Yo también (#MeToo)

Si habéis prestado atención a Twitter y a los muros de Facebook, habréis conocido al menos dos de las campañas a través de hashtags...

La mirada de Doisneau en Madrid

mailto  facebook  twitter  google+

'El beso', de Robert Doieneau

Llegan a Madrid algunas de las más notables imágenes del mítico fotógrafo francés Robert Doisneau (1912 – 1994), gracias a una muestra en la Fundación Canal de Isabel II (Mateo Inurria, 2). El beso del Hotel de Ville, ese emblema fotográfico de la joie de vivre de la posguerra en Francia, es  solo uno de los varios besos que inmortalizó este artista considerado como uno de los pilares fundamentales de la fotografía del siglo XX, y desde luego una de sus instantáneas más icónicas, por la que lo demandaron los protagonistas que figuraban en la imagen, a raíz de los elevados ingresos que obtuvo al publicarla en la revista Life.

Nacido en Gentilly, un suburbio de París, Doisneau se formó en técnicas del grabado y diseño, pero pronto se lanzó, cámara en mano, a las calles de la capital francesa, que contribuyó a mitificar con imágenes de gran carga poética. Trabajó como fotógrafo publicitario para las industrias Renault (1934-1939) y, poco antes de que estallara la guerra, realizó algunos reportajes para la prestigiosa agencia Rapho. También fue fotógrafo de célebres revistas de moda como Vogue.

Esta exposición reúne varias de sus obras emblemáticas y otras nunca o muy poco vistas, con las que descubrir una faceta inesperada del artista.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Cómo los Beatles inventaron la juventud en directo

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: United Press International

En la larguísima lista de aspectos en la que los Beatles fueron pioneros, destaca su relación con el directo. Los primeros en realizar grandes giras, los primeros en convertir sus conciertos en actos de pleitesía masiva. Los primeros en tocar en grandes estadios.

Una revolución que todavía dura

Es esta revolución que, por supuesto, dura hasta nuestros días, lo que Ron Howard ha recogido en la película documental Eight Days a Week que este fin de semana se estrena en todo el mundo. Entre 1962 y 1966, los Beatles revolucionaron la industria musical. Un periodo de tiempo en el que cualquier otro grupo habría sacado son solo disco, con suerte.

Ellos encadenaban álbum tras álbum, nada menos que siete en ese periodo. Y entre medias, aquellos conciertos en los que su sonido a duras penas se superponía sobre los gritos de las fans.

Carne de cañón para guerras mundiales

Unos shows en los que se estaba larvando una nueva clase social, exactamente la que en la actualidad domina el mundo. Hasta la Segunda Guerra Mundial, o más bien hasta los sesenta, la juventud era poco más que el fugaz paso de la infancia a la madurez. Carne de cañón para las guerras mundiales, nada más.

Con fenómenos como los Beatles empezó a configurarse como una entidad propia. Con sus exigencias, sus gustos y sus inquietudes. Y sobre todo, como un poderoso factor comercial que las marcas, y la publicidad, enseguida captaron.

Porqué los Beatles dejaron de tocar

Eight Days a Week recoge esta transformación a través de la figura de cuatro chicos proletarios de Liverpool. Con declaraciones de los supervivientes de la banda y de fans de la época como Whoopi Goldberg o Sigourney Weaver. Y mucho material inédito. Ese que parece imposible que después de todo lo que se ha escrito y visto sobre los Beatles, todavía exista.

En la cara B, el documental también incide en los aspectos que hicieron que el grupo dejara de dar conciertos en 1966. El acoso de fans y medios. El estancamiento creativo que las giras. Y, sobre todo, la incapacidad de oírse en los recitales, que llevaba a los músicos a tocar cada vez peor.

Lo bueno de aquella decisión es que la ausencia de giras les permitió centrarse en las grabaciones. Iniciar su segunda época y revolucionar, otra vez, el mundo de la música. Pero esa es otra historia.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Descubren un planeta similar a la tierra que podría albergar vida

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: Pixabay

Un equipo internacional de astrónomos encabezado por el español Guillem Anglada-Escudé, de la Universidad de Queen Mary en Londres, en un proyecto en el que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), acaba de anunciar el descubrimiento de un planeta potencialmente habitable en la órbita de la estrella Próxima Centauri, una fría enana roja de la constelación de Centaurus, a unos cuatro años luz del Sistema Solar.

Próxima b, como ha sido bautizado, tiene unas características que lo hacen candidato perfecto para albergar vida, tal como ha publicado la revista Nature: ser rocoso, tener una masa un poco mayor que la de la Tierra (1,3 veces la de nuestro planeta) y encontrarse en torno a una estrella que le permitiría albergar agua líquida en su superficie. Para determinar el tamaño y si tiene atmósfera, necesitarán hacer más estudios.

Similitudes y diferencias

También falta por averiguar su huella, que permitirá determinar su composición, en términos de metano, dióxido de carbono, agua… Sí se han detectado diferencias sobre la terra,  por ejemplo, en el periodo de rotación. Próxima b tarda sólo 11,2 días en orbitar su estrella frente a los 365 días que emplea la Tierra en dar la vuelta al Sol.

Al margen de este planeta, que sería el más cercano a la tierra de los encontrados, en el catálogo de exoplanetas (como se denominan los planetas fuera de nuestro sistema) hay más de 2.000 mundos de características y tamaños muy diversos.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Un oso pardo, abatido a tiros en Asturias

mailto  facebook  twitter  google+

Foto: FAPAS

Como en tantas otras cosas, también en la conservación de la naturaleza existen dos Españas. Una que pone todo su esfuerzo en conservar las especies en peligro de extinción. Y otra que en unos segundos desanda el arduo camino de los conservacionistas. Sean linces, lobos o como ahora, osos pardos, su supervivencia depende de la victoria de los primeros.

FAPAS denuncia la muerte de un oso pardo

Entre estos se encuentra el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS). Esta ONG lucha por proteger las poblaciones de águilas, lobos y osos del norte de España. Ahora ha denunciado la muerte a tiros de un oso pardo. El animal, un ejemplar adulto, apareció en un camino del concejo asturiano de Cangas de Narcea.

FAPAS denuncia que la muerte de este precioso y preciado animal se ha producido justo después de la apertura del periodo de caza en la zona. Según la asociación, las batidas de jabalí, ponen en peligro a toda la fauna del área. Consideran muy grave que la Consejería de Desarrollo Rural haya permitido estas batidas en el Parque Nacional de Somiedo. Se trata de una zona crítica para la cría del oso. Y al mismo tiempo, ha exigido al gobierno regional que aplique el Plan de Recuperación del Oso Pardo, suspendido en la actualidad.

Una convivencia difícil

Una vez más, detrás de la muerte de este oso están los problemas de convivencia entre ciertas especies y los intereses ganaderos del ser humano. Lo cierto es que la ley protege al animal y establece fuerte penas para quien mate un oso. Las multas pueden ir desde los cinco mil a los veinte mil euros. Incluso se prevén penas de cárcel para los responsables de acabar con un ejemplar de cualquier especie en peligro.

En este caso el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), dependiente de la Guardia Civil ha abierto una investigación después de que la necropsia del animal confirmara que murió por un disparos de escopeta.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

Cada lágrima tiene una forma distinta

mailto  facebook  twitter  google+

Fuente: Imaginarium of tears

“Ríe cuando puedas, llora cuando lo necesites”, dice El Chojín. Pero resulta que, bajo un microscopio, no todas las lágrimas son iguales. Una lágrima derramada por lástima no tiene nada que ver con ese lagrimón inevitable al pelar cebolla, o el de después de que nos demos un golpe, y no digamos de una de lágrima melancólica.

Imaginarium of Tears es un proyecto artístico – científico impulsado por el holandés Maurice Mikkers que analiza las formas de las lágrimas. Mikkers ha hecho llorar (no es sadismo, todo sea por la investigación) a un grupo de voluntarios, pero a cada uno de manera. Hubo quien cortó cebollas, hubo a quien le arrancó pelos de la nariz, otros tuvieron que mirar fijamente un ventilador y otros se afanaron en recordar a seres queridos que perdieron.

Causas desconocidas

Ubicadas bajo un microscopio, a cada una de estas lágrimas se le descubría una morfología distinta, tal como ha recogido Mikkers en un proyecto fotográfico de cien instantáneas. Pero, de momento, no se ha concluido el porqué científico de estas diferencias, aunque entre las variables, los investigadores del equipo de Mikkers barajan que intervenga la persona que produce la lágrima, la humedad, la composición y el motivo causante de la lágrima.

Lo que sí ha definido el autor es una clasificación de lágrimas, entre lágrimas basales, lágrimas de reflejo y lágrimas emocionales.

 

 

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

Ver últimas noticias