Qué hacer un fin de semana en Barcelona

Hay tres cosas a las que una debería dedicarle el fin de semana en Barcelona: Los vermús, la cultura y sus calles. Además, este...

El cero, ¿es par o impar?

mailto  facebook  twitter  google+

Matrícula con el número cero
Foto: Felix König

Es un mantra en los malos estudiantes de matemáticas acabar diciendo “pero si luego las matemáticas no sirven para nada”. Hasta el momento en el que se imponen restricciones al tráfico o cualquier otro asunto relacionado con la matrícula de su coche y ahí empiezan a sangrarles las meninges. El cero, ¿es par o impar?

Lío de matrículas

Ha sucedido recientemente en Madrid y antes había pasado en Nueva York, en París, en Roma y en todas las ciudades que se ven obligadas a regular el tráfico por diversos motivos. Suele ser por la contaminación, pero en Nueva York, por ejemplo, fue a causa de la escasez de combustible tras el huracán Sandy en 2012. La ciudad estableció turnos para el abastecimiento.

En esos casos, aquellos que tienen matrículas acabadas en cero siempre quieren subirse al carro ganador. Atribuyen al cero ser par o impar según les convenga. Pero no es tan fácil.

La primera razón es que las restricciones se ponen a los números de matrícula, no al último dígito. Por lo tanto, todas las matrículas que acaban en cero son pares. Pero incluso una matrícula como la de la imagen, solo compuesta por ceros, seguiría siendo par.

Solución matemática

Porque según los matemáticos, el numero cero es par. La norma establece que para que un número sea par debe poder dividirse entre 2 y dar como resultado un número entero. Si se divide 0 entre 2 el resultado es 0, luego cumple esa máxima.

Además, para continuar la secuencia lógica de par, impar en la correlación de números, al 0 le corresponde ser par, dado que está entre dos números impares (-1 y 1).

Una confusión que viene de lejos

Es cierto que este debate ha tenido liados incluso a los matemáticos. El origen es que el 0 se introdujo en nuestra cultura mucho más tarde que el resto de los números. Hasta que no se generalizó el empleo de números arábigos, en el siglo XIII, de hecho no existía como cifra independiente.

Durante los cuatrocientos años siguientes, el 0 se consideró un signo más que un número y por lo tanto no se le atribuía propiedades como al resto de los dígitos. Solo a comienzos del siglo XVII empezó a considerarse como un número. Pero desde ese mismo momento, siempre como par.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Pintores daltónicos y daltónicos mirando pinturas

mailto  facebook  twitter  google+

Dicen que el Greco tenía astigmatismo sin corregir, de ahí esas figuras alargadas, a veces excesivamente, a lo alto. También se dice que algunos pintores impresionistas tenían miopía, y por eso no distinguían del todo las figuras, solo manchas de luz y color, como reflejaban en sus cuadros.

Pero un capítulo aparte lo merecen los pintores daltónicos, esto es, los que, por cuestiones genéticas, distinguen ciertos colores de manera diferente a la mayoría de la gente. Así, la retina, en la parte de atrás del ojo, contiene sensores de luz llamados conos. Los tres tipos de conos –rojo, verde y azul- son estimulados por distintas ondas de luz. La mayoría de los daltónicos tienen también tres tipos de conos, pero los suyos son sensibles a una parte diferente del espectro lumínico.

Y para algunos estudiosos, haciendo de la necesidad virtud, algunos de ellos podrían haber aportado auténticas innovaciones y exhibiciones en el uso de los colores gracias a su especial percepción cromática.

En relación con el primero de los dos artistas mencionados, el oftalmólogo japonés Kazunori Asada ha desarrollado un software de simulador de visión cromática, con versiones para iPhone, iPad, iPod y Android, para apreciar los cuadros y sus colores tal como el artista los percibió. El sistema simula las distintas visiones tricromáticas, los tres tipos conocidos de percepción distinta de los colores, para disfrutar de los diferentes tipos de visión de las personas daltónicas: las que sufren los protanopos, aquellos individuos que padecen de ceguera para el rojo pero distinguen todos los colores excepto éste y sus derivados; los deuteranopos, en el caso de que solo se vea afectado el verde; o los tritanopos, que designa un defecto de visión según el que solo se padece ceguera para el violeta.

Y en opinión de Kazunori Asada, Vicent Van Gogh pertenecía al primer grupo, por lo que ha utilizado un algoritmo de filtrado que es capaz de asignar un color medio para aplicarlo a los cuadros de Van Gogh.

Daltónicos que ven pinturas

¿Y si es el espectador el daltónico, quien aprecia los colores del cuadro, y no, en este caso, los reales, de distinta manera? Según la organización británica Colour Blind Awareness, el daltonismo afecta a aproximadamente 1 de cada 12 hombres (8%) y 1 de cada 200 mujeres en el mundo.

En una reciente exhibición de la National Gallery, se incluía la obra La Coiffure, de Edgar Degas, un cuadro dominado por un rojo intenso, que, obviamente, Van Gogh o cualquier daltónico que vea distorsionada vería de distinta manera.

La mencionada muestra trataba el tema de los daltónicos. Joseph Padfield, un científico del área de conservación de la National Gallery, ideó una tecnología de punta de LED para replicar las distintas condiciones de luz que pueden cambiar la forma en que el cerebro percibe el color. Los rojos en el trabajo de Degas podían verse más vívidos al cambiar los colores que rodean la obra de arte, facilitando a quien no lo perciba un tono rojizo más próximo a lo que el artista quiso transmitir.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

El momento en el que un coche predice un accidente

mailto  facebook  twitter  google+

Accidente predicho por un coche Tesla S
Imagen: @HansNoordsij

Los coches eléctricos serán beneficiosos para el clima. Pero cuando a estos vehículos se les une la tecnología más puntera, sus ventajas se extienden más allá de lo que podamos imaginar. Seguimos descubriendo cómo van a influir los coches autodirigidos en nuestras vidas.

En piloto automático

El ejemplo más increíble se produjo la semana pasada en una carretera holandesa. Un conductor circulaba tranquilamente por una autopista. Lo de tranquilamente es literal, dado que en ese momento llevaba activado el piloto automático.

Su vehículo es el ya célebre Tesla S. Es el primer coche que incorpora de serie este piloto automático. Gracias e él, el conductor puede delegar la a veces tediosa tarea el guiar el auto. Los distintos sistemas del modelo analizan cientos de variables cada décima de segundo y establecen la ruta, la velocidad, la distancia con el resto de coches, etc. Desde su lanzamiento ha suscitado todo tipo de debates. Un accidente mortal pareció poner en entredicho su efectividad.

Ver lo que no se ve

Pero ahora ha demostrado algo más. Algo que está todavía más lejos de las capacidades humanas. Es capaz de ver a través de otros coches. Es decir, sus radares no solo analizan los movimientos y velocidad de los vehículos cercanos. Sino también los que están más allá. Solo así pueden realizar acciones como lo de la semana pasada.

Justo frente al conductor-pasajero del Tesla, un pequeño utilitario avanza a bastante velocidad. De repente los sistemas de alarma del Tesla se activan. La alerta de paso al control manual suena e inmediatamente el coche comienza a frenar, para evitar una colisión contra los vehículos implicados en el accidente…. que aún no se ha producido.

El accidente

Y justo unos segundos después tiene lugar el accidente. El pequeño utilitario enviste por detrás a un cuatro por cuatro. El vehículo grande se desestabiliza y acaba dando varias vueltas de campana. Pese a lo aparatoso del accidente, no hubo heridos de consideración.

Hans Noodsij, un conductor holandés que evangeliza sobre las ventajas de este tipo de coches consiguió la autorización del propietario del vídeo para hacerlo público a través de su cuenta de Twitter. Tras verlo, es fácil empezar a imaginar cuántas vidas podrán salvar sistemas como estos si llegan a generalizarse.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Lo que opinan los ecologistas de las medidas anticontaminación de Madrid

mailto  facebook  twitter  google+

Pixabay

 

Las medidas anticontaminación que ha adoptado el Ayuntamiento de Madrid han suscitado un debate que ha dado la vuelta al mundo. Desde esta mañana, a las seis y media, el consistorio ha activado el denominado Escenario 3 del protocolo por alta contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2), que conlleva la restricción de la circulación en la almendra central –interior de la M30- a los vehículos con matrícula par.

Varios grupos ecologistas, consultados por la agencia EFE Verde, las valoran, y en general no solo las saludan con simpatía sino que pidan que se adopten de manera permanente.

Así, José Luis García, responsable del Área de Energía de Greenpeace, ha recordado que, al igual que otras doce ciudades españolas, el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena se había comprometido con la organización en reducir a la mitad las emisiones de gases del tráfico rodado para 2030, por lo que “este tipo de medidas son pequeños primeros pasos en esa dirección”. Ha destacado que el problema no es acceder durante un rato al centro, sino vivir ahí”.

Juan Bárcena, responsable del área de Calidad del Aire de Ecologistas en Acción, ha manifestado que la organización apoya todas las medidas anticontaminación que el Ayuntamiento está proponiendo, aunque ha dudado de que estas medidas sean suficientes para que Madrid deje de superar el valor máximo de NO2 en la atmósfera, “posiblemente no sean suficientes, pero lo importante es empezar”, ha señalado en declaraciones a la mencionada agencia. Y es que, a su juicio, la capital tiene por un lado picos muy altos de contaminación puntuales, y por otro un problema “estructural” de valores medios muy altos. Por ello, propone, directamente, “reducir el tráfico de más de un 80 por ciento de automóviles que cada día circulan por las calles de Madrid”.

Medidas que no deben ser anecdóticas

Por su parte, Ramón Martí, director de Coordinación Territorial y responsable de Medio Ambiente de SEO/BirdLife, ha expresado que su organización si bien lucha por mejorar la vida de los ciudadanos mediante el contacto con la naturaleza, la mejora de la biodiversidad urbana y la naturalización de las ciudades, medidas que van en la misma dirección, no considera que las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Madrid sean satisfactorias, “son insuficientes si no son respetadas y valoradas por los ciudadanos más que como algo puramente anecdótico”, y si éstos no son conscientes de “todo lo que nos jugamos y de que el cambio climático es una realidad”.

Martí ha puntualizado que el anticiclón que estos días afronta Madrid no debe ser una mera anécdota estacional”, por lo que ha apostado por una política de movilidad sostenible y unas buenas redes de comunicación que fomenten el uso del transporte público.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Ver últimas noticias