Playlist literaria para un fin de semana eterno

Satin Island de Tom Mccarthy. Pálido Fuego: cuarta novela de este autor londinense, dos veces finalista del Booker Price (la primera, Residuos, Zadie Smith...

¿Qué es un CIE?

mailto  facebook  twitter  google+

Tras casi doce horas concentrados, las decenas de inmigrantes que se atrincheraron anoche en la azotea del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, en Madrid, donde se encuentran recluidos, para protestar por las condiciones en las que los mantiene el centro y reclamar a voces “libertad” y “dignidad”, se han disuelto

Esta no es la primera vez que se expresan quejas en torno a la situación que viven los internos y los trabajadores del CIE de Aluche, ONG como SOS Racismo o Karibu, sindicatos policiales, el Ayuntamiento de la capital y su oposición han denunciado ya la situación en la que viven los internos en este centro, con capacidad para acoger a 280 inmigrantes, señalando la presencia de menores con documento falso, víctimas de trata, personas con discapacidad, posibles refugiados, abuso de reclusión, falta de enfermería o de cobertura de necesidades básicas como ropa o calzado.

Por el cierre de los CIE

Además, hace años que partidos políticos, asociaciones, sindicatos, ONG y la sociedad civil vienen pidiendo la eliminación de los CIE como concepto, en las que, solo el año pasado, fueron recluidas más de 10.000 personas, y tras mantenerlos hasta dos meses encerrados, el Estado no fue capaz de devolver a su país ni a la mitad.

Los CIE son centros de internamiento de extranjeros con una orden de expulsión, a los que la ley permite mantener, como máximo, 60 días internos, tras los cuales, si no han sido devueltos a su país, quedan en libertad. De acuerdo con el Ministerio del Interior, el ingreso del extranjero se produce una vez “incoado un expediente sancionador en el que pueda proponerse la expulsión del territorio español”, tras el que se podrá “solicitar al Juez de Instrucción competente que disponga el ingreso del extranjero en un centro de internamiento, en tanto se realiza la tramitación de dicho expediente. El Juez, previa audiencia del interesado y del Ministerio Fiscal, resolverá mediante auto motivado”.

Los detractores de este sistema denuncian que la experiencia de estar recluido en estas condiciones puede conllevar traumas físicos y psicológicos a los internos, al estar sometidos a tal falta de libertad, y además, que los ingresos no siempre se producen de acuerdo con el reglamento. “Bajo el nombre de centros de internamiento de extranjeros se esconde una realidad carcelaria difícil de ocultar”, señala MUGAK, Centro de documentación sobre racismo y xenofobia, que asegura en su web contar con “centenares de testimonios de personas retenidas en estos centros que cuentan la cara más dura e inverosímil de la inmigración en España. Verdaderas cárceles encubiertas, prisiones camufladas sin garantías penitenciarias para personas que no han cometido ningún delito”.

Por su parte, Amnistía Internacional “se opone al uso del internamiento de personas migrantes como método de control migratorio”, señala la ONG en su web. “El internamiento debe ser siempre evitable, y descartado, cuando estamos ante personas vulnerables, mujeres víctimas de trata, niños o niñas. Lamenta que “el gobierno ha presentado un borrador de reglamento de regulación de los centros de internamiento, inexistente hasta ahora. Sin embargo, es necesario que se apliquen medidas cautelares alternativas, que no conlleven la privación de libertad”.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Bob Dylan pasa de todo

mailto  facebook  twitter  google+

Obama concede la Medalla de la Libertad a Bob Dylan
Foto: Bill Ingalls

Es probable que a estas horas haya unos cuantos suecos tirándose de sus rubios cabellos. Miembros de la Real Academia Sueca de las Ciencias corriendo como locos de un lado a otro. Es fácil imaginarse la escena. Todos expectantes alrededor de uno de ellos que no se despega del teléfono, marcado una y otra vez el número de Bob Dylan. Al menos el que nos han pasado. ¿Nadie tiene otro número? El del representante, su mujer, su hijo, una vecina que pueda avisarle. No sé, ¡alguien!

Un hippy millonario

A pocas cosas puede tenerle más miedo un académico sueco que al ridículo. Resulta que, tras arduas discusiones, llegaron a la conclusión de que dándole el premio Nobel de Literatura a Bob Dylan lo iban a petar. Que relanzarían el premio otorgándoselo a una figura de fama mundial. Al mismo tiempo se quitarían la etiqueta de estirados, porque no nos engañemos, Bob Dylan puede ser multimillonario, pero a ojos de una académico sueco sigue siendo un hippy. Y para finalizar se hacían los modernos y los transgresores dándole el premio a un músico. Y al final resulta que les ha salido el tiro por la culata.

Primero por la polvareda que se levantó. Hasta artículos de opinión en New York Times han dudado de la pertinencia del premio a la figura de Dylan. El mundo de la cultura, el mundo en general, se ha dividido a favor y en contra. Quién nos mandaría meternos a nosotros. Si cuando le dábamos el premio a perfectos desconocidos para la mayoría, nadie decía ni mú. Ni una palabra sobre la calidad de Tomas Tranströmer o de Wisława Szymborska. Además, ayudábamos a ponerlos en estanterías de todo el planeta. Todo el mundo contento. Pero con lo de Dylan nos han dado por todos lados. ¡Hasta comunistas nos han llamado!

Recuerda a Sartre

Pero espera, que lo peor está por llegar. Ahora resulta que el tipo no aparece. Ni para dar las gracias. Vamos, ni para coger el maldito teléfono con el que llevamos más de una semana intentando decirle que ha ganado el Nobel. Por si acaso ha estado este tiempo en una cueva de Afganistán y no se ha enterado.

Pero espérate, Olaf, que puede ser peor. Recuerdas lo que pasó en 1964, ¿no? Cuando el bizco de Sartre nos escribió que ni se nos ocurriera darle el Nobel como se rumoreaba. Y nosotros, medio por pereza de volver a votar, medio por hacer la gracia, humor sueco, fuimos y se lo dimos. Y claro, el tipo nos los echó a la cara. Menuda vergüenza. Pero al fin y al cabo, Sartre hablaba bien e iba con su traje impecable, más o menos. Pero como ahora, un tipo con el sombrero arrugado y pelo de loco nos rechace…

Eso si primero nos coge el teléfono, Sigurd…

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Otro mes, otro record de temperatura

mailto  facebook  twitter  google+

NASA: El mes de Septiembre más caliente desde hace 136 años.

Septiembre del año 2016 ha sido el más caluroso en 136 años de registros, de acuerdo con un análisis mensual de la temperatura global por científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) en Nueva York.

La temperatura de Septiembre del año 2016 fue por muy poco (0.004 grados centígrados) más caliente que el más caluroso mes de septiembre anterior en el año 2014. El margen es tan estrecho que esos dos meses se encuentran en un empate estadístico. El mes pasado fue de 0,91 grados centígrados más caliente que la temperatura media de septiembre a partir de 1951-1980 (ya estamos en el +1º).

¿A partir de cuántos grados hace calor?

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

¿Cómo ver la web de Isasaweis?

mailto  facebook  twitter  google+

Isasaweis en Youtube

Si la caida de al web de Isasaweis te parece algo que necesita tener un remedio pronto, tus amigos de Leequid vienen al rescate. Para ver todos los contenidos de la web de Isasa perdida por motivos oscuros, lo mejor es ir a Archive.org esta web hace una copia de todas las webs del mundo (literalmente).

Aquí puedes ver la copia de la última versión disponible de la web de ISASAWEIS. Si navegas por Archive.org podrás ver el resto de páginas disponibles de Isasa.

El Blog de Isasa está disponible al completo.

Tus amigos de Leequid han vuelto a salvar el día a los miles de fans de Isasa Weis.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Bob Dylan está dejando de ganar 824.927 euros

mailto  facebook  twitter  google+

Bob Dylan en Toronto
Foto: Jean Luc

Bob Dylan, por no responder a la llamada de los “Nobel“, está dejando escapar casi 1 millón de euros. Este es el premio en metálico que se lleva cada ganador de los premios Nobel. Este premio en metálico se da al ganador y en los casos en los que gana más de 1 persona, el premio en metálico se divide entre todos los ganadores.

Bod Dylan, responde al teléfono y dónalo a quien más te guste.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ver últimas noticias