9 casos de violencia hacia la mujer

A los 9 años, una niña tiene que ayudar a fregar los platos en casa; no es capaz de entender porque su hermano y...

Las medallas de los Juegos Olímpicos de Tokio se harán con basura electrónica

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Un dos en uno de deporte y sostenibilidad. Japón va a iniciar en abril una campaña de reciclado de basura electrónica que se articulará a partir de la recaudación de viejos teléfonos móviles y electrodomésticos de pequeño tamaño, donados por los ciudadanos. Se pretende confeccionar, con estos materiales, las 5.000 medallas de los próximos Juegos Olímpicos y Paralímpicos que acogerá Tokio en 2020, ya que en sus componentes es posible encontrar diferentes tipos de metal, entre los que se incluyen el oro, la plata y el bronce.

La medida fue una de las primeras que adelantó la organización japonesa de los Juegos Olímpicos cuando concluyeron los anteriores, este verano. Está previsto que las cajas de donación se ubiquen en oficinas y tiendas de móviles por todo el país, el primero en la historia que no dispondrá de medallas de origen minero en sus Juegos Olímpicos, llamando así la atención sobre uno de los problemas de calado mundial más importantes actualmente.

Tres kilos de basura por habitante

El fenómeno de la llamada basura electrónica se ha acelerado por el desarrollo de la innovación tecnológica en los últimos 60 años, que ha popularizado el uso doméstico de los productos electrónicos. Hasta los más complejos se han vuelto muy accesibles, pero, por las lógicas de mercado, se vuelve obsoletos muy rápido. Por ello, el uso desorbitado de la tecnología tiene una cara B, la generación de unos Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (conocidos como RAEE), que contienen sustancias químicas y tóxicas, así como materiales valiosos como oro, plata, platino o cobre.

Según los cálculos de Greenpeace, en Europa, cada habitante genera unos tres kilos de basura electrónica al año. Viejos ordenadores, teléfonos móviles, electrodomésticos, dispositivos de reproducción de música, ebooks, memorias USB, impresoras… Estados Unidos y Europa son los mayores generadores de basura electrónica.

Entre los grandes problemas vinculados a este fenómeno hay que mencionar que la basura electrónica se vierte a cielo abierto, lo que resulta muy contaminante debido a la composición de ésta. Además, mucha de esta basura acaba en países en desarrollo; los principales importadores son, por este orden, China, India y cinco países africanos, Nigeria, Ghana, Costa de Marfil, la República de Benin y Liberia. Un estudio realizado por la revista Environmental Science & Technology ha publicado que buena parte de los desechos llegan a estos destinos por canales ilícitos o clandestinos. Otra buena parte de esta basura no se trata correctamente.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Así es el movimiento Makers “Cuando haces cosas no fracasas, aprendes”

mailto  facebook  twitter  google+

Cecilia Tham en AquaeTaletHub
©AquaeTalentHub

Durante el Aquae Talent Hub celebrado en Murcia, la fundadora de Makers Of Barcelona y Activista de la Innovación reconocida mundialmente Cecilia Tham, ha desvelado los secretos de la nueva economía. Una economía que depende de la Innovación y a su vez, ésta se nutre del trabajo colaborativo y de una actitud dispuesta a empezar a poner a prueba cuanto antes las ideas.

 

El movimiento se demuestra prototipando

Desde el primer momento de la jornada, Cecilia Tham, fundadora entre otros proyectos innovadores como Fab Café (un lugar de coworking en el que puedes imprimir en 3D mientras tomas algo) dejó claro a los asistentes la importancia de convertir en prototipo cualquier idea de producto o modelo de negocio. “No trates de adivinar, aprende” —afirmó Tham—“Maximiza el ritmo de aprendizaje reduciendo al mínimo el tiempo para probar ideas”.

