Rich Froning – Campeón mundial de CrossFit 4 años seguidos – ¿cómo entrena?

Rich Froning es el campeón mundial de CrossFit durante 4 años seguidos. Estos campeonatos que se han hecho algo populares en NetFlix son una...

Cómo afectan las plataformas petrolíferas a la vida marina

mailto  facebook  twitter  google+

Las plataformas petrolíferas acaban con el zooplancton
Foto: Mª Carmen Mingorance Rodríguez

Las perforaciones petrolíferas son uno de los elementos que más comprometen el medioambiente. Pero cuando oímos hablar de grandes estructuras horadando el terreno siempre pensamos en la posibilidad de un escape. Y accidentes como el de la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México en 2010 parecen justificarlo.

Plataformas petrolíferas ruidosas

Sin embargo su impacto en el ecosistema marino está más allá de los incidentes de este tipo. Un estudio recientemente publicado en Nature he relacionado las actividades de estas plataformas con el daño causado a las microespecies que habitan los océanos.

Según este informe, el enorme volumen de ruido generado al perforar el lecho marino está afectando a estas criaturas. Y lo está haciendo en un grado mucho mayor del que se suponía. Estos trabajos emplean explosiones de aire comprimido para romper las rocas del subsuelo. El resultado es un ruido superior incluso al que produjo el lanzamiento de cohete espacial Saturn V.

Plataformas petrolíferas ruidosas

El estudio se centró en las inmediaciones de plataformas petrolíferas de Tasmania. Allí analizaron las poblaciones de zooplancton utilizando redes y dispositivos de sónar. Así comprobaron que las poblaciones de estos seres en la zona habían descendido en un 64% en la hora posterior a la explosión. La influencia de las descargas afectaron a la vida milimétrica hasta a un kilómetro de distancia. Los anteriores estudios habían concluido que los impactos afectaban solo a la fauna a unas decenas de metros. Pero este nuevo análisis ha expuesto una realidad mucho más nociva.

Pero no solo los seres microscópicos se ven afectados por las actividades petrolíferas. También los mayores de los océanos se ven perjudicados. Por una doble vía. Primero porque parte de estos seres, el krill, la fuente de alimento principal desaparece a causa de las explosiones. Y segundo porque también este ruido desorienta a los grandes cetáceos durante sus extensas migraciones.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Consiguen visualizar la metástasis del melanoma antes de que se produzca

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Antes de expandirse en metástasis, el melanoma, el origen del cáncer de piel en su rango más agresivo, se activa con proteínas que envían señales para alcanzar órganos lejanos.

Un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha conseguido visualizarlo en un modelo de ratón, y después validar el hallazgo en pacientes de los hospitales 12 de Octubre de Madrid y Clínic de Barcelona. Han identificado una molécula, MIDKINE, que parece ser la encargada de iniciar esos movimientos en sus fases más iniciales. El experimento ha demostrado que los pacientes con altos niveles de MIDKINE en los ganglios linfáticos tienen un peor pronóstico, pero bloqueando esta molécula se puede inhibir las metástasis del melanoma.

Extrapolable a otros cánceres

El trabajo, publicado en la revista Nature, permite entender mejor cómo se propaga el melanoma y abrir nuevas vías de tratamiento. Y es que los tratamientos actuales aún no son capaces de detectar la metástasis en sus fases tempranas. Las técnicas de visualización de la metástasis del melanoma servirán también para investigar nuevos mecanismos que intervienen el proceso, sino que también podrían utilizarse para otros tipos de cáncer.

Este trabajo científico se ha financiado por el Ministerio de Economía, L’Oreal París, Usa-Melanoma Research Alliance, la Worldwide Cancer Research, la Asociación Española contra el Cáncer, la Fundación Mutua Madrileña, la Fundación ‘la Caixa’, Immutrain Marie Sklodowska-Curie, ITN y con varios proyectos del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Cocinar páginas, lo último de IKEA

mailto  facebook  twitter  google+

Idea de IKEA para cocinar
Foto: YouTube

El boom de la cocina ha convertido a millones de cocinillas en grandes chefs. La popularización a través de programas de cocina de distintas técnicas ha sido una parte. La otra, la aparición de aparatos sencillos y baratos para obtener resultados de grandes restaurantes. Ahora casi cualquiera puede hacer un gran plato.

Como montar un mueble de IKEA

Pero sigue habiendo cierta dificultad. La primera de ellas es la de elegir los ingredientes y utilizarlos en las cantidades adecuadas. Lo de una pizca de esto, un chorrito de aquello y lo de más allá se echa aojo garantiza un desastre culinario.

Ahora, IKEA, cómo no, acude en nuestra ayuda. Y lo hace de una forma simple e imaginativa. Y si se quiere, muy extraña. Lo que ha hecho la empresa de muebles suena ha sido llevar sus famosos libros de instrucciones al mundo de la cocina.

Básicamente se trata de coger una de las hojas de papel que comercializada IKEA. Sobre ella están dibujadas las siluetas de los ingredientes que han de utilizarse. O círculo en los que han de ponerse otros de los componentes de los platos.

