Algunas novedades musicales con las que ir terminando la semana

Albert Hammond Jr – Far Away Truths Otra píldora del cuarto disco en solitario del guitarrista de The Strokes, el americano Albert Hammond Jr,...

Ok Go y los globos de agua

mailto  facebook  twitter  google+

Y tú te preguntarás que tienen que ver los globos de agua del vídeo de OK Go con Leequid. Pues mira tu por donde, pero esos globos están ahí para hablar de una fundación que ha gestionado 8 millones de dólares para llevar agua a 300.000 personas.

En el vídeo hay más secretos. Básicamente cada parte del vídeo está asociada a una fundación. Las guitarras que explotan están vinculadas a una fundación que ayuda a los niños a educarse con la música.

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

El reciclaje de aparatos electrónicos, un serio problema

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Pixabay

Las pilas como residuos del presente y los vehículos eléctricos como residuos del futuro. Son dos amenazas reseñadas por José Pérez, consejero delegado de la plataforma medioambiental Recyclia, durante la jornada EcoEncuentro, dedicada al reciclaje electrónico y la economía circular.

Dos elementos tóxicos para el medioambiente. Dos retos, dos caras de una misma moneda que plantean un reto medioambiental de importante magnitud, entre 1975 y 2010, los europeos aumentaron su consumo de este tipo de materiales en un 120 %, y eso ha tenido sus consecuencias en los residuos. Según datos ofrecidos en este foror, la economía circular reduciría en nuestro país las emisiones de CO2 en un 70%, crearía medio millón de puestos de trabajo y aportaría 20.000 millones de euros al PIB. Además, actualmente, Europa desperdicia cerca de 600 millones de toneladas de materiales contenidos en residuos al año, al reciclar el 40% de los producidos en los hogares, con índices que van del 5% al 80%. Y según la Unión Europea, la recogida del 95% de los teléfonos móviles en desuso permitiría ahorrar más de mil millones de euros en los costes del material de fabricación.

Una nueva normativa y más conciencia

Son necesarias medidas para revertir la situación, y entre ellas, según los asistentes a este congreso, podrían estar una mejora en la regulación de la gestión de residuos electrónicos, materia en la Comisión Europea ha comenzado a trabajar esta semana, planeando incluir la huella ambiental en el etiquetado de cada producto a partir de 2020, que sumará, a la clasificación sobre eficiencia energética que ya incluyen los dispositivos, otros datos de interés como su durabilidad y la posibilidad de su reutilización, recuperación y reaprovechamiento de piezas. También el impulso de la reutilización de los dispositivos electrónicos y sus piezas, incluyendo baterías y componentes electrónicos, se ha señalado como necesario, y sería todo un logro a la vista de la penetración que tiene entre nosotros la obsolescencia programada.

Opciones que nos obligan a jubilar la idea de que los aparatos electrónicos se acumulan en el vertedero. La Fundación Ecopilas, encargada de gestionar el reciclaje de estos materiales desde hace 15 años, recuperó 2.522 toneladas de pilas y baterías sólo durante 2015, si bien, según ha expresado en el congreso, espera mejorar las cifgras, y por tanto la sensibilización. Recyclia, por su parte, ha promovido una serie de campañas de recogida de estos residuos entre las que destacan el reciclaje de teléfonos móviles en colegios y de pilas usadas en clubes y escuelas náuticas.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Una tribu indígena fotografiada por primera vez

mailto  facebook  twitter  google+

Tribu indígena descubierta en Brasil
Foto: Guilherme Gnipper Trevisan/Hutukara

¿Es posible que en el mundo globalizado, existan todavía islas humanas? Reductos a los que lo que llamamos civilización todavía no haya llegado. Comunidades que mantengan sus ritos y hábitos ancestrales no ya ajenos a la tecnología, si no al más mínimo contacto con el mundo moderno. Al parecer todavía quedan esas “irreductibles aldeas galas”. Una tribu que ha sido fotografiada hace unos días en la Amazonía.

Prueba de su existencia

Esta tribu ha sido captada desde el aire por primera vez. Su localización se halla en lo profundo de la selva del Amazonas, entre Brasil y Venezuela. El gobierno brasileño asegura que ha obtenido las imágenes para probar la existencia de la tribu.

Sin embargo, los miembros del clan no parecen muy por la labor de establecer contacto alguno. El helicóptero desde el que se realizaron las fotografías fue recibido con flechas y piedras.

Conscientes del peligro

Es probable que, pese a su aislamiento, sean conscientes del peligro al que se exponen después de ser descubiertos. La organización Survival International calcula que son más de 100 las comunidades que viven sin contacto con el exterior. Pero advierte que todas ellas están experimentando un fuerte decrecimiento a causa de la desaparición de sus hábitats.

Todas excepto esta tribu en particular. Survival International estima que este clan está incrementando su número de miembros. La hostilidad hacia el contacto exterior puede ser clave en esta prosperidad. No solo por mantener su entorno intacto. También para evitar el contagio de enfermedades como la malaria y otras más leves que para ellos pueden ser mortales.

Dudas interesadas

José Carlos dos Reis, del Departamento Brasileño de Asuntos Indígenas (FUNAI) defiende la intromisión área en beneficio de los propios habitantes de la aldea. “El vuelo sobre sus casas y las imágenes que tomamos son muy importantes. Porque hay todavía quien tiene dudas de la existencia de este tipo de tribus”, advierte. Unas dudas interesadas, dado que se centran en negar que sean tierras habitadas y de ese modo sea más fácil explotarlas industrialmente.

Tribu indígena descubierta en Brasil
Foto: Guilherme Gnipper Trevisan/Hutukara

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Un experto advierte de que ya han comenzado la migraciones por cambio climático

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen: Pixabay

Históricamente, las migraciones motivadas por el clima son las más remotas, las primitivas, las causadas por la imposibilidad de subsistir en un lugar determinado debido a sus características. Con la llegada de la Modernidad comenzaron ya las migraciones económicas, que aún hoy se mantienen, y en cuyo origen está el deseo de un mejor nivel de vida.

Pero según John Short, doctor de la Universidad de Bristol y experto en conflictos urbanos, geografía, asuntos medioambientales y globalización, las migraciones climáticas han vuelto a cobrar fuerza debido al cambio climático. Como ejemplo ha señalado a Bangladesh, donde, indica, existen refugiados causados por los efectos de éste que se han visto abocados a abandonar sus hogares en lugares rurales, debido a que ya no pueden habitar un entorno climático tan agresivo.

Según sus cálculos, se contarían por millones las personas que, en las próximas décadas, podrían ver su hábitat afectado por el cambio climático, fundamentalmente de áreas rurales y agrícolas, y esto podría provocar una fuerte migración a ciudades de tamaño medio o grande, lo que podría ocasionar problemas de habitabilidad y sobrepoblación en ellas. Con todo, lamenta que no se pueda prever, al menos por ahora, cómo afectará el cambio climático a cada rincón del planeta en concreto, lo que minimiza las posibilidades de planificaciones soluciones específicas a largo plazo.

Necesidades renovables

El científico llama a cambiar nuestras fuentes de energía para intentar paliar la consecuencias del cambio climático y minimizar así ls potenciales migraciones, invirtiendo en energías eólicas, por ejemplo, y advierte de que la bajada del precio del petróleo podría suponer un elemento disuasorio para ellas. También se ha postulado a favor de los llamados “techos verdes”, la vegetación sembrada sobre las instalaciones para reducir los residuos que van a parar a la capa de ozono.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura.

Escribes de Ciencia Ficción o Ciencia – Gana 500 euros

mailto  facebook  twitter  google+

Estimados lectores de Leequid, hoy os queremos dar una alegría. Si te gusta escribir, si te gustan los temas científicos, o de ciencia ficción, te lo ponemos muy fácil para que pongas a prueba tu talento y además, si sale todo bien, tendrás premio. Hasta 500 euros. Este premio será otorgado por un jurado.

Lo mejor, no es relato largo, se trata de relatos cortos de como máximo 100 palabras. Puedes ver la galería de relatos que han ido llegando aquí.

Anímate y envía tu relato. Puedes participar desde cualquier país.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ver últimas noticias