Yo también (#MeToo)

Si habéis prestado atención a Twitter y a los muros de Facebook, habréis conocido al menos dos de las campañas a través de hashtags...
Fotogalería

Jonathan Faus – Fotografías [Galería Leequid]

mailto  facebook  twitter  google+

El trabajo como fotógrafo de Jonathan Faus ha sido destacado en diversas muestras y exhibiciones internacionales, por ejemplo: Selected Portfolio Reviews Photo Europe Network, Photon Festival (2017), Honorific Mention Tokyo International Awards ( Life Style, 2016 ), Honorific Metion Moscow International Awards ( Arquitectura, 2015 ), Finalist XXI Villa Fotográfica de Paterna (2015), Finalist II Bienal Ciutat Vella Oberta (2015).

Sus temas preferidos son los viajes y las ciudades, que refleja con gran dominio de la luz y los matices tanto en color como en Blanco y Negro.

Título: Tree birds ©jonathanfaus.com

 

Título: The Brothers ©jonathanfaus.com

 

Título: Samurai ©jonathanfaus.com

 

 

Título: Monkey eyes ©jonathanfaus.com

 

Título: Lifestyle. Obtuvo en 2016 una mención de honor en los Tokyo International Foto Awards (TIFA) ©jonathanfaus.com

 

Título: Go to past ©jonathanfaus.com

 

Título: Go to future ©jonathanfaus.com

 

Título: Fly of Roma ©jonathanfaus.com

 

Título: Bangkok effect ©jonathanfaus.com

 

Título: American life ©jonathanfaus.com

 

Título: Red Eiffel. Obtuvo en 2015 una mención de honor en los Moscow International Foto Awards (MIFA)
©jonathanfaus.com

Si te ha gustado esta pequeña muestra, puedes conocer toda obra y sus publicaciones en su web: www.jonathanfaus.com

También puedes seguirle en Instagram: @jonathanfausphotography

 

 

La duda del papel higiénico

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Dominio Público

Que sentada en la taza del váter se te ocurren las mejores ideas debe ser un tópico más viejo que el propio señor Roca. Ahora se ha quedado totalmente desfasado. No solo gracias a la irrupción de los champús con copiosas descripciones (¡en varios idiomas!) sino también porque los millennials lo estropeamos todo, como ya se sabe, y hemos conseguido entrar con los smartphones en el baño. La expresión tan maternal de “estás que no cagas con eso” ha alcanzado su máximo significado. Pero, de verdad, ¿quién quiere pensar pudiendo hacer retweet?

Ese gran pequeño momento en la taza

No vamos a negar que sentarse en un váter abre un abanico de cientos de matices. Nunca te sientas ahí dos veces de la misma forma. Si lo haces probablemente estés teniendo un problema intestinal, como la diarrea, así que lo siento mucho.

Pero, como iba diciendo, cada experiencia en el trono es única e intransferible, a la merced del momento exacto en que lo estás viviendo. En ocasiones, te dejas el smartphone lejos, no llegas a los champús ni tienes nada mejor que hacer que mirar el papel higiénico.

Los pequeños tesoros

Algo tan mundano como el papel higiénico puede ofrecer información muy importante. Los usuarios del baño reducen sus miserias más mundanas a cada hoja de papel. Y yo, personalmente personalmente, mirando el rollo de papel casi acabado de mi baño,  no puedo evitar preguntarme cómo es posible que mis compañeras de piso se limpien tantísimo el culo.

Juraría que vamos a rollo de papel por día y medio. Echo cálculos con los dedos. Vuelvo a mirar la prueba del crimen de nuestras miserias humanas. Reviso mentalmente la última semana, prestando atención a los momentos clave. ¿Por qué nunca pensamos con detenimiento el sacro momento de limpiarse el culo? Doblo una hoja, luego otra, una más y otra. Con cuatro hojas de doble capa del rollo de papel de marca blanca habitual te queda una superfície fantástica. Entonces, ¿para qué más?

Lo que esconde el papel

Compartir piso es un show. Esa es mi conclusión. Esa y que es terrible sentarse en la taza sin tener algo entre las manos con lo que distraerte. Pero, ya que pagamos el papel a media, me gustaría saber qué uso le dan mis compañeras. Tal vez han descubierto algo increíble y yo me lo estoy perdiendo porque solo veo al papel higiénico como algo aburrido, blanco y anunciado por animales suaves.

[Aclaración]

Acaban de llegar muchos invitados a casa. Dicen que han estado por aquí todo el fin de semana, pero que no hemos coincidido. Están en mi casa como si fuera la suya: acaban de enseñarme dónde encontrar las tablas de cortar. Me estoy fijando, con fines periodísticos, si entran en el baño. Pero sobretodo en cómo lo hacen. ¡Con las manos vacías! ¿Se preguntarán, ellos también, por qué dura tan poco el papel?

Imagen de Katharina en Pixabay de CC

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Hooked, la app con la que te enganchas a leer libros

mailto  facebook  twitter  google+

Hooked App
[DP] Pixabay

Bueno, en realidad no son libros exactamente, pero casi. Digamos que te enganchas a leer historias como las de las novelas de misterio y aventuras, pero en una app. Aunque estamos seguros de que si te enganchas a leer así, también querrás leer en otros formatos. ¿El truco? Es lo más moderno que hemos visto en mucho tiempo.

Leer historias en formato chat

Hooked plantea una forma de leer las historias similar a la que hace que los jóvenes y no tan jóvenes no puedan soltar sus smartphones: los chats.

Las historias te van llegando en formato mensaje. Te van intrigando, te llegan poco a poco como en una apasionante conversación… y ¡no puedes dejar de leer!

#tbt to this classic. Want to see what Tiffany finds in the basement? 👁 Unlock pics with Hooked Unlimited.

Una publicación compartida de HOOKED (@hooked) el

El pago por lectura más eficaz

Y si el formato es moderno, el modelo de negocio más. Al principio es gratis, como Spotify o cualquier servicio digital de los que usas. Ahora bien, en cuanto empiezas a engancharte, los mensajes te van llegando más despacio. Tendrás que esperar a que te lleguen para saber cómo sigue la historia, salvo que pagues por recibirla antes. Es lo que se llama formato Freemium, igual que cuando pagas para no tener publicidad o ampliar los GB de mail gratuito.

Pero no es mucho, puedes suscribirte por 2,99 euros a la semana, 7,99 euros al mes o 39,99 al año. O si no, esperar 45 minutos hasta pasar la página. Lo cierto es que ya hay más de un millón de descargas de la app, que puedes bajarte de aquí en android  o iTunes

 

Alejandro Jiménez

Redactor e investigador, ratón de biblioteca y observador activo de la realidad. Creo que el mundo cambia según se cuenten las cosas.

‘La cordillera’ o el fango en la alta política

mailto  facebook  twitter  google+

Hernán Blanco (Ricardo Darín), presidente de Argentina, es popular en su gestión. Ha logrado dotarse de una imagen de político limpio, tras llegar al poder gracias al apoyo de una pequeña región del país y en medio de un clima de descontento social. En una cumbre de presidentes iberomaericanos celebrada en plena montaña en Chile, debe tomar una importante decisión. Entonces se sabrá qué esconde su pasado, en gran medida gracias a la intervención de una periodista, que interpreta Elena Anaya, y ciertas terapias de hipnosis que rompen algo el ritmo dramático de la película.

El director argentino Santiago Mitre crea a partir de estos mimbres un thriller político que vincula la trama y los personajes al espacio, resaltando no solo el aislamiento y frialdad de algunas figuras del poder sino también la importancia de la política de pasillo. Una obra que nos acerca a problemas muy presentes en la política actual, como las consagración de figuras en altos cargos gracias a un apoyo popular fundamentado en la imagen exenta de verdaderos logros y que enmascara una gestión discutible.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

‘Madre’, una película sobre nuestra relación con la naturaleza

mailto  facebook  twitter  google+

A Darren Aronofsky le da igual todo. Si en Noé, su anterior película, le llovieron las críticas por su épica existencial, en madre! ha redoblado el tono, y parece que seguirá engrosando la lista de los más odiados entre los directores por sus búsquedas visuales, de impacto sensorial e inmersión visual. Es un director que apuesta por el riesgo, por explorar caminos nuevos y personales, y por formas narrativas complejas, que podrían resultar crípticas. El luchador es un claro ejemplo de ello.
Aunque madre! se distingue de las anteriores películas del director en lo radical que resulta como apuesta. Dividida en dos partes, en la primera se retrata la convivencia de una pareja: Javier Bardem y Jennifer Lawrence, posiblemente en uno de sus mejores papeles hasta la fecha. Ella se ocupa de reformar la casa en la que viven, aparentemente aislados de la sociedad. Él, poeta de éxito, intenta eludir un bloqueo creativo.
De pronto, irrumpe en sus vidas un hombre (Ed Harris) que rompe la normalidad, y en ello se le unirá su esposa (Michelle Pfeiffer). El fallecimiento de un hijo y el éxito editorial desatarán una segunda parte en la cinta con un ritmo mucho más acelerado y una estética horror vacui que contrasta con el minimalismo de su primera parte.

madre! cuenta muchas cosas, dejando al espectador exhausto.

El propio director ha explicado la película como una alegoría sobre el cambio climático, pero también se pueden hacer lecturas sobre la creación y el demiurgo creador, conectándolo de alguna manera con la ficción. La cámara sigue continuamente a Lawrence, en torno a ella gravita la narración. Es la visión de un mundo fuera de control.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias