¿A qué contenedor se tira el dinero?

Está claro que la conciencia ecológica es esencial. Que un consumo sostenible y responsable de los recursos influye directamente en el medio ambiente. Pero...

Diez millones de toneladas de pescados muertos se devuelven al mar cada año

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

 

Las flotas pesqueras industriales arrojan anualmente casi 10 millones de toneladas de pescado potencialmente utilizable, pero ya muerto, a mares y océanos de todo el planeta. Son datos de una nueva investigación liderada por científicos de Sea Around Us, una iniciativa del Instituto para los Océanos y las Pesquerías de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) y la Universidad de Australia Occidental.

La práctica se conoce como descarte de pesca, y los expertos y ecologistas la consideran inadecuada. Y eso que casi el 10% de la captura total mundial en la última década se descartó, lo cual equivale a verter al mar un volumen de pescado muerto que podría llenar cada año alrededor de 4.500 piscinas de tamaño olímpico, calcula el mencionado equipo investigador de esta realidad.

Demasiado pequeños, poco estéticos, poco comerciales…

Entre los motivos por los que descarta el pescado, explican los autores, figura que los peces queden dañados durante los movimientos de pesca, lo que haría invendibles, o que resulten demasiado pequeños o que la especie capturada no tenga demanda comercial.

También se producen descartes cuando, pese a tener los barcos llenos de pescado, los pescadores siguen con la pesca para conseguir piezas de mayor tamaño o de mayor valor económico.

La cifra se reduce

En un ejercicio retrospectivo, el estudio compara la cantidad descartada en 1950, cuando se desechaban alrededor de cinco millones de toneladas cada año, con la cifra de pescado descartado en 1980, década en la que creció a 18 millones de toneladas. Se redujo a los actuales niveles de casi 10 millones de toneladas por año durante la última década, a juicio de los expertos, gracias a una mejora en la gestión pesquera. El informe global de reconstrucción de capturas de Sea Around Us ‘2016 publicó que las capturas han disminuido a una tasa de 1,2 millones de toneladas de pescado cada año desde mediados de los años noventa.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

El gas que sustituyó a los CFC también perjudica la capa de ozono

mailto  facebook  twitter  google+

Agujero en la capa de ozono
Foto: NASA

Los más jóvenes quizá no lo recuerden, pero durante muchos años la principal preocupación medioambiental no fue el cambio climático. A finales del siglo pasado, el agujero de la capa de ozono ocupaba los principales espacios dedicados a la ecología. La cuestión era similar. Si se derrite el hielo del Polo Sur, mejor que vayamos cogiendo los flotadores.

CFC contra el ozono

Aquel problema se solucionó eliminando los gases cloroflourcarbonos (CFC) presentes en elementos tan dispares como las lacas de peluquería o los refrigeradores. Esta decisión se estipuló en el Protocolo de Montreal hace más de treinta años y ha supuesto una significativa reducción del uso de estos gases hasta la actualidad.

Bueno, decir que se solucionó quizá sea mucho decir. Sí es cierto que el agujero de la capa de ozono sobre el Polo Sur se ha ido reduciendo. Pero los científicos alertan ahora de que el hueco no se está reduciendo a la velocidad deseable. Que el proceso está siendo más lento de lo previsto. Y que al menos quedan otros 30 años para que se recupere del todo.

Lo más irónico es el motivo por el que el agujero de la capa de ozono se está recuperando más lento. La razón no es otra que los elementos químicos que se han venido utilizando para sustituir a aquellos CFC. Así son las cosas en estos tiempos.

Otro gas que tampoco lo arregla

Los gases nocivos fueron cambiado por otro llamado diclorometano. Como siempre, se vendió como la solución perfecta. Y como casi siempre, no lo es. El problema es que el uso extensivo de este gas ha provocado que su concentración en la atmósfera se haya vuelto negativa. De hecho, en la actualidad hay cerca de un millón de toneladas de diclorometano en la atmósfera. Esta cantidad es el doble del que había en 2004.

El diclorometano tiene una vida muy corta. En cinco meses, el gas de descompone. Entonces, los restos clorhídricos pueden destruir las moléculas de oxígeno que componen el ozono si entran en contacto con él.

Este es el proceso que nadie pareció prever y que va a provocar que el agujero de ozono se cierre, según las estimaciones, en 2095, en lugar de en 265 como se esperaba.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Atlántida Film Fest, un viaje online por el cine europeo

mailto  facebook  twitter  google+

Ya está en marcha, hasta el próximo 26 de julio, la 7ª edición del Atlántida Film Fest, una mirada cinematográfica a títulos de ficción y documental del cine europeo de vanguardia.

Generación, Política, Memoria y Educación son, un año más, los epígrafes que agrupan temáticamente los filmes que se muestran en el festival, cuya selección final de películas acoge la plataforma online Filmin aunque el certamen tiene una sede física en Palma de Mallorca, por segundo año consecutivo -en originales ubicaciones como el Castell de Bellver, el Museu de Mallorca, Ses Voltes o La Misericordia-.

Rusia, país invitado

Nombres como Vanessa Redgrave, Michel Gondry o Tilda Swinton son algunos de los representados este año en la cita, que tiene a Rusia como país invitado, con el centenario de la revolución bolchevique como punto de partida para explorar la historia cinematografía del país.

Se puede consultar la programación en este enlace. El abono para acceder a todas las películas tiene un precio de 20 euros (10 euros para suscriptores).

Ficciones:

  • ‘Park’, de Sofia Exarchou.
  • ‘Júlia Ist’, de Elena Martín.
  • ‘En acabar’, de Thor Echevarría y Guillem Miró.
  • ‘Microbe et gasoil’, de Michel Gondry.
  • ‘La maldita primavera’, de Marc Ferrer.
  • ‘This is our land’, de Lucas Belvaux.
  • ‘Porto’, de Gable Klinger.

Documentales:

  • ‘Sea Sorrow’, de Vanessa Redgrave.
  • ‘Jean Ziegler, the optimism of willpower’, de Nicolas Wadimoff.
  • ‘Robinù’, de Michele Santoro.
  • ‘The seasons in Quincy’, de Tilda Swinton (et al).
  • ‘Pornocracy’, de Ovidie.
  • ‘Voces de Chernóbil’, de Svetlana Aleksiévich.
  • ‘The road movie’, de Dmitrii Kalashnikov.
  • ‘Stranger in paradise’, de Guido Hendrikx.
  • ‘The European’, de Dirk Jan Roeleven.
  • ‘Gas the arabs’, de Carles Bover y Javier Pérez del Campo.
  • ‘Vida i mort d’un arquitecte’, de Miguel Eek.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

La NASA dice que está a punto de encontrar vida extraterrestre

mailto  facebook  twitter  google+

Encelado, uno de los escenario posibles para la vida según la NASA
Foto: NASA-JPL-Space Science

Vamos con la última de la NASA. En realidad no es la última, es más bien un paso más en los mensajes que de un tiempo a esta parte, la agencia espacial norteamericana se ha empeñado en lanzar. Y en este caso no puede ser más vacío y aventurado.

La NASA y la vida

Pero ya hemos concluido que lo de llamar la atención se ha convertido en uno de sus empeños, a veces parece que por encima incluso de mandar una misión tripulada a Marte. El anuncio de la cercanía en encontrar vida extraterrestre se está convirtiendo en una especie de mantra. Ahora, quizá sea culpa nuestra por hacernos eco cada vez que lo dicen.

Este que también nos seduce eso de que haya organismos creado dentro de esta burbuja. En la NASA dicen que están a puntito de dar con ellos. Y no demasiado lejos. Claro, tiene que ser dentro de los límites que han alcanzado a explorar. Que en el plano cósmico, es realmente una vuelta por el barrio.

El anuncio del no anuncio lo hizo hace unas semanas Thomas Zurbuchen, responsable de la Dirección de Misiones Científicas de la NASA. La revelación tuvo lugar en una sesión del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología en la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Una especie de comparecencia ante los congresistas. Ahora se entiende mejor. Al final son estos representantes los que firman cada año los presupuestos de la NASA.

En Encelado o en Marte

El foro perfecto para decirles que están a punto de encontrar bacterias en Encelado. Que los datos recogidos por la sonda Cassini advierten de la presencia de hidrógeno en la luna de Saturno y las emisiones de metano, un gas relacionado con la actividad orgánica.

La otra posibilidad es aún más cercana. El pasado acuático de Marte y aquellas condiciones ideales que desaparecieron hace 4.000 millones de años, pudieron ser un buen caldo de cultivo para la vida. Puede que haya desaparecido con las agresivas condiciones actuales. Y que lo que se encuentre sea su rastro fósil. Pero sería un gran hallazgo.

Con semejantes anuncios se puede pensar qué sucederá el día que la NASA realmente encuentre vida. O, peor aún, qué cara se nos quedará a todos si finalmente sigue pasando el tiempo sin noticias de Gurb.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Decenas de miles de camellos y ovejas vagan en el desierto con la crisis de Qatar

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

 

Hace unos veinte días, las diferencias entre Qatar y sus vecinos estallaron y rompieron relaciones con el país. Y entre los numerosos problemas que esto ha causado, hay unas víctimas inesperadas: 12.000 camellos y ovejas vagan por el desierto por culpa de la escalada de tensión.

Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Baréin y Yemen son los países que han roto relaciones con Qatar, tras diez días de tensión creciente. Se acusaba a Doha de alentar el terrorismo por su apoyo al islam político y de simpatizar con Irán, lo que Qatar ha negado, calificando las acusaciones de “inaceptables”. La medida conlleva cortar vías de comunicación áreas, marítimas y terrestres con el pequeño (aunque rico) reino, algo que ha provocado una gran convulsión en la región.

Se han establecido algunos refugios

La caída de la bolsa catarí, la cancelación de numerosos vuelos regionales, un descenso del precio del petróleo, el empeoramiento de los negocio, las revueltas… Y, a causa de  enfrentamientos entre ambos países por un territorio fronterizo alquilado por Qatar, en el que pastaban al menos 12.000 camellos y ovejas, estos animales de propiedad qatarí han sido expulsados de Arabia Saudita según el Ministerio de Asuntos Municipales de Doha, obligándolos a regresar a su país de origen cruzando un territorio desértico. Hasta la fecha, se han logrado establecer refugios para suministrar agua y alimentos a 7.000 camellos y 5.000 ovejas.

Un agricultor catarí comentó a The Independent que siempre cruzaban a Arabia para que sus animales comieran ya que en su país no tenían suficiente espacio. “Solo queremos ir al otro lado y cuidar de nuestros camellos, no estamos involucrados en asuntos políticos”, afirmaron.

Animales básicos en su economía

En Qatar hay unos 22.000 camellos, que se crían para las carreras y la producción de carne o leche, aunque son muchos los pastores que alquilan terrenos a Arabia Saudí para que sus animales pasten, ya que su terreno es mayor.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias