Qué hacer un fin de semana en Barcelona

Hay tres cosas a las que una debería dedicarle el fin de semana en Barcelona: Los vermús, la cultura y sus calles. Además, este...

En Fukushima se vuelve a cultivar arroz

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Un grupo de agricultores de Fukushima se ha lanzado a plantar arroz en la huella del desastre, cerca de donde se encontraba la planta nuclear que sufrió el accidente en 2011. En concreto, la iniciativa se ha desarrollado en arrozales de las localidades de Tomioka e Iitate, donde el cultivo de este cereal y de otros alimentos está actualmente restringido, y sobre las que pesaba una orden de evacuación hasta el mes pasado.

Se ha hecho, eso sí, tras culminarse las tareas de descontaminación de la zona, que han garantizado que el consumo de este producto sería seguro, aunque se mantienen limitaciones sobre la agricultura y la ganadería en las zonas más próximas a la planta. Y se ha hecho tras una iniciativa apoyada por las autoridades que ha empezado por retirar la capa de tierra superficial de los arrozales, y rellenada con arena procedente de otras áreas, dentro de las tareas de descontaminación y limpieza de residuos radiactivos que se llevan a cabo en los alrededores de la central de Fukushima Daiichi desde el desastre nuclear de 2011.

Revitalización de la economía local

El cultivo experimental de arroz se llevará a cabo junto a mediciones de radiactividad del producto, y tiene como objetivo revitalizar la economía local, señaló un responsable del ayuntamiento de Tomioka a NHK. Una treintena de países y la Unión Europea aún aplican restricciones sobre la importación de productos nipones originarios de Fukushima, por temor a que estén contaminados.

Las emisiones y vertidos radiactivos que resultaron del desastre en la central de Fukushima Daiichi, provocado por el seísmo y tsunami de marzo del 2011, aún mantienen evacuadas a miles de personas que vivían junto a la planta y han afectado negativamente a la agricultura, ganadería y pesca local.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Por esto quieres a tu pareja

mailto  facebook  twitter  google+

Los motivos por los que vivimos en pareja
Foto: STPASTORD

La discusión sobre las relaciones de pareja son tan viejas como el mismo ser humano. Porqué queremos a la persona con la que estamos y no nos olvidamos de ella en dos días. Si somos monógamos de modo natural o más bien es una imposición social. Qué sucede cuando esto deja de funcionar.

Parejas de perros de la pradera

Un grupo de científicos de la Universidad de Emory, en Atlanta, Estados Unidos, se han propuesto encontrar las razones fisiológicas de nuestras relaciones de pareja. Y la verdad es que sus hallazgos no son demasiado sorprendentes.

Vale que para sus estudios eligieran a parejas de perros de la pradera, una de las especies animales que presentan un comportamiento monógamo durante gran parte de su vida. A partir de sus cerebros han extraído una serie de conclusiones que ahora están comprobando si son aplicables al ser humano.

Ya lo sabían nuestras abuelas

Por hacer el cuento corto, resulta que, como ya sabían nuestras abuelas, el roce hace el cariño. Es decir, el contacto físico y las relaciones sexuales activan circuitos cerebrales relacionados con la recompensa, eso que ya sabemos que funciona también en relación con las adicciones, por ejemplo.

Resulta que son la oxitocina y la dopamina las que se encargan de que cada día veamos a nuestra pareja más guapa y más lista. Y que nos entre melancolía cuando pasamos tiempo sin estar juntos y rozarnos.

A través de los perros de la pradera, hay otra explicación para el comportamiento humano. Resulta que hay ratones de la pradera que presentan una mayor facilidad para establecer conexiones con otros ejemplares de su especie de sexo contrario. De manera que necesitan menos tiempo para crear una pareja estable. Vamos que son los clásicos enamoradizos. Esos que todos conocemos que no pueden vivir sin pareja. No les culpéis. Es una cuestión química.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

El monstruo es el otro

mailto  facebook  twitter  google+

Autor: Covadonga Lacruz Camblor

Ver más trabajos de Covadonga en su cuenta de Instagram.

Covadonga Lacruz Camblor, natural de Madrid, comienza sus estudios de arte en 2006. Será durante su estancia Erasmus en Maastricht (Holanda), cuando despierte en ella la inquietud que dura hasta el día de hoy por su lado más teórico.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

España desperdicia el sol

mailto  facebook  twitter  google+

Paneles solares en España
Foto: Diego Delso

En los últimos días os estamos hablando mucho de la situación de las energías renovables en países como China, Estados Unidos, Alemania e incluso Chile. Naciones que están liderando la producción de energías limpias, sobre todo de energía solar. Pero si hay un país que tiene todas las condiciones para ser la cabeza del sector en el mundo es España. ¿Por qué no lo es?

España produce 10 veces menos que Alemania

España es el país de Europa con mayor radiación solar. Sin embargo, produce 10 veces menos megavatios de energía procedente del Sol de lo que genera Alemania, con muchísimos menos días de Sol y menos horas cada día de radiación.
La explicación puede encontrarse en una serie de erráticas medidas que han desincentivado al sector. Si vivió un crecimiento durante la década de los años 2000, después se estancó su producción. En la actualidad vive un leve repunte sobre todo debido a la gran bajada de los costes de producción que han vuelto a motivar a las empresas a crear plantas solares.

Preferencia por la eólica

Sin embargo, las autoridades han continuado promocionando la energía eólica frente a la solar. Bajo la excusa de que la energía eólica presenta un mayor rendimiento debido a que puede funcionar más horas se han tomado una serie de medidas controvertidas.
La última ha sido la de adjudicar más del 99% de la subasta de renovables a proyectos de energía eólica. Al final este tipo de generación se llevó 2.979 megavatios de los 3.000 que se ofrecían en la subasta.

Bajarían los precios

Sin embargo, los empresarios de energía solar lo tienen claro. Aducen que una apuesta mayor por la solar permitiría bajar ostensiblemente la factura de la luz en las horas centrales del día. En este tramo, la energía es más cara. La aportación de las centrales fotovoltaicas podrían hacer descender el coste a los consumidores.
Es una vez más, una cuestión de voluntad política. Es probable que finalmente a la administración española no le quede más remedio que dar su brazo a torcer. Los acuerdos de Paris firmados por España, obligan al país a reducir sus emisiones contaminantes. Si se quiere mantener el índice de generación de energía será obligatorio tirar de las renovables para sustituir lo que deje de producirse por otros medios.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

La NASA lanzará en 2018 la primera sonda que atravesará la atmósfera del Sol

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

La NASA ha anunciado el lanzamiento  de una sonda que se acercará más que ningún otro instrumento espacial a la superficie solar para estudiar las características físicas de la atmósfera de este astro. Será en 2018, y se llamará el Solar Probe Plus. Volará hacia la corona del Sol, la atravesará por primera vez y se acercará a 6 millones de kilómetros de la superficie solar.

Hasta ahora, otras sondas se han acercado para examinar los vientos solares y la corona solar, pero nunca a una distancia tan corta y en condiciones de temperaturas extremas, con masivas cantidades de radiación y a una velocidad de 200 kilómetros por segundo, tiempo que permitiría ir de la Tierra a la Luna en media hora.

Nunca en la superficie

Para impactar en la superficie solar un sonda debería acelerar hasta la misma velocidad orbital de la tierra alrededor del astro rey de 30 kilómetros por segundo en dirección contraria, pero la tecnología de cohetes actual solo puede cubrir un tercio de esa velocidad.

Varias sondas lanzadas desde los años 60 han confirmado las teorías sobre el campo magnético del Sol y la existencia de vientos solares, y han permitido observar el comportamiento de la corona solar, que alcanza temperaturas más altas que la superficie solar.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Ver últimas noticias