Los perros huelen nuestro miedo

“No tengas miedo, porque el perro puede olerlo”. Todos hemos oído esa frase alguna vez que se nos ha acercado un perro. Normalmente son...

Mayorga ironiza en escena con el comunismo y el anarquismo

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: Teatro del Barrio

Tras décadas manteniéndose en la retaguardia del autor, en los últimos años Mayorga se ha puesto al frente de sus textos también como director, por ejemplo en El crítico, Reikiavik (que en breve reestrena el Centro Dramático Nacional en Madrid) o Famélica, que vuelve por partida doble: del 25 de septiembre al 6 de noviembre se reprogramará, como en la temporada pasada, en el escenario del Teatro del Barrio de Madrid, y la editorial La Uña Rota va a publicar su texto.

Desternillantes dudas ideológicas

Se trata de una divertida y original pieza, con un punto surrealista, de un tono cómico muy distinto a la solemnidad de otras obras del autor, aunque sí mantiene la profundidad que caracteriza sus escritos en los diálogos desternillantes. Ironiza con el comunismo, el anarquismo, sus postulados y, sobre todo, sus lenguajes. Una ironía que sirve para vehicular dudas y preguntas sobre estas ideologías, o al menos sobre su aplicación en la Historia. Dudas aplicadas a una trama que se desarrolla en una gran empresa en la que comparecen muchos de los problemas del mercado laboral actual: la desmotivación de los trabajadores, la fuerza de los grupos y asociaciones laborales y, claro, la explotación. Todos, se intentan atajar con las teorías de las mencionadas ideologías.

Mayorga elaboró ela pieza a partir de un juego creativo con la compañía que ahora lo representa, les iba mandando las escenas a los actores sin que nadie (ni siquiera él mismo) supiera cómo iba a concluir el argumento. Sobresale en el elenco –y mucho- el joven actor Xoel Fernández.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Rick Astley nunca nos dejará

mailto  facebook  twitter  google+

Rick Astley
Foto: Choo Chin Nian

Los ochenta no se entenderían sin él. Sin su tupé pelirrojo y sus bailecitos simplones. Sin su vozarrón impropio de su aspecto frágil y sus dos temazos que arrasaron durante los últimos años de la década. Rick Astley marcó una época, cuando los estilos musicales eran compartimentos estancos. O le odiabas o le adorabas.

50 años marcados en el rostro

Ahora, Rick Astley vuelve. Con 50 años y un aspecto más duro que su look moñas de hace 30 años. Las cicatrices de una vida entre las alturas y las profundidades del éxito. Porque Astley ha estado en todos los sitios.

Quizá no literalmente. Cuando estaba en lo más alto, cuando el público de todo el mundo quería verte, él no podía. Su pánico a volar le impedía realizar las giras mundiales que su fama global reclamaba. Este miedo, seguramente síntoma del peso de la fama, le paralizó hasta el punto de hacerle abandonar la música en 1993 con solo 27 años.

Había vendido cuarenta millones de disco y fijado el imbatido récord de tener ocho singles en el topten británico. Pero tan solo una década después era un recuerdo que se recuperaba con cierta sorna.

El primer regreso

A principios del siglo XXI, dos nuevos trabajos de Astley vieron la luz. Pero nada era igual. Ni en la música ni en el mundo. Ahora le respondía la indiferencia de un público más curtido, que necesita carnaza para emocionarse. Ya no calaba su tono melancólico hasta en lo festivo.

Ahora vuelve a intentarlo con 50, un disco denominado como el medio siglo que cumple este año. Otra década ha pasado desde su último disco y él ha decidido tomárselo con filosofía. Tocar en pequeñas salas y convertir las actuaciones en celebraciones de aquella época en la que su público eran chavales despreocupados.

Y él lo sabe. “No me importa tocar aquellos viejos temas. La gente que viene a verme lo hace para oír esas canciones. Y si he vuelto es por ellos”, admite.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Agosto bate récords de temperatura, y ya van 11 meses seguidos

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: AdinaVoicu para Pixabay

“Dijeron que era demagogia, que no era científico. Dijeron muchas cosas, pero cada vez es más grave el cambio climático”, ha escrito Juantxo López Uralde, líder de EQUO, en su página oficial de Facebook al conocer esta noticia.

Un mes más, y ya van once consecutivos (desde octubre de 2015), batiendo récords de temperatura. Agosto ha sido el más caluroso de desde que existen registros a escala mundial, es decir, hace 136 años, según ha informado la NASA. De media, la temperatura de la Tierra ha sido casi un grado centígrado (0,98 grados centígrados) superior a la media de las tres décadas del siglo XX con las que se comparan: 1951-1980.

El cambio climático como causa

Así, todo indica que este año puede ser, al final, el más cálido de la historia reciente. Si bien se creía que las altas temperaturas de julio podían haberse debido a la influencia de El Niño, que habría generado una corriente de agua cálida en el océano Pacífico y provocado un incremento de la temperatura del mar que habría alterado el clima de todo el mundo, según la NASA, que agosto empate con julio como el mes más cálido, “rompe un patrón estacional normal que sitúa a julio con las temperaturas más calientes del año”, indica la organización.

La NASA no duda en apuntar al alza de los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera durante las últimas décadas como responsable de este excesivo calor. El Niño solo habría signifcado solo un pequeño impulso más.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Youtubers contra YouTube

mailto  facebook  twitter  google+

Rubius
Imagen: YouTube

Da igual que escribamos sobre tablillas de arcilla o se utilicen las últimas tecnologías. Da igual que quien se exprese sea un filósofo griego, un científico renacentista o un chaval de veinte años con gorra. La cuestión de la libertad de expresión, sus límites e implicaciones, la oportunidad y forma de lo que se dice es algo que parece que siempre nos acompañará. Y si no, que se los pregunten a los youtubers.

YouTube cambia las normas

Hace unas semanas, YouTube cambió sus normas en cuanto al contenido. La modificación más relevante es aquella que califica los vídeos según lo que muestran para ser o no aptos para entrar en su programa de publicidad. Y por tanto, de remuneración a los creadores.
Si, según la plataforma de Google, el vídeo incluye “escenas de carácter sugerente o sexual, violencia, extremismo o lenguaje inapropiado”, serán consideradas “inadecuadas para los anunciantes” y se les retirarán los spots que anteceden a muchos vídeos.
Como cabía esperar, la decisión ha puesto en pie de guerra a los youtubers. Más allá del debate sobre la relevancia de sus vídeos, se trata de creadores de contenidos que se dirigen a millones de personas en todo el mundo, por lo que su opinión trasciende.

Rubius responde

El principal youtuber español, Rubius, ha sido el más beligerante con el asunto. Con más de veinte millones de subscriptores en YouTube cualquiera de sus comentarios se convierte en tendencia. Rubius subió un vídeo en el que denunciaba lo que considera censura por parte de la plataforma de vídeos.

En su peculiar estilo, comienza el vídeo con una anodina sesión gamer de Minecraft. Cuando su personaje muere, entra en ebullición. Una muñeca hinchable, un bebé de juguete atropellado y un AK47 rosa le sirven para subvertir todas las nuevas normas de YouTube y conseguir que su vídeo sea restringido por edad. Él mismo lo muestra en su cuenta de Twitter (más de 5,5 millones de seguidores).

Y otros youtubers también

Otros youtubers a los que las nuevas normas afectan directamente, por la naturaleza de sus vídeos, también han reaccionado. Todavía ninguno ha hecho un vídeo hablando expresamente del asunto. Sí han denunciado la situación a través de sus cuentas de Twitter.

Mangel, amigo de Rubius, con más de cinco millones de suscriptores, denunció que YouTube siempre pretende fastidiar a los creadores. Además, mostraba su preocupación por el imperio de lo políticamente correcto. Para ello, utilizó su cuenta de Twitter, con 3,7 millones de seguidores.

Wismichu, un youtuber malhablado y gamberro, con más de cuatro millones y medios de suscriptores, tiró de ironía mostrando un vídeo corto de los Simpsons en su perfil de Twitter (1,5 millones de seguidores). En el clip se ve a los personajes Rasca y Pica comportándose como señoritas victorianas en lugar de despedazándose como es habitual.

Detrás de toda la polémica está el sistema de remuneración con el que YouTube compensa a los creadores que les garantizan millones de visitas cada día. Si estas nuevas normas están realmente para proteger a esos usuarios. O son un medio para controlar a los youtubers a través del dinero.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

El Polo Sur lo conquistó Amudsen en 1911

mailto  facebook  twitter  google+

Amudsen y Scott realizaron la célebre carrera por la conquista del Polo Sur. Esta carrera termino con Amudsen conquistando el Polo Sur y volviendo con vida, mientras que Scott murió en su intento de conquistar el Polo.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ver últimas noticias