El fútbol femenino acorta distancia hacia la igualdad. Pero a paso de tractor

Estamos madurando como sociedad en igualdad de género, pero entre las brechas que quedan por cerrar, especialmente abierta está la del deporte femenino. Probablemente...

Horario exposición Ai Wei Wei Cuenca 2016

mailto  facebook  twitter  google+

Fechas y horarios de la exposición Wei Wei en Cuenca

  • 26 de julio a 6 de noviembre de 2016
  • De 10:00 a 21:30 horas de lunes a domingo (cierre de taquilla 20.30 horas).
  • A partir del 26 de septiembre cambian: De domingo a jueves: De 10 a 21 horas (cierre de taquillas a las 20 horas) Viernes y sábado: De 10 a 21:30 horas (cierre de taquillas a las 20:30 horas)
  • Catedral de Santa María y San Julián de Cuenca. Plaza Mayor, s/n, 16001 Cuenca.

Desde 10€. Comprar entradas

Enlace para comprar entradas para la exposición de Wei Wei

618281597

info@lapoeticadelalibertad.com

Celebración de conciertos en la Catedral

Conciertos y horarios restringidos

La Catedral de Cuenca compatibiliza esta exposición con sus actividades habituales, como por ejemplo bodas. Debido a esto algunos días no se podrán adquirir localidades para determinados horarios (consultar al comprar la localidad)

Listado de conciertos y fechas que se celebrarán en la Catedral y podrán disfrutar con su entrada VIP+C.

· Sábado 30 de julio 2016
21:00 CONCIERTO 3 Herman Stinders: Clavedom

· Domingo 31 de julio 2016
21:00 CONCIERTO ALUMNOS ACADEMIA DE ÓRGANO Y CLAVE BARROCOS

· Sábado 27 de agosto 2016
21:00 CONCIERTO Anne Marie Blondel y Jean Luc Ho a dos órganos

· Sábado 24 de septiembre 2016
21:00 CONCIERTO Montserrat Torrent y Andrés Cea Órgano

· Domingo 2 de octubre 2016 (VI Ciclo de música de cámara ‘En las Hoces’)
12:00 CONCIERTO en el MUSEO TESORO DE LA CATEDRAL Pablo Márquez, clave.
21:00 CONCIERTO Daniel Broncano, clarinete – CARDUCCI QUARTET

· Sábado 15 de octubre 2016
21:00 CONCIERTO a dos órganos. Gustav Auzinger y Martina Schobersbergervie

· Viernes 21 de octubre 2016
21:00 CONCIERTO La Danserye.

· Sábado 22 de octubre 2016
21:00 CONCIERTO DÍA DE LA CATEDRAL Tasto Solodom

· Domingo 23 de octubre 2016
21:00 CONCIERTO ALUMNOS TECLA Y CANTO MEDIEVAL

Visitas guiadas

Ver más información sobre la visita guiada a la exposición de Wei Wei en Cuenca.

 

Puedes ver una galería de fotos de la exposición en Leequid.

Leer más sobre la exposición en Leequid, en este artículo.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Antes de la Realidad Virtual estaba el Videoarte

mailto  facebook  twitter  google+

©Leequid/JCLD

¿Realidad Virtual? ¡Yo, soy tu padre! Antes de que pudiéramos experimentar otros mundos con unas gafas de VR, antes de que los medios se hubieran hecho audiovisuales para no desaparecer y fueran el contenido más consumido por el público. Antes incluso de que cualquiera con un simple móvil y una conexión a internet pudiera tener su propio canal de vídeo… nada más nacer un soporte electrónico — que no digital— llamado vídeo, nació su utilización como forma de expresión artística.

Y es que los humanos en cuanto encontramos algo con lo que expresarnos, lo hacemos. Bien grabando en una piedra con otra, bien encontrando un pigmento para darle color, o bien juntando imágenes que capturamos con artilugios inventandos.

Y a esa forma de expresión artística la llamaron Videoarte.

Una forma de comunicación que no sólo utiliza las imágenes grabadas, lo que no sería mucho más que un nuevo formato de cine, sino que integra el espacio en la obra. A eso entonces, lo llamamos videoinstalación, y permite al artista decirnos no sólo qué tememos que ver, sino cómo.

El videoarte tiene por tanto mucho de performance, y de espectáculo, y de museo. Es difícil disfrutar del auténtico video arte en tu casa., salvo que puedas adquirir una de las obras (que no es un DVD) y pedirle al artista que la instale en ella.

Al mismo tiempo y al contrario de lo que ocurre con el consumo audiovisual en los hogares ahora, en eso que llamamos multipantalla y que consiste en mirar muchas cosas a la vez, el videoarte exige del espectador su atención plena.

Las primeras obras de videoarte eran, claro está, sólo exploración de una herramienta que tenía limitaciones en la calidad de fotografía con respecto al celuloide, pero a cambio contaba con otra frescura, facilidad de producción y gama de efectos visuales propia que atrajo a los artistas a experimentar con ello. Estamos hablando en realidad del formato televisión, puesto que los equipos empleados estaban concebidos para ese medio y por supuesto, era necesario un televisor para ver las obras.

La televisión en la sala de exposiciones.

Se considera a Wolf Vostell el creador de la primera obra en vídeo que incorpora un televisor. Se expuso en la galería Parnass y consistía en una habitación oscura con paredes pintadas de negro en donde colocó tres televisores. Se llama La Habitación Negra y actualmente se expone en el MUseo Berlinische Galerie, de Berlin. Era 1963 y ese mismo año expuso en la Smolin Gallery de Nueva York una instalación llamada 6 TV Dé-coll/age. Esa obra pertenece ahora a la colección permanente del Museo Reina Sofía.

Una forma de arte basada en vivir la experiencia.

Lo que estaba claro es que estirar las posibilidades artísticas del nuevo formato no se iba a quedar en contar historias. Eso sería, insistimos, sólo cine o televisión —telefilms que dicen los americanos— y pretender que un espectador se siente en una galería o museo “solo” a ver una historia, no es plan. Así que inmediatamente el videoarte giró hacia imágenes conceptuales y sobre todo, experiencias completas, muchas de ellas inmersivas. Montajes multipantalla, envolvente… algo parecido a lo que ahora hacen algunos con la realidad virtual, pero en plan Lego.

Una retrospectiva en Madrid.

Si no viviste aquella época o quieres revivirla, estás de suerte. El Centro de Artes de Vanguardia La Neomudéjar, una sala autogestionada que se suma a la oferta museística de la capital extendiendo el “Paseo del Arte” más allá de Atocha, en sentido contrario al Reina Sofía, exhibe hasta el 13 de noviembre la muestra  Cruces y Convergencias. Una retrospectiva de los últimos 40 años de videoarte. 32 artistas y más de 100 piezas que son todo un homenaje y un esfuerzo por la difusión de esta especialidad. Y lo mejor, es que las obras se integran como un guante en el espacio, una vieja nave taller de la industria ferroviaria que por sí sola es una maravilla si te gusta la arqueología industrial, los lugares especiales y las atmósferas únicas. Pocas veces continente y contenido se funden como en esta exposición. No podemos más que recomendarte que la visites, y como aperitivo, te dejamos nuestro granito de arena videoartístico. Ponte la pantalla completa y los audífonos para escucharlo bien, y que lo disfrutes.

 

Web de la exposición: Cruces y Convergencias.

La Neomudéjar

C/ Antonio Nebrija, s/n
28007 Madrid
teléfono 915 283 349

Horarios de apertura:
Miercoles, Jueves, Viernes, Sábados y Domingos de 11:00 a 15:00 y de 17:00 a 21:00.
*Los horarios de la librería son los mismos que los del Centro de Artes.

Precio Exposiciones:

Regular: 4,00 Eur.
Reducido: 3,00 a (parados, estudiantes, mayores de 65 años y familia numerosa)
Gratuito: Miembros del ICOM acreditados.
Horario de libre acceso Miercoles 11:00 a 14:00h.

José Carlos León

Contando historias desde que recuerdo. Creo en la comunicación como agente de cambio y en que hablando se entiende la gente.

Cómo alimentar tu cinefília (Pista: Letterboxd)

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Do U Remember (CC) Flickr

Recientemente, he desarrollado un amor por el cine que ni siquiera creía que fuera capaz de tener. He llegado a tal punto que me atrevería a decir que he desarrollado cierta cinefília. En parte por la carrera, donde consumimos y aprendemos sobre el cine todos los días. En parte por casualidades bonitas, como encontrar una cine de reposiciones en Barcelona a un precio fantástico. No es como si el amor por las audiovisuales fuera novedoso, pues me encantaban los ensayos y me consideraba seriéfila desde hacía tiempo, pero últimamente el placer por el cine me ha invadido.

De repente, me he encontrado con un mundo que desconocía y en el que tengo que invertir mucho tiempo para ponerme al día. Aún digo en voz baja que no he visto las de Star Wars, mientras evito el contacto visual con supuestos eruditos cinematográficos. Pero no me juzguéis, pues primero he empezado (lógicamente) por lo que me gustaba: los dramas europeizados. En realidad, cualquier historia con toques europeos me entra fácil por los ojos. Creo que alguna vez os he dicho que soy una moderna de cuidado, pero soy consciente de que ahora me he coronado. Pero las cosas como son: Dame Woody Allen en sus inicios y un poquito de cine francés que yo me apaño bien.

via GIPHY

Las redes sociales también para la cinefília

Pero de lo que venía a hablar no es sobre mis gustos cinéfilos, sobre los que siempre habrá tiempo para discutir, sino sobre algo que he descubierto esta semana y que me va de fábula para retroalimentar mi amor por el cine. Estoy hablando de letterboxd, una red social destinada al séptimo arte.

Nunca he sido especialmente ordenada, pero siempre me han encantado las redes sociales. Me gusta entrar en contacto con la gente y crear comunidad. Letterboxd permite eso mediante el cine. Es una red social con un principio básico: decir cuál es la última película que has visto. Es decir, marcas las películas que has visto (las puedes añadir a una especie de diario), las valoras mediante estrellas (sobre 5) y puedes añadir críticas. En definitiva, es la web perfecta para alimentar el pequeño crítico cinematográfico que reside en tu cinefilia.

También es una app (solo para Iphone) enriquecedora pues permite seguir la actividad de otros usuarios y encontrar gente con gustos cinematográficos afines a los tuyos. Entre usuarios se establece una relación de recomendaciones indirectas, en función de lo que se haya visto o se haya añadido a la lista de pendientes.

Las listas de películas que te harán reír

Pero para mí el punto culminante de la relación entre usuarios es la creación de listas de películas. Lo que vendría a ser agrupar una serie de películas bajo determinados pretextos (protagonistas, géneros, estilos, etc). Y, sinceramente, las hay para morirse de risa, pues usuarios con una ironía ácida satirizan la sociedad mediante susodichas listas.

Por ejemplo, la usuaria Alex Kittle ha configurado una lista llamada “Películas con “chica” en el título que en realidad van sobre mujeres adultas“. Obviamente la crítica social, esta vez de denúncia machista, está implícita mediante la ironía que rebosa la lista, que la componen títulos como The Danish Girl o Funny Girl.

via GIPHY

Pero no todo son críticas sociales encubiertas (aunque personalmente son con las que más me río), pero normalmente sí que sacan a relucir aspectos cinematográficos que hemos aceptado como cánon, pero que si nos paramos a razonarlos son de chiste, como bien destaca Todd Gaines en su lista “Café y donuts: una guía para principiantes de las películas sobre dos colegas policías“.

Para acabar, una ración de recomendaciones

No puedo despedir este post sin hacer alguna recomendación cinematográfica, así que he decido estrenarme en el mundo de las listas de letterboxd con una de estas dedicada a vosotros, lectores de Leequid. En ella, voy a poner las pelícuas que, según mi opinión, todo el mundo debería ver alguna vez en la vida. Aviso, soy dada a los dramas y a las comedias clásicas. Espero que la disfrutéis: Leequid: una introducción al cine.

 

 

Imagen de portada Creative Commons, de Do U remember.

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Bruselas se ve bien [Guía de Viajes]

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: Waldominguez/Pixabay

Esta semana nos vamos a Bruselas con los consejos de nuestro viajero de confianza. Una vez más te traemos la mejor guía de viajes gratuita que vas a encontrar en la red. Cómo ir, dónde dormir, qué comer —incluyendo cómo fiarte de los gofres para que no te defrauden— qué museos visitar, qué calles no debes dejar de ver. Ya sabes, cada semana con Leequid ¡el mundo se ve bien!

Navidad y sus puentes es una época elegida por muchos para hacer una escapada a esta capital de Europa. Son muchos los alicientes y como en todos los grandes destinos la mayoría vamos buscando esas fotos que hemos visto millones de veces pero queremos hacer nosotros mismos. En Bruselas hay muchos de esos lugares, y probablemente el más deseado sea el Manneken Pis:

“Tan indispensable hacerse la foto, como sentirse defraudado por su tamaño. Además habrá que pelearse con miles de turistas si queremos una foto con él”

Pero aún así, como también nos dice Marcos del Valle, “Por mucho que ya sepas que el Manneken Pis es un timo, nunca dejará de defraudarte. Aún así hay que verlo”

Además, como nuestras guías las escribe alguien que ha ido personalmente, te contará secretos y detalles que seguramente no conoces tanto. Como que a pocas calles del niño, hay otra fuente igual pero con una niña. O cómo hacer para tener datos en el móvil, o qué representa exactamente el atomium… o cómo disfrutar de una de sus marisquerías.

Aunque no tengas previsto ir en breve, te aseguramos que leyendo este artículo viajarás a la capital de Bélgica. Lee ahora “Guía de Bruselas”.

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

Oliver Stone aplaude con matices a ‘Snowden’

mailto  facebook  twitter  google+

Oliver Stone desata de nuevo su faceta política y de historiador –en cine- de la historia de su país con Snowden. El actor Joseph Gordon-Lewitt es el encargado de dar vida al ex militar en una cinta que narra su filtración a la prensa de documentos clasificados de la NSA a base de flashbacks que surgen, en el rodaje en la habitación de un hotel de Hong Kong, del documental Citizenfour, de Laura Poitras (Melissa Leo).

Así se revisa la vida de Snowden desde una doble perspectiva: la profesional, que abarca desde el momento en el que intenta entrar en el ejército, para seguir con su entrada en los servicios de inteligencia, hasta llegar al robo de información clasificada que puso en evidencia la vulnerabilidad de nuestra intimidad. Incluida la intimidad del militar, y de aquí mana el segundo punto de vista que ofrece el filme, el personal, el que comparten Snowden y su novia, Lindsay (Shailene Woodley), y que el primero percibe amenazada, en el momento en el que pierde la inocencia (probablemente la mejor escena de la película).

Stone aplaude claramente a Snowden, aunque también le achaca cierta ambigüedad en sus actos, y hacia todos los norteamericanos que, tras el 11S, despacharon un excesivo patriotismo del que se aprovechó el poder.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias