Los surfers portan bacterias resistentes a los antibióticos

Estás entre las personas más envidiadas del planeta. Cuerpos esculturales, morenos todo el año y disfrutando de las playas más que nadie. Del agua...

La ONU descubre 12 nuevos tipos de nubes

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Nimbos, cúmulos… Podría pensarse que cualquier tipo de nubes estaba ya clasificado, pero no. Hay algo nuevo bajo el sol. Coincidiendo con el Día Mundial de la Meteorología, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha publicado, en formato digital, la actualización del Atlas Internacional de las Nubes, una referencia mundial en la materia.

El documento, que se ha armado a partir de imágenes enviadas por meteorólogos, fotógrafos profesionales y amantes de las nubes en general, no se actualizaba desde hacía treinta años, la última vez fue en 1987. Y ahora, se hace incluyendo un par de nuevas especies de nubes: las volutus, de forma enrollada y escasa altura, y las flumen o “cola de castor”, nubes accesorias (una formación especial a veces considerada como un género per se) que se forma durante tormentas de fuerte intensidad.

Rasgos complementarios y nubes especiales

Y además, el atlas incorpora también cinco nuevos rasgos complementarios: cavum (con un agujero), cauda (o nube de cola), fluctus, murus (o nube de muro) y asperitas, que en latín significa “aspereza” y se asemeja a la superficie rugosa del mar vista desde abajo. Es un rasgo que se ha podido añadir gracias a la asociación británica Cloud Appreciation Society, que promueve la observación de las nubes.

Por último, el Atlas Internacional de Nubes reconoce cinco nuevas “nubes especiales”: cataractagenitus, flammagenitus, homogenitus, silvagenitus y homomutatus. El sufijo “genitus” indica que hay factores localizados que generan la formación o el crecimiento de nubes, mientras que “mutatus” se añade cuando esos factores hacen que la nube mute a una forma distinta. Estas nubes se originan por las grandes cascadas, por el calor localizado de los incendios forestales, por la saturación del aire por encima de los bosques y por el ser humano.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Un Sol sin manchas

mailto  facebook  twitter  google+

Sol sin manchas captado por la NASA
Foto: SDO

Decía una vieja canción de The Police que hoy hay una mancha negra en el Sol. Otra de Violent Femmes que lo que tenía el Sol era una ampolla. Lo vemos ahí en lo alto cada día y nos parece imperturbable. Quizá lo de “lo vemos” no sea muy propio. Porque realmente no podemos ver el Sol. Nos ciega.

Manchas magnéticas

Pero lo cierto es que en el Sol pasan mucha cosas. Por ejemplo, los científicos que sí lo observan con sistemas que permiten estudiarlo sin perder la vista, han anunciado un extraño fenómeno reciente. El Sol luce sin manchas. Ni una mota negra de las que suelen poblar su superficie.

Porque efectivamente, el Sol está poblado por pequeñas manchas. Peñas en relación a su enorme tamaño, claro. Son espacios en los que la intensa actividad magnética el astro crea espacios de temperatura más baja. El magnetismo abre agujeros en su corona y desde la tierra se perciben como lunares en su brillante superficie.

Ciclos de 11 años en el Sol

La información proviene del Solar Dynamics Observatory (SDO) de la NASA. Esta institución ha creado una animación que muestra los últimos cuatro días de nuestra estrella. Para ello han combinado la luz ultravioleta con imágenes filtradas.

La explicación de este fenómeno está en los ciclos solares. Las estrellas nos son cuerpos inertes, sino que tienen una intensa vida interior. En el caso de la nuestra, estos ciclos duran 11 años. En esas fases pasa por periodos de actividad variable. Y ahora nos acercamos a uno de baja actividad solar.

Que no cunda el pánico porque esto no quiere decir que vaya a tener repercusión sobre nuestro planeta. Para nosotros todo seguirá igual. Con ese círculo brillante en lo más alto del cielo dando calor y luz. En este caso más que nunca, sin manchas sobre su superficie.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

¿Es bueno comer huevos?

mailto  facebook  twitter  google+

¿Cómo presentamos a este súper alimento tan conocido por todos desde hace tanto tiempo? Todo el mundo lo conoce, lo ha probado, es fácil de conseguir y se puede cocinar de mil maneras; más de una vez nos ha salvado una comida o cena improvisada. Lo que tal vez no se sepa de él, es que está repleto de propiedades, que es bajo en calorías y que si lo consumimos ganaremos en salud (siempre mejor un huevo que un producto precocinado o bollería o cereales industriales).

¿Cómo sé si el huevo que compro es de buena calidad?:

Cuando vamos a comprar siempre pensamos varias cosas: la calidad, el tamaño y el precio.

Si somos de los que compramos comida pensando que somos lo que comemos, y, que si cuido mi alimentación cuido mi salud, miraremos la calidad del huevo y ésta viene dada por la calidad de vida de la gallina: si se cría al aire libre, en jaula, qué come, etc.

Para saber qué tipo de huevo compramos tenemos que saber identificar los números que están grabados en el huevo:

El primer dígito:

  • Si pone un 3 son gallinas criadas en jaula.
  • Si pone un 2 gallinas criadas en el suelo.
  • Si pone 1 son huevos de gallinas “camperas”.
  • Sólo si pone 0 son huevos de producción ecológica.

 

Por lo tanto, cuando vayamos a comprar los huevos, miraremos estos códigos. Comentar que los huevos camperos o ecológicos tienen menos concentración de sustancias tóxicas que los huevos de gallinas que viven en suelo o en jaula.

¿Es mejor huevos marrones o blancos?

Otra duda que, a veces, solemos tener o que nos podemos plantear, es si son mejores, nutricionalmente hablando, los huevos blancos que los marrones, o al revés. Indicarte que son equivalentes nutricionalmente los dos colores ya que el color viene dado por la raza de la gallina.

¿Están mis huevos en buen estado?

Ahora te vamos a contar un truco fácil para saber si el huevo que nos vamos a comer es fresco o no. La prueba es fácil y sencilla: sumergirlo en un vaso de agua; si el huevo flota está en mal estado, no lo comas; si no llega a tocar el fondo del vaso pero no flota, sí lo podemos consumir, pero indica que no es fresquísimo. Y ya, por último, si se hunde y toca el fondo del vaso está fresco y nos lo comeremos con toda tranquilidad.

Propiedades nutricionales de los huevos

Este alimento presenta las siguientes características:

  1. Es rico en vitaminas (A, D, K, B2, B5 y B12).
  2. Rico en minerales como el hierro, fósforo, potasio y selenio.
  3. Aporta un nutriente fundamental para el cerebro que es la colina.
  4. Es bajo en calorías, tan solo tiene entre 70-80 calorías.
  5. Es la mejor fuente de proteína natural.
  6. Es fuente de Omega 3 (depende de cómo se alimente a la gallina).
  7. Tiene efecto saciante.
  8. La yema tiene un gran poder nutricional y mucha proteína.
  9. Es de fácil digestión (ésta aumenta al cocinarlos).
  10. Los ácidos grasos que lo componen son muy saludables.

Ante esta enumeración de buenas cualidades ¿quién no va a consumirlos? Muchas veces no nos damos cuenta y todas las mañanas empezamos el día con el mismo desayuno. ¡Haz un cambio y prueba algún día a desayunar una tortilla o huevos revueltos, lo notarás, te animo a hacerlo!

El huevo es un alimento que al cocinarlo hace que: se reduzca el riesgo a la salmonela, mejora la absorción de biotina (vitamina B8) y favorece la digestión de la proteína; también al cocinarlo se degradan algunas vitaminas sensibles al calor y, con el calor excesivo, se puede oxidar el colesterol. Ya está en tu mano el comerlo crudo o cocinado.

Huevos y colesterol

Nuestro cuerpo necesita comida, vitaminas, minerales, y colesterol. La mayor parte del colesterol se produce en el hígado; si nosotros al comer aumentamos la ingesta de colesterol nuestro hígado producirá menos y viceversa.

Por lo tanto, aquí tenemos la pregunta del millón:

¿Cuantos huevos puedo comer al día?

Hubo una cruzada importante hace unos años contra el huevo y la relación de su ingesta con el incremento de nivel de colesterol en sangre; no hay estudios científicos que lo demuestre. El efecto que ejerce el colesterol que ingerimos a través de los alimentos en los niveles de colesterol en sangre en personas sanas es mínimo y depende, casi siempre, de los factores individuales tales como: genética, peso corporal o hábitos de vida.

Lo que sí se sabe, y por estudios publicados, es que el huevo tiene unos 200mg de colesterol por unidad; su ingesta no eleva el riesgo cardiovascular en personas sanas (volvemos a recalcar personas que lleven una vida saludable y con una dieta variada). El huevo aporta fosfolípidos y grasas insaturadas en su composición más vitaminas y antioxidantes previniendo la arterioesclerosis. En caso de alteraciones metabólicas, siga el consejo de su médico.

La Fundación Española del Corazón informa desde el 2014 que “No es necesario restringir el consumo de huevos en la dieta de personas sanas“.

Y la Asociación Americana del Corazón American (AHA) y el Colegio Americano de Cardiología (ACC), dicen que: “no existe suficiente evidencia para limitar el consumo de colesterol diario”.

En la moderación y en la variedad está el éxito de tu salud, por lo tanto, se pueden comer entre 1 y 3 huevos al día.

¿Qué alimentos tienen proteína?

Además del huevo, hay más alimentos que tiene un alto contenido de proteína, y no son ni la carne, ni el pescado ni los lácteos. Hay muchas verduras que tienen un alto contenido de proteína, aquí tiene un ejemplo:

Además, en la tabla que presentamos a continuación, explica que al mezclar las legumbres con cereales integrales se convierte una comida proteica, o bien unos frutos secos con arroz es también, comida proteica; mira las combinaciones hay muchas, son muy variadas y ricas.

Ya sabes: variedad, ejercicio, vida sana, mente sana y siempre aprendiendo!.

http://www.fitnessrevolucionario.com/2015/01/24/cuantos-huevos-puedes-comer-crudos-blancos-o-marrones-y-mas-sobre-tus-huevos/

http://parisfernandez.es/10-aspectos-positivos-del-huevo/

http://www.huevo.org.es/huevo_cocina_propiedades_huevo.asp

https://chefenflor.wordpress.com/2015/04/06/como-saber-si-tus-huevos-estan-frescos/

https://thefloweryteapot.wordpress.com/tag/verduras/

http://www.botanical-online.com/proteina-combinacion.htm

http://www.huevo.org.es/huevo_salud_mito_colesterol.asp

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Vanta Black – Cuando la cienca se adelanta a tu imaginación

mailto  facebook  twitter  google+

Vanta Black es un producto tan negro que hace que los productos pintados con el no reflejen ninguna luz y se vean planos.

En esta foto lo que sujeta el científico es una pelota de baloncesto.

La empresa que lo fabrica es surreynanosystems.com. La idea suena interesante y parece prometedora, pero ¿para que sirve?

En la página web de la empresa podemos ver algunos ejemplos de aplicaciones que van desde el arte a los objetivos de lujo, pero de momento no le vemos una aplicación masiva tipo el iPhone. Al menos de momento.

Es un producto de nicho que seguramente en el mercado de óptica, luz, calibración, productos de lujo. El tema es ¿qué más da? Ahora estamos en una era donde lo interesante es poder evolucionar y crecer en temas de investigación y desarrollo. No deberíamos frenar el desarrollo por la aplicación. De lo contrario entramos en una dinámica dónde solo es bueno aquello que se vende y esa no debe ser la primera prioridad.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

La miel: beneficios y engaños

mailto  facebook  twitter  google+

La miel es un alimento natural, que lleva en nuestra dieta desde tiempo inmemorial. Como muestra de esto tenemos en España, más concretamente en la localidad valenciana de Bicorp, una pintura rupestre única en el mundo, en la que se reconoce la figura de una mujer recolectando miel de un panal. El acceso a las colmenas no era tan sencillo como en la actualidad, y sin duda la calidad del alimento debía justificar el riesgo de su recolección.

Miel recolectada en la prehistoria

Como hemos dicho la miel es un alimento natural, producido por las abejas, que recolectan, almacenan, procesan y deshidratan el néctar de las flores, o exudaciones dulces de plantas e insectos, si bien estas últimas no se considera miel sino mielatos.

Una vez que la miel está madura, las abejas sellan el panal en el que está almacenada, reservándola de para momentos de escasez de alimento.