 

Cecilia Tham en AquaeTaletHub
©AquaeTalentHub

AquaeTalentHub, un evento que busca talento y fomenta la innovación

Este ha sido el primer encuentro Aquae Talent Hub en Murcia, de una serie que se desarrollará a lo largo del 2017 por todo el país y aspira a convertirse en internacional. El objetivo que persigue la Fundación Aquae, promotora principal de la iniciativa, es generar el interés por el emprendimiento y los emprendedores, así como generar visibilidad para proyectos que tengan una fuerte vinculación con áreas clave como el medio ambiente, la cultura, la cooperación y el emprendimiento social. Cada evento se realiza gracias a convenios suscritos con otras entidades que apoyan la iniciativa, como la escuela de negocios ENAE Business School e Hidrogea en la Comunidad de Murcia, como parte de su compromiso con la sociedad.

 

Alejandro Jiménez

Redactor e investigador, ratón de biblioteca y observador activo de la realidad. Creo que el mundo cambia según se cuenten las cosas.

Entrevista

Antonio Calvo Roy

Antonio Calvo Roy, Madrid, 1960, periodista científico, es director de Comunicación y Relaciones Institucionales en la Universidad Nebrija, presidente de la Asociación Española de Comunicación Científica y tesorero de la European Union of Science Journalists' Associations . Entre 1982 y 1992 trabajó como colaborador en diferentes revistas y periódicos, casi siempre escribiendo de política científica, ciencia y salud, aunque también de temas culturales no científicos. Desde 1992 hasta 1999 ha trabajado en los gabinetes de prensa del Ministerio de Agricultura, de la Secretaría General de la Energía y del Consejo de Seguridad Nuclear. En el año 2000 creó la empresa de comunicación científica y ambiental Divulga, desde la que colaboró con artículos científicos para periódicos y revistas y otros proyectos de difusión de la ciencia, como la redacción de guiones para exposiciones de museos de ciencia y documentales de televisión y dando cursos y talleres sobre periodismo científico en diversas universidades de España.

Antonio Calvo: “Sería raro que no hubiera vida extraterrestre” [Entrevista]

mailto  facebook  twitter  google+
Antonio Calvo Vida Extraterrestre
Antonio Calvo Roy ©Leequid

Hace unos días, la NASA anunciaba haber encontrado siete exoplanetas en la Vía Láctea, orbitando en torno a la estrella TRAPPIST-1 y similares a nuestro planeta en tamaño, composición rocosa y la posibilidad de tener agua en la superficie, lo que aumenta sus probabilidades de estar habitados y por tanto, de que haya Vida Extraterrestre. Profundizamos en el hallazgo con Antonio Calvo Roy, presidente de la AECC (Asociación Española de Comunicación Científica).

¿Qué son los exoplanetas, categoría a la que pertenecen estos planetas que ha hallado la NASA?

Antonio Calvo Roy: Los exoplanetas son unos planetas que están lejos, muy lejos de la Tierra. Sin embargo, tienen unas condiciones físicas parecidas a las que tenemos aquí, y pensamos, quizá porque somos extraordinariamente antropocéntricos, que toda la vida que haya por ahí ha de ser vida parecida a la que hay aquí.

Para analizar si hay vida en estos siete exoplanetas encontrados, se va a estudiar si tienen agua y atmósfera. Se estudia si tienen atmósfera porque, si no, no podrían aguantar las radiaciones de su estrella correspondiente, igual que nosotros no podríamos aguantar las radiaciones ni los cambios de temperatura si no tuviéramos la atmósfera que nos protege.

Y además, como nosotros necesitamos el agua para vivir, pensamos que la vida necesita del agua para vivir. Por tanto, buscamos planetas que tengan temperaturas que oscilen entre los 0 y los 100 grados, con agua en los tres estados: sólido, líquido y gaseoso. Y si es así, se empezaría a pensar en la posibilidad de que existiera vida. De momento, todavía no tenemos herramientas para ver eso con detalle.

La Trappist – 1, estrella en torno a la que giran estos siete exoplanetas, es una estrella enana. ¿Qué significa eso?

A.C.R.: Tres de cada cuatro estrellas que vemos de noche son así. En este caso, es complicado verla, porque está a cuarenta millones de años luz. Para que nos hagamos una idea, el objeto más lejano que hemos enviado, la sonda espacial Voyager 1, está en los confines del Sistema Solar, ha pasado ya todos los planetas, y está a veintinueve minutos luz de nosotros. Es decir, a las velocidades que nos movemos ahora mismo, tardaríamos en llegar 300.000 años, que es más del doble del tiempo que lleva nuestra especie en la Tierra.

Trappist-1
©NASA/JPL-Caltech

¿Cómo podría ser la vida en esos planetas?

A.C.R. No se sabe absolutamente nada. En principio, pensamos que podría ser vida inteligente. Pero no tiene por qué serlo tal como nosotros la conocemos, puede tratarse de bacterias o algún otro tipo de vida. El biólogo Richard Dawkins mantiene la idea no demostrable científicamente de que cualquier vida que haya en el Universo, seguirá las líneas de la evolución. Es razonable pensar que esto sea así, pero no lo sabemos, a lo mejor no se trata de una vida basada en el carbono y en el agua como la nuestra, sino basada en otros materiales.

Por aproximación y antropocentrismo, pensamos que los habitantes de estos exoplanetas hallados serán como nosotros, con dos ojos, dos manos…

Sí sabemos que, de momento, no se han comunicado con nosotros ni hemos recibido señales, pese a que llevamos tiempo buscando.

¿En todo caso, decididamente podría haber vida en el Universo además de en la Tierra?

A.C.R.: El primer exoplaneta se descubrió en torno al año 1992, es decir, hace relativamente poco. Entonces, yo ya me dedicaba a este negocio del Periodismo, y cada vez que se descubría un exoplaneta, lo publicábamos a bombo y platillo. Hoy, llevamos ya hallados 3.500 exoplanetas rocosos y cercanos a estrellas, susceptibles, algunos de ellos, de albergar vida.

Pensamos que la vida tiene que estar sujeta a una roca, sería más difícil que estuviera sujeta a estados gaseosos.

Unos quinientos de esos exoplanetas están en sistemas parecidos al nuestro, en el sentido de tener un sol y planetas orbitando alrededor. Lo raro sería que no hubiera vida en alguno de ellos.

De hallarse vida en los exoplanetas que ahora ha descubierto la NASA, ¿cómo podríamos intentar comunicarnos con ellos?

A.C.R.: Yo creo que es muy complicado, se ha pensado mucho sobre ello, y la sonda Voyager ha llevado diferentes mensajes con música, con fórmulas matemáticas, en distintos idiomas, con sonidos de animales como ballenas o delfines… Nos gusta pensar que lenguaje matemático es un lenguaje universal, pero quizá no lo sea.

Si tienen vida inteligente como para entrar en contacto con nosotros, y como para que nosotros entremos en contacto nosotros con ellos, probablemente seremos capaces de descifrar sus códigos de información. Pero, de nuevo, es una suposición.

Por pura estadística, sería improbable que no hubiera vida extraterrestre

Después de leer la entrevista a Antonio, seguro que te han quedado más dudas. Muchas de ellas te las responde en el vídeo con la entrevista completa que te añadimos ahora. ¿Qué es una estrella enana? ¿Cuánto tardaríamos en llegar a Trappist-1? ¿Cuánto de lejos están 40 años luz? ¿Puede haber formas de vida extraterrestre que no estén basadas en el agua? Si no ves el vídeo incrustado, puedes verlo en nuestro canal Leequid TV de YouTube.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Banksy abre en Cisjordania el peor hotel del mundo

mailto  facebook  twitter  google+

Una de las habitaciones del hotel de Banksy en Cisjordania
Foto: Banksy

Nos imaginamos dentro de muchos años, a los niños estudiando a Banksy en las escuelas de arte. Ese grafittero británico que se hizo rico denunciando el sistema capitalista que convierte todo en mercancía. Con esa premisa, decidió convertirse a sí mismo y a su obra en mercancía, como un triple salto mortal de la ironía. Y no para de funcionarle.

Un hotel en Belén

La última idea genial ha sido crear un hotel en Cisjordania. El Walled Off Hotel situado en la ciudad de Belén dispone de todas las comodidades y unas extraordinarias vistas: al muro que convierte la franja en una enorme campo de concentración. “El Hotel con peores vistas del mundo”, como declara Wisam Salsaa, su director.

Qué mejor manera de denunciar lo que ocurre en Palestina. Crear un espacio con parámetros occidentales, donde uno puede ir y relajarse como si nada ocurriera. Como si nada sucediera. Qué más da que sea a unos kilómetros de distancia o a unos metros.

Las nueve habitaciones son una sucesión de obras de Banksy. Y la decoración es el último juego que plantea el artista. Se trata de una personal recreación de la decoración colonial inglesa. La misma política que manejó la zona con mano férrea desde 1917 hasta que abandonaron el lugar después de la Segunda Guerra Mundial.

Una guerra de almohadas

Junto a esta inspiración, hay otras obras más reconocibles. Como el graffiti de un soldado israelí y un palestino manteniendo una guerra de almohadas. O el muro en el que se unen las armas de la Intifada y las cámaras de seguridad.

El hotel es una obra artística, pero como el mismo autor proclama, no es una broma. Es un hotel real. A partir del día 11 de marzo, podrán realizarse reservas y los visitantes podrán alojarse en sus habitaciones.

Eso sí, se formulan algunas recomendaciones a los viajeros. Por ejemplo, que eviten declarar que se va a visitar la franja cuando se aterriza en el aeropuerto de Tel Aviv. Cualquiera que no siga este consejo se arriesga a ser detenido y sufrir un pesado interrogatorio sobre sus intenciones.

Por lo demás, aseguran que la zona es muy segura y que son muchos los turistas que se adentran desde el cercano puesto de control de Jerusalén.

El último paso de Banksy

Es un paso de más de Banksy en su denuncia de la situación de Palestina. En 2005 creó algunas de sus obras más emblemáticas sobre el muro con el que Israel ha segregado a la población palestina. Y en 2015 se coló de nuevo en Gaza a través de túneles, para crear tres impactantes grafittis sobre las ruinas de la última ofensiva israelí en la población.

Imagen: Banksy
Imagen: Banksy
Foto: Banksy
Foto: Banksy

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Derraman un ‘río de petróleo’ en el Louvre

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

El pasado domingo, un ‘río de petróleo’ bañó el Louvre, en una suerte de performance que un grupo de activistas en contra del uso de energías fósiles  instaló en el célebre museo nacional de Francia, consagrado al arte anterior al Impresionismo.

Se trataba de trozos de tela negra que arrojó, lentamente y en silencio, además de ante la mirada de varios turistas, una treintena de personas, ante la escultura de Victoria de Samotracia. También arrojaron  panfletos en los que se podía leer “Total apoya al Louvre/El Louvre apoya a Total – #zerofossile”. Con la acción, que duró tres minutos –hasta que los vigilantes retiraron las telas- se quiso denunciar el acuerdo de mecenazgo entre la petrolera Total y este centro artístico.

Apoyo cultural vs. agravio al planeta

La polémica venía de lejos. Un grupo de asociaciones bajo el liderazgo de la ONG  estadounidense 350.org, lanzó en enero una campaña para pedirle al Louvre que pusiera fin a su relación con la Fundación Total, en sintonía con la lucha contra el cambio climático, que, para la organización y numerosos expertos, se ve agravado por el uso de energías fósiles. El presidente del museo, Jean-Luc Martinez, respondió a la ONG que las acciones llevadas a cabo por la Fundación Total (apoyo a las exposiciones, renovaciones, educación cultural, acción social) significan un “apoyo financiero decisivo”.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias