Los niños soldado no se unen a grupos terroristas por ideología

El de los niños soldados es un drama común, en algunas zonas de Iberoamérica, Asia y sobre todo en África. En el norte de...

¿Qué es el Modelo Canvas?

mailto  facebook  twitter  google+

Unsplash

El modelo canvas debería ser tu primer paso para crear una empresa. Si tienes una idea de negocio, o una idea de proyecto de emprendimiento (una web para vender algo o para crear una red social), el modelo Canvas te ayudará a definir mejor esa idea.

El modelo canvas se compone de 9 bloques que tienes que rellenar.

  1. Clientes: Es lo más evidente, pero necesitas identificar claramente quienes son las personas que te van a pagar por tu idea.
  2. Propuesta de valor: Define en una sola frase que haces bien y porque alguien pagaría por tu idea.
  3. Canales de distribución: Aunque la idea básica es decir internet, debes intentar complementar este canal de distribución con otras vías de desarrollo. Piensa bien esta parte porque hay mucha gente compitiendo contigo.
  4. Relaciones con los clientes: Vas a crear una newsletter, un teléfono, ¿quién atenderá a los clientes?
  5. Fuentes de ingresos: Además de los clientes, puedes tener socios que te paguen, suscripción, publicidad…
  6. Recursos claves: Los empleados o socios son los más importantes. ¿Quién podrá ayudarte? ¿Dónde están? Además necesitarás servidores, o logística, o publicidad…
  7. Actividades clave: Crear un software, escribir en el blog, diseñar… Todas esas actividades que necesitas hacer para que todo esto funcione.
  8. Alianzas Claves: Esta parte es esencial. Las alianzas clave son un paso esencial para que tu negocio funcione. Tú solo no puedes.
  9. Estructura de costes: Básicamente gastos e ingresos.

Si tienes una buena idea, ve a por ella, pero hazlo de forma que tu modelo sea realizable.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

¿Cómo llegó Miguel Ángel al Vaticano?

mailto  facebook  twitter  google+

Morgue Files

Esta es una historia que podrás compartir con tus amigos siempre que se hable de historias asombrosas de como uno llega a ser quien es.

Miguel Ángel era un portento de artista desde niño, de eso no cabe duda. Pero estamos en el año 1496 (aprox.) y la distancia entre el norte de Italia y Roma era enorme.

Miguel Ángel, después de un proyecto fallido, se desfogó con un trozo de marmol haciendo un pequeño cupido. Tenía 20 años. Esa pieza llamó la atención de Lorenzo di Pierfrancesco que le dijo que si la envejecía y la hacía pasar por una pieza romana, se podría vender en Roma como una antiguedad.

Miguel Ángel accedió al trabajo y le dió un aspecto antiguo. La pieza viajó a Roma y un agente la vendió a un Cardenal del Vaticano. El Cardenal pagó por la pieza, pero solicitó ver el autor. El agente dijo que estaba muerto ya que la pieza se trataba de una “antiguedad”. El Cardenal insistió al saber que estaba ante una pieza falsa pero de calidad excepcional.

Esta fue la pieza que abrió las puertas a Miguel Ángel al Vaticano y que posteriormente desencadenó la cumbre del Renacimiento.

La pieza se perdió y no existe una copia de la misma.

Una obra falsa, un engaño a un cardenal, un cardenal capaz de detectar la falsedad de la obra, pero capaz de apreciar el talento… para que te digan que las cosas ocurren de forma lineal en este mundo.

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

No es solo Big Data todo lo que reluce

mailto  facebook  twitter  google+

Big Data
MSMK/Shutterstock

Las posibilidades de desarrollo que ofrece la transformación tecnológica son infinitas. A nivel laboral, no hay semana que no se publique un estudio que refleje la creciente necesidad de perfiles especializados en las nuevas profesiones agrupadas bajo el acrónimo inglés STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics). Tanto es así que las previsiones apuntan a que podrían crearse nada menos que 1,25 millones de empleos asociados a la digitalización en solo cinco años, de acuerdo con un informe reciente publicado por Randstad. Y esto solo en España.

Data Scientist y otros especialistas de nueva generación

Los data scientist o científicos de datos son los más solicitados y los que suelen acabar obteniendo las nóminas más altas a final de mes. Estos nuevos científicos son los encargados de extraer conocimiento del ingente volumen de datos a base de analíticas con el objetivo de que lo pueda poner en valor la compañía o compañías para las que trabajen.

Para Pablo Hidalgo, data scientist en Innova-tsn, el quid de la cuestión reside precisamente en cómo aprovechar esta preciada información. Porque en opinión de este experto, “los grandes volúmenes de datos no tienen valor alguno en sí mismos si no sabemos cómo extraer información valiosa de ellos”.

Es por eso que una de las habilidades que debe tener un data scientist es la de “saber cómo transmitir sus análisis de forma clara y didáctica”, explica Hidalgo, de tal forma que “alguien sin conocimientos teóricos sea capaz de entender y sacar sus propias conclusiones”.

 

Empresas de todos los tamaños invierten en Big Data y transformación digital

En paralelo al surgimiento de estos profesionales tecnológicos, prolifera la apuesta que están realizando las empresas. Cierto es que el músculo financiero limita el acceso a todo tipo de compañías, pero incluso las pymes están incluyendo ya en su planificación una partida para la innovación tecnológica. Así, según revela otro estudio elaborado por Movimiento Impulsando Pymes, el 77% de las pequeñas y medianas firmas españolas encuestadas han iniciado ya el proceso de digitalización de su negocio en este 2016, mientras que otro 14% asegura que lo pondrá en marcha el próximo año. Y las áreas de Business Intelligence y Big Data son el principal destino de la inversión. A decir verdad, serán pocas las empresas que no incorporen este tipo de soluciones a su actividad, pero… ¿Es Big Data todo lo que reluce?

Consulta el artículo completo para conocer las claves de los datos masivos de la mano del experto Pablo Hidalgo: No es solo Big Data lo que reluce.

 

Artículo remitido por MSMK Madrid School of Marketing.

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

París, la ciudad más visitada del mundo [Guía de Viajes]

mailto  facebook  twitter  google+

París
(CC) Moyan Brenn - Flickr

París… oh, la la! Sin duda uno de los destinos que tienes en mente para ir alguna vez, que por algo es la ciudad más visitada del mundo según las estadísticas de turismo. Y es que la ciudad del amor es así, te enamora cuando la visitas. Hablando de amor, muchos la eligen para San Valentín o como regalo de bodas, y si es tu caso, mejor que vayas leyendo algunos consejos prácticos, como siempre con una de nuestras guías de viaje ofrecidas por El Mundo Se Ve Bien. ¿Vamos?

La ciudad del amor y mucho más

Como dice al principio de la guía nuestro amigo viajero Marcos del Valle, se trata de abarcar lo inabarcable, porque son tantos los encantos de esta capital europea, que resulta difícil quedarse con unas cuantas. Pero una vez lo hemos conseguido y te traemos los mejores consejos sobre las visitas imprescindibles, museos, restaurantes, transporte público… ya sabes, casi como ir tú mismo, porque nuestras guías están contadas por alguien que ha estado allí y sabe lo que dice.

Cómo llegar a París y moverse como si fueras de allí

Siendo europeo es más fácil, porque gracias a los tratados y la moneda única es como estar en casa. Aún así, cada país es un mundo y hay que tener en cuenta sus peculiaridades. Por ejemplo, los franceses son muy suyos y posiblemente el inglés o el castellano no te sirvan de nada. Saber algo de francés o llevar una guía de conversación será útil.

En cuanto al transporte público, lo más cómodo es el metro, que conecta bien los monumentos y barrios muy distantes entre sí, de forma que te de más tiempo aunque no veas mucho del trayecto. Para eso, puedes hacer otra cosa:

“También otra opción para moverse entre monumentos, se llama Batobus, y es un servicio turístico circular por el río Sena, que recorre cada 15 minutos las paradas turísticas más destacadas”.

No lo confundas con los Bateaux Mouches, algunos son restaurantes, mucho más caro y totalmente para turistas a los que les gusten los tópicos. El Batobus cuesta “solo” 15€ y es como un autobús fluvial.

Comer y Beber en París

Sin duda es una de las gastronomías más famosas y prestigiosas del Mundo, pero a veces el turista no puede disfrutarla porque los precios no son precisamente asequibles. Además, puedes llevarte alguna decepción cuando no sea un restaurante de cierta calidad, sobre todo en temas de cantidad de las raciones. Aún así, debes probar todo lo posible.

“En cuestión de platos típicos franceses, las recomendaciones son tan extensas que este post se nos quedaría corto. Por supuesto, los quesos son un tesoro nacional, e incluso en la tienda más sencilla tendremos una oferta con una calidad increíble. Muchas veces en cualquier supermercado es posible encontrar productos de muy buena relación calidad precio”

La mejor guía de París gratis en PDF

Una vez más, en Leequid te proponemos una guía de viaje totalmente gratuita para descargar con todos los detalles sobre horarios, direcciones y precios de los lugares más imprescindibles en tu visita a París. El Museo del Louvre, los Campos Elíseos, Les Marais con el Forum des Halles y el Georges Pompidou, la Torre Eiffel o Notre Damme, o escenarios de películas como Amélie. ¡Prepara las maletas que nos vamos!
Lee y descarga gratis: Guía de París en 4 días, de El Mundo se ve Bien. 

 

 

Imagen: Moyan Brenn, Creative Commons en Flickr.

Colaboradores

Firmas Invitadas y contenido elaborado libremente por diferentes colaboradores que enriquecen Leequid.

¿Todas las opiniones son necesarias?

mailto  facebook  twitter  google+

Las opiniones son como los culos: todo el mundo tiene una. Y, al igual que los culos, a nadie nos gusta que nos restrieguen una sino lo hemos pedido explícitamente.

Es fácil compartir tu opinión en Internet

En una sociedad cada vez más interconectada entre sí, valga el recurso habitual, resulta cada vez más sencillo encontrar espacios abanderados, supuestamente, por la libertad de expresión. Ahí donde encontramos una sección de comentarios, también creemos que esta nos interpela directamente y nos sentimos prácticamente en la obligación de compartir nuestro punto de vista.

Es cierto que existen escalas: nosotros mismos nos autocensuramos y escogemos con más o menos rigor dónde comentamos, dónde vale la pena dejar nuestra opinión y dónde creemos que podemos aportar algo. Pero a veces, o no tan a veces, sino más bien a menudo, aparecen comentaristas inesperados e inadecuados, que (me imagino) sienten en sus extrañas una ineludible llamada a la opinión.

Por supuesto, en el reinado de Internet, a estos sujetos se les trata de maneras muy diversas dependiendo del espacio exacto en el que se encuentre: bien puede ser que se les bloquee, después de llamarles trolls; bien puede ser que se les una gente y fortalezca la opinión; bien puede crear debate o pasar desapercibida.

Pero Internet no es más que una pantalla que, tarde o temprano, apagarás.

 

Las opiniones pueden ser peligrosas

Las opiniones son como los culos: todo el mundo tiene una. También tus seres queridos. Se puede dar el caso de que te encuentres en una situación complicada y dolorosa que haga difícil tu vida cotidiana. Se puede dar el caso de que tengas alguna enfermedad, tal vez una de carácter mental o una de esas que todo el mundo ha oído hablar pero nadie sabe en qué consiste. Y es muy probable que todo tu entorno se sienta con la libertad de opinar al respecto: sobre cómo deberías comportarte, qué sentir y qué medicación tomar. Opinar, al fin y al cabo.

Aunque en Internet sea desagradable encontrarse a alguien que opina pero no escucha, siempre podrás, simplemente, ignorarle. Si una persona a la que quieres opina por encima de tus consideraciones personales y las del médico profesional puede resultar doloroso.

Por supuesto es una situación compleja. Al fin y al cabo, en estos casos, cuando alguien de tu entorno próximo opina lo hace desde a buena intención y desde la preocupación y cariño hacia ti. Pero el problema de las opiniones es que esconden un trasfondo de invalidación dañino. Es sencillo: cuando uno tienen una opinión diferente, simplificándolo, es porque cree que la otra no es la correcta (tampoco la incorrecta, simplemente la que no es mejor).

El tacto y los mimos son la mejor respuesta

Cuando una persona se enfrenta a una enfermedad, ésta está llena de dudas y miedos. Probablemente, la situación le sea nueva y le quede grande. Lo más reconfortante suele ser confiar en el profesional, el médico. Entonces, opiniones de gente externa al campo médico puede suponer una invalidación, una puerta hacia nuevas dudas y temores, que tal vez la persona no es capaz de soportar.

Además, en estos momentos difíciles en los que se tiende a sufrir, por la dificultad de la situación, al final lo último que se necesita es una opinión que no va a aportar nada: la situación es la que es y así se mantendrá.

Por supuesto, hay que dar puntos de vista y las opiniones pueden ser buenas. Pero al igual que no restregarías tu culo contra una persona sin una buena justificación (o mucha confianza), no das tu opinión sin que te la pidan.

Así que si alguna vez te encuentras en una situación así la mejor solución es dar apoyo, es transmitir amor. Para las opiniones siempre hay tiempo y espacio, pero más adelante.

 

Imágen de Jessica Albano en CC de Flickr

Lucía León Bennasar

Estudiante de Comunicación Audiovisual en la UPF. Videoblogger, inquieta y milennial

Ver últimas noticias