Generalmente la producción de miel de las colmenas suele superar hasta tres veces sus necesidades, por lo que la extracción de miel no tiene por qué suponer la desaparición de las abejas, siempre que el manejo sea respetuoso, garantizando la sostenibilidad del aprovechamiento. Esto ha permitido la domesticación de las colmenas, para facilitar los procesos de extracción de la miel, mediante las técnicas de la apicultura.

Las características de la miel cambiarán en función del néctar de origen, de ahí que podamos encontrar en el mercado distintas variedades de miel, cada una de ellas con sus peculiaridades. Las hay monoflorales o poliflorales, en función de la preponderancia en el área de recolección de alguna especie floral sobre el resto.

Composición de la miel

Los elementos que componen la miel son:

Componente rango contenido típico
Fructosa 28 – 44 % 38%
Glucosa 22 – 40 % 31%
Agua 14 – 22 % 18%
Maltosa 2 – 16 % 7,5%
Otros azúcares 0,1 – 8 % 5%
Sacarosa 0,2 – 7 % 1%
Minerales 0,5 – 1,5 %  
Proteínas y aminoácidos 0,2 – 2 %  
vitaminas, enzimas, hormonas
ácidos orgánicos y otros
0,5 – 1 %  
Cenizas 0,2 – 1,0 %  

 

El contenido en agua de la miel es muy importante para garantizar su conservación, porcentajes de humedad superiores al 18% podrían favorecer la aparición procesos fermentativos que la estropearían.

Los minerales más frecuentes en la miel son el calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, zinc, fosforo y potasio. También aporta aminoácidos, y ácidos orgánicos. La miel contiene vitaminas del grupo B, y vitaminas A, C, D, E y K. Adicionalmente en la miel también se encuentran múltiples antioxidantes (flavonoides y fenólicos).

A parte de los nutrientes, puede contener restos de polen arrastrado por las abejas en la recolección, propóleos y restos de cera del panal.

¿Tiene riesgos el consumo de miel?

Malas prácticas apícolas pueden incorporar a la miel elementos indeseables como antibióticos, o componentes fenólicos introducidos por exceso de humo en el manejo de la colmena.

En principio en la UE, el uso de antibióticos en alimentos está muy controlado, no pasando lo mismo con otros orígenes, por lo que es importante conocer la procedencia de la miel, para lo que es crucial leer el envase.

Se trata de un azúcar libre. En este caso el origen natural, el balance de distintos azúcares, y los aportes de otros nutrientes, hace que sea más saludable que otros endulzantes más refinados. Sin embargo, debido a su alto aporte calórico, y el metabolismo de los azucares, su consumo excesivo podría provocar problemas de sobrepeso.

¿Para qué se usa la miel?

Las propiedades de la miel han hecho que se históricamente se haya usado con fines muy diversos, entre los que destacan:

  • Endulzante en repostería y alimentación debido a su alto contenido en azúcares.
  • Componente de cremas y productos cosméticos por sus propiedades antibióticas y cicatrizantes.
  • Desde antiguo se ha usado como medicina para el tratamiento de procesos febriles, por sus efectos antitusivos y expectorantes.
  • Reductor de efectos alérgicos para alergias al polen. Es frecuente que algo del polen que las abejas arrastran en su labor de recolección acabe en la miel, por lo que el consumo de miel de una zona, en los meses previos al inicio de la floración, puede servir de preparación para el sistema inmune, suavizando la reacción posterior.


 

¿Son iguales todas las mieles?

A parte de las diferencias relativas a los néctares de origen, encontramos en el mercado una gran variedad de mieles, si bien no en todas vamos a encontrar todas las propiedades antes descritas.

La miel pura sería la miel obtenida directamente de la colmena, sin más tratamiento que su extracción por métodos tradicionales. Su apariencia es variable en función del néctar de origen. Puede variar el color, la textura, el sabor. La miel pura tiene tendencia a cristalizar al bajar la temperatura, si bien hay variedades que lo hacen más fácilmente que otras, por ejemplo, la de romero cristalizará antes que la de castaño.

Las mieles industriales están sometidas a múltiples procesos que buscan facilitar la mecanización de los procesos y su optimización. El objetivo es mantener una producción elevada al menor coste, por lo que adquieren mieles de distintos orígenes buscando el mejor precio, y posteriormente las mezclan para su envasado.

Generalmente el primer proceso al que se somete la miel al llegar a las plantas de envasado es el calentamiento para conseguir su licuado, facilitando su envasado. Una vez licuada la miel se somete a procesos de microfiltrado, cuyo principal objetivo es eliminar los restos de polen que puede acompañar a la miel. En algunos casos también se somete a tratamiento de pasteurización. Como consecuencia de todos estos tratamientos, principalmente los térmicos, la miel pierde muchas de sus propiedades, y por tanto los beneficios derivados de su consumo. Una de las características que se pierden es la capacidad de cristalización, además de la actividad enzimática, y las vitaminas termosensibles.

A parte de la industrialización, la miel puede ser sometida a procesos de adulteración, mediante su mezcla con jarabes azucarados, y la adición de distintas sustancias, que aparte de reducir su calidad alimentaria, pueden facilitar su degradación.

Otra forma de adulteración de la miel es el suministro a las abejas de néctares artificiales para suplir la falta de flores. Como es lógico, la miel producida a partir de estos néctares pierde muchas de las propiedades de la miel de flores.

 

¿Qué miel comprar en España?

Teniendo en cuenta lo expuesto, y para garantizarnos obtener todos los beneficios que este alimento puede proporcionarnos, la mejor opción será adquirir miel pura, y siempre que sea posible procedente de apicultores de nuestra zona.

Si no tenemos un apicultor de referencia en la zona, podemos optar por mieles con denominación de origen protegida o indicación geográfica protegida, que garantizan la procedencia, y suelen definir estándares de calidad de los productos que certifican. Actualmente en España existen seis zonas geográficas con consejo regulador de origen protegido:

  • DOP Miel de Granada.
  • DOP Miel de la Alcarria.
  • DOP Miel de Liébana.
  • DOP Miel de Tenerife.
  • DOP Miel de Villuercas-Íbores.
  • IGP Miel de Galicia.

Es frecuente encontrar mieles de apicultores de la zona en fruterías y comercios de productos frescos de barrio.  Pregunta por las tiendas del barrio si tienen miel, y cual es su origen, te sorprenderá la cantidad de sitios de tu provincia en la que se produce miel. Te invito a que explores y pruebes las distintas variedades de miel de tu zona.

Últimamente también empiezan a aparecer botes de miel de calidad en los estantes de supermercados e hipermercados. Para identificar estos puedes fijarte en la cristalización, como se comentó anteriormente, la miel pura tiende a cristalizar, la adulteración y el tratamiento industrial suele reducir la capacidad de cristalización de la miel.

El tipo de envase también te puede servir de guía, si la miel está en un bote de plástico con dosificador ten por seguro que no se trata de miel pura. Generalmente, hasta un kilo, la miel pura suele venir envasada en bote de cristal.

Cocinar con miel.

La miel se ha usado desde antiguo como endulzante para repostería, y como ingrediente en numerosos platos, generalmente postres y desayunos.

Siempre es mejor comer la miel en crudo, pero también es una buena alternativa para la sustitución en nuestros platos de azúcares procesados, dado que aun perdiendo alguna de sus bondades, siempre será más nutritiva que el azúcar.

Como la mayoría de las recetas de referencia a las que se puede acceder por distintos medios, están pensadas para el uso de azúcar blanca, vamos a dar una serie de indicaciones para la transformación de estas recetas en recetas con miel.

Lo primero que tendremos en cuenta es que la miel, a diferencia del azúcar, va a aportar agua. Como se señaló anteriormente el contenido en agua de la miel puede oscilar entre un 14 y un 22%, por lo que, considerando un valor redondo del 20%, se deduce que, de cada 100 gramos de miel, 80 son de azúcar y 20 son de agua. En recetas de repostería esto implicaría reducir la cantidad de líquido (leche, agua, huevo, etc…) que se añadirá a la masa, para evitar que ésta quede demasiado líquida.

En cuanto a la dosificación, en términos generales, la miel suele ser más dulce que el azúcar, lo que permitirá reducir la cantidad añadir entre un 50 y un 60%.

Otro factor importante a la hora de usar la miel es que su sabor no es neutro, en este sentido está la opción de jugar con las distintas variedades de miel para encontrar la que marida mejor con nuestro plato.

Te invito a que rehagas tus recetas incorporando la miel. Tu cuerpo y tu mente lo notarán seguro.

 

Referencias

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ver últimas noticias