El fútbol femenino acorta distancia hacia la igualdad. Pero a paso de tractor

Estamos madurando como sociedad en igualdad de género, pero entre las brechas que quedan por cerrar, especialmente abierta está la del deporte femenino. Probablemente...

En defensa del viejo Jack

mailto  facebook  twitter  google+

Conector minijack
Foto: Mariofergo

La pasada semana, Apple presentó su flamante iPhone 7. Además de la habitual panoplia de funcionalidades y cachivaches de última generación, dos cosas llamaron la atención. Una fueron los Airpods, los auriculares inalámbricos sobre los que hablaremos otro día. La otra fue la desaparición del puerto jack para la conexión de dispositivos de audio.

La compañía de Cupertino puso como excusa la calidad y la posibilidad de reducir el tamaño del dispositivo al sustituir este puerto por el Lightning, la conexión propia, y exclusiva, de Apple.

Los tiempos están cambiando

Sin embargo, las auténticas razones parecen ser otras. Vivimos tiempos en el que es imposible que se establezca un estándar para la tecnología. Las compañías crean sus propios sistemas, distintos de la competencia, de manera que periféricos o software no son compatibles de los aparatos de una marca a los de otra, de modo que el usuario, al final, se ve obligado en muchas ocasiones a pagar dos veces por lo mismo.

En el caso de las conexiones hemos pasado de las entradas sencillas, al euroconector, al cable VGA, al USB, ahora al HDMI. Nuevos dispositivos, nuevas entradas, nuevos cables. Nuevos desembolsos. Por no hablar de las toneladas de chatarra tecnológica que cada cambio supone.

Jack, el superviviente

Pero a todos estos cambios, siempre ha sobrevivido la conexión jack. Creada nada menos que a finales del siglo XIX, para servir en aquellas grandes centralitas que hemos visto en tantas películas. Las diligentes telefonistas necesitaban un pincho fácil de poner y quitar. Las compañías, algo barato. Los clientes, buen sonido.

Jack cumplía todas estas premisas. Además, se fue adaptando a los tiempos con leves cambios en su diseño, que nunca comportaron que dejará de ser compatible con las conexiones anteriores. Así pasó del mono al estéreo, al 5.1, a admitir funcionalidades como el control de volumen o de reproducción.

Su contribución a la música

El jack y el minijack, la versión de 3,5 mm de su hermano mayor de 6,5, han viajado de aquellas centralitas hasta hoy con plena vigencia. De camino han servido para que se realizaran las primeras grabaciones musicales y para electrificar instrumentos. Para que Chuck Berry, Keith Richards o Jimi Hendrix enchufaran sus guitarras. Para que Otis Redding o Kanye West conectaran sus micrófonos.

Y para que millones de personas, de varias generaciones, conectaran sus instrumentos, sus auriculares, sus altavoces, sus reproductores y se aficionaran a la música a través de un pequeño trozo de metal cilíndrico.

Con semejantes credenciales, el jack se va a resistir a desaparecer. Porque, además, dada su longevidad y flexibilidad, en la actualidad, millones de dispositivos de todo el mundo dependen de él. Así que a Apple no le queda más remedio que incluir un adaptador. Algo que tampoco es un problema para una compañía experta en vender a parte todos los accesorios posibles.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

El día que viví el 11 de septiembre en Nueva York

mailto  facebook  twitter  google+

Hoy es ese día del calendario que recuerdo cada año con una mezcla rara de sentimientos. Yo era uno de los que vivía en Nueva York cuando las torres cayeron. No especialmente cerca de las torres. Trabajaba en la calle 33 East 33rd Street. Un estudio multimedia que ya había sufrido lo suyo en la crisis de las punto com y más tarde la crisis de la bolsa.

Ese día fui a trabajar y estando en la oficina oímos un ruido especialmente fuerte de un avión. Era pronto por la mañana. Las noticias empezaron a llegar y todo el mundo pensaba que era un accidente grave, pero sin más importancia. Al llegar el segundo avión la cosa cambió y la sensación de alarma general empezó a cundir en la oficina. Hubo gente que habló de “estamos en guerra”. Esta sensación hizo que nos fuéramos de la oficina. Yo vivía en la calle 55 y me fui andando con un compañero calle arriba. Las calles estaban llenas de gente andando con la sensación de incredulidad.

Las calles cambiaron de ánimo al saber que las torres se habían derrumbado. En aquella época había email y teléfono pero todo se colapso. No podía contactar con mi familia en España. Supongo que esos momentos fueron raros para todos. Por la noche de ese día creo que pude contactar con ellos. No recuerdo muy bien que paso ese día en concreto.

Si recuerdo todos los días siguientes. Fueron días de mucha tristeza. Mucha gente que se fue de la ciudad ante el miedo y la sensación de desamparo. Había casos muy trágicos de familia enteras que habían desaparecido, parkings de coches de gente que trabajaba en las torres donde los coches no reclamados servían como forma de cuantificar víctimas, las imágenes de la gente saltando desde las torres ante la imposibilidad de salvarse.

Hay otros recuerdos de cuando salía a correr y escuchaba historias por la radio de las que te hacen llorar.

La historia del 11 de Septiembre es una historia del pasado, pero si estás leyendo esto sin conocer muy bien que pasó en esa fecha, es recomendable ver algún vídeo o documental sobre el evento.

Fahrenheit 9/11

Loose Change 9/11

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Lisboa cambia cazar Pokémon por Libros

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Pixabay (CC)

Una de las bibliotecas más antiguas y emblemáticas de Lisboa se ha propuesto aprovechar el tirón de los miles de personas que se lanzan a la calle a cazar Pokémons y que éstos encuentren libros en los rincones más inesperados. Una iniciativa cultural que intenta promover los hábitos de lectura en un país que como todos, sufre el acoso de nuevas formas de entretenimiento digital.

Portugal es un país que ama y respeta los libros como pocos, aún así, los responsables de la Biblioteca São Lázaro son conscientes de la necesidad de atraer a nuevos lectores de todas las edades. Con esta divertida iniciativa de Bookcrossing, van a repartir hasta el próximo 15 de septiembre un total de 2.500 libros por toda la ciudad.

 

Soltar libros para ser cazados como Pokémons

Voluntarios y trabajadores de la biblioteca esconderán, o dejarán a la vista en bancos, kioskos, jardines y lugares insospechados ejemplares procedentes de sus fondos descatalogados. Libros en perfecto estado de todo tipo de temática escritos por autores de todas las épocas. Desde clásicos a beste sellers. Tomos que no pueden mantener en sus estanterías y que han encontrado su utilidad en ser usados como objetivo de esta peculiar cacería.

Cada libro incluye un mensaje que dice “Llévame contigo” y los datos de la biblioteca, con la intención de que además de cazarlo, sirva de incentivo para visitarla y comenzar o recuperar el hábito de la lectura.

 

Más iniciativas aprovechando el tirón de Pokémon Go.

No faltan las voces críticas con el fenómeno que ha hecho a medio mundo levantarse del sofá y recorrer las calles durante kilómetros demostrando que los videojuegos pueden promover la actividad física si se lo proponen.

Algunos gobiernos o sus responsables de defensa, como en Francia, llegan incluso a considerar este juego viral como una amenaza para la seguridad por las posibilidades de utilizar el Big Data generado con la geolocalización para fines oscuros. Sin embargo, otras iniciativas han utilizado también el boom mediático para concienciar sobre realidades sociales acuciantes como la crisis de los refugiados, como hizo la campaña #PokemonInSyria.

José Carlos León

Contando historias desde que recuerdo. Creo en la comunicación como agente de cambio y en que hablando se entiende la gente.

Lo que se vivió desde dentro de las Torres Gemelas

mailto  facebook  twitter  google+

En este documental de la CBS se puede ver como se vivió la caída de las torres gemelas desde dentro. En el minuto 39 empieza el contenido grabado desde dentro de la torre. Han pasado ya 15 años desde este atentado y quizás mucha gente no recuerde estas imágenes.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Una gran batalla de agua une a Palma de Mallorca

mailto  facebook  twitter  google+

©Roberto J. León

Metralletas cargadas y granadas listas. Nos vamos a la batalla.

Estamos en Palma de Mallorca. Es el primer domingo de septiembre y se libra una importantísima contienda. Hay dos bandos: Canamunt y Canavall. Escoge sabiamente, aunque, te advierto: ninguno saldrá impune. Los tambores que anuncian la guerra ya redoblan y las banderías se inflan de valor. Gritos sobre gloria y victoria. Recargamos: Empieza una batalla de agua épica.

La historia mallorquina convertida en una divertida fiesta

Por segundo año consecutivo, los jóvenes llonguets (como se autodemoninan los de Palma) participan en la reconstrucción en clave de humor de uno de los episodios históricos más turbulentos de la historia de la ciudad. De raíces shakespearianas, allá por el siglo XVI empezó una importantísima escaramuza entre las dos mitades de la ciudad, Canamunt y Canavall (Casa Arriba y Casa Abajo), que se prolongó durante más de un siglo. Huelga decir que la violencia fue ejercida ampliamente. Hoy, siglos más tarde, desde el colectivo palmesano Orgull Llonguet se recupera la Historia para convertirla en una fiesta popular nutrida por el orgullo de pertenecer a Palma.

¿Falta fiesta? Pues nos la montamos nosotros

Todo surgió de la falta de sentimiento de colectividad que sentían los jóvenes de Palma. Así como en los pueblos de la isla de Mallorca las fiestas patronales son sinónimo de hermandad, en la capital faltaba esa ilusión de celebrar el orgullo de pertenecer a ella. En parte, podemos buscar las causas en el turismo, que sumerge a la ciudad en una vorágine en la que el palmesano es apartado a un lado, y también en la mala gestión de las fiestas y las actividades que se realizaban.

Pero llegaron los de Orgull Llonguet, muy comprometidos con la juventud y las fiestas por y para ella, y consiguieron recuperar el sentimiento de orgullo de una manera muy simple: luchar por la ciudad (nuestra ciudad). Efectivo y divertido. Así es como se reúnen cerca de un millar de personas de todas las edades a defender su bando en una batalla donde el imaginario guerrillero es sorprendente: Bazokas con botellas de agua, catapultas a base de embudos y gomas, bombas que son globos de agua, etc.

Y todo acaba con la muerte de un juez (hecho verídico) que al día siguiente, para concluir las fiestas, los propios combatientes entierran en acto de sátira (pues ellos mismos lo mataron) y brindan a su salud con la pócima mágica que el juez dejó en herencia. Dicen las malas lenguas que se trata de un chupito de Jaggermaister, pero no está bien perturbar a los plañideros con minucias, así que dejaremos que se lo tomen a gusto.

 

El orgullo llonguet se instala (esperemos) para muchos años

Y así es como se reactiva la cultura popular de una ciudad: con ganas de pasárselo muy bien. Poco a poco los palmesanos dejan atrás este gentilicio para adentrarse en el orgullo de ser llonguets y se crean tradiciones año tras año en la que se respeta la historia de la ciudad y se llena a los ciudadanos de orgullo e ilusión.

La moraleja es que sí, otras fiestas populares son posibles. Sí, se puede cambiar el mundo. En este caso, en que las fiestas populares son del pueblo, el propio pueblo ha decidido cómo celebrarlas. Esperemos que muchos se puedan contagiar de estas ideas fantásticas que se están desarrollando en Palma de Mallorca y que la fiesta de Canamunt y Canavall acabe consolidándose como tradición.

Larga vida a las iniciativas jóvenes y llenas de ilusión.

 

P.D: Si en las fotos notáis más presencia de Canavall… Es porque una servidora supo escoger bien de bando.

Fotos cortesía de Roberto J. León. Más en su blog Lux in Arcam.

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Ver últimas noticias