El Orient Express sigue haciéndonos pensar en el bien y el mal

El tren de los reyes y el rey de los trenes, según se lo definió. Sus míticos vagones azules y dorados, su cálida decoración,...

La cocaína, en tres relatos adictivos

mailto  facebook  twitter  google+

Por último, el texto de Giancarlo de Cataldo, conocido en nuestro país por Una novela criminal, tiene una textura más social, más cercana a la novela negra que a la policíaca, pues la investigación pura y dura es lo de menos. El cuerpo narrativo se apuntala en la descripción de cómo en ciertos estratos de la sociedad cunde el determinismo y los jóvenes están abocados a consumir y traficar con cocaína. Gustará especialmente a los amantes de la serie T. La potencia del texto, en este caso, reside en la originalidad de su visión, y de su contenido.

Tres estilos. Tres visiones. Tres historias ficticias y electrizantes, que nos sirven de curso acelerado del submundo de la cocaína en Italia.

Un submundo silencioso pero tremendamente imbricado en la vida cotidiana de este país. Aunque, en contra del estereotipo y de lo que pueda conducirnos a pensar otro excelente libro de esta temática, el reciente Cerocerocero de Roberto Saviano, no es Italia sino España, junto con Reino Unido y Francia, la lideresa de la Unión en consumo de esta sustancia. En términos comunitarios, se estima que la consumen de forma regular alrededor de 2,2 millones de jóvenes europeos de entre 15 y 34 años (el 1,7% de este grupo de edad). España encabeza la clasificación ya que el 3,6% de los jóvenes consumieron cocaína el último año, más del doble que la media comunitaria. Nos siguen Reino Unido (3,3%), Irlanda (2,8%) y Dinamarca (2,4%). Los países con menos consumo son Grecia y Rumanía (0,2%).

La novela negra está de moda, posiblemente a raíz de fenómenos nórdicos como Millenium. La novela negra actual, en contraste con la novela policíaca clásica, afloja el interés por la investigación del delito y pone el foco en los aspectos sociológicos de la delincuencia. En la literatura italiana, la novela negra tiene un carril ancho. Giorgio Scarbanenco, Leonardo Sciacia, Andrea Camilleri o Donna Leon han bebido de los propios hándicaps de su sociedad, como la mafia, para construir espléndidos textos del género. Este es uno de ellos.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Elon Musk nos aburre

mailto  facebook  twitter  google+

El túnel que dice Elon Musk que va a construir bajo las ciudades
Imagen: TBC

Qué fácil soltamos adjetivos grandilocuentes hoy en día. Visionario, futurista, arriesgado, imaginativo, ambicioso. Nos gustan los polisílabos y no los ahorramos cuando llega el momento de juzgar las ideas de ciertos personajes. Aciertan una vez y ya nos creemos cualquier cosa que nos digan. Aunque sea una soberana imbecilidad. (También hay polisílabos para lo contrario).

Elon Musk se aburre en un atasco

Hace unas semanas os hablamos de la idea que se le había ocurrido un día a Elon Musk en un atasco. Aburrido de esperar en su coche, mientras avanzaba milímetro a milímetro, tuvo una epifanía. Se le ocurrió crear una red de autopistas subterráneas que descongestionaran las principales arterias de las ciudades.

Nostra culpa . Nosotros también nos hicimos eco de ese anuncio de Musk. Pero lo cierto es que ahora toca verlo de un modo distinto. Porque Musk sigue adelante con su delirio. En realidad, no. Pero Musk sabe cómo nadie manejar los tiempos y las formas para que se hable de él. Que en estos tiempos es lo que cuenta.

La compañía aburrida

Así que esta semana ha publicado un vídeo de cómo será su empresa de túneles antiatascos. El muy cachondo le ha puesto The Boring Company. Y claro, hemos visto el vídeo y nos hemos hecho películas. Nos hemos imaginado que dentro de poco, cuando estemos atascados al salir del trabajo, la plataforma de un ascensor nos abducirá y nos desplazará a 200 kilómetros por hora por una autopista en el subsuelo.

Pero seamos serios. Alguien se cree de verdad esta paranoia. Es que nadie se ha parado a pensar lo que implica el cuidado vídeo de Musk. Las obras que tendrían que acometerse en las grandes ciudades. El tiempo que estas supondrían. Y, sobre todo, el coste que tendríamos que asumir.

Primera ley del urbanismo

De verdad, ¿el desarrollo de las ciudades pasa por hacer más infraestructuras para los coches? De verdad Elon Musk no conoce esa ley que dice que cuando se crean infraestructuras para descongestionar el tráfico, los ciudadanos encuentran incentivos para ir en su vehículo privado, con lo que a medio plazo, esas obras se vuelven inútiles. Venga, vamos, cualquiera con nociones básicas de urbanismo sabe eso.

Por supuesto que Elon Musk lo sabe. Pero los demás vamos y picamos de nuevo. Y los medios replicamos como loros sus delirantes vídeos futuristas. Visionarios, arriesgados, imaginativos, ambiciosos. Aburridos.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Islandia se acerca a la independencia energética

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

En realidad, Islandia no solo se acerca a la independencia energética, también al  abandono total de los hidrocarburos, gracias a la perforación de un pozo de 4.659 metros de profundidad en la base de la zona volcánica de la península de Reykjanes.

Es el Proyecto de Perforación Profunda de Islandia (IDDP, por sus siglas en inglés), que viene precedido de una prueba piloto, completada con éxito el pasado mes de enero, con la detección de fluido de materia entre líquido y gas a 427 grados centígrados de temperatura y 340 bares de presión.

Se trata de la perforación más profunda completada hasta ahora con éxito en una zona volcánica, y comenzó en agosto de 2016, después de que geólogos e ingenieros descubrieran la presencia en esta zona de fluido supercrítico que podría ser utilizado para una producción eficiente de energía.

El país líder mundial en renovables

El fluido supercrítico (agua a temperaturas y presiones muy elevadas) que se ha detectado con este pozo tiene un potencial energético muy elevado. Según calculan los científicos y las empresas asociadas en el IDDP, podría tenerse de cinco a diez veces más energía que en los pozos convencionales. Este equipo se ha marcado dos años como plazo para evaluar la viabilidad técnica y económica del pozo de Reykjanes.

La energía geotérmica ya suministró alrededor del 65% de la energía primaria de Islandia en 2016. Es el mayor productor de energía renovable per cápita del mundo, y el mayor productor de electricidad per cápita, con aproximadamente 55.000 kWh por persona al año. En comparación, la media de la UE es inferior a 6.000 kWh. Aproximadamente el 85% del suministro total de energía primaria en Islandia proviene de fuentes de energía renovable producidas en este país nórdico.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Un agujero en la Tierra para llegar al manto

mailto  facebook  twitter  google+

Una perforación llegará hasta el manto terrestre
Foto: Jordens_inre

No nos cansamos de contaros las hazañas humanas en el espacio. Con la aparente facilidad con la que lanzamos naves tripuladas a la órbita terrestre y sondas a millones de kilómetros. Gracias a esta tecnología conocemos mucho mejor la naturaleza de los planetas que nos rodean. Pero, ¿conocemos la naturaleza del nuestro?

Solo Julio Verne

Pues la verdad es que no demasiado bien. Vale que todo lo que hemos aprendido lo hacemos en base a estudios, aplicaciones científicas y cierta lógica. Desde la tectónica de placas a la composición de los diferentes estratos que se esconden entre la superficie y el núcleo. Pero estar ahí, nunca hemos estado. Solo en la novelas de Julio Verne.

Ahora parece que hay un proyecto que va a intentar llegar al manto terrestre por primera vez. La Agencia Japonesa para la Ciencia y Tecnología Marino-Terrestre (JAMSTEC) está elaborando un plan para realizar una perforación ultra profunda.

Agujero de 6 km hasta el manto

Se trata de horadar un agujero en la corteza terrestre que llegue a los 6 kilómetros. Vale, así dicho, parece un objetivo muy modesto. Sobre todo si tenemos que cuenta que 6 kilómetros es prácticamente un arañazo en una bola de más de 6.000 kilómetros de radio. Pero algo es algo.

La obra se enfrenta a desafíos tecnológicos inimaginables. Cómo salvar capas de la corteza unas tras otras. Cómo combatir el efecto de intenso calor del manto superior sobre los materiales. Eso en el caso de que se logre llegar hasta allí.

JAMSTEC está ya desarrollando un primer avance del proyecto final. El próximo septiembre empezarán las pruebas en una zona cercana a Hawaii.

No es una cuestión gratuita o un intento de establecer un récord. Los científicos japoneses aseguran que tratarán de estudiar el comportamiento del mineral fundido en el manto. Las corrientes y presiones que allí tienen lugar. Y de este modo intentar entender mejor las dinámicas terrestres. El fin es poder avanzar los fuertes terremotos que de vez en cuando sacuden a las islas niponas.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ranking de los países europeos según su compromiso con el Acuerdo de París

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

La fundación europea Transport and Environment ha elaborado un ranking de los países europeos más y mejor encaminados a cumplir el Acuerdo de París, a partir de la posición manifestada por los cada uno de ellos en la negociación para aplicar el pacto.

Y sólo tres aprueban el examen: Suecia, Alemania y Francia. España, por su parte, ocupa la posición 21, y se la califica con la valoración de “muy pobre”, y todo porque sus propuestas en las conversiones comunitarias son, a juicio de los analistas, poco ambiciosas, y porque negocia a la baja y adolece de estrategia para reducir el calentamiento global, señala el informe.

Un acuerdo de mínimos

Y es que en el Acuerdo de París contra el cambio climático, la UE se comprometió a reducir en un 40% sus gases invernadero para el 2030, respecto a 1990. La Comisión propone recortar un 30% respecto al 2005 –un 26% para España– los gases producidos en las actividades generales no sujetas al comercio de emisiones (edificación, transporte, agricultura o residuos), ámbito que representa el 60% del total. El resto corresponde al sector eléctrico y la gran industria, regidos por el comercio de emisiones (y para los que ya acordó una reducción global del 43%). Pero este objetivo ha de concretarse ahora en reglamentos internos al ordenamiento jurídico de cada país, en los que se verá hasta qué punto cada uno puede dar su do de pecho.

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias