El Orient Express sigue haciéndonos pensar en el bien y el mal

El tren de los reyes y el rey de los trenes, según se lo definió. Sus míticos vagones azules y dorados, su cálida decoración,...

El GivingTuesday, una alternativa solidaria al Black Friday

mailto  facebook  twitter  google+

Imagen : Acción contra el hambre

Este martes 29 de noviembre se celebra el GivingTuesday en más de 70 países. Un ‘martes solidario’ que nació, como iniciativa, hace cinco años en Estados Unidos como alternativa solidaria al Black Friday y al CyberMonday, campañas cuyo objetivo es estimular el consumo. El GivingTuesday, por su parte, insta a distintas ONG sin ánimo a dar a conocer sus proyectos solidarios, dándoles visibilidad y promocionándolos, con el fin de animar a personas, empresa y entidades a colaborar, haciéndose donantes o voluntarios.

Es el segundo año que se celebra la fecha en España. El año pasado, 260 proyectos de 210 entidades consiguieron en nuestro país la aportación de 4.800 donantes y 405.000 euros. “Nuestro objetivo es duplicar los 405.000 euros de la primera edición”, indicó, en la rueda de prensa de presentación de esta celebración, Ricard Valls, socio director de Zohar, una de las organizaciones impulsoras del GivingTuesday en España, así como que, en aras de la transparencia, “48 horas después de su celebración” dará a conocer la recaudación y los proyectos como parte del proyecto.

Los proyectos se agrupan en cuatro grandes ejes de actuación: salud, investigación, discapacidad y cooperación, que afrontan problemas como la lucha contra el cáncer, el acceso a una vivienda digna o el cambio climático. En España, se han sumado a la idea diecinueve ONG y fundaciones, junto a tres empresas. Entre otros, Acción contra el Hambre, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Asociación Española contra el Cáncer, Cruz Roja, Educo, Médicos sin Fronteras, Oxfam Intermón, Plan Internacional y WWF.

Paloma F. Fidalgo

Periodista especializada en cultura. Escríbeme a palomafidalgo@hotmail.com

En Estados Unidos hay una guerra y no te has enterado

mailto  facebook  twitter  google+

Enfrentamiento oleoducto Dakota
Foto: August White / YouTube

En Estados Unidos hay una zona en estado de guerra y quizá no lo sepas. No, no tiene nada que ver con Donald Trump. De hecho, la cosa empezó antes, bajo la administración Obama. Y el presidente saliente no es que haya hecho mucho. El conflicto con la construcción del oleoducto Dakota Access se ha convertido en una auténtica batalla campal.

Activistas y sioux

De un lado están los activistas que se oponen a la construcción de esta enorme infraestructura. Más de 3000 kilómetros que atravesarán tierras ancestrales de los indios sioux. El transporte de crudo amenaza con contaminar sus tierras y sus reservas hídricas.

El número de opositores ha ido creciendo de manera exponencial. Miles de personas que se han plantado delante de las máquinas tratando de impedir los trabajos de construcción. Incluso ha construido un campamento en el que muchas de las tiendas recrean los tradicionales tipis indios. Reunidos entorno al grupo de resistencia nativoamericano Standing Rock Sioux Nation, muestran su determinación a impedir la construcción del oleoducto.

Contra fuerzas militares

Del otro lado las fuerzas prácticamente militares, muchas de ellas agencias privadas relacionadas con la conocida Blackwater. Los medios de estos equipos están exhibiendo una brutalidad inquietante. Cargas con extrema violencia sobre los manifestantes, les rocían con grandes cantidades de gas de pimienta o agua helada, les disparan pelotas de goma y granadas aturdidoras o detienen a enormes grupos.

El resultado, según observadores legales, es que muchos manifestantes han tenido que ser tratados por hipotermia, otros han sufrido pérdida de consciencia por los golpes o graves fracturas. Al menos una de las manifestantes, la activista de 21 años Sophia Wilansky, en estado crítico tras recibir el impacto de una granada en un brazo, que a punto estuvo de perder. También se han producido ataques a periodistas.

Ahora se plantea la incógnita de cómo se desarrollarán los acontecimientos bajo la nueva administración. Aunque las declaraciones sobre energía y medioambiente del futuro presidente Trump no auguran nada bueno.

Hugo Gañán

Periodista, publicitario. Inquieto. Más en Twitter: @hugoganan

¿Qué pasa si el planeta se calienta 2 grados, 3 grados o 4 grados? ¿Es para tanto?

mailto  facebook  twitter  google+

Las consecuencias del calentamiento global explicadas grado a grado.

Calentamiento global entre 1 y 2 grados

Lo que hemos visto hasta ahora será la norma. Veranos muy cálidos, olas de calor en Europa como la norma. En 2003, con las olas de calor, en España murieron unas 13.000 personas y en toda Europa unas 30.000 personas. Veranear en el mediterráneo será un bonito recuerdo que tendremos algunos en nuestra memoria. Asturias, Galicia, País Vasco serán un refugio para muchos de nosotros.

Los glaciares desaparecerán y para muchas comunidades esto supondrá el final del agua potable. India, Nepal, Blangadés, Pakistán serán regiones donde la tensión por la supervivencia será muy complicada.

Los dos grados de calentamiento global es algo que ya se da por perdido y es algo a lo que tendremos que acostumbrarnos. El objetivo que ahora mismo se persigue es evitar superar esos 2 grados.

Calentamiento global entre 2 y 3 grados

En este escenario estamos ante un mundo donde hay millones de personas que sencillamente no tienen nada para cosechar.

Para encontrar algo parecido a este escenario nos tenemos que ir a 3 millones de años atrás. En esta época no había glaciares y los mares eran 25 metros más altos. En este escenario ciudades como Miami, Manhattan, Amsterdam, Venecia, sencillamente son cosas del pasado.

En este escenario, el 80% del hielo habrá desaparecido. Las migraciones de África hacía Europa serán la norma por necesidad. America sufrirá todo tipo de desastres climáticos. Asía tendrá sequías que se extienden por una región que tiene más de 1.000 millones de ciudadanos.

Calentamiento global entre 3 y 4 grados

En este escenario ya estamos en un mundo donde los bosques son algo del pasado. Las ciudades hierven y son básicamente una morgue para sus ciudadanos. La población Europea se concentra en el Báltico, Escandinavia y en las islas Británicas.

Las temperaturas que se dan en Marruecos serán la norma en cualquier sitio de Europa. 45ºC será la norma.

China se encuentra con una población sencillamente hambrienta. 1/3 de las cosechas se han perdido y la población ha aumentado un 10%.

Básicamente la vida en el planeta ha cambiado para siempre. Podemos estar en el año 2070. Parece muy lejano, pero si has nacido en el año 1980, es cuando empieza tu jubilación.

Calentamiento global entre 4 y 5 grados

Se acabó el tema. Si llegamos a este punto, la vida en la tierra será básicamente un gran desierto. Siberia y Canada serán los únicos sitios con vida en el planeta y serán invadidos por los ciudadanos del planeta en una contienda a escala global. Seguramente una guerra mundial ya se habrá librado dejando a los ganadores como ocupantes de estas zonas de la tierra.

Estamos hablando de un planeta donde los cocodrilos podrían llegar a habitar zonas de Europa del norte. Si llegamos a este punto, el mundo se parecerá mucho a cualquier película apocalíptica que hayas visto. Podemos estar en el año 2100.

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

La burbuja del carbón – Por qué empresas como Repsol están sobrevaloradas

mailto  facebook  twitter  google+

Empresas como Repsol o cualquier otra que depende del carbono siguen haciendo cuentas y valoraciones como si su negocio no afectara al calentamiento global. Esto hace que vivan en una burbuja del carbón. Este concepto de la burbuja del carbón se basa en la siguiente idea.

Ahora mismo ya hay unas estimaciones que nos dicen cuando Co2 deberíamos emitir para evitar superar los dos grados de calentamiento global. No estamos hablando de enfriar el planeta lo cual es ya inevitable, estamos hablando de evitar la catástrofe total.

Esas emisiones totales de Co2 si se tienen en cuenta en la valoración de las empresas cuyo modelo de negocio básicamente se basa en quemar combustibles fósiles, hace que muchas de ellas estén viviendo en una burbuja.

CitiGroup, uno de los bancos más importantes del mundo puso la cifra de 100 trillones como la burbuja que existe en la valoración de estas empresas. En su informe que tienes disponible en el link hace énfasis en la idea de que invertir ahora en más energía limpia para cumplir con los compromisos del Acuerdo de París no solo tiene un efecto bueno para el planeta, si no que además ayudaría a ahorrar dinero. Incrementar la producción de energía con combustibles fósiles es más caro, menos eficiente y sobre todo, nos pone a todos en grave peligro ante un futuro muy poco sostenible.

No sólo se trata de que estas empresas no podrán quemar todas sus reservas de combustible fósiles, si no que además fuentes de energía renovables dominarán la producción de energía en el futuro cercano. Esta alternativa a la generación de energía no es algo que deseamos, es algo que necesitamos si no queremos vivir en un mundo apocalíptico.

Con esto en mente, la cosa es bastante fácil. Fondos soberanos, fondos de inversión y otros inversores, están poco a poco moviendo su dinero de empresas que depende en gran medida del combustible fósil a otro tipo de empresas que pueden generar energías más limpias.

Si piensas que la idea de energía es renovable es nueva, lee esto

En el informe de CitiGroup, se puede leer lo siguiente:

Como Thomas Edison señaló a Henry Ford y Harvey Firestone en 1931, “somos como los inquilinos que cortan la cerca alrededor de nuestra casa para usarlo como combustible cuando deberíamos utilizar fuentes inagotables de la energía que están en la naturaleza – sol, viento y el mar. Me gustaría poner mi dinero en el sol y la energía solar. ¡Qué fuente de poder! Espero que no tengamos que esperar hasta que el petróleo y el carbón se agoten para usar estas fuentes de energía”.

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Esta Navidad, recicla un regalo

mailto  facebook  twitter  google+

Hay mucha discusión estos días acerca de la etiqueta detrás de la tendencia a “re-regalar”, es decir, dar un regalo que tiene en casa, pero que no es necesario.

Reciclar un regalo y salva el mundo

Re-regalar tiene todo el sentido del mundo. Si tienes en casa cosas que no usas y que están como nuevas, busca formas de reutilizar ese regalo siendo el regalo para alguien que pueda usarlo. Por supuesto, re-regalar necesita ser hecho con cariño para que el que lo recibe sepa que hay algo más que un regalo detrás de este obsequio.

A los niños y niñas un regalo por familia

En navidad es normal que ante un recién nacido nos volvamos locos y hagamos regalos en exceso. Seamos un poco responsables con el medio ambiente, con la educación del niño, y hagamos regalos en equipo. Cada familia se organiza y hace un regalo a la niña o niño de forma que esté la cosa organizada. No se trata de ahorrar, se trata de regalar cosas que tienen sentido. 4 coches, o 5 muñecas no tienen sentido. Mejor regalar una muñeca y una casa o un coche y una caja de herramientas. Si nos organizamos mejor.

El amigo invisible no falla

Una forma muy fácil de organizar esto entre los mayores es hacer el famoso amigo invisible. De esta forma no se duplican regalos y todos reciben algo. Fijar un precio máximo también es una buena idea para evitar las comparaciones odiosas.

 

Redacción

Equipo de redacción de Leequid. Noticias frescas para hidratar la mente desde 2016.

Ver últimas noticias