Qué hacer un fin de semana en Barcelona

Hay tres cosas a las que una debería dedicarle el fin de semana en Barcelona: Los vermús, la cultura y sus calles. Además, este...
Vídeo

Camilo Herrera – 1 litro de luz

mailto  facebook  twitter  google+

Camilo comenzó su trayectoria emprendedora con la implantación en Colombia del proyecto “Un litro de luz”, que, con una botella, agua y cloro, conseguía iluminar, durante el día, el interior de viviendas en barrios marginales. De esa iniciativa original, Camilo avanzó con la creación de “postes solares” (que funcionaban con baterías de motos), y que ofrecían luz también durante la noche.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Stephen Hawking nos recomienda mudarnos de planeta

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

Stephen Hawking nos recomienda que nos mudemos de planeta. Y con cierta urgencia. Ha pedido a los países de renta alta que vayan enviando astronautas a la Luna para tomar posiciones, con la idea de construir una base lunar en los próximos 30 años. Y a Marte, en torno a 2025.

Así, considera el científico, no solo se revitalizaría el programa espacial, y con él se motivaría a la comunidad a desarrollar la astrofísica y la cosmología. También se crearían también nuevas alianzas en el universo, y se daría a la Humanidad posibilidades de desarrollo en el futuro.

Nos quedamos sin espacio en la Tierra

“No niego la importancia de luchar contra el cambio climático y el calentamiento global, como Donald Trump, quien es posible que haya tomado la decisión más seria, y equivocada, sobre cambio climático que haya visto este mundo”, ha afirmado el físico teórico de la Universidad de Cambridge. “Estamos quedándonos sin espacio y los únicos espacios a los que podemos ir son otros mundo”. Así, a su juicio, “es el momento de explorar otros sistemas solares. Expandirnos puede ser lo único que nos salve de nosotros mismos. Estoy convencido de que los humanos necesitan irse de la Tierra“.

Para Hawking, no hay un futuro a largo plazo para nuestra especie si permanece en la Tierra. Prevé que la golpee un asteroide o la engulla el Sol con el paso de los años. “Cada vez que damos un nuevo gran salto, como los aterrizajes de la Luna, reunimos a personas y naciones, inauguramos nuevos descubrimientos y nuevas tecnologías”, continúa. “Salir de la Tierra exige un enfoque global concertado, todos deben participar. Necesitamos reavivar la emoción de los primeros días de los viajes espaciales en los años sesenta”, concluye.

Los astronaturas coinciden con él

Hawking hizo estas declaraciones en su intervención en el festival Starmus, que reúne en Trondheim (Noruega) a científicos de ámbitos para abordar conjuntamente el futuro de la Tierra y la Humanidad. Tres astronautas de la NASA que viajaron a la Luna –Buzz Aldrin, Charlie Duke y Harrison Schmitt– coincidieron con Hawking en que ha llegado el momento de volver a la Luna para explorar opciones de supervivencia.

“Necesitamos pensar a largo plazo; ir a la Luna requiere ser socios con las naciones que tienen capacidades espaciales”, mantuvo Aldrin. Y si Estados Unidos no se alía “con la ESA (Agencia Espacial Europea), con Rusia, con Japón y con China, nos quedaremos bloqueados en algún punto”, advirtió Schmitt.

Sistemas demasiado lentos

Hawking reconoció que los sistemas de propulsión actuales de las naves espaciales “son poco prácticos para viajes interestelares”, son demasiado lentos. Pero la tecnología solar que se está desarrollando con el proyecto Breakthrough Starship podría acelerar naves a un 20% de la velocidad de la luz, para llegar a Próxima Centauri, la estrella más cercana al sistema solar donde el año pasado se descubrió un planeta potencialmente habitable, en unos veinte años.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

El no negocio de la música

mailto  facebook  twitter  google+

La música siguen sin ser negocio
Foto: DELUX

Ayer se celebró en todo el mundo el Día de la Música. El verbo celebrar es muy ajustado para todo lo que se relaciona con la música. Ahora, es más controvertido si nos referimos a lo que toca a la industria musical.

Música libre

Puede resultar curioso las dificultades que la explotación está encontrando como consecuencia del advenimiento de Internet. La liberalización absoluta del consumo no ha encontrado una respuesta que permita un flujo justo entre artistas, discográficas y usuarios. La eliminación de los formatos físicos pareció venir en beneficio de estos últimos. Las discográficas reaccionaron tarde y mal. Para los artistas las cosas han cambiado poco. Siguen siendo el eslabón más débil de toda la cadena. Y eso que son el primero de ellos.

Como muestra, solo 24 horas antes del día de la música Spotify presentaba sus datos. Spotify fue la primera plataforma en ofrecer música en streaming. Esta parecía ser la solución definitiva que contentaría a todas las partes. El público no tenía que cargar con un formato físico, los músicos obtenían un escaparate para sus composiciones y una remuneración en función de las reproducciones. Y de paso también las productoras.

Millones de usuarios y pérdidas

Pero la cosa no parece estar funcionando. Con nada menos que 140 millones de usuarios de pago en todo el mundo, Spotify sigue sin ser una empresa rentable. Es más, sus pérdidas parece aumentar más según van sumando más suscriptores. En 2016, la compañía sueca creció nada menos que un 52% y alcanzó un valor de 2.900 millones de dólares.

Pero sus pérdida fueron muy elevadas. Nada menos que un incremento en el mismo periodo de un 133%, hasta alcanzar los 539,2 millones de euros. Gran parte de estas pérdidas se deben a mejoras técnicas en la plataforma. Pero la parte del león se la lleva el pago de royalties y otros derechos a las compañías.

¿Y los músicos? Pues para ellos no ha cambiado la canción. Son frecuentes sus quejas en redes sociales por las ridículas remuneraciones que reciben de la plataforma. Cómo millones de reproducciones se traducen en un puñado de dólares.

En definitiva, el nuevo sistema de explotación se parece demasiado al antiguo. Todo ha cambiado para que todo siga igual.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

El uso combinado de tres fármacos podría frenar el ELA

mailto  facebook  twitter  google+

PIXABAY

Una técnica revolucionaria para el tratamiento de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), una enfermedad neurológica degenerativa que implica la pérdida progresiva de motoneuronas, células que controlan la actividad muscular voluntaria esencial como hablar, caminar, respirar o comer. La probará el Hospital del Vall d’Hebron, de Barcelona, y consiste en un combinado de tres fármacos, dos de ellos nuevos, todavía sin incorporar al mercado.

Uno de ellos es ya conocido desde hace dos décadas: el Riluzol. Otro es el Masitinib, en cuyo ensayo clínico han participado unos 180 enfermos de toda España. Y el tercero es Edaravon, aprobado recientemente por las autoridades sanitarias de Estados Unidos y también de Japón, país en el que se ha ensayado durante seis meses.

Pero uno de ellos aún no se comercializa

El fármaco Masitinib, que se administra por vía oral, retrasa, según los resultados de los ensayos clínicos, en un 20 % la progresión de la enfermedad, un porcentaje que en algunos enfermos aumenta hasta el 27 %, mientras el medicamento japonés lo hace entre un 10 % y un 15 %.

La combinación de los dos, junto con el Riluzol, que hasta ahora era el único existente contra la ELA, significaría un gran paso para el ELA. Estas novedades en fármacos y sus combinaciones llegan coincidiendo con la conmemoración mañana del Día Internacional de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA),

Supervivencia de tres años

La Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que existen más de 3.000 afectados de ELA en España. La esperanza de vida media de las personas que la padecen es de tres años, con una supervivencia de más de cinco años sólo en el 20% de los pacientes y de más de diez en el 10%-.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Drones en lugar de abejas para polinizar plantas

mailto  facebook  twitter  google+

Recreación de los drones polinizadores
Imagen: Eijiro Miyako

Lo de los seres humanos, si no fuera trágico, sería cómico. Resulta que nos estamos cargando las abejas. Mucha gente lleva años advirtiéndonos desde hace mucho tiempo de la gravedad de la situación. Cómo su desaparición no significa solo un molesto bicho que deja de revolotear a nuestro alrededor. Cómo estos insectos están íntimamente relacionados con nuestra vida a través de la polinización.

Drones polinizadores

Sin las abejas prácticamente no existiría la agricultura. Así que la situación es extrema. ¿Pero qué hacemos en lugar de investigar para preservar a este animal al que tanto debemos? Pues investigamos sí, pero en máquinas que las sustituyan. Así somos. Y así nos va.

El caso es que en Japón, dónde si no, se han puesto a investigar en métodos alternativos para polinizar las flores. Y claro, han dado con el dispositivo de moda: un drone.

El impulsor es el químico japonés Eijiro Miyako del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Avanzada de Tsukuba. Resulta que el bueno de Miyako, hace diez años, trataba de encontrar un gel que condujera la electricidad. Pero no lo logró. Metió una de las pruebas en un bote y ahí lo dejó olvidado durante una década. Un día, yendo a coger un informe, golpeó el tarro que contenía el gel. El tarro cayó y se rompió contra el suelo, liberando el fluido. Cuando Miyako lo fue a recoger, resultaba que el gel todavía mantenía sus propiedades pegajosas.

Miyako, que andaba preocupado por los problemas de la polinización tras ver un documental sobre abejas, creyó haber dado con la clave para llevar el polen de una planta a otra. Al menos con el sistema de captación. Ahora le faltaba el vehículo.

Hormigas desinteresadas

Miyako pensó en otro insecto Y así, trabajó con hormigas, cubriéndolas con su gel. Pero las hormigas no parecían especialmente interesadas en el polen. Y además, no sobrevivían mucho tiempo con el gel encima.

Así que lo siguiente fue ingeniar un sistema que permitiera polinizar flores a voluntad. Miyako compró 10 pequeños drones. Los equipó con pelo de caballo untado en su gel. Y se puso a hacer intento. De los 10 aparatos, 9 se estrellaron a causa de la falta de pericia del científico. Pero con el último consiguió lo que se proponía.

Lógicamente, fue un pequeño paso para el hombre. Lo que está por ver es lo que significa para la Humanidad. Cuál es el coste de polinizar miles de millones de plantas en todo el mundo con drones. En infraestructuras, energía y tiempo. Quizá lo más fácil siga siendo cuidar bien a las abejas.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias