Un meteorito causa pánico en Detroit

En ciertas ocasiones ocurren cosas muy cerca de nosotros que nos ponen en nuestro lugar. No hace falta salir al espacio, algo que muy...

Por qué regalar libros en Navidad

mailto  facebook  twitter  google+

[DP] Pixabay

No hagas caso a los que dicen que regalar libros en Navidad es como regalar calcetines. Es más, todo el mundo necesita calcetines ¿verdad? Regalar un buen libro puede decir mucho de ti, si lo eliges con el mismo cuidado y cariño que cualquier otro objeto. Un libro que te ha gustado a ti y se lo regalas a alguien significa que compartes con esa persona tus gustos y deseas que lo disfrute tanto como tú. Y si te preocupas por conocer sus gustos, sus autores favoritos y temas, le estarás diciendo que le quieres. No lo dudes, regalar libros en navidad es una buena idea, y te vamos a dar más argumentos para que lo hagas.

Inundación de libros antes de Navidad en Islandia

Con poco más de 300.000 habitantes, Islandia es el país con más escritores, más libros publicados y más libros leídos, por cabeza, que cualquier otro del mundo. El 24 de diciembre celebran su gran fiesta, el Jólabókaflóð.

Según un artículo de la BBC, uno de cada 10 islandeses publicará un libro. Y es que se trata del país en el que se publican más libros por habitante de todo el mundo y casi todos los libros de su mercado editorial se venden entre finales de septiembre y principios de diciembre.

Pasar la Nochebuena leyendo

La venta de libros en Navidad es clave para esta costumbre en Islandia. El 24 de diciembre es el gran día; las familias se reúnen, se regalan libros y se acuestan a leer.

Es el “Jólabókaflóð” (Inundación de libros antes de Navidad), su tradición de Nochebuena.

El origen del Jólabókaflód se remonta a la Segunda Guerra Mundial, época en la que la comunicación marítima era muy complicada y la importación de productos resultaba difícil para una isla pequeña. La fabricación de papel era más fácil y con un coste más bajo, circunstancia que facilitó la abundancia de libros impresos convirtiéndolos en el regalo más habitual.
En los meses previos a la Nochebuena, todas las editoriales de Islandia publican sus novedades, las cuales figuran en el catálogo anual ‘Bókatíðindi’, que se distribuye gratuitamente por todas las casas del país, a principios de noviembre, para ayudar a los islandeses a hacer sus compras.

Los libros entre los regalos favoritos de los españoles

Según los datos del “Estudio de consumo Navideño 2017”, de la consultora Deloitte, los españoles gastarán 633 euros en Navidad, un 3 por ciento más con respecto a los 612 euros del año pasado. El gasto medio en regalos, se estima en 252 euros.

El dinero en efectivo sigue siendo el regalo preferido por los españoles y los libros, la ropa y el calzado siguen encabezando los primeros puestos del ranking de los regalos más comprados.

Así que parece que en España también nos gusta especialmente regalar libros, aunque no tanto como en Islandia. La celebración del Jólabókaflód, tiene más de ochenta años y aún no se nos ha ocurrido importarla; como “Halloween”, “Santa Claus”, o el “Black Friday”.

Puede ser el preludio perfecto para el día de Navidad, porque te vas a levantar más sabio y mucho más descansado. A lo mejor, nos animamos algún día a imitarla. Nos parece un buen plan para NocheBuena. ¿Y a vosotros?

¡Feliz Navidad!
Gleðileg jól!

 

Ahora puedes regalar eBooks y audiolibros, con una tarjeta regalo de Storytel.

Ya te hemos hablado de Storytel, un servicio similar a Netflix o Spotify en el que encontrarás más de 60.000 libros disponibles para leer o escuchar cuando quieras desde tu smartphone. Con una pequeña cuota, tienes acceso a todo el material que incluye desde clásicos a los más recientes Best Sellers. Echa un vistazo a estas recomendaciones y si quieres hacer un buen regalo original, puedes adquirir una de sus tarjetas regalo. ¡Seguro que aciertas!

 

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

Europa a paso de cangrejo con el cambio climático

mailto  facebook  twitter  google+

Parlamento europeo
Foto: Diliff

El cambio climático avanza a velocidad de vértigo. Nuestros políticos no es que vayan a la velocidad del caracol. Es que incluso dan pasos atrás. Parece que las evidencias, cada vez más patentes, graves y continuas no son suficientes para que se actúe con la misma premura. Veremos lo resultados.

Un paso adelante y dos atrás

Lo cierto es que la Comisión de Energía del Parlamento Europeo aprobó el pasado día 27 de noviembre una nueva Directiva de Energías Renovables que elevaba del 27% al 35% el objetivo de producción y consumo de este tipo de fuentes de energía para 2030. Parecía una buena noticia, en la línea de actuar contra el calentamiento global.

Pero duró poco. Solo una semana después, el Consejo de Europa, formado por los ministros del ramo de cada país miembro de la Unión Europea decidió dar marcha atrás a esa resolución. Volver a establecer el objetivo del 27% y olvidarse del 35%.
Un 27% de energías renovables en 2030 es a todas luces una cifra ridícula.

Pérdida de competitividad

Y no solo en lo que tiene que ver con el medioambiente, que es lo más grave. También en cuanto a la propia competitividad de la UE en lo relacionado a energías renovables. China, Estados Unidos, incluso otros países como Chile están haciendo apuestas mucho más valientes en este asunto.

En la propuesta que se rechazó también se abogaba por potenciar las instalaciones de renovables a pequeña escala. Incentivar a los consumidores privados para que crearán sus sistemas autónomo dependientes de la luz solar o del viento.

En cuanto a las calefacciones, se estipulaba un incremento anual del 2% en el tipo de energía que se emplea. La Comisión Europea corrigió esa cifra también a la baja, estipulando un 1% anual de energías renovables para calentar los hogares europeos.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Jim Carrey o cuando el actor pierde su identidad para absorber la del personaje

mailto  facebook  twitter  google+

Era un secreto a voces en Hollywood que el rodaje de Man on the Moon, dirigida por Milos Forman (Alguien voló sobre el nido del cuco) en 1999, había sido una locura, y que el actor protagonista, Jim Carrey, se entregó a la interpretación del mítico cómico estadounidense Andy Kaufman, sobre cuya vida versaba aquel biopic, más allá de límites sanos, rozando el delirio al creerse poseído por su entonces alter ego, y dañándose así de una manera de la que quizá aún no haya remontado.
El conmovedor documental Jim y Andy, realizado por iniciativa de Spike Jonze, aquí en calidad de productor con Chris Smith a la dirección, a partir del making of de unas 100 horas que realizó la novia de Kaufman, Lynne Margulies, durante aquel misterioso rodaje, viene a confirmar los rumores, incluso de la primera persona de Carrey, con quien la cinta incluye una larga entrevista. Y al tiempo, se convierte en una invitación a la reflexión acerca de un tema poco abordado sobre la trastienda de la profesión de actor: cómo dar vida a un personaje puede mimetizar en exceso a un intérprete y afectar su identidad personal, y puede hacerlo descender a los infiernos o subir a los cielos que atravesó aquel a quien encarna.
Esta es una historia de muñecas rusas, de personajes que absorben personalidades ajenas hasta perder el asidero de su yo. De jueguetes rotos y vacíos existenciales sin llenar en medio del glamour de la Meca del Cine.

Man on the Moon fue un proyecto muy ambicioso. Se trataba de realizar una cinta biográfica sobre Andy Kaufman, un comediante heredero de los beats que, aun muriendo a los treinta y tantos años, logró, en los sesenta, alcanzar la fama y desestabilizar al público de Estados Unidos con sus actuaciones, peculiares y diferentes, que no buscaban tanto hacer reír como desconcertar y provocar. El propio Kaufman interpretaba de vez en cuando a un personaje muy extremo, Tony Clifton, que lo ayudaba a enmascararse y, paradójicamente, encarar así al público, diciéndole auténticas barbaridades, no por ello menos ciertas. Lo hacía, además, junto con un colaborador, y nunca estaba claro cuándo detrás de la máscara estaba uno, y cuándo estaba el otro.
Carrey acabaría llevándose el Globo de Oro por la actuación que hizo de Kaufman en esta cinta. Y no es de extrañar, porque él cree que se convirtió en el mismísimo Kaufman. Poco después de comenzar el rodaje, dejó de ser él para transmutar en aquel cómico que interpretaba y admiraba, y con quien, confiesa Carrey en Jim y Andy, se identificaba profesionalmente y en su relación con el público: ambos se sentían unidos a la multitud por una relación de amor – presión.
Así lo atestiguan las imágenes, a menudo desgarradoras e inquietantes, de este documental que trasluce la tensión que hubo en aquel set de rodaje, en el que cae como una bomba una persona que pierde los límites de la realidad al sentirse invadida por quien no es. No ha sido la única vez que Carrey se ha enfrentado a un papel que juega con las identidades y reta así su propio carácter, lo ha hecho también en La máscara o en El show de Truman. Él mismo, como tantos cómicos, más allá de sus papeles puntuales en la gran y la pequeña pantallas, ha creado un personaje de sí mismo, al que ha dedicado muchas horas al día, casi todas, tanto tiempo de fama en el que ha estado y está expuesto al público.

Las mímesis con los personajes que experimentan algunos actores a la hora de interpretar papeles no es algo nuevo. No solo surgen las excentricidades, también, en un intento perfeccionista, les da por engordar, adelgazar, buscar referencias y comportarse como ellos. Era algo que hacían mucho los del Método, cosa que para  Orson Welles solo reflejaba sus carencias como actores. Jack Nicholson estuvo en un psiquiátrico dos meses para preparar Alguien voló sobre el nido del cucoRobert De Niro no solo engordó y adelagazó para Toro salvaje, también se sacó el carnet de taxista para Taxi Driver; Christian Bale es conocido por adaptar su fisiología al personaje que aborda; Daniel Day-Lewis pedía que se le llamase Lincoln durante el rodaje de la película de Steven Spielberg.

Jim y Andy, y en él el propio Carrey, más melancólico que nunca, nos deja con la duda de si el actor superó todo aquello. De si la neurosis lo dominó al 100 % o hubo algo de interpretación también en la propia neurosis. De si su carrera, enteramente, ha sido producto de una gran interpretación o ha habido hueco para la honestidad. De si, en definitiva, no somos todos los que nos diluimos en nuestro entorno, en la sociedad, en los modus operandi ajenos.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

El holograma de Chester Bennington no liderará Linkin Park

mailto  facebook  twitter  google+

Chester Bennington de Linkin Park
Foto: Chiragddude

Una gran cuestión a la que muchos grupos musicales se han enfrentado en el pasado: ¿Qué hacer cuando tu cantante desaparece? Porque, seamos realistas, cualquier otro miembro de una banda es sustituible, pero el frontman, o frontwoman, es la imagen, la marca, en muchos casos el sonido. Es lo que define a un grupo.

El futuro de la banda

Los últimos en enfrentarse a este problema son Linkin Park. La banda californiana perdió a su cantante, Chester Bennington, hace unos meses. Aunque las circunstancias de su suicidio todavía no están claras, la banda comenzó a plantearse su futuro de inmediato.

¿Qué hacer? Otros grupos que se han enfrentado a situaciones similares han tomado decisiones como las de sustituir al cantante por otra figura. Por el micrófono de Queen, por ejemplo, han pasado todo tipo de artistas y en ningún caso han conseguido ni tan siquiera acercarse levemente a Freddie Mercury: más éxito tuvo AC/DC cuando pusieron a Axl Rose al frente para tomar el lugar de Brian Johnson.

Precedentes

Ahora a Linkin Park se les ha planteado otra posibilidad. Una más innovadora, un poco loca y muy moderna. La de que Bennington aparezca en los conciertos en forma de holograma. No sería la primera vez. Tupac Shakur, Michael Jackson y los componentes sintéticos de Gorillaz han hecho ya actuaciones de esta forma.

Sin embargo a los componentes de Linkin Park no les gusta la idea. El guitarrista Mike Shinoda ha sido claro al respecto en un comentario de Instagram. A respuesta de un fan que le proponía esa posibilidad, Shinoda fue claro. “No puedo ni imaginarme de hacer un concierto con un holograma de Chester. Ya he oído esa idea otras veces y no hay ninguna posibilidad de que suceda. No jodamos con eso”, zanjó categórico el componente de la banda. Y concluyó con un mensaje todavía más potente. “¿Os imagináis perder a su querido y que de pronto ande deambulando por los escenarios en forma de holograma?”. Evidentemente no.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Caminar aporta los mismos beneficios que correr

mailto  facebook  twitter  google+

[DP] Pixabay

Caminar enérgicamente tiene los mismos beneficios que correr. Lo demuestra un reciente estudio del Laboratorio Nacional de Ciencias de Berkeley. Así que si correr no es lo tuyo o has tenido una lesión, no valen la excusas ni hay por qué resignarse.

Cada paso es viaje hacia la buena salud

Caminar con vigor ayuda a reducir el riesgo de presión arterial alta, colesterol alto y diabetes tanto como correr, según un nuevo estudio realizado en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, División de Ciencias de la Vida en Berkley, California. Las tres condiciones son factores de riesgo para enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, y podemos contribuir a reducirlo.

Los investigadores analizaron 33.060 corredores en el National Runners ‘Health Study y 15.045 caminantes en el National Walkers’ Health Study.

Así, descubrieron que la misma energía utilizada para caminar con intensidad moderada y correr de intensidad impetuosa produjo reducciones similares en el riesgo de presión arterial alta, colesterol alto, diabetes y posiblemente enfermedad coronaria durante los seis años del estudio.

A Russell Pate, profesor de ciencias del ejercicio en la Escuela de Salud Pública Arnold (Universidad de Carolina del Sur en Colombia), estos resultados no le sorprenden en absoluto. Considera que son consistentes y concuerdan con las recomendaciones de la American Heart Association para la actividad física en adultos; necesitamos 30 minutos de actividad física al día, al menos 150 minutos de actividad moderada a la semana, o bien 75 minutos de actividad vigorosa a la semana para obtener beneficios.

No es todo o nada; es paso a paso

Russell Pete, quien también es voluntario de la Asociación Estadounidense del Corazón, hace una serie de recomendaciones para conseguirlo:

  1. No importa si has sido sedentario o has estado inactivo durante un tiempo. Solo hay que empezar, aunque solo sean unos minutos adicionales al día.
  2. Establece un objetivo; el tuyo. Uno que sea alcanzable solo para hoy. Después puedes ir aumentándolo hacia el objetivo general de 30 minutos al día e incluso superarlo a medida que te encuentres en mejor forma.
  3. Encuentra un enfoque que te resulte agradable. Puede ser por disfrutar el paisaje, quedar con alguien para caminar o simplemente porque aprecias los momentos de soledad.
  4. Divide tus caminatas en dos de 10-15 minutos cada una si dispones de poco tiempo para hacer una más larga.

Aprovecha los momentos del día

Caminamos en muchos momentos del día casi sin darnos cuenta. Solo con aumentar unos minutos más estamos sumando tiempo de ejercicio:

  • Sacar al perro a dar un paseo.
  • Pasear con tu familia en el parque.
  • Aparcar un poquito más lejos de tu destino.
  • Bajar del autobús una parada antes.
  • Subir por las escaleras en lugar de usar el ascensor.

Solo necesitas un par de zapatillas de deporte y andar. Es fácil, es seguro, es menos costoso, puedes hacerlo en cualquier parte y tiene menor tasa de abandono que cualquier otro tipo de ejercicio.

Antes de que te des cuenta, caminar con energía puede convertirse en parte de tu rutina diaria y obtendrás muchos beneficios.

Fuente: American Heart Association

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

Ver últimas noticias