Cocinar el papel

Una vez que está todo colocadito, se cierra como si fuera un caramelo y se mete al horno. Así, con papel y todo. Lógicamente, el papel está especialmente preparado para soportar las temperaturas de cocción. Y así, de esa manera, se cocina todo. En su justa medida y en su jugo.

De momento, la compañía sueca ha sacado cuatro de estas hojas. Una para cocinar salmón con hierbas, otros dos de pastas, uno de ellos con gambas y el último, lógicamente, para hacer un postre. Es decir, se puede elaborar un menú completo siguiendo las indicaciones dibujadas en las hojas. Nada extraño si se piensa bien. Por el mismo método se puede montar un piso entero.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Diez millones de toneladas de pescados muertos se devuelven al mar cada año

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

 

Las flotas pesqueras industriales arrojan anualmente casi 10 millones de toneladas de pescado potencialmente utilizable, pero ya muerto, a mares y océanos de todo el planeta. Son datos de una nueva investigación liderada por científicos de Sea Around Us, una iniciativa del Instituto para los Océanos y las Pesquerías de la Universidad de Columbia Británica (Canadá) y la Universidad de Australia Occidental.

La práctica se conoce como descarte de pesca, y los expertos y ecologistas la consideran inadecuada. Y eso que casi el 10% de la captura total mundial en la última década se descartó, lo cual equivale a verter al mar un volumen de pescado muerto que podría llenar cada año alrededor de 4.500 piscinas de tamaño olímpico, calcula el mencionado equipo investigador de esta realidad.

Demasiado pequeños, poco estéticos, poco comerciales…

Entre los motivos por los que descarta el pescado, explican los autores, figura que los peces queden dañados durante los movimientos de pesca, lo que haría invendibles, o que resulten demasiado pequeños o que la especie capturada no tenga demanda comercial.

También se producen descartes cuando, pese a tener los barcos llenos de pescado, los pescadores siguen con la pesca para conseguir piezas de mayor tamaño o de mayor valor económico.

La cifra se reduce

En un ejercicio retrospectivo, el estudio compara la cantidad descartada en 1950, cuando se desechaban alrededor de cinco millones de toneladas cada año, con la cifra de pescado descartado en 1980, década en la que creció a 18 millones de toneladas. Se redujo a los actuales niveles de casi 10 millones de toneladas por año durante la última década, a juicio de los expertos, gracias a una mejora en la gestión pesquera. El informe global de reconstrucción de capturas de Sea Around Us ‘2016 publicó que las capturas han disminuido a una tasa de 1,2 millones de toneladas de pescado cada año desde mediados de los años noventa.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

El gas que sustituyó a los CFC también perjudica la capa de ozono

mailto  facebook  twitter  google+

Agujero en la capa de ozono
Foto: NASA

Los más jóvenes quizá no lo recuerden, pero durante muchos años la principal preocupación medioambiental no fue el cambio climático. A finales del siglo pasado, el agujero de la capa de ozono ocupaba los principales espacios dedicados a la ecología. La cuestión era similar. Si se derrite el hielo del Polo Sur, mejor que vayamos cogiendo los flotadores.

CFC contra el ozono

Aquel problema se solucionó eliminando los gases cloroflourcarbonos (CFC) presentes en elementos tan dispares como las lacas de peluquería o los refrigeradores. Esta decisión se estipuló en el Protocolo de Montreal hace más de treinta años y ha supuesto una significativa reducción del uso de estos gases hasta la actualidad.

Bueno, decir que se solucionó quizá sea mucho decir. Sí es cierto que el agujero de la capa de ozono sobre el Polo Sur se ha ido reduciendo. Pero los científicos alertan ahora de que el hueco no se está reduciendo a la velocidad deseable. Que el proceso está siendo más lento de lo previsto. Y que al menos quedan otros 30 años para que se recupere del todo.

Lo más irónico es el motivo por el que el agujero de la capa de ozono se está recuperando más lento. La razón no es otra que los elementos químicos que se han venido utilizando para sustituir a aquellos CFC. Así son las cosas en estos tiempos.

Otro gas que tampoco lo arregla

Los gases nocivos fueron cambiado por otro llamado diclorometano. Como siempre, se vendió como la solución perfecta. Y como casi siempre, no lo es. El problema es que el uso extensivo de este gas ha provocado que su concentración en la atmósfera se haya vuelto negativa. De hecho, en la actualidad hay cerca de un millón de toneladas de diclorometano en la atmósfera. Esta cantidad es el doble del que había en 2004.

El diclorometano tiene una vida muy corta. En cinco meses, el gas de descompone. Entonces, los restos clorhídricos pueden destruir las moléculas de oxígeno que componen el ozono si entran en contacto con él.

Este es el proceso que nadie pareció prever y que va a provocar que el agujero de ozono se cierre, según las estimaciones, en 2095, en lugar de en 265 como se esperaba.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias