de ofrecer todavía a la gente la oportunidad de acceder a una gran cantidad de materiales físicos de lectura, también proporcionan acceso a Internet, a dispositivos digitales, apoyo a las personas en la búsqueda de trabajo y aplicaciones móviles para facilitar el acceso a los recursos en línea.

Aunque se pueda mejorar la digitalización, estos pozos de sabiduría ya le han dado la bienvenida al futuro. En España, desde septiembre de 2014 se ha implantado la plataforma eBiblio, una plataforma digital pionera en Europa que permite el préstamo de libros digitales y audiolibros, en toda el área nacional a excepción del País Vasco, donde se ha implantado en cambio la plataforma eLiburutegia. Financiada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y gestionada por las Comunidades Autónomas, arrancó con una oferta de 1.294 títulos y 200.000 licencias de uso.

No obstante, no son pocos los usuarios de las bibliotecas se mantienen en su tinta, reticentes a la lectura digital. Pero no son comparables 500 años de cultura impresa con apenas un lustro de cultura digital. Aun así y tomando como pauta el informe sobre Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales en España 2014, aparecido este mismo mes, se triplica el número de lectores en soporte digital, en comparación con 2011, hasta alcanzar un 17,7% este año, frente al 6,5% de la edición de la encuesta anterior. Si bien el soporte tradicional en papel sigue siendo el favorito, con una tasa de lectores anuales del 59%, mientras que el 5,7% manifiesta leer libros directamente de Internet. Aunque cabe hacer una apreciación: si tomamos la cifra de lectores digitales, es decir, los que leen en digital, además de libros, otras cosas como blogs, noticias, redes sociales, la cifra ronda el 70%.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias