Yo también (#MeToo)

Si habéis prestado atención a Twitter y a los muros de Facebook, habréis conocido al menos dos de las campañas a través de hashtags...

Los efectos del cambio climático ya están aquí

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: David Shankbone

Hace ahora justo un año, un conocido político español negaba en sede parlamentaria el cambio climático. Su argumento era que se había profetizado la subida del nivel del mar, pero que esta no se había producido. Pues bien, ahora ya puede estar feliz. Los expertos no tienen dudas de que las recurrentes inundaciones en Estados Unidos son una muestra clara de este fenómeno.

Estudio de inundaciones

Es la conclusión tras estudiar los modelos estadísticos que recogen las subidas del mar en los últimos sesenta años. No solo ahora son más frecuentes, si no que el mar llega más lejos en cada crecida provocada por tormentas o huracanes. El fenómeno es especialmente recurrente en la costa este y en el Golfo de México en esta época del año. Lo que los norteamericanos llaman sunny-day floods (inundaciones en días soleados).

El estudio encabezado por William Sweet y Joseph Park expone que el nivel del mar ha ido subiendo desde hace 10.000 años, si bien los últimos 4.000 se ha mantenido estable. Sin embargo, en el último siglo se ha reiniciado este proceso con una subida media anual de 1,7 mm. Y más aún en las dos últimas décadas, con ascensos de 3,2 mm al año. Para los científicos, que esto es un efecto del cambio climático está fuera de discusión.

Más agua y más fuerte

Los ascensos anuales del mar pueden parecer ridículos, pero cuando se traducen en los efectos de una tormenta, las cosas se agravan. Un nivel mayor del mar significa no solo que el agua llega más arriba, sino también, que lo hace con más fuerza, al presentar mayor volumen. El resultado es que zonas que antes no se anegaban, ahora quedan arrasadas con mayor frecuencia. La traducción en millones de dólares en pérdidas y el riesgo para la población es evidente.

Además, ambos procesos vienen juntos. La subida del nivel del mar y el incremento del número y virulencia de las tormentas. La mayor temperatura de las aguas oceánicas genera bajas presiones que absorben los vientos creando la inestabilidad atmosférica y tornados.

Los republicanos admiten el cambio climático

Afortunadamente, en Estados Unidos los políticos están tomando conciencia, no como sucedía hacer unos meses en España. Miami ha destinado ya 400 millones de dólares a un plan que preparará la línea costera para reconducir las inundaciones. El alcalde republicano, partido que con más energía ha negado el cambio climático, de Tybee Island, en Georgia, ha declarado que “soy republicano, pero también me doy cuenta de lo que está pasando. Cualquier análisis objetivo muestra que el nivel del mar está subiendo”.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Europa pierde al 63% de sus gorriones

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Pixabay

¿Volverán los oscuros gorriones? Seguramente no lo hayan notado demasiado si viven en España, porque este es uno de los países donde menos se registra este fenómenos, pero cada vez hay menos gorriones en los zonas urbanas abandonadas o las agrarias más despobladas de Europa.

Su presencia se ha desplomado en un 63% en solo 30 años. El caso es especialmente dramático en Reino Unido, donde se perdieron 10 millones de ejemplares entre 1970 y 1980, y en concreto, en grandes ciudades como Londres, ya no se ve ni uno. En nuestro país, en cambio, según datos del área de seguimiento de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), el descenso ha sido solo del 6% de media, aunque en la zona centro y Aragón está más acusado y alcanza en torno al 19%. En total, en los últimos diez años, los gorriones comunes se han reducido de ocho millones de ejemplares, se ha pasado de 165 millones en 2006 a poco más de 155 este año.

Aparecieron con las ciudades

Y es que los gorriones son aves sedentarias muy unidas a los humanos, hasta el punto de que surgieron con las primeras ciudades. Y se van con los hombres allí de donde éstos se marchan, aunque sus éxodos tienen también relación con la contaminación, la falta de lugares verdes y la presencia de otras especies exóticas como la cotorra argentina. Algunas de las soluciones propuestas por Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), a las que se puede sumar cualquier ciudadano, son la creación de pequeños nidos y comederos, la promoción de los espacios verdes y un control para las especies exóticas invasoras.

En un reciente estudio de esta organización, se analizaron ejemplares de los núcleos urbanos y la periferia, y los resultados mostrados constatan una realidad más desfavorable para los gorriones que viven en el centro, que pueden sufrir malnutrición, anemia o deficiencias en el sistema de defensa.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Un tercio de los elefantes ha sido abatido en siete años

mailto  facebook  twitter  google+

Elefante abatidom ilegalmente para arrancarle los colmillos
Foto: Great Elephant Census

“Lo siento. No volverá a ocurrir”. Esta famosa disculpa está a punto de convertirse en una realidad. El número de elefantes en libertad en África está descendiendo a una velocidad preocupante. A este ritmo, en 15 años habrán desaparecido completamente.

Censo del Gran Elefante

La organización Vulcan Inc hizo público la semana pasada el Censo del Gran Elefante en la sabana africana. Los datos no pueden ser peores. Entre 2007 y 2014 la cifra de paquidermos ha descendido nada menos que en un 30%. Es decir, cada año uno de cada diez de estos enormes animales ha sido abatido en su hábitat natural. Además, esta elevada tasa de mortalidad se ha acelerado año a año.

 

144.000 elefantes muertos en siete años

En total, 144.000 elefantes murieron a manos humanas en esos siete años. El censo se elaboró en 18 países y estableció en 352.271 el número de elefantes que viven en estas naciones. Los expertos estiman que se trata del 93% del total. Se estima que cada 15 minutos, un elefante es abatido.

El elefante no solo es presa de las empresas que programan cacerías más o menos legales. Este animal es víctima del fuego cruzado de bandas armadas que luchan por el poder en diferentes áreas del continente negro. Grupos que van desde el fundamentalismo islámico, como Boko Haram, al cristiano como el Ejército de Resistencia del Señor, en Uganda. Estas bandas encuentran en el marfil de los colmillos de los elefantes un medio de financiación fácil y efectivo.

Se supone que el comercio de marfil está fuertemente regulado. Pero la realidad apunta a que naciones como China cuenta con un nutrido mercado negro del material. Las joyas de marfil suponen un símbolo de estatus en esa cultura.

Convertirlos en una atracción

Los datos del censo se comunicaron en Congreso Mundial de la Unión Internacional para la Conservación que se celebra en Honolulu. En este foro se puso de manifiesto la necesidad de ser pragmáticos en cuanto a las políticas que garanticen la superviviencia de la especie. Para ello, se plantea poner en marcha acciones que hagan más rentable la vida de los elefantes que su muerte. Proyectos orientados a la explotación turística de las manadas.

Ya en 2012, el presidente de Botsuana declaró la firme decisión de “detener la caza comercial de la especie, porque disparar a los animales puramente por deporte ya no es compatible con nuestro compromiso de preservar la fauna local como un tesoro nacional”. No en vano, según el censo, este país es la gran reserva de elefantes, con 130.000 ejemplares, un número que se ha mantenido estable en los último años.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

La Inmunoterapia, ¿la cura definitiva contra el cáncer?

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Pixabay

El pasado marzo, el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter hizo público que había superado un cáncer que tenía en el cerebro en solo seis meses, gracias a nueva terapia: la inmunoterapia. Un tratamiento que está haciendo furor, hasta tal punto que hay quien dice que, en los próximos años, podrá evitar en gran medida la aplicación de la quimioterapia, la radioterapia o la cirugía en ciertos tipos de cáncer como el de pulmón o hígado -no está claro todavía si funciona en cualquier tipología de cáncer-.

Lo que pretende el método es fortalecer el sistema inmunológico protector para que éste pueda identificar las células malignas y sea el propio organismo el que las ataque y se defienda de ellas con virus oncolíticos, de la misma manera que lo hace de otro tipo de enfermedades, organizando sus células para reaccionar contra una infección o bacteria y destruirla generando anticuerpos, o proteínas que combaten las infecciones. El problema que encuentra con los tumores o melanomas cancerígenos es éstos se esconden tan bien entre los tejidos que el sistema inmune no puede eliminarlos porque no los detecta. Es decir, la inmunoterapia elimina los obstáculos de nuestro propio cuerpo en su defensa contra el cáncer.

Una terapia pendiente de perfección

Con todo, la comunidad científica, tal como ha comentado la Cancer Research de Londres, no quiere echar las campanas al vuelo con este tratamiento por estar todavía en fase experimental. El propio proceso interno del organismo puede conllevar efectos adversos que pueden conducir a trastornos autoinmunes como el lupus o la artritis, o de manera más leve, fiebre, fatiga, etc.

El virus utilizado en los tratamientos inmunológicos se denomina talimogén laherparepvec (Imlygic) o T-VEC. Es una versión genéticamente modificada del virus del herpes simple que causa herpes labiales. El médico puede inyectar T-VEC directamente en las áreas de melanoma que un cirujano no puede extirpar. Los pacientes reciben una serie de inyecciones hasta que no queda ninguna área de melanoma.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

La historia de un niño con síndrome de Down que puede volar

mailto  facebook  twitter  google+

Wil Lawrence vuela
Foto: Alan Lawrence

Wil Lawrence es un niño con síndrome de Down que se ha convertido en una estrella de las redes sociales. Wil puede volar. Estaría bien saber cuál de estas dos afirmaciones ha resultado más sorprendente a los lectores.

Puede hacer lo que se proponga, como volar

Wil tiene cinco hermanos y unos padres que vivieron el diagnóstico como un shock. Pero enseguida se dieron cuenta de que el cromosoma extra de su hijo no suponía un impedimento para que ni ellos ni Wil pudieran llegar a hacer todo lo que se propusieran. Incluso volar.

Alan, el padre, encontró la mejor manera de lanzar este mensaje. Así, cuando Wil tenía dos años se hicieron una fotografía en la que Alan sostenía a Wil simulando que el pequeño volaba sobre un campo. Después, el padre retocó la imagen digitalmente, borrando su figura de la instantánea. El resultado era que Wil se deslizaba sobre el aire a casi dos metros del terreno.

Los vuelos de Wil

Alan comprendió enseguida la fuerza visual y poética de la metáfora y comenzó a explotarla, creando un perfil de Instagram en el que va colgando cada nuevo vuelo de Wil. El pequeño ayuda en la compra llegando a los productos colocados en los estantes más altos. Acaba la construcción de unos de sus hermanos, rematando una torre de dos metros. O da un agradable paseo por el bosque planeando entre los árboles.

“Volar simboliza nuestra libertad. Que somos capaces de realizar nuestros sueños y hacer cualquier cosa que nos propongamos”, describe Alan Lawrence. Además, asegura que la presencia de Wil es una bendición para la familia, que les ha enseñado a cultivar otros valores y a apreciar el valor de la paciencia. “Son muchas las cosas que hemos aprendido desde que este ángel apareció en la familia”, asegura Alan mientras crea otra imagen más de este ángel.

Una foto publicada por Alan Lawrence (@thatdadblog) el

Una foto publicada por Alan Lawrence (@thatdadblog) el

Una foto publicada por Alan Lawrence (@thatdadblog) el

Una foto publicada por Alan Lawrence (@thatdadblog) el

Una foto publicada por Alan Lawrence (@thatdadblog) el

Una foto publicada por Alan Lawrence (@thatdadblog) el

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Ver últimas noticias