One Planet. Una nueva cumbre para salvar el planeta

Una nueva cumbre sobre el clima. Una nueva reunión de las personalidades y gobernantes más destacados del mundo. Una nueva serie de largos y...

Las freidoras pueden salvar el clima

mailto  facebook  twitter  google+

Puede sonar a remedio casero, pero se ha publicado en la revista Nature Communications : los ácidos grasos presentes en el humo de la platos fritos (croquetas, pescado, nuggets) favorecen la formación de nubes.

Según han demostrado los autores del estudio, los ácidos grasos liberados con el humo de las freidoras forman estructuras tridimensionales en el interior de moléculas de agua, conocidas como fases liotrópicas. Adoptan la forma de láminas de cristal, cilindros o esferas, y afectan a la toma de agua desde el entorno, lo que influye mucho en la velocidad de formación de nubes, que enfrían el clima.

Todo esto significa que la fritanga prolonga la vida de estas partículas en la atmósfera, y por otra, que favorece la formación de nubes, dado que estas terminan provocando condensación del vapor, y las nubes reflejan la cuarta parte del calor procedente del Sol en la atmósfera. Y es que estas estructuras son muy viscosas, y los procesos en su interior se ralentizan, y la formación de nubes es más sencilla.

Si se produjera de manera masiva, modificaría la atmósfera

Además, opinan los investigadores, que han estudiado unos aerosoles que se comportarían de la misma manera que la grasa del humo al cocinar, estas estructuras formadas por la grasa también son resistentes al ataque químico del ozono, lo que se traduce en que aumenta su tiempo de supervivencia en la atmósfera.

Hasta ahora, nadie había tenido en cuenta el impacto de estas estructuras en el medio ambiente. Pero, creen los investigadores firmantes del mencionado artículo, si estas moléculas se produjeran en una escala masiva en las ciudades,  tendrían un efecto notable en la atmósfera. En Londres, esta forma de aerosoles constituye el 10 por ciento de la fracción de partículas finas de la atmósfera.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Sorprendente revelación científica: el Yeti no existe

mailto  facebook  twitter  google+

Ilustración de el Yeti
Imagen: Philippe Semeria

Algunas veces no nos queda más remedio que llevarnos las manos a la cabeza. Que invirtamos tiempo, dinero y esfuerzos en desmontar conspiranoias es simplemente delirante. Lo normal sería darse media vuelta con una media sonrisa. Pro no. Nos empeñamos en seguir la corriente a gente que lo que quiere es exactamente eso.

Si no cómo puede calificarse una investigación científica que busca certificar si existe o no el Abominable Hombre de las Nieves. Que un grupo de expertos, con sus batas y todo, se pongan a recoger lo que aseguran algunos que son muestras biológicas del Yeti ya es raro.

Pero que cojan esas muestras, se encierren en un laboratorio y se ponga a analizarlas ya es para analizar la mente de estos científicos. Es en lo que han andado entretenidos los científicos de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Búfalo en Estados Unidos.

Huesos, piel, pelo e incluso heces de supuestos Yetis pasaron por sus microscopios y otros sofisticados aparatos de pruebas. Estos rastros habían sido recogidos en diferentes puntos de Nepal y el Tíbet por personas que aseguraban que pertenecían a ese extraño ser antropomorfo y peludo que dicen recorre la zona. De todas las pruebas realizadas la más determinante fue el análisis del ADN.

Increíblemente, resultó que todas las muestras arrojaron el mismo resultado. Los restos pertenecían a diferentes especies de osos locales. Si confundir al Yeti con un oso ya es delirante, una de las muestras resultó pertenecer a un perro. Nunca hay que subestimar la capacidad de sugestión de los individuos.

Los científicos, para terminar de rematarlo, aseguran que es la investigación más ambiciosa y definitiva sobre la existencia del Abominable Hombre de las Nieves. Aunque mejor hubiera sido que dijeran la no existencia del ser. E incluso mejor que hubieran dedicado sus esfuerzos a algo más provechoso.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Utilizar películas como material didáctico en el colegio

mailto  facebook  twitter  google+

El cine es Arte, y como tal, es también una forma de comunicación, sobre todo para las nuevas generaciones, nacidas ya entre pantallas. Las temáticas, los argumentos y las imágenes de una película pueden hacer del Séptimo Arte, en sí mismo, un hecho pedagógico, aunque también, mal entendido, moralista.

Así lo defiende la Academia de Cine en España, que, para crear futuros espectadores en la butaca, se encuentra elaborando un plan de medidas, que el Ministerio de Cultura ha prometido que incluirá en su Plan 2020, para que el cine entre en las aulas, que sea parte de los materiales educativos y una asignatura en sí misma.

Aprender a leer imágenes

El pasado mes de mayo se celebró en la madrileña sede de la Academia la jornada #CineyEducación, para recoger el sentir de los sectores implicados en lo que se denominó la “alfabetización mediática”. Mariano Barroso, vicepresidente primero de la Academia, defendió en ella que los niños “deben aprender a leer, pero también a ver”.

“Sin emoción no hay aprendizaje. Los profesores tenemos que emocionarnos para emocionar a nuestros alumnos”, Mercedes Ruiz, maestra, psicopedagoga y coordinadora de la red social ‘Cero en Conducta’. El cine ayuda, y mucho, a generar esas sensaciones, y muchas películas son capaces de explicar conceptos impartidos en las aulas como el mejor de los manuales.

Así, la iniciativa curricular deberá pasar, se especificó en la cita, por que las autoridades faciliten el trabajo a los profesores para que éstos no incumplan la legislación de derechos de autor, tener una asignatura audiovisual consensuada con los profesionales del cine y la televisión, y convertir las salas de cine en un destino de más en las habituales salidas escolares, como los museos.

El modelo francés como referencia

En las mesas redondas que compusieron estas charlas se miró también al exterior, analizando casos de éxito en la implantación de planes de este tipo en otros países. En particular se hicieron referencias al modelo francés, que, aplicado a raíz de una espectacular caída en el número de espectadores que se produjo en los años 80, ha contribuido a aumentar la asistencia al cine en un 30% en los últimos veinte años en el país vecino, entre todos los estratos sociales.

Peter Andermatt, Managing Director Media España, destacó también la  barrera que ha roto EGEDA con las licencias educativas a las que se puePixabayden adherir los productores españoles para que sus películas se disfruten en las aulas sin que los centros educativos inclumplan la legislación de derechos de autor, y reivindicó el programa europeo CINED, una colección de grandes películas europeas seleccionadas para fines educativos.

Los vídeos de la jornada están disponibles en el canal de Youtube de la Academia.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

La moda no le queda bien al medioambiente

mailto  facebook  twitter  google+

Stella McCartney
Foto: Jaguar MENA

La moda es eso que nos dicta cómo tenemos que vestirnos cada temporada. Que nos dice que lo que compramos el año pasado ya no vale este. Que nos obliga a adquirir nuevos productos y a gastar en ellos, al mismo tiempo que abandonamos o tiramos ropa que en realidad está nueva. Y claro, eso tiene unas consecuencias.

Stella McCartney toma la palabra

No solo en nuestros armarios y nuestros bolsillos. También en el medioambiente. Lo curioso es que la respuesta contra esta corriente que se repite dos veces cada año ha surgido de la propia industria de la moda. En concreto de Stella McCartney. Sin duda la diseñadora británica ha heredado la conciencia medioambiental de sus padres, veganos desde los setenta.

McCartney ha respaldado la iniciativa de la Fundación Ellen MacArthur para pedir que la industria de la moda cambie. Y es una necesidad, no una moda.

Datos fuera de moda

Porque si la producción sigue creciendo a este ritmo, esta industria va a consumir nada menos que un cuarto del carbón mundial en el año 2050. Además, menos del 1% de los materiales empleados en la confección se reciclan. Cada segundo, el equivalente a un camión cargado de ropa se tira a la basura en todo el mundo. Y un dato sorprendente. El número de veces que una prenda se usa ha caído un 36% en los últimos 15 años.

Son sin duda números de una industria muy muy lejos de cualquier concepto de sostenibilidad. Y en realidad muy contaminante. Se estima que la moda es responsable del vertido de medio millón de toneladas de microplásticos cada año. 16 veces más que la industria cosmética, por ejemplo.

La Fundación Ellen MacArthur ha conseguido el compromiso de grandes marcas como C&A, Nike o H&M para asegurar que acometerán reformas que hagan más sostenibles sus plantas de producción.

Entre las acciones que según la fundación deben llevarse a cabo figuran el uso de materiales menos contaminantes y la eliminación de las microfibras o la promoción del reuso de la ropa.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Un pueblo suizo se ofrece a pagar 21.390 euros a quienes se instalen en él

mailto  facebook  twitter  google+

Las ciudades se abarrotan, el mundo rural se vacía. Albinen, un pequeño pueblo de Suiza que hoy tiene 240 vecinos, no ha querido mantenerse impasible y ha propuesto una original solución: quienes quieran vivir en esta pequeña localidad, cosa apetecible por sus vistas paradisíacas y su aire puro venido de los Alpes, pero que puede resultar poco práctico dado su aislamiento (aunque queda a unas dos horas de Berna), se ofrece a pagar 21.390 euros a cada adulto que se instale allí, y 8.500 euros a cada familia por niño.

Hay, eso sí, requisitos para que los recién llegados puedan apuntarse a este y otros subsidios que se han presentado para aprobación de la cámara municipal, que deberán adquirir o rehabilitar una casa de un mínimo de 170 mil euros, y comprometerse a permanecer en la aldea al menos diez años.

Situación crítica, sin niños

No es la primera vez que un pueblo de Suiza adopta una medida semejante, según ha explicado la Asociación Suiza de Regiones de Montaña. En esta ocasión, Beat Jost, el alcalde de la localidad, que ha explicado la marcha de vecinos por la falta de empleo, ha explicado su decisión tildando su situación de crítica, y señalando, por ejemplo, que debieron cerrar la escuela por falta de alumnos, porque solo quedan cinco niños en edad escolar, y en los últimos años perdieron a tres familias. De hecho, los niños del pueblo han de viajar, para asistir a las clases, a Sion, un pueblo vecino a media hora en autobús.

Jost aspira a atraer, con esta medida, al menos a cinco familias, diez adultos y ocho niños para el año 2022. La iniciativa de la alcaldía ha sido ya aceptada por el Concejo municipal y se votará el próximo 30 de noviembre, aunque se espera que no tenga impedimentos para salir adelante.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias