Proteínas de soja 

Hasta hace unos años las proteínas de soja, no eran consideras una fuente de alta calidad debido a su origen vegetal, y a que...

Encierra tu móvil un par de horas

mailto  facebook  twitter  google+

©Distractagone/YouTube

Lleva poco entre nosotros, pero ya ha dado pie a muchos lugares comunes. El más extendido es ese de una conversación, una comida, una clase o una reunión saboteada por él. Por el teléfono móvil. En realidad no es el dispositivo, si no el poseedor el que, encorvado como un monje, no aparta la vista del móvil, pasando del entorno y de la gente que está físicamente a su lado.

DistractaGone. Un candado digital

La cosa está llegando a unos límites que iniciativas como esta se vuelve rápidamente viral. El DistractaGone es una simple caja. Pero con algo muy importante. Un candado. Digital en este caso, pero eso da igual.

En ella se introducen hasta cuatro móviles durante una comida o una reunión. Y se programa el tiempo que va a durar, más o menos. Después se cierra. Y no puede volver a abrirse hasta transcurrido ese tiempo. Es de desear que los poseedores, antes de meterlos, les hayan quitado el sonido, eso sí.

Una cuestión mental

En principio bastaría la educación y el sentido común para que dispositivos como este no tuvieran sentido. Pero todos sabemos que no es así, ni de lejos. Por eso surgen soluciones que parten no solo un desarrollo tecnológico. Realmente hace referencia a procesos mentales. Estamos dispuestos a aceptar un esfuerzo siempre que veamos que todos los que nos rodean se implican de igual modo.

DistractaGone es un proyecto que busca financiación en el popular portal de crowdfunding, Kickstarter. De momento su éxito en redes sociales no se ha visto reflejado en un ascenso de la recaudación, como suele suceder. Al final resulta que a todos nos hace mucha gracia pero no estamos dispuestos a despojarnos de nuestro móvil por un tiempo determinado. Es que ya sabes, qué pasa si hay una urgencia.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Los Stones, de mayores, quieren ser bluesmen

mailto  facebook  twitter  google+

Rolling Stones
Foto: Jim Pietryga

Todas las grandes bandas hacen lo mismo. Después de editar decenas de discos y vagabundear por distintos estilos, llega un momento en el intentan recuperar su sonido. Aquel que les llevó a lo más alta. Y entre las grandes bandas, la más grande son The Rolling Stones (en adelante los Stones).

Primer disco en 10 años

Su vuelta a las raíces no puede ser más radical. Ayer se anunció el lanzamiento de su primer disco con material nuevo en diez años. Lo de nuevo no es exacto del todo. Blues and Lonesome, que así se llamará es un disco de versiones. Viejos temas de blues revisados con el aire Stone.

Más de medio siglo antes

Una vuelta a los inicios absolutamente radical. Hace solo 52 años, los Stones se lanzaban a la fama con dos discos compuestos de versiones de sus ídolos. Viejos temas de blues y rhythm and blues que desde ese momento marcaron el sonido de la banda. I’m a King Bee, Honest I Do, Confessin’ the Blues pasaron a formar parte de su repertorio. B.B. King y Jimmy Reed en poder de cuatro chicos de Londres.

Porque no hay duda de que Jagger y Richards nunca han querido ser otra cosa que pobres, negros, desdentados, con nudos en dedos y mucho dolor interno. Lo malo es que son blancos, cockneys y con el paso de tiempo, multimillonarios.

‘Blues and Lonesome’

El germen del disco fue como una de esas cosas que ocurren a cierta edad. La memoria a largo plazo se apodera de todo y condiciona la toma de decisiones. “Entramos al estudio y tuvimos una racha de blues. Grabamos once temas en dos días”, confiesa Ronnie Wood.

En este caso Howlin’ Wolf, Little Walker, Junior Wells son los gurús. Temas como Commit a Crime, Hoo Doo Blues o el primer single Just Your Fool que no responden a una ejecución fundamentalista del género. A estas alturas, los Stones ya no están para hacer nada más que imitarse a ellos mismos, aunque busquen excusas o referencias distintas.

 

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Huella hídrica del garbanzo

mailto  facebook  twitter  google+

www.chowhound.com

Si comparamos varios tipos de proteína vegetal las opciones son:

  • El “Tofu” (queso de soja) con 2.200 litros por cada kilo.
  • Se necesitan 5.000 litros de agua para producir un kilo de lentejas.
  • Los Garbanzos requieren menos que las lentejas, con 4.000 litros por kilo,
  • Y la soja requiere menor cantidad de agua que el tofu más procesado, con 1900 litros por kilo.

Y todas estas opciones son mejores que comer carne de vaca, oveja o cerdo.

Algunos argumentarán que la medición de litros por kilo no es justo  y debemos considerar el agua consumida por gramo de proteína. En este caso, las legumbres (como frijoles, lentejas, guisantes, etc.) ganan, ya que se necesitan unos 18 litros de agua por gramo de proteína, seguido de los huevos a 30 litros por gramo de proteína, leche, y pollo.

Redacción Leequid

Elaborado por el equipo de redacción Leequid.

Vídeo

A Pinturilla y la Pandilla Vainilla le molan las gafas.

mailto  facebook  twitter  google+

Los problemas de visión son responsables de un gran número de casos de fracaso escolar. Aunque para el niño las gafas puedan ser un problema, si se lo dicen sus personajes favoritos será más fácil convencerles. Por eso la asociación Visión y Vida le ha pedido al grupo infantil de moda Pinturilla y la Pandilla Vainilla que le envíe un mensaje a padres, niños y educadores para que no olviden revisar su la salud ocular al menos una vez al año.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Controversia: ¿puede vivir el hombre más de 125 años?

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: Pixabay

Puede que las investigaciones científicas que persiguen aumentar la longevidad del hombre, y hasta su inmortalidad, tengan que rebajar sus expectativas. Un estudio que el Albert Einstein College of Medicine de Nueva York ha publicado estos días en la revista Nature indica que hay límites genéticos a esta prolongación, y hay muy pocas probabilidades de que un ser humano viva más de 125 años.

Para la investigación, que dirige Jan Vijg, se han analizado datos de natalidad y de mortalidad de la Base de Datos de Mortalidad Humana de más de 40 países, y se ha concluido que en una generación el número de personas de más de 70 años aumenta de año en año, pero sólo hasta un punto determinado. Y en el caso de los datos de personas de más de 100 años, ese crecimiento es porcentualmente mucho menor. También se han cotejado analizaron los datos de edad máxima de Francia, Japón, Reino Unido y Estados Unidos, y el resultado es que desde los años 90 del siglo pasado la edad máxima, que se situó en los 115 años, no ha retrocedido.

Valorando el acopio de datos, los investigadores determinaron que con gran seguridad los 125 años son el límite máximo para la longevidad humana. La posibilidad de que en un año determinado alguna persona en el mundo supere esa edad es, señalan, de menos de 1 por cada 10.000.

Críticas

Sin embargo, el director fundador del Instituto Max-Planch para la investigación demográfica de Rostock, James Vaupel, es crítico con este estudio, y cree que no aporta nada a la comprensión científica de cuánto vive el ser humano. A su juicio, la investigación tiene un problema de fuente, de uso selectivo de datos, y saca conclusiones parciales que no se sustentan con los datos. En su opinión, este tipo de estudios se publican porque a mucha gente le parece real que el margen de longevidad máxima no pueda aumentar mucho más, pero no cree que haya ningún indicio de la existencia de un límite máximo de edad, y en el pasado los límites se superaron una y otra vez.

Es más, su equipo está convencido de que los avances en la lucha contra las enfermedades infecciosas y crónicas pueden hacer aumentar la esperanza de vida media, pero no la esperanza de vida máxima.

La persona más longeva hasta el momento fue la francesa Jeanne Calment, que murió en 1997 a los 122 años.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias