Yo también (#MeToo)

Si habéis prestado atención a Twitter y a los muros de Facebook, habréis conocido al menos dos de las campañas a través de hashtags...

Cuatro cosas que deberías saber si te vas a un piso de estudiantes

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: (CC) Evil Erin en Flickr

Ahora que septiembre está aquí, vuelve la subcategoría más alocada dentro del mundo de la convivencia: la del piso de estudiantes. No descarto la idea de que un piso de estudiantes forme un ecosistema propio con unas reglas que probablemente se salten la lógica y, eso seguro, la decencia en muchos casos.

Cuando sales de casa de tus padres crees que estás preparado para lo que sea y sabiendo enfrentarte al mundo, pero NO. PREPÁRATE, LLEGA LO BUENO. Si este va ser tu primer año en un piso de estudiantes, tengo cosas que explicarte. Si ya eres veterano en este mundo, te traigo una lista de cosas con las que te sentirás identificada/o.

1. Los compañeros de piso pueden ser una bendición o tu peor pesadilla.

Primero de todo, reconozcamos que todos somos raros a nuestra manera y eso puede resultar odioso a otras personas. La convivencia consiste en ser consciente de que existe ese toque odioso en tus compañeros y comértelo con patatas todos los días.

 

via GIPHY

La gracia es encontrar a compañeros de piso que no sean solo su toque odioso, sino que también tengan cosas buenas. Básicamente, consiste en compensar. Buscar un buen compañero de piso es saber qué te compensa. Tal vez sabes que tardará media hora en la ducha y gastará toda el agua caliente, pero si luego cocina habitualmente para compartir contigo… Pues vaya, las penas con el estómago lleno son menos penas.

2. Mercadona, GRACIAS por existir

Dato nº1: En un piso de estudiantes te tienes que cocinar tú. Dato nº2: Comes todos los días. Estos dos hechos implican una visita semanal obligatoria al supermercado. Personalmente, para mí el mejor es Mercadona. Me ha salvado el culo día tras día y mi dieta es fantástica gracias a él.

Hablemos del humus: Si no sabes qué es el humus, no sabes qué te pierdes; y el Mercadona tiene uno fantástico. Hablemos de las croquetas. LAS CROQUETAS POR DIOS BENDITO. Larga vida a esas croquetas. ¿Y las bolsas de lechuga? ¡Gracias por existir! Oh, bendito Mercadona, con tu salsa de tomate exquisita y tu gel olor a caramelo, gracias por estar en mi vida.

 

via GIPHY

3. Sí, ESO hay que limpiarlo

De repente, como mágicamente, aparece una mugre que desconocías. Tal vez que no estén tus padres limpiando tiene algo que ver. La cosa es que descubres que la suciedad existe a niveles inimaginables y que hay que limpiarla. Es probable que ni siquiera sepas cómo. Una palabra: Lejía (y agua caliente, no seas bruta/o). No hablemos de cuando encuentras un bicho raro. Una vez salió de la basura una tijereta y hasta lloré.

via GIPHY

Total, que toca limpiar y, peor aún, toca ponerse de acuerdo con tus compañeros de piso para limpiar. ¿Un consejo? Que sea una fiesta. Una buena lista de Spotify (como esta) que te infle de energía y al lío. Pero limpia: de verdad te arrepentirás de ser un/a guarro/a.

4. La vida adulta te pilla.

De repente, has salido del nido. Das un salto grande y te conviertes en un poco más adulto. Aprendes cómo son las facturas de la luz y a vincular transferencias. Vives con el dinero justo y hasta intentas ahorrar. Aparecen responsabilidades nuevas y, muy probablemente, muchas cosas te pillan por sorpresa. Tienes un poquito más de peso sobre tus hombros, pero vale la pena.

Volverse adulto es inevitable pero la vida de estudiante te permite entrar en la madurez lenta y cómodamente. Aún puedes contar con tus padres pero puedes empezar a descubrir qué es la independencia. Es una experiencia enriquecedora y muy bonita.

via GIPHY

Así que si sois estudiantes pararos un momento en la rutina para apreciar la suerte que tenéis. Vuestros padres pueden permitirse teneros fuera de casa, algo que no debemos olvidar agradecer, y tenéis la oportunidad de descubrir la vida desde un punto de vista especial.

Y sí, a veces mataríamos a nuestros compañeros de piso gratis, queremos llorar cuando se nos quema la comida y puede ser difícil. Pero no muy en el fondo es fantástico.

 

 

Imagen principal: Creative Commons 2.0 en Flickr

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Cómo visitar el One World Center en NY [Guía de Viaje]

mailto  facebook  twitter  google+

New York desde el One Trade Center
©Marcos del Valle

Acaban de cumplirse 15 años de la desaparición de las Torres Gemelas el 11 S y además de mantener viva la llama, es bueno recordar que de sus cenizas surgieron nuevas construcciones emblemáticas que al menos llenarán el espacio físico, ya que no el vacío en tantos corazones. Y uno de esos edificios, llamado a convertirse de nuevo en icono del skyline neoyorkino, es el nuevo World Trade Center.

Un edificio construido de forma simbólica

Desde su nombre, One World, simbolizando la grandeza de convivir unidos —descartando otras propuestas de nombre como Torre de la Libertad o Freedom Tower— hasta sus dimensiones, todo ha sido pensado para ganar el futuro y servir de homenaje.

Con 541 metros de altura, se ha convertido en el edificio más alto de los Estados Unidos y la séptima estructura más alta de todo el mundo.

Ahora, como ocurre tantas veces en esa gran ciudad espectáculo, puedes subir a lo más alto del One World y disfrutar de las vistas cinematográficas de New York aún con menos aglomeraciones que el Empire State Building o el Top Of The Rock, gracias a que sólo lleva poco más de un año abierto al público y aún no es un referente turístico.

 

Nueva sección de Viajes en Leequid

En Leequid vamos a empezar a publicar los mejores consejos de viajes, con vídeos y guías gratuitas y todo tipo de trucos y consejos, gracias a la colaboración con El Mundo Se Ve Bien, y empezamos con esta completa guía sobre Cómo subir al One World Trade Center escrita por Marcos del Valle.

Leyendo el completísimo reportaje encontrarás todo lujo de detalles útiles: direcciones, precios, horarios y trucos o recomendaciones que sólo quien ha visitado un lugar te puede ofrecer.

Y para abrir boca, puedes empezar por el vídeo resumen:

 

 

Y no olvides visitar el artículo completo. ¡No encontrarás otro mejor! Leélo aquí. Y recuerda, con Leequid, ¡El Mundo se ve bien!

 

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

La mirada de Doisneau en Madrid

mailto  facebook  twitter  google+

'El beso', de Robert Doieneau

Llegan a Madrid algunas de las más notables imágenes del mítico fotógrafo francés Robert Doisneau (1912 – 1994), gracias a una muestra en la Fundación Canal de Isabel II (Mateo Inurria, 2). El beso del Hotel de Ville, ese emblema fotográfico de la joie de vivre de la posguerra en Francia, es  solo uno de los varios besos que inmortalizó este artista considerado como uno de los pilares fundamentales de la fotografía del siglo XX, y desde luego una de sus instantáneas más icónicas, por la que lo demandaron los protagonistas que figuraban en la imagen, a raíz de los elevados ingresos que obtuvo al publicarla en la revista Life.

Nacido en Gentilly, un suburbio de París, Doisneau se formó en técnicas del grabado y diseño, pero pronto se lanzó, cámara en mano, a las calles de la capital francesa, que contribuyó a mitificar con imágenes de gran carga poética. Trabajó como fotógrafo publicitario para las industrias Renault (1934-1939) y, poco antes de que estallara la guerra, realizó algunos reportajes para la prestigiosa agencia Rapho. También fue fotógrafo de célebres revistas de moda como Vogue.

Esta exposición reúne varias de sus obras emblemáticas y otras nunca o muy poco vistas, con las que descubrir una faceta inesperada del artista.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Cómo los Beatles inventaron la juventud en directo

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: United Press International

En la larguísima lista de aspectos en la que los Beatles fueron pioneros, destaca su relación con el directo. Los primeros en realizar grandes giras, los primeros en convertir sus conciertos en actos de pleitesía masiva. Los primeros en tocar en grandes estadios.

Una revolución que todavía dura

Es esta revolución que, por supuesto, dura hasta nuestros días, lo que Ron Howard ha recogido en la película documental Eight Days a Week que este fin de semana se estrena en todo el mundo. Entre 1962 y 1966, los Beatles revolucionaron la industria musical. Un periodo de tiempo en el que cualquier otro grupo habría sacado son solo disco, con suerte.

Ellos encadenaban álbum tras álbum, nada menos que siete en ese periodo. Y entre medias, aquellos conciertos en los que su sonido a duras penas se superponía sobre los gritos de las fans.

Carne de cañón para guerras mundiales

Unos shows en los que se estaba larvando una nueva clase social, exactamente la que en la actualidad domina el mundo. Hasta la Segunda Guerra Mundial, o más bien hasta los sesenta, la juventud era poco más que el fugaz paso de la infancia a la madurez. Carne de cañón para las guerras mundiales, nada más.

Con fenómenos como los Beatles empezó a configurarse como una entidad propia. Con sus exigencias, sus gustos y sus inquietudes. Y sobre todo, como un poderoso factor comercial que las marcas, y la publicidad, enseguida captaron.

Porqué los Beatles dejaron de tocar

Eight Days a Week recoge esta transformación a través de la figura de cuatro chicos proletarios de Liverpool. Con declaraciones de los supervivientes de la banda y de fans de la época como Whoopi Goldberg o Sigourney Weaver. Y mucho material inédito. Ese que parece imposible que después de todo lo que se ha escrito y visto sobre los Beatles, todavía exista.

En la cara B, el documental también incide en los aspectos que hicieron que el grupo dejara de dar conciertos en 1966. El acoso de fans y medios. El estancamiento creativo que las giras. Y, sobre todo, la incapacidad de oírse en los recitales, que llevaba a los músicos a tocar cada vez peor.

Lo bueno de aquella decisión es que la ausencia de giras les permitió centrarse en las grabaciones. Iniciar su segunda época y revolucionar, otra vez, el mundo de la música. Pero esa es otra historia.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Descubren un planeta similar a la tierra que podría albergar vida

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: Pixabay

Un equipo internacional de astrónomos encabezado por el español Guillem Anglada-Escudé, de la Universidad de Queen Mary en Londres, en un proyecto en el que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), acaba de anunciar el descubrimiento de un planeta potencialmente habitable en la órbita de la estrella Próxima Centauri, una fría enana roja de la constelación de Centaurus, a unos cuatro años luz del Sistema Solar.

Próxima b, como ha sido bautizado, tiene unas características que lo hacen candidato perfecto para albergar vida, tal como ha publicado la revista Nature: ser rocoso, tener una masa un poco mayor que la de la Tierra (1,3 veces la de nuestro planeta) y encontrarse en torno a una estrella que le permitiría albergar agua líquida en su superficie. Para determinar el tamaño y si tiene atmósfera, necesitarán hacer más estudios.

Similitudes y diferencias

También falta por averiguar su huella, que permitirá determinar su composición, en términos de metano, dióxido de carbono, agua… Sí se han detectado diferencias sobre la terra,  por ejemplo, en el periodo de rotación. Próxima b tarda sólo 11,2 días en orbitar su estrella frente a los 365 días que emplea la Tierra en dar la vuelta al Sol.

Al margen de este planeta, que sería el más cercano a la tierra de los encontrados, en el catálogo de exoplanetas (como se denominan los planetas fuera de nuestro sistema) hay más de 2.000 mundos de características y tamaños muy diversos.